Pancreatitis en gatos This article is verified by a vet

Pancreatitis en gatos

Al igual que las personas, los gatos también pueden contraer una pancreatitis. Esta pancreatitis en gatos puede ser aguda (repentina) o crónica (a largo plazo). El curso de la enfermedad, a menudo dolorosa, es decisivo para el pronóstico, pues las alteraciones crónicas suelen ser irreparables. El páncreas desempeña un papel esencial en la digestión y la glucemia del gato. Por eso, los gatos afectados suelen presentar síntomas gastrointestinales no específicos, como vómitos y diarrea.

El páncreas: funciones y estructura

El páncreas, de forma alargada, está en la cavidad abdominal anterior y consta de una porción endocrina y otra exocrina. Sus funciones son:

La porción exocrina se compone de epitelio glandular, que forma jugos digestivos (enzimas) importantes para separar proteínas, grasas y carbohidratos. Estas enzimas son, por ejemplo, el tripsinógeno, la alfa-amilasa y la lipasa pancreática. Se segregan a través de uno o dos conductos (el conducto pancreático principal y, si procede, el accesorio) hasta el duodeno, una parte del intestino delgado.

Por el contrario, los islotes pancreáticos de la porción endocrina tienen el cometido de generar hormonas importantes. Estas, posteriormente, llegan al resto del cuerpo a través del torrente sanguíneo.

Estas hormonas son, en particular:

  • Insulina: la llamada hormona del azúcar regula la glucemia del gato. Aumenta su liberación tras la ingesta de azúcar y fomenta la incorporación de la glucosa en sangre en las células.
  • Glucagón: incrementa el nivel de glucosa en sangre fomentando la degradación del glucógeno en el hígado y formando nuevo azúcar.
  • Somatostatina: inhibe la síntesis de somatotropina en el cerebro, una hormona del crecimiento, y la secreción de ácidos gástricos estomacales.

¿Cómo se desarrolla una pancreatitis en gatos?

Es frecuente que no se encuentre una causa clara de la inflamación pancreática en gatos, aun con un diagnóstico completo. Sin embargo, se conocen algunos motivos que podrían provocar una pancreatitis en gatos:

  • Enfermedades subyacentes: enteritis, enfermedades de las vías biliares y diabetes mellitus
  • Alteraciones tumorales del páncreas
  • Causas infecciosas: bacterias (p. ej., por comida en mal estado), virus (p. ej., parvovirus) o parásitos (p. ej., Toxocara cati)
  • Estímulos químicos y físicos: resfriados e intoxicaciones (p. ej., por medicamentos como los glucocorticoides)
  • Traumatismos (p. ej., por caídas, heridas de mordiscos o accidentes de coche)

Todas estas causas provocan que las enzimas pancreáticas dañen el propio epitelio glandular, provocando una inflamación. Si los daños son tan extensos que se produce necrosis (muerte celular) dentro del páncreas, el tejido ya no se puede regenerar y el pronóstico empeora bastante.

¿Cómo se reconoce la pancreatitis en gatos?

La forma aguda de la inflamación pancreática en gatos aparece repentinamente y suele desaparecer a los pocos días. Sin embargo, puede cronificarse y provocar al gato molestias gastrointestinales no específicas recurrentes durante semanas, meses o toda la vida:

  • Estado general deteriorado, cansancio y fiebre
  • Diarrea, flatulencias, vómitos y deshidratación
  • Dolor en la zona abdominal y pocas ganas de moverse
  • Pelo hirsuto, disminución del apetito y pérdida de peso
  • Posible oclusión intestinal con el consiguiente shock, por el que el gato podría morir
  • Hay gatos que, a pesar de sufrir una pancreatitis, apenas presentan signos clínicos aparte de la pérdida de peso. En estos casos, el páncreas suele estar tan dañado que se produce cirrosis (sustitución del epitelio glandular por tejido conjuntivo).

Pancreatitis en gatos: opciones de diagnóstico

Los vómitos y las diarreas recurrentes las debe examinar un veterinario, ya que, además de una pancreatitis en gatos aguda o crónica, las intoxicaciones mortales, los cuerpos extraños o las infecciones también pueden provocar los síntomas gastrointestinales. Si estos quedan descartados y se sospecha firmemente de una pancreatitis, esto se puede confirmar con las medidas diagnósticas siguientes:

  • Adspección (observación) y palpación: en los procesos inflamatorios en la región abdominal suele observarse una pared abdominal endurecida y dolor.
  • Medición diagnóstica de laboratorio de células inflamatorias y enzimas digestivas en la sangre. Un signo de pancreatitis en gatos es el aumento de la lipasa pancreática y la alfa-amilasa.
  • Método de imagen: una ecografía puede mostrar agrandamientos del páncreas o acumulaciones de líquidos, que indicarían inflamaciones o tumores. Con un tomógrafo computarizado (TC) se pueden detectar necrosis.
  • La laparoscopia (apertura y observación de la cavidad abdominal con un endoscopio) con anestesia es conveniente para establecer el diagnóstico.

Tratamiento de la pancreatitis en gatos

Para proteger el páncreas de daños irreparables y mejorar el estado general del gato suele ser necesario un tratamiento hospitalario. Durante este tiempo, el gato permanece bajo supervisión veterinaria; en función del estado del animal, pueden implementarse varias terapias:

  • Ayuno durante varios días para proteger el aparato digestivo sobrecargado
  • Terapia con fluidos (goteo intravenoso) para estabilizar la circulación
  • Analgésicos
  • Antieméticos contra las náuseas y los vómitos (p. ej., Cerenia)
  • Prevención de una hiperacidez estomacal (p. ej., inhibidores de la bomba de protones)
  • Antibióticos para prevenir una septicemia bacteriana
  • Antiinflamatorios (p. ej., cortisona)
  • Administración de enzimas digestivas artificiales o animales
  • Las alteraciones necróticas o tumorales y las enfermedades de las vías biliares deben tratarse quirúrgicamente
  • Cambio permanente de alimentación: para proteger el páncreas, deben evitarse alimentos bajos en fibra y ricos en grasas y carbohidratos. De lo contrario (p. ej., si se le dan golosinas), el gato podría empeorar o recaer.

Descubre nuestra selección de alimentación dietética para gatos.

¿Cuál es el pronóstico?

En función de la gravedad y la causa, los gatos pueden reaccionar de manera diferente a una inflamación pancreática. Las pancreatitis agudas suelen curarse rápidamente, pero las crónicas pueden conllevar daños irreparables o la muerte por daños pancreáticos graves. Por lo tanto, es muy importante tratar la enfermedad a tiempo y cambiar la alimentación a largo plazo.

¿Cómo se puede prevenir la pancreatitis en gatos?

La mayoría de gatos desarrollan una pancreatitis repentina y las personas no podemos hacer casi nada para evitarlo. No obstante, una alimentación sana puede reducir considerablemente el riesgo de pancreatitis previniendo las enfermedades subyacentes, como la diabetes mellitus.


Franziska G., veterinaria
Franziska G.

Me formé como veterinaria de forma íntegra en la Universidad Justus-Liebig Gießen en Alemania, donde pude adquirir experiencias en diversas áreas como medicina para roedores y animales pequeños, animales grandes y animales exóticos, así como farmacología, patología e higiene de los alimentos. Desde entonces, además de trabajar como autor veterinario, he estado trabajando en mi tesis doctoral de carácter científico. Mi objetivo es conseguir proteger mejor a los animales de los patógenos bacterianos que causan las enfermedades. Además de mis conocimientos veterinarios, también comparto mi propia experiencia como cuidadora de mi perro, por lo que puedo entender y aclarar miedos y problemas, así como otras cuestiones importantes sobre la salud de los animales.


Nuestros artículos más útiles
4 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
7 min

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.