La temperatura normal de un gato

La temperatura normal de un gato

La temperatura normal de un gato se sitúa entre 38,0 y 39,3 grados centígrados.

La temperatura corporal en gatos es un indicio importante de su salud. Pero ¿cuál es la temperatura normal de un gato? ¿Cuándo se considera que tiene fiebre y cuándo hipotermia? Sigue leyendo para conocer los valores y síntomas más importantes.

Temperatura normal en gatos

El término temperatura corporal designa la temperatura interna o central, que equivale a la temperatura de los órganos internos.

Pero ¿cuál es la temperatura corporal normal de un gato? La temperatura normal de un gato adulto se encuentra entre 38,0 y 39,3 grados centígrados. Algunos expertos sitúan el límite superior en 39,0 o 39,2 grados.

En los gatitos, la temperatura corporal puede ser algo más alta, de entre 38,0 y 39,5 grados.

¿A partir de qué temperatura se considera que el gato tiene fiebre?

Si la temperatura corporal de un gato supera los 39,3 grados, se considera que tiene fiebre.

A partir de 41 grados, se habla de fiebre alta y a partir de 41,6, de fiebre peligrosa. Una temperatura corporal de más de 43 grados es mortal para el gato.

La fiebre no es una enfermedad, sino un síntoma, y ayuda al cuerpo a combatir los patógenos.

Si el gato tiene fiebre, puede tratarse de una infección de bacterias, virus, hongos o parásitos. Las inflamaciones de ciertos órganos, las enfermedades autoinmunes, los tumores y las intoxicaciones también pueden ir acompañados de fiebre.

Una temperatura corporal alta siempre la debe investigar un veterinario.

La temperatura normal de un gato
Para obtener un resultado preciso, la fiebre en gatos se mide por el recto.

Temperatura corporal en gatos: los valores más importantes

Temperatura corporal del gato Grados centígrados
Hipotermia < 38
Temperatura normal 38-39,3
Fiebre 39,3-41
Fiebre muy alta > 41
Fiebre peligrosa > 41,6
Fiebre mortal > 43

Signos de fiebre

¿Cómo puedes saber si tu gato tiene fiebre? Hay varios indicios de que la temperatura corporal está por encima de la temperatura normal en gatos:

  • Menor apetito
  • Mayor ingesta de agua
  • Flojera y apatía
  • Nariz seca y a veces caliente
  • Temblores o jadeos

Solo puedes estar seguro del todo si le mides la temperatura con un termómetro.

No confundir: fiebre e hipertermia

La fiebre no se debe confundir con la hipertermia. La hipertermia es un sobrecalentamiento del cuerpo, por ejemplo, como consecuencia de un entorno demasiado caluroso. En el peor de los casos, esto puede provocar un golpe de calor en gatos. Caso clásico: el animal se ha quedado en un coche cerrado al sol en verano durante mucho rato.

El estrés también puede aumentar la temperatura corporal del gato.

El artículo Fiebre en gatos del magazine de zooplus describe las causas más importantes de la fiebre y su aparición.

Cómo medirle la fiebre a un gato

¿Cuál es la mejor manera de tomarle la temperatura a un gato? Deberás introducirle el termómetro por el recto. Es mejor si te ayuda otra persona: una sujeta al gato mientras la otra introduce el termómetro. Un poco de vaselina os facilitará la tarea.

Ten mucho cuidado al medirle la temperatura para no hacerle daño en el intestino por accidente. Si tu gato se mueve mucho, es mejor que la temperatura se la tome el veterinario.

Los termómetros auriculares para humanos no sirven para esto, ya que los resultados en gatos no son fiables.

Consejo: compra un termómetro para animales con punta flexible para reducir el riesgo de lesiones.

Hipotermia en gatos

Se habla de hipotermia cuando el valor se encuentra por debajo de la temperatura normal de un gato. En gatos, se considera que hay hipotermia a partir de una temperatura inferior a 38 grados centígrados.

Los gatos pequeños y de pelo corto lo pasan especialmente mal con el frío en invierno. Si el gato ha estado expuesto al tiempo gélido o al viento frío durante mucho tiempo, puede padecer hipotermia. También es peligrosa la combinación de pelo mojado y clima frío.

Síntomas de hipotermia

Los siguientes pueden ser síntomas de hipotermia:

  • El gato tirita.
  • Tiene las piernas y las patas frías.
  • Síntomas de shock (pulso acelerado, respiración poco profunda y mucosas pálidas)

Si sospechas que tu gato tiene hipotermia, tómale la temperatura con un termómetro.

Primeros auxilios en caso de hipotermia

Si tu minino muestra síntomas de hipotermia, llévalo a un sitio caliente lo antes posible. Si está mojado, primero sécalo a fondo.

A continuación, envuélvelo en una manta calentita y ponle una bolsa de agua caliente. Asegúrate de que la bolsa no esté demasiado caliente y envuélvela en una toalla por seguridad.

Importante: Calienta al gato poco a poco y, después, llévalo al veterinario lo antes posible. Si tu gato presenta síntomas de shock, préstale los primeros auxilios y ponte en contacto con tu veterinario o la clínica veterinaria más cercana.

Nuestros artículos más útiles
3 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
7 min

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.