Gatos blancos

Un gato blanco siempre tiene una apariencia elegante e inocente, incluso cuando es muy travieso. Hay muchas razas de gatos blancos o que tienen partes de color blanco. Descubre más sobre estos mininos, sus características y cuáles son las razas de gatos más bonitas. Leer más

Encuentra tu gato

Características principales

Me gustaría que mi gato fuese

Apariencia

Tamaño
PequeñoMedianoGrande
Pelaje
Sin pelo / HipoalergénicoPelo cortoPelo largo
Color
NegroAzul / grisChinchillaCremaBlancoLilaMarrón / chocolate / gris
Patrón
TabbyTortie / Tricolor / CareyBicolor / Esmoquin / VanColorpoint

American curl

La american curl es una raza de gatos que llama la atención sobre todo por sus amplias orejas, que parecen un elegante tocado creado por un diseñador moderno. En cuanto al carácter, prevalece su legado como gato doméstico: es íntegro, activo y cercano a las personas.

American wirehair

Los gatos american shorthair y longhair son conocidos por la mayoría de los amantes de los gatos. Pero ¿qué raza es un american wirehair? Este minino, también conocido como gato americano de pelo áspero, raramente se consigue en Estados Unidos y es casi imposible encontrar uno en Europa. Sin embargo, el american wirehair es un gato muy interesante, que, como muchas otras razas de gato, debe su origen a una mutación accidental. ¡Descubre más sobre el gato de pelo áspero de Nueva York!

Angora turco

Muchos de sus admiradores la consideran la raza felina más antigua del mundo. ¿Qué hay de cierto en esta afirmación? ¿Por qué este gato de pelo largo cautiva allá adonde va?

Bosque de Noruega

El bosque de Noruega es una raza de gato, libre de influencia humana, que tiene sus orígenes en Noruega. Este gato se gana el corazón de la gente gracias a su aspecto salvaje y carácter genuino. No obstante, ¡el bosque de noruega tiene muchas otras cualidades aparte de su imagen!

British longhair

¿Buscas un gato de pelo largo que se adapte bien a la vida dentro de casa? El british longhair, también conocido como highlander o británico de pelo largo en español, es la variedad de pelo largo del british shorthair, con el que comparte el carácter amigable y equilibrado, así como el estilo de vida poco activo. La historia del british longhair está estrechamente relacionada con la del british shorthair. Al fin y al cabo, ambas razas corresponden al mismo estándar y solo se diferencian por que el british longhair tiene el pelaje largo y suave, como resultado del cruce con gatos persas.

British shorthair

¿Buscas un gato que encaje bien en tu familia por su carácter tranquilo y equilibrado y que, en caso necesario, no tenga problemas para vivir únicamente dentro de casa? Si es así, tienes muchas posibilidades de que te recomienden la raza british shorthair. Es difícil que un amante de los gatos se resista al pelo de peluche y a los ojos grandes de esta raza. Además, los british shorthair, también conocidos como británicos de pelo corto, tienen un carácter adorable. ¿Pero qué más necesitas saber sobre ellos? En este artículo te detallamos las características de los british shorthair y te ofrecemos consejos para la adquisición, tenencia, alimentación y cuidado de la salud de estos gatos.

Burmilla

Esta raza juguetona, aún bastante reciente y procedente de Gran Bretaña, es el resultado de un cruce espontáneo entre un gato persa chinchilla con un burmés. Existen varios mitos sobre la creación de esta raza, cada cual más lindo y bonito que el anterior. Esta belleza de reluciente pelaje plateado es adecuada para la tenencia en un hogar pequeño, con espacios reducidos. Pero el gato burmilla también disfruta al aire libre. Es un felino que adora ser parte de una familia.

Cornish rex

Los gatos de pelo largo o corto son una imagen habitual en el mundo gatuno, pero los gatos con pelo rizado o sin pelo son bastante inusuales. Una de estas raras razas de gato con una estructura capilar llamativa es la raza cornish rex.

El gato persa

El suave gato persa se encuentra entre las razas favoritas. Sorprende el hecho de que este gato, conocido en persa como Gorbe-ye irāni (gato iraní), pertenezca a las razas de gatos más antiguas, así como el hecho de que el gato persa que conocemos actualmente no proceda de Oriente.

Gato común europeo

Increíble pero cierto: el gato común europeo también es una raza. Pero, no cualquier gato de granja de origen desconocido pertenece a esta raza, pues también tiene un estándar que los animales deben cumplir para la cría.

Gato esfinge

El origen de los gatos esfinge o sphynx no está muy claro. Su existencia se remonta al periodo de los aztecas, quienes habrían tenido gatos sin pelo hace muchos siglos. Los primeros registros de esta raza se encontraron a principios del siglo XX en Nuevo México. Allí nacieron dos gatitos sin pelo que no se emparejaron porque eran hermanos. Estos mininos recibieron el nombre de «nuevos gatos mexicanos sin pelo». Sin embargo, estos pequeños felinos no están relacionados con los esfinges actuales. El sphynx es de origen canadiense. En 1966 una gata doméstica parió un gatito negro sin pelo y, con él, comenzó la cría de una nueva raza. Una señora adquirió ese peculiar gatito, llamado Prune, y a su madre, Elisabeth, a los que cruzó pasado un año para obtener más descendientes. De esa camada nacieron 7 gatitos, incluidos 2 machos y 2 hembras sin pelo. Estos mininos tuvieron graves problemas de salud: su sistema inmunitario no era capaz de desarrollarse adecuadamente. Por esta razón, la cría de esta raza llegó casi a su fin. No obstante, a mediados de los años 70 se encontraron otros ejemplares de estos «gatos desnudos» y la cría siguió adelante. Tan pronto como en 1971, el esfinge ya fue reconocido como raza.

Gato siamés

El gato siamés es, junto al persa, una de las razas de gatos más antiguas y conocidas. Su origen se encuentra en el sudeste asiático, concretamente en Siam, que hoy en día pertenece a Tailandia. Allí, el siamés era venerado como gato de templo. Hacia finales del siglo XIX, los primeros ejemplares llegaron a Inglaterra, donde se comenzó la cría de esta raza. En 1892 ya se estableció el primer estándar para los gatos siameses, pero la raza solo fue reconocida en 1949 por la Federación Internacional Felina (FIFe).

Maine coon

El maine coon se ha convertido en una de las razas de gatos favoritas del mundo. Esto no es de extrañar, ya que estos felinos destacan por su naturalidad, robustez y su fantástico carácter.

Munchkin

El gato de las patas cortas

La raza de gato Munchkin, con su aspecto original y procedente de Estados Unidos es una rareza en el resto del mundo. Sus características piernas cortas se deben a una mutación natural y espontánea. Este rasgo distintivo y su inequívoca naturaleza es lo que hace a este gato tan especial para los criadores y fans.

Selkirk rex

El gato selkirk rex pertenece a una de las pocas razas de gatos con pelo rizado. Su extraordinario aspecto combinado con un carácter suave hace que conquiste el corazón de multitud de amantes de los gatos.

Siberiano

El gato siberiano es el arquetipo de una raza natural: este felino de talla media, con aspecto primitivo, constitución robusta y pelaje semilargo surgió sin intervención por parte del hombre en su país natal, Rusia. La cría específica de esta raza solo empezó en los años 80.

Cuando pensamos en gatos blancos solemos pensar en el gato siamés. El elegante gato de Tailandia es una de las razas más antiguas del mundo. Desde su hogar en el sudeste asiático conquistó a todo el planeta. El persa también puede ser blanco y además es la raza más antigua que existe. Este estatus solo lo pone en duda el angora turco, cuyo impresionante pelaje también se da en blanco. El fino vello de los gatos esfinge puede ser de varias tonalidades, entre ellas el blanco.

Los poco conocidos gatos snowshoe de Estados Unidos son totalmente blancos al nacer. Solo diez días más tarde empiezan a aparecer diferentes tonalidades de color. Una vez adulto, el minino suele ser atigrado. En nuestras descripciones sobre razas de gatos blancos puedes aprender más sobre la variedad de caracteres y sus hábitos.

A parte del color, los gatos blancos tienen poco más en común. Cada raza tiene diferentes estructuras del pelaje, tamaños y personalidades, pero hay un fenómeno que aparece con mayor frecuencia en los bigotudos de pelaje blanco: muchos, sobre todo los de ojos azules, tienen sordera. A pesar de que no se haya comprobado científicamente, se cree que esta desafortunada coincidencia se debe a un defecto genético. A los gatos blancos con ojos azules, con una configuración genética en particular, les falta un diminuto órgano en el oído interno: el órgano de corti, que es el encargado de dirigir las ondas sonoras hacia el cerebro. Cuando este no está, el animal no puede oír, pues la información no llega.

En muchos países está prohibido usar a estos felinos para la cría, pues la reproducción de gatos con sordera se considera una tortura. Este acontecimiento se puede dar con frecuencia en el maine coon, el angora turco, el persa y el devon rex.

Para la vida diaria un gato con sordera necesita algo de ayuda. Aunque el resto de los órganos sensoriales está más desarrollado en los gatos sordos que en los que sí pueden oír, el minino sordo tiene más limitaciones. Con frecuencia no son capaces de tantear los peligros fuera del hogar y es conveniente optar por juguetes para gatos con olor o que parpadean. Con un poco de creatividad y una elevada atención puedes ofrecerle una vida agradable a un gato con sordera.

Por cierto, los gatos blancos pueden tener crías de colores, la variante genética que causa el pelaje blanco no se transmite necesariamente. Échale un vistazo a nuestras descripciones y descubre las razas de gatos blancos y las que tienen una parte de blanco. Todo lo que necesitas para una buena vida de tu felino blanco, y también para el de color, lo encuentras en nuestra tienda online zooplus.