Pastor ganadero australiano

Pastor ganadero australiano

El pastor ganadero australiano es un perro muy deportista y activo.

El pastor ganadero australiano tiene admiradores en muchos continentes. Y no es de extrañar, ya que el boyero australiano, como también lo llaman, no solo tiene un color precioso. Esta raza rezuma deportividad, fidelidad y un carácter extraordinario.

Ficha del pastor ganadero australiano

Breve presentación: El pastor ganadero australiano es un perro mediano y fuerte con un instinto marcado de arreo y protección.
Altura de cruz: 46-51 cm (machos), 43-48 cm (hembras)
Peso: 15-24 kg (machos), 14-18 kg (hembras)
Esperanza de vida media: 14 años
Precio: A partir de 1200 euros
Carácter: Activo, trabajador y fiel
Pelaje: Corto, con subpelo denso
Color del pelo: Azul y rojo moteado/punteado
Dificultad de adiestramiento: Media
Dificultad del cuidado: Baja
Necesidad de moverse: Alta
Origen: Australia

Aspecto: fuerza y dinamismo en uno

El pastor ganadero australiano es un perro de trabajo mediano y fuerte con una estatura compacta y atlética. Sus orejas erguidas se posan sobre un cráneo ancho. Además, tiene un subpelo denso

El estándar de la raza admite estos colores: azul (blue), azul moteado (blue speckle), azul punteado (blue mottle) y rojo moteado (red speckle).

Además de otros colores menos deseados, también existen ejemplares rojos (even red) con un pequeño moteado blanco y rojos punteados. Sin embargo, cabe mencionar que los cachorros nacen blancos con manchas y adquieren las motas paulatinamente.

Neben anderen, weniger erwünschten Farben gibt es auch noch Rot (even red) mit wenig weißer Sprenkelung und rot getüpfelte Hunde. Beachten Sie jedoch, dass Welpen weiß-gescheckt auf die Welt kommen und erst nach und nach sprenkeln.

Tamaño y peso

Los machos suelen ser más grandes que las hembras. Los machos adultos alcanzan una altura de cruz de 46-51 centímetros y las hembras, de 43-48. Un macho adulto pesa entre 15 y 24 kilos y una hembra, entre 14 y 18.

Pastor ganadero australiano
El pastor ganadero australiano es un perro mediano y compacto.

La valentía y la resistencia caracterizan a este extraordinario boyero. Sin embargo, también es apto como perro de compañía. En efecto, no solo es listo y diligente, sino también fiel a su manada.

Ante los extraños se muestra más bien distante, por lo que también es un excelente perro guardián. Es frecuente que presente un comportamiento intolerante frente a otros perros, especialmente machos.

Cabezota independiente

Este perro tan deportista también tiene sus cosas, es decir, es bastante cabezota. Como perro boyero que es, está acostumbrado a trabajar por su cuenta y tiende a querer imponer su voluntad.

La jerarquía y un puesto fijo en ella son muy importantes para el pastor ganadero australiano. Se somete de buena gana a un líder digno, al que sigue con fidelidad y un carácter fantástico. Por eso, suele concentrarse en una sola persona de la familia, con la que establece un vínculo especial.

Adiestramiento para espíritus libres

El pastor ganadero australiano percibe la inseguridad fácilmente y la aprovecha. Por eso, es importante ser perseverante e irradiar asertividad con esta raza.

Muestra siempre tranquilidad y autoconfianza cuando trabajes con él. La coherencia es el secreto del éxito, no la dureza, que bloquearía a este espíritu libre.

Para que no se altere fácilmente, es conveniente que aprenda muchas cosas en edad de cachorro. Llévalo a la escuela para cachorros y, después, a la escuela para perros adultos. Aquí conocerá otras razas y reforzará sus habilidades sociales.

Pastor ganadero australiano
El pastor ganadero australiano es un perro independiente y muy fiel a su cuidador.

Esta raza tan ágil no debe vivir en un piso de ciudad. Necesita espacio para retozar, excursiones largas por la naturaleza y, a ser posible, un terreno grande para observar y pastorear.

Para él también es importante el vínculo familiar, ya que se apega mucho a sus personas de referencia. Aparte de contar con suficiente espacio, quien quiera adoptar un boyero australiano debe invertir mucho tiempo en él a diario.

Tiempo y paciencia

Los paseos en común y el adiestramiento deben ser parte del día a día con este perro durante muchos años. Solo quien sienta pasión por el entretenimiento, adiestramiento y cuidados de este perro tan activo disfrutará muchos años con él.

Si cumple estos requisitos, un principiante responsable y dispuesto a aprender también puede adoptarlo.

El pastor ganadero australiano quiere que lo pongan a prueba físicamente. Por suerte, hay un montón de actividades que podéis practicar juntos.

Los perros adultos son compañeros estupendos para montar a caballo o en bicicleta. Lo bueno es que apenas tienen instinto de caza, pero sí un fuerte instinto de seguir a su cuidador. Este es un requisito ideal para hacer excursiones juntos.

Deportes y formaciones adecuados

Ya sea agility o dog dancing, al boyero australiano también le encantan los deportes caninos. Prueba a ver qué os gusta, pero recuerda adaptar la actividad deportiva a la edad del perro.

Además, la inteligencia de estos perros los hace ideales para formarlos como perros de terapia o salvamento. Al fin y al cabo, son perros boyeros y pastores excelentes que disfrutan cumpliendo sus tareas originales en terrenos extensos.

Pastor ganadero australiano
El agility es un deporte perfecto para este perro tan dinámico.

El cuidado del pelaje del pastor ganadero australiano es sencillo. Cepíllaselo una o dos veces por semana para eliminar los pelos sueltos y más a menudo en época de muda.

Si está sucio, basta con dejar secar la suciedad y eliminarla con el cepillo. Bañarlo solo será necesario muy de vez en cuando y siempre con un champú suave para perros.

Inspección de ojos, oídos y uñas

Inspecciónale los ojos y los oídos periódicamente. Si es necesario, límpiaselos con un producto especial.

Además, deberás controlarle las uñas. Si estas no se desgastan lo suficiente, algo que suele pasar con los perros mayores, puedes cortárselas con un cortaúñas. Si no sabes cómo hacerlo, pídele al veterinario que te enseñe.

Una alimentación acorde a la especie con proteínas y nutrientes de buena calidad es muy beneficiosa para tu perro.

La cantidad de comida dependerá de la edad y el peso. Las cantidades recomendadas por el fabricante son solo datos orientativos, que deberás adaptar a la constitución y actividad del perro.

Cuidado con el sobrepeso

En general, el pastor ganadero australiano tiende a comer demasiado. Como el sobrepeso no es bueno para su salud, debes asegurarte de que conserve la línea. Si pesa demasiado, conviene que ajustes la ración diaria.

Por muy buenas que estén, deberás suprimir las chucherías o sustituirlas por pienso, que deberás incluir en la ración diaria.

Lo que nunca debe faltarle a tu perro es suficiente agua fresca a su libre disposición.

Algunas líneas del pastor ganadero australiano son propensas a ciertas enfermedades hereditarias. Hay que decir que un criador serio es la mejor protección frente a estas enfermedades.

Propensión a enfermedades oculares

La raza puede sufrir varios defectos oculares, como la atrofia progresiva de retina generalizada o la luxación de cristalino.

Si no se tratan, algunas de estas dolencias pueden provocar cataratas o incluso ceguera. Con un test genético se puede descartar algunos de estos defectos.

Sordera

Un gran problema de esta raza es la sordera congénita, que puede afectar a uno o ambos oídos. Por eso, compra solo a criadores que realicen pruebas audiométricas a sus perros.

Consejo: una máscara grande y la presencia de marcas oscuras en el cuerpo reducen el riesgo de sordera.

Malformaciones de los huesos

Dos de las enfermedades hereditarias del pastor ganadero australiano son la espondilosis (desgaste de la columna) y la hiperostosis esquelética idiopática difusa (DISH).

En la espondilosis no siempre está presente el componente hereditario. No obstante, un criador responsable siempre te enseñará radiografías de los padres. Además, los buenos criadores hacen pruebas de displasia de cadera a los padres, que deben ser negativas.

Esperanza de vida

Un pastor ganadero australiano sano es muy robusto y puede vivir catorce años o más.

Los antepasados del pastor ganadero australiano son tan variados como su aspecto. Es una mezcla de varios perros que llegaron a Australia con los inmigrantes.

Los granjeros los utilizaban como boyeros enérgicos que eran capaces de arrear grandes rebaños por los largos tramos del continente. Probablemente, los primeros ejemplares se parecían a los antepasados del actual bobtail. Sin embargo, el largo pelaje resultaba desfavorable en el clima australiano.

Cruce con dingos

El pionero de la cría del pastor ganadero australiano fue Thomas Simpson Hall (1808-1870). En el siglo XIX, este criador importaba reses sin cuernos de Gran Bretaña, pero también creó un plan de cría canina. Para ello, cruzó perros de trabajo con manchas (drover dogs) con dingos domesticados.

Los hall’s heelers que surgieron eran perros de servicio extraordinarios. Tras la muerte de Hall, hubo criadores que volvieron a cruzar estos perros con otras razas, como el kelpie australiano. Esto sirvió para conseguir un aspecto muy armonioso.

Finalmente, nació el pastor ganadero australiano moderno, cuyo estándar se publicó en 1903. A lo largo de la historia de cría se fueron separando cada vez más las líneas de trabajo y exhibición.

Compra: ¿qué debo tener en cuenta?

Si te has enamorado del pastor ganadero australiano, tienes dos maneras de encontrar un cachorro. Puedes comprar un cachorro a un criador o informarte en una protectora de animales de tu zona. Aquí es habitual encontrar animales de raza.

Precio

Como es lógico, un cachorro de un criador serio cuesta dinero. Habitualmente, el precio suele situarse entre 1000 y 1500 euros, en función del origen.

A esto hay que añadir los gastos corrientes, como la comida, el seguro y el veterinario.

Solo criadores serios

No caigas en el error de querer ahorrarte unos euros y compra siempre a criadores responsables. En los clubes oficiales de razas o asociaciones de cría nacionales suelen publicarse listas de criadores registrados. Por ejemplo, en nuestro país un buen punto de partida es la Real Sociedad Canina de España.

Conclusión: ¿encaja conmigo?

Lo que está claro es que el pastor ganadero australiano quiere que lo guíen y lo estimulen. Si practicas deporte con tu perro y le marcas pautas en el día a día, tendrás a un compañero fiel a tu lado.

Si cumplen ciertas condiciones, los principiantes motivados también pueden cuidar de él. Esto incluye informarse sobre el carácter de la raza de antemano para criar a un perro equilibrado.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.
9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.
12 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.