Vómitos en gatos This article is verified by a vet

Vómitos en gatos

Los vómitos en gatos no son una enfermedad claramente definida, sino un síntoma. Pueden venir provocados por diferentes causas, como enfermedades del aparato digestivo y otros órganos, intolerancias alimentarias e intoxicaciones. Una estimulación del centro del vómito, que se encuentra en ciertas partes del cerebro, provoca que el gato vomite. El proceso se resume en una presión abdominal activa y la regurgitación del contenido estomacal ya digerido. Así pues, se debe diferenciar de la regurgitación, que implica una presión abdominal pasiva y la regurgitación de alimentos aún no digeridos. Como el contenido regurgitado aún no ha llegado al estómago, se pueden distinguir la consistencia y el olor del vómito.

¿Cuáles son las causas de los vómitos en gatos?

Los motivos por los que el gato vomita pueden ser varias enfermedades y reacciones fisiológicas. Para entenderlas mejor, es conveniente clasificarlas en causas infecciosas y no infecciosas:

Causas no infecciosas

  • Reacción fisiológica: aunque un animal que vomita preocupa a muchas personas, no hay que molestar al gato mientras lo hace. Esto tiene una función purgante importante, tanto que a veces los gatos ingieren más hierba para inducir el vómito deliberadamente.
  • Debido al estrés en caso de miedo o dolor
  • Vómitos provocados por la alimentación (p. ej., por intolerancias o comida en mal estado).
  • Ingesta de objetos: muchas veces se encuentran estructuras de tipo hilo en el aparato digestivo de los gatos.
  • Enfermedades del aparato digestivo: p. ej., gastritis, enteritis o pancreatitis.
  • Enfermedades de otros órganos: p. ej., hipertiroidismo, enfermedades renales o tumores.
  • Intoxicaciones: muchos detergentes, medicamentos (p. ej., el paracetamol) y plantas (p. ej., la hiedra) son tóxicos para los gatos.
  • Trastornos del sentido del equilibrio: p. ej., al viajar en coche o barco.
  • Los desplazamientos del aparato digestivo, como la torsión gástrica, son menos frecuentes en gatos que en perros.

Causas infecciosas

Los vómitos en gatos pueden tener los estímulos siguientes:

  • Las bacterias (p. ej., salmonelas) se pueden absorber oralmente o a través de heridas
  • Virus (p. ej., panleucopenia felina [FPV])
  • Parásitos (p. ej., ascarídidos o giardia)

Síntomas

Los vómitos en los gatos suelen ir acompañados de otros síntomas. Los signos de enfermedad más frecuentes son estos:

  • Empeoramiento del estado general, pocas ganas de moverse y fiebre
  • Síntomas gastrointestinales: diarrea, falta de apetito, pérdida de peso y deshidratación
  • Dolor causado por enfermedades inflamatorias

Opciones de diagnóstico

Conviene ir al veterinario como muy tarde al aparecer sangre en el vómito o si el gato vomita repetidas veces. Dado que las causas son muy variadas, la colaboración entre el veterinario y la persona es muy importante:

Durante la anamnesis (preguntas a la persona) se puede determinar la ocurrencia temporal, la frecuencia y posibles sustancias adicionales en el vómito para establecer el diagnóstico adecuado. También es importante conocer el estado de vacunación y otros síntomas del gato para averiguar la causa de los vómitos.

Normalmente, el veterinario realiza un chequeo general durante la anamnesis para poder determinar el estado de salud actual del gato. Si este está ya tan perjudicado debido a fuertes pérdidas de electrolitos y agua, podría peligrar el sistema circulatorio del gato. En ese caso, antes de tomar más medidas diagnósticas hay que estabilizarlo mediante goteo intravenoso.

Si todas las constantes vitales son correctas, se debe encontrar la causa de los vómitos. Un hemograma completo ofrece datos en pocos minutos sobre el número de células inflamatorias y los parámetros hepáticos y renales del gato. Si, p. ej., el número de granulocitos eosinófilos es elevado, probablemente se trate de una infestación parasitaria o una reacción alérgica. Lo primero se puede confirmar con un análisis de las heces. Una alergia alimentaria se determina con dietas de eliminación (cambio de la alimentación durante un periodo largo) o con pruebas de alergia específicas. Además, el número de células inmunitarias revela la posible presencia de una infección bacteriana o vírica. Esta se puede rastrear con exámenes bacteriológicos o análisis de sangre víricos especiales.

Los métodos de imagen, como las radiografías, ecografías o exámenes endoscópicos, permiten al veterinario detectar cambios estructurales o funcionales de los órganos. De este modo, se pueden detectar desplazamientos, objetos extraños y tumores.

¿Cómo se tratan los vómitos en gatos?

Por un lado, los vómitos en los gatos se tratan a nivel sintomático. Por otro lado, con una terapia específica de la enfermedad subyacente:

Terapia sintomática:

  • Terapia con fluidos y administración de electrolitos por goteo intravenoso o bolo
  • Medicamentos contra los vómitos (antieméticos): p. ej., maropitant, metoclopramida o buscapina compositum
  • Protectores de estómago: omeprazol o ranitidina
  • Administración coadyuvante de comida fácil de digerir

Terapia específica:

  • En función del patógeno, las causas infecciosas pueden requerir antibióticos, antivirales o antiparasitarios
  • Intolerancia alimentaria: medidas dietéticas
  • Intervenciones quirúrgicas, p. ej., si el gato se ha tragado objetos extraños y en casos de desplazamientos y algunos tumores
  • Antiinflamatorios y analgésicos

Vómitos en gatos: ¿cuál es el pronóstico?

El pronóstico depende de la causa de los vómitos. Las infestaciones parasitarias son muy frecuentes y normalmente se pueden solucionar rápidamente con antiparasitarios. Sin embargo, algunos tumores y objetos extraños detectados en el aparato digestivo demasiado tarde pueden ser mortales. Además, los vómitos muy intensos y duraderos pueden derivar en un estado de shock por fluctuaciones de electrolitos y pérdidas de agua. Esto también podría resultar mortal.

¿Cómo se pueden prevenir los vómitos en gatos?

Para evitar que el gato vomite se pueden implementar estas medidas profilácticas:

  • Opciones para combatir el estrés: p. ej., rascadores
  • Evitar el acceso a sustancias tóxicas
  • Si el gato sale al exterior, examinar las heces regularmente para detectar parásitos (p. ej., cada tres meses)
  • Prohibir el contacto con animales ya enfermos
  • Limpiar el arenero y el comedero regularmente y, si es necesario, desinfectarlos
  • Guardar la comida cerrada y alejada de la luz para protegerla de contaminaciones y roedores
Nuestros artículos más útiles
4 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
7 min

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.