Fila brasileiro

Fila brasileiro

Este perro de caza sudamericano, también conocido como mastín brasileño, presenta un claro parentesco con el sabueso y el mastín. Con experiencia, un liderazgo claro y seguro, y mucho espacio, el fila brasileiro será un amigo fiel e independiente.

Aspecto

Con un peso de más de 50 kg en los machos y una altura de hombro de 65-75 cm, se nota a primera vista que el fila brasileiro es un deportista y el típico moloso. La piel con arrugas y el hocico largo los tiene en común con los mastines y los sabuesos. Los expertos llaman a las características arrugas del cuello papada. Las hembras no solo se diferencian de los machos por su tamaño inferior, sino también por su constitución más fina. Las orejas de este perro tienen forma de V y son colgantes. El pelo corto debe ser monocolor o atigrado y se permiten pequeñas marcas blancas.

Historia

Los antepasados del fila brasileño llegaron a Sudamérica con los europeos. En Brasil, la raza evolucionó paulatinamente a partir del cruce de distintos dogos con perros de caza. El uso previsto de estos animales era el factor principal de las primeras labores de cría. La caza de grandes presas y la vigilancia de casas eran los ámbitos de actividad de este valiente perro. La raza también demostró su eficacia como perro pastor y guardián a lo largo de los años. Por desgracia, los antepasados del fila brasileiro también se utilizaban para reprimir a la población indígena. Se empleaban en tiempos coloniales para vigilar las plantaciones de esclavos y hacer regresar a los esclavos fugitivos.

En 1948 comenzó la cría selectiva de la raza con un estándar visual. En 1954 llegaron los primeros ejemplares a Europa, donde disfrutan de cierta popularidad desde la década de 1970. Las labores de cría europeas tuvieron lugar principalmente en Alemania y Austria. En su patria, el fila brasileiro es un perro familiar muy popular, cuya fidelidad es proverbial.

envio gratis article banner

Carácter

La historia del fila brasileiro ya lo hace sospechar: es seguro de sí mismo, valiente y muy territorial. La mayoría de ejemplares tienden a querer tomar siempre las riendas de la situación. Por eso, para guiar a este perro hay que practicar mucha perseverancia y tener amplios conocimientos. Ante los desconocidos, este extraordinario perro guardián siempre se muestra más bien desconfiado. Su profundo ladrido refuerza su aspecto imponente. Dado que el fila brasileño tiende a ser agresivo ante otros perros, una socialización temprana es indispensable. Duro por fuera, tierno por dentro: esta raza es supermimosa y muy sensible a todo lo que afecte a sus personas de referencia. Las protegerá a cualquier precio. Al excelente olfato de este cazador no se le escapa ni un rastro, pero cuidado: lo seguirá con demasiado ahínco.

Adiestramiento

Conocimientos y perseverancia: estas características no deben faltarle a todo el que esté pensando en adoptar un fila brasileiro. Ya en casa del criador debe experimentar una socialización exhaustiva que lo prepare para el futuro. Llévalo a una escuela de cachorros y adultos para que conozca a muchos perros y practique sus habilidades sociales. Sé coherente desde el principio e impídele que haga todo aquello que no deba hacer de adulto, como saltar encima de la gente. Ten en cuenta la fuerza y la velocidad de este perro. Recuerda que esta combinación te supera físicamente, lo que hace que un adiestramiento impecable sea tan importante. El fila brasileiro se convierte en adulto relativamente tarde, como todos los molosos. Por lo tanto, la pubertad es un periodo bastante largo. Un tono claro sin ningún tipo de violencia hará que, aunque nunca sea un perro fácil, acabe siendo sociable y de confianza.

Salud

Como muchos perros grandes, el fila brasileiro es propenso a la displasia de cadera. También puede contraer displasias de codo, aunque con menos frecuencia. Por eso, cuando compres el cachorro debes informarte sobre los exámenes pertinentes de los padres, que deben estar por escrito. Una selección adecuada puede reducir el riesgo considerablemente. Asegúrate de que el peludo mantenga la forma. Un peso excesivo es perjudicial para las articulaciones y puede agravar los problemas que ya tenga. También hay que tener en cuenta que el mastín brasileño debe descansar después de comer para prevenir el riesgo de la peligrosa torsión gástrica, que afecta especialmente a las razas grandes. Lo mejor es que coma después de un paseo y que haga una siestecita para hacer la digestión. Por lo demás, el fila brasileiro es un perro robusto. Con un ejercicio y una alimentación acordes a la especie, puede vivir hasta once años.

Fila brasileiro

Alimentación

Ya hemos dicho lo importante que es una buena alimentación. Así pues, ¿qué debe comer el fila brasileiro? Es importante que el porcentaje de carne sea elevado y que esta encabece la lista de ingredientes. Los cereales de bajo valor nutricional, como el trigo, no deben estar presentes en un alimento de calidad. Una lista de ingredientes clara te ayudará a evaluar la calidad de la comida. Por ejemplo, si en un pienso de la variedad pollo aparece lo siguiente: «carne y subproductos animales, de los cuales un 4 % de pollo», cabe preguntarse de qué se compone el 96 % restante. Con un alimento de buena calidad no tendrás dudas al respecto.

Si decides darle pienso o una alimentación mixta a base de pienso y comida húmeda, busca variedades especiales para razas grandes. Aquí, el tamaño de las croquetas y la composición nutricional están perfectamente adaptados al animal. El contenido de proteínas debe ser más bajo en la comida de cachorro que en la de adulto. Para complementarla, puedes darle huesos o artículos secos para masticar regularmente. En cuanto a las chucherías, asegúrate de que el peludo mantenga la forma y evita los snacks con cereales y azúcar. Por ejemplo, una buena opción son la carne de vacuno deshidratada o cruda y los snacks dentales, como tiras masticables.

Cuidados

El pelo corto de este perro es fácil de cuidar. Basta con cepillarlo con un cepillo o una manopla con púas de goma una o dos veces por semana. Si quieres reducir la cantidad de pelos que acaban en casa, hazlo más a menudo. Los masajes con las manoplas son un placer relajante para estos peludos y refuerzan vuestro vínculo. Báñalo solo en casos de emergencia con un champú canino suave. En general, la suciedad del pelo se puede eliminar con el cepillo cuando está seca. En verano, al fila brasileiro le gusta darse un chapuzón para favorecer la limpieza del pelo. Límpiale las sensibles orejas únicamente con un producto auricular especial. Si le crecen demasiado las uñas, córtaselas para evitar que se le queden enganchadas y se haga daño. Puedes hacerlo tú mismo con un cortaúñas. Si tienes dudas, llévalo al veterinario para conocer la mejor manera de hacerlo.

Deporte

El fila brasileiro necesita obligatoriamente ejercicio físico y mental. Es apto para un montón de deportes caninos, como el rastreo, el mantrailing o los deportes de tiro con perros. El entrenamiento debe empezar en edad adulta para no dañar el aparato locomotor en fase de crecimiento. A causa de su elevado peso, los deportes con muchos saltos no son los más indicados. Evita la formación para perros de protección. Ya está en su naturaleza proteger a muerte a sus personas de referencia. Así pues, una focalización en esta característica puede ser más bien desfavorable.

¿Cuál es el cuidador ideal del fila brasileiro?

Esta raza está indicada para gente con experiencia y mucho espacio. Lo ideal sería ofrecerle un terreno para vigilar y un vínculo familiar. Antes de la llegada del perro, infórmate sobre si la tenencia de esta raza está sujeta a condiciones en tu región. En España, el fila brasileiro figura en la lista de perros potencialmente peligrosos. Solo se lleva bien con gatos si ya ha socializado con ellos desde cachorro. En ese caso, perro y gato pueden convertirse en mejores amigos, lo que no significa que el fila brasileño no vaya a perseguir gatos de la calle en cuanto tenga la oportunidad. Si tienes jardín, este debe estar protegido contra huidas. Ten claro quién se ocupará de este perro tan territorial y apegado en vacaciones o si enfermas. Si no quieres o puedes llevártelo de viaje, sería ideal que se quede con una persona de confianza y con experiencia.

Adopción de un fila brasileiro

Antes de que te decidas por adoptar un fila brasileiro, considera los costes asociados al nuevo miembro de la familia. Estos serían los gastos iniciales: además del precio de compra del cachorro a un criador responsable y afiliado a una asociación —algo ineludible para los amantes de la raza—, también hay que comprar el equipamiento básico. Como experto en perros, probablemente ya tendrás algunas cosas en casa. Para un mastín brasileño, los comederos de acero inoxidable y altura regulable son ideales porque se adaptan a su tamaño. Así, el moloso adulto puede darse un banquete a sus anchas.

Cuando compres las mantas, camas y el transportín para el coche, piensa en el tamaño que alcanzará el peludo. Compra un collar o arnés apto para el cachorro y piensa en si, además de una correa normal, también necesitarás correas especiales para el adiestramiento, como una correa de rastreo. También deberás tener utensilios de cuidado en casa. Estos incluyen cepillos, manoplas con púas de goma, pinzas guitagarrapatas, cortaúñas, productos de higiene auricular y un champú canino suave. Después de las primeras inversiones, vienen los gastos regulares: visitas al veterinario para vacunas y chequeos, seguro de responsabilidad civil y una alimentación de calidad para perros de 50 kg. Ten en cuenta de antemano todos estos gastos, que serán ineludibles en los próximos años.

¿Dónde puedo encontrar un fila brasileiro?

¿Has decidido adoptar un fila brasileño? ¡Genial! No obstante, es muy posible que debas tener paciencia porque en Europa hay muy pocos criadores de esta raza sudamericana. Así pues, no tendrás muchos cachorros entre los que elegir. Esto no significa que tengas que bajar el listón respecto a un animal con certificado de ascendencia de un criador serio que tenga en cuenta su tipo, carácter y salud.

Puedes contactar con asociaciones de molosos, que podrán asesorarte muy bien en cuanto a las pequeñas, pero claras diferencias entre las diferentes razas. Al final, puede que te decidas por un dogo de Burdeos o un mastín si no encuentras criadores de fila brasileiro en tu zona. Independientemente de la raza de tu cachorro, este no se irá contigo hasta las ocho semanas de vida. Para entonces, tendrá el chip, el certificado de ascendencia y una cartilla de vacunación europea. Piensa en las vacunas de recuerdo y pregúntale al veterinario sobre la frecuencia de la desparasitación.

Si quieres adoptar un perro adulto, echa un vistazo en las protectoras de animales. La probabilidad de encontrar aquí un fila brasileiro sin hogar es muy baja, ya que hay muy pocos ejemplares en Europa, pero puede que encuentres perros muy similares. Lo que está claro es que, para tener estos animales, también se requiere algo de experiencia. La entidad en cuestión podrá asesorarte muy bien para averiguar si tú y tu posible nuevo compañero de piso podéis formar un buen equipo.

Nuestros artículos más útiles
11 min

Golden retriever

El golden retriever es un perro familiar de tamaño mediano y al que le encantan los niños: muy cercano a las personas y dócil, pero también requiere de cuidados del pelaje y muchas salidas al exterior.
11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
11 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.