Diarrea en gatos This article is verified by a vet

Diarrea en gatos

La diarrea (del griego dia = a través de y rheo = flujo) es un movimiento intestinal excesivo con un aumento simultáneo de la cantidad de líquido en las heces. A menudo esto también se traduce en un incremento del volumen de excrementos. La diarrea en gatos no es una enfermedad definida, sino un síntoma muy frecuente que puede tener muchas causas. Debido a los cambios, a veces masivos, en el equilibrio hídrico y electrolítico, la diarrea en gatos jóvenes, adultos y mayores puede provocar otras situaciones que podrían resultar mortales.

Mi gato tiene diarrea: ¿cuáles son las causas?

Si la diarrea tiene su origen en el aparato digestivo, se divide en diarrea del intestino grueso o delgado. Además, hay otras enfermedades de otros sistemas orgánicos o varios estímulos ambientales que pueden provocar diarrea en gatos. Estos son los más frecuentes:

Causada por la alimentación

La diarrea en gatos suele ser la consecuencia de errores de alimentación, intolerancias y alergias. En la mayoría de los casos, el problema es la comida en mal estado o un cambio de alimentación muy brusco.

Causas infecciosas

A menudo son agentes infecciosos, como bacterias, virus o parásitos, los causantes de la diarrea en gatos. Estos son algunos de los más frecuentes:

  • Virus: parvovirus, coronavirus, virus de la leucemia felina (VLFe) y virus de inmunodeficiencia felina (VIF)
  • Bacterias: salmonelas y Campylobacter
  • Parásitos: ascarídidos, organismos unicelulares (giardias y coccidios), cestodos y Tritrichomonas foetus

Intoxicación

Las sustancias tóxicas y la ingesta de determinados medicamentos, como antibióticos, también pueden provocar diarrea. Para evitar una sobredosis y efectos secundarios intensos, la administración de fármacos siempre la debe realizar un veterinario o un profesional cualificado.

Causas metabólicas y tumorales

Algunas enfermedades subyacentes, como la pancreatitis o las enfermedades tiroideas, como el hipertiroidismo, pueden provocar fuertes diarreas en gatos. Otra causa pueden ser tumores en el intestino o en otros órganos (síndrome paraneoplásico).

Alteraciones estructurales del intestino

En algunos casos, un estreñimiento intenso causado por cuerpos extraños o desplazamientos, como vólvulos o invaginaciones, puede causar diarrea. En estos casos, los gatos afectados suelen presentar otros síntomas clínicos, como un deterioro rápido de su estado general.

Idiopática

Si con un examen exhaustivo no se llega a un diagnóstico definido, se habla de diarrea idiopática.

Síntomas

La diarrea en gatos puede aparecer de golpe (aguda) o durante un tiempo prolongado (crónica). También hay grandes diferencias en lo que a los síntomas se refiere. Una intolerancia alimentaria moderada puede transcurrir sin más molestias. Sin embargo, las diarreas infecciosas graves suelen presentar cuadros clínicos adicionales que pueden perjudicar enormemente el estado general del gato. Estos son los síntomas que suelen manifestarse:

  • Consistencia de las heces alterada: acuosas, líquidas o pastosas
  • Posibles problemas y dolores en la defecación
  • Síntomas generales: debilidad, cansancio y fiebre
  • Sangre o mucosidad en las heces
  • Deshidratación intensa: pulso débil, ritmo cardíaco acelerado y, si es el caso, arritmia
  • Otras dolencias gastrointestinales: falta de apetito, pérdida de peso, vómitos, náuseas y dolor de vientre
  • Debilidad muscular por la pérdida de electrolitos
Diarrea en gatos

Diagnóstico

No se debe subestimar la diarrea, ya que una pérdida importante de líquido y electrolitos puede conducir a situaciones mortales. Para poder iniciar una terapia específica, es crucial que el veterinario realice una anamnesis (preguntas a la persona) exhaustiva. Hay indicios importantes, como un cambio rápido de comida, la ingesta de sustancias tóxicas o la duración de la diarrea hasta el momento, que pueden ayudar a determinar el diagnóstico. Después de la anamnesis es importante evaluar el estado general del gato enfermo. Si la circulación sanguínea es inestable, hay que restablecerla antes de emprender otras medidas diagnósticas, p. ej., con terapias de infusión.

Cuando la circulación vuelva a ser estable, el veterinario ya puede empezar con el examen especial. Una extracción de sangre puede aportar información sobre la posible causa por medio de la concentración de diferentes células inmunitarias (p. ej., granulocitos o linfocitos), plaquetas (trombocitos) y glóbulos rojos (eritrocitos). Por ejemplo, el aumento de granulocitos eosinófilos (eosinofilia) es un signo de infestación parasitaria o de una reacción alérgica.

Un análisis de las heces permite realizar exámenes parasitológicos, bacteriológicos y víricos para corroborar la sospecha de un cuadro infeccioso. Otra opción de diagnóstico son los métodos de imagen, como las radiografías o las ecografías. Con ellas se pueden ver, por ejemplo, objetos extraños tragados u otras alteraciones orgánicas. Si se pueden descartar causas infecciosas e intoxicaciones, se puede diagnosticar una diarrea crónica alimentaria mediante una dieta de eliminación. Si el cuadro clínico mejora en poco tiempo, se puede provocar una intolerancia o alergia alimentaria dándole de nuevo el pienso antiguo.

En el caso de que el estado vuelve a empeorar, este es un síntoma claro de una diarrea relacionada con la alimentación.

Tratamiento para la diarrea en gatos

El tratamiento de la diarrea en gatos se puede dividir en una terapia sintomática y una terapia especial:

Terapia sintomática:

  • Terapia con fluidos (goteo intravenoso) con suplemento de azúcar y potasio
  • Analgésicos
  • Fármacos contra las náuseas (antieméticos)
  • Alimentación artificial mediante sonda o dieta blanda
  • Protectores de estómago

Terapia especial:

  • Causada por la alimentación: pienso digerible
  • Infecciosa: si es necesario, antibióticos o antiparasitarios
  • Intoxicación: si es necesario, medicamentos contra los vómitos
  • Vólvulos: intervenciones quirúrgicas
  • Idiopática: no hay ninguna terapia especial.

Descubre nuestra selección de pienso para gatos con enfermedades intestinales y diarrea.

Pronóstico

El pronóstico de la diarrea en gatos depende en gran medida de la causa y del tratamiento. La diarrea causada por la alimentación suele discurrir sin más síntomas clínicos y se puede tratar rápidamente cambiando el pienso. En cambio, las intoxicaciones agudas o los temidos vólvulos intestinales pueden ser mortales si se inicia el tratamiento demasiado tarde.

Cómo prevenir la diarrea en gatos

No todas las causas de la diarrea en gatos se pueden prevenir.

Sin embargo, para minimizar el riesgo se recomienda tomar las medidas profilácticas siguientes:

  • Desparasitación regular
  • No cambiar el pienso a menudo y hacerlo lo más gradualmente posible
Nuestros artículos más útiles

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿cómo se puede determinar la edad de los gatos? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.