19 Febrero 2019

Vacunas para perros

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas protegen a tu perro de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?

¿Tengo que vacunar a mi perro?

La vacunación ha sido muy criticada durante los últimos años. El elevado precio, la codicia de algunas compañías farmacéuticas y las excesivas revacunaciones, que hay quien opina que ocasionan más efectos secundarios que beneficios, han provocado que el enfado de muchos amantes de los perros sea mayor que el miedo a que sus animales contraigan enfermedades.

Es importante señalar que varias enfermedades infecciosas solo se han conseguido controlar gracias a estrictos protocolos de vacunación. Las vacunas protegen a tu perro de las bacterias y los virus altamente contagiosos, por lo tanto, reducen el riesgo de infección y la cantidad de casos mortales relacionados. Cada can que ha sido vacunado contribuye a que las epidemias se eviten y se controlen. Por eso, cuando vacunas a tu perro no solo estas salvando la vida de tu propio cachorro, sino también la de otros animales.

¿Qué vacunas necesita un perro?

La protección más fiable que le puedes dar a tu amigo canino son las vacunas. Estas previenen a tu mejor amigo de enfermedades peligrosas, como el moquillo canino, el parvovirus, la leptospirosis, la hepatitis infecciosa canina, la rabia, la tos de las perreras, la babesiosis o la enfermedad de Lyme. La recomendación emitida por las diferentes autoridades autonómicas diferencia entre vacunas obligatorias y vacunas opcionales.

Vacunas obligatorias y vacunas opcionales

Las vacunas obligatorias son aquellas que cualquier perro debería tener en todo momento. Son necesarias para proteger al animal y, en parte, a sus dueños, de agentes patógenos que pueden poner en peligro sus vidas. Estas son las vacunas que no le deben faltar a tu fiel compañero. Además, si quieres viajar con tu perro ten en cuenta que, para poder entrar en muchos países, necesitarás mostrar la cartilla de vacunación.

En cuanto a las vacunas opcionales la recomendación es relativa. Pero el hecho de que sean opcionales no significa que sean menos importantes, sino que no afectan a todos los perros por igual. La importancia de estas vacunas depende de varios factores, como son la edad, la constitución y el entorno. Por lo tanto, cada caso se considera individual y habrá que clarificar si es conveniente vacunar. Antes de decidir si estás a favor o en contra de las vacunas opcionales es recomendable que visites a tu veterinario para sopesar los beneficios y los riesgos.

Vacunas obligatorias para perros

Estas son las enfermedades contra las que es obligatorio vacunar a tu perro:

  • El moquillo canino
    El moquillo canino, también llamado distemper, es una enfermedad viral muy contagiosa que puede provocar graves problemas gastrointestinales, trastornos respiratorios (como tos fuerte, secreción de pus en ojos y nariz) o convulsiones y parálisis (conocido como el moquillo nervioso).
  • La hepatitis canina crónica (HCC)
    El adenovirus canino, que provoca la hepatitis infecciosa, normalmente se adquiere a través de agua o alimentos contaminados con orina. En un principio causa fiebre e inflamaciones renales y oculares. Si el virus llegara a afectar al hígado, provocará apatía, vómito y diarrea. Desafortunadamente, la hepatitis canina crónica puede causar la muerte, sobre todo en los perros jóvenes o débiles.
  • La parvovirosis
    La parvovirosis es causada por el parvovirus canino, un virus ADN altamente contagioso y resistente. Son sobre todo los cachorros quienes mueren a causa de la intoxicación o la deshidratación por fuertes vómitos, fiebre alta (de hasta 41,5 °C) y diarrea sanguinolenta. Pero incluso cuando parece que un animal haya superado la enfermedad, suele fallecer un par de años más tarde por inmunodeficiencia o problemas cardíacos, ambos efectos a largo plazo del parvovirus.
  • La leptospirosis
    La leptospirosis canina se contagia por una bacteria espiroqueta, llamada leptospira, que se encuentra en suelos y aguas contaminadas. Esta enfermedad contagiosa puede causar fallos en los órganos de perros jóvenes o con un sistema inmunitario debilitado, y a menudo es terminal. La leptospirosis se ha propagado en los últimos años y, puesto que puede transmitirse a los humanos, se recomienda urgentemente la vacunación, ya que es una enfermedad bastante peligrosa.
  • La rabia*
    La rabia, al igual que la leptospirosis, puede propagarse a los humanos. En ambos casos se trata de las llamadas zoonosis y es obligatorio dar parte de ellas. En los perros, la rabia se transmite mediante el lyssavirus y sus síntomas son la salivación excesiva y un elevado nivel de agresividad. Esta enfermedad es terminal.

*La vacuna contra la rabia no es obligatoria en todo el país. Puesto que la legislación es diferente en algunas comunidades autónomas es conveniente que consultes con tu veterinario.

Vacunas opcionales para perros

Estas son las enfermedades contra las que puedes vacunar a tu perro para completar su inmunización:

  • La tos de las perreras
    La tos de las perreras o el virus parainfluenza afecta sobre todo a los animales en perreras. Esta enfermedad es muy contagiosa y causa graves problemas respiratorios (por lo general una tos seca y desagradable). En aquellos perros que tengan un sistema inmunitario debilitado puede conllevar a serias infecciones como neumonías y en algunos casos puede acabar con el fallecimiento del animal.
  • La enfermedad de Lyme
    Esta enfermedad bacteriana se suele transmitir por la picadura de una garrapata. Por lo general es inofensiva, pero en algunos casos puede provocar convulsiones neurológicas y parálisis, lo que puede llegar a causar la muerte de tu cuadrúpedo. Los perros que han sido contagiados se muestran apáticos y se niegan a comer.
  • La babesiosis canina
    La babesiosis (conocida como la malaria canina) también se transmite mediante una picadura de garrapata. Esta agresiva enfermedad infecciosa viene acompañada de fiebre alta y, si no recibe tratamiento, hemólisis (destrucción de los glóbulos rojos) que, en cuestión de días, causará la muerte del perro. En países en los que predominan las garrapatas infectadas por la babesiosis, además de revisar al can de posibles picaduras (después de un paseo por el campo), se recomienda proporcionar una vacuna como protección adicional.
  • Infecciones por hongos
    Los hongos en la piel del animal son bastante frecuentes. El patógeno más común en los perros es el dermatofito Microsporum canis, que causa la formación de costras y caspa y a menudo la caída del pelo en las zonas afectadas. Este hongo puede transmitirse por entrar en contacto con animales o un medio infectado (camas, alfombras o cepillos). La vacunación es recomendable para perros en entornos con alto riesgo de infección, como los criaderos o las perreras, ya que esta reduce significativamente los síntomas.
  • La leishmaniasis
    La leishmaniasis es una de las enfermedades tropicales más comunes en los perros. Se transmite sobre todo mediante los flebotomos que habitan en la arena al sur del paralelo 45. Estos insectos chupadores de sangre atacan las células y los órganos del animal. En caso de no tratarse morirá en menos de 12 meses (por insuficiencia renal). Aunque la nueva vacuna que ha sido desarrollada no evita la infección, sí que aumenta la inmunidad a los patógenos peligrosos.

¿Cuándo tengo que vacunar a mi perro?

A pesar de haber muchas opiniones diferentes en cuanto a la frecuencia y la repetición con la que se debe vacunar a un perro, tanto los veterinarios como los propietarios están de acuerdo en la importancia de la primovacunación de los cachorros. Se debe comenzar con la inmunización básica cuando desaparece la protección de los anticuerpos recibidos de la madre durante el periodo de lactancia, lo que suele ser a las ocho semanas.

La vacuna contiene bacterias o virus (o parte de estos) vivos o atenuados, a los que el sistema del can reacciona produciendo anticuerpos que pueden combatir los peligrosos gérmenes y patógenos en futuras infecciones. Sin embargo, el cachorro no recibirá una inmunización completa para la enfermedad que se está vacunando hasta la segunda o tercera inyección. La primera vacuna, que se da entre las ocho y doce semanas de vida, solo activa el sistema inmunitario. Por eso no tendría sentido administrar solo la primera vacuna.

La inmunización primaria estaría completa con la administración de la tercera inyección (entre la edad de dieciséis semanas hasta los quince meses, dependiendo de la vacuna). Con el paso del tiempo, la respuesta inmunitaria del cuerpo se vuelve a reducir. Para mantener la protección contra estas enfermedades infecciosas de por vida, es necesario revacunar cada cierto tiempo. La mayoría de los veterinarios afirman que la revacunación anual, tal como se practicaba hace unos años, no es necesaria. La Asociación de Veterinarios de Animales Pequeños (World Small Animal Veterinary Association (WSAVA)) considera que una actualización cada tres años es suficiente para la mayoría de las vacunas (como por ejemplo la rabia). Algunas incluso ofrecen protección por seis o siete años. Sin embargo, las vacunas contra la tos de las perreras y la leptospirosis han de actualizarse cada año.

Calendario de vacunas para cachorros

Para que tu fiel amigo esté siempre protegido de posibles infecciones, es importante seguir estrictamente el plan de vacunación del veterinario. A continuación, verás un calendario de vacunación general. Sin embargo, este no ha de reemplazar una conversación con tu veterinario, quien te aconsejará sobre las vacunas opcionales adecuadas para tu perro.

Vacunas imprescindibles para perros sanos

Vacuna contra Inmunización primaria Actualización                
Aprox. a las 8 semanas Aprox. a las 12 semanas Aprox. a las 16 semanas Aprox. a los 16 meses Cada

año

El moquillo canino
La hepatitis infecciosa
La parvovirosis
La leptospirosis
La rabia

Perros enfermos o con riesgo de infección

El cuadro anterior es una recomendación general que se aplica a perros sanos sin riesgo especial de infección. Para cachorros o perros con riesgo de infección, como puede ser la tos de las perreras, es necesario realizar una vacunación más completa. Para averiguar qué vacunas opcionales son adecuadas para tu cuadrúpedo debes consultar a tu veterinario.

En principio, a los perros que ya están enfermos no se les puede vacunar. Para reducir los efectos secundarios es importante que, a la hora de la inyección, debe estar desparasitado y en perfecto estado de salud. Si tu cachorro tuviera fiebre, diarrea o síntomas de enfermedad estas han de tratarse primero.

Efectos secundarios de las vacunas

En general, las vacunas se toleran bien. Lo más importante es que tu cachorro esté sano y haya alcanzado la edad mínima (ocho semanas) para reaccionar adecuadamente a los principios activos. Así la posibilidad de fuertes reacciones se reduce al mínimo. Los posibles efectos secundarios, que suelen desaparecer a los dos o tres días y como mucho duran una semana, son los siguientes:

  • Fiebre
  • Hinchazón (dolorosa) en el lugar de la inyección
  • Fatiga
  • Pérdida del apetito

Si detectas estos u otros síntomas en tu perro siempre has de contactar a tu veterinario.

¿Cuánto cuesta vacunar a un perro?

Por lo general, los veterinarios administran vacunas polivalentes, por lo que una inyección es suficiente para vacunar varias enfermedades caninas (como por ejemplo la pentavalente contra el moquillo, la parvovirosis, la hepatitis, la leptospirosis y la tos de las perreras). El precio de estas vacunas polivalentes oscila entre los 30 y 50 euros. La cantidad varía según el veterinario y el estado de salud del perro. Por ello, es mejor que te informes con antelación sobre el coste de los servicios requeridos de tu veterinario.

Los costes de la vacunación siempre serán inferiores a los que tendrás que asumir en caso de que tu perro contraiga una enfermedad infecciosa.

La salud de tu fiel compañero debería ser una prioridad.

Artículos más leídos

Dejar al cachorro solo en casa

A los canes, como animales sociales que son, les encanta estar acompañados de su manada. Sin embargo, los perros adultos deberían ser capaces de pasar algunas horas en solitario. Dejar al cachorro solo en casa se tendría que entrenar durante la primera etapa de vida, ya que a un perro adulto le resultará muy difícil poder acostumbrarse si no tiene experiencia previa.

Alergia en perros

Cuando un perro se rasca repetidamente, lo primero que le viene a uno a la cabeza son los parásitos. Sin embargo, existen otras causas que producen estos picores como, por ejemplo, las alergias. Y es que los canes también sufren reacciones de hipersensibilidad y el número de enfermedades alérgicas va en aumento.

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.