Cómo educar a mi perro: obediencia básica

Cómo educar a mi perro

El adiestramiento de obediencia en perros incluye órdenes como siéntate.

¿Qué es exactamente la obediencia?

El término inglés obedience training designa la alta escuela del adiestramiento canino. Al igual que el agility, se ofrece en las escuelas caninas.

Lo creó el American Kennel Club, que es un club de pedigrí de perros de raza de Estados Unidos. El adiestramiento surgió originalmente del deporte para perros de trabajo.

Historia del adiestramiento canino

Los perros de trabajo siempre han tenido que aprender a obedecer nuestras órdenes. Las órdenes en sí dependen de los ámbitos de trabajo de los perros.

Por ejemplo, los perros pastores han aprendido a arrear el ganado en una dirección concreta por orden del pastor. Basándose en esta antigua tarea, hoy día los perros empujan pelotas de gimnasia en el entrenamiento.

kilos gratis

Según el American Kennel Club, el requisito para aprender la orden siéntate es que el perro sea capaz de permanecer en pie delante de ti.

Si no viene, acércate lentamente, cógelo por la correa y guíalo hasta el lugar desde donde lo has llamado. Así, le transmites que debe obedecer, pero que no estás enfadado/a con él.

Para enseñarle la orden siéntate, puedes elegir entre dos métodos. Opta por el que más te guste:

Ejercicio de obediencia siéntate: variante 1

Arrodíllate en el suelo delante del perro y ten una chuchería preparada como recompensa. Ahora, sostén la chuchería justo delante de la nariz del perro. Di siéntate mientras la pones lentamente sobre su cabeza. Ahora, probablemente se sentará y levantará la cabeza para comerse la chuchería.

Si, por el contrario, retrocede, coloca la otra mano suavemente sobre su trasero y haz que se siente con cuidado. A continuación, recompénsalo con la chuchería, independientemente de si ha necesitado tu ayuda o no.

Ejercicio de obediencia siéntate: variante 2

Siéntate al lado del perro y colócale una mano sobre el pecho y la otra detrás de las patas traseras. Di siéntate mientras ejerces una suave presión sobre el pecho y contra las patas traseras para hacer que se siente. En cuanto lo haga, recompénsalo con la chuchería.

Esta orden también se puede practicar de dos maneras, así que elige la que quieras.

Ejercicio de obediencia túmbate: variante 1

Para comunicarle al perro que debe tumbarse, arrodíllate en el suelo a su derecha y coloca la mano izquierda sobre sus hombros. Ahora, coloca la mano derecha justo detrás de las patas delanteras. Di túmbate mientras le presionas los hombros suavemente.

Al mismo tiempo, muévele las patas delanteras hasta que se tumbe. Acaríciale el lomo durante unos segundos para animarlo a relajarse y quedarse en esta posición. A continuación, elógialo y recompénsalo con una golosina.

Usa ahora una palabra de anulación para que se levante y vuelve a elogiarlo y recompensarlo. Vuelve a ponerlo en la posición tumbada y repite la orden túmbate.

A partir de ahora, el perro adoptará esta posición cada vez que le des la orden correspondiente.

Ejercicio de obediencia túmbate: variante 2

Coloca la mano izquierda sobre los hombros del peludo mientras mantienes una golosina con la mano derecha ante su cara. Di túmbate y coloca la golosina lentamente en el suelo, entre las patas del perro.

A continuación, muévela hacia delante, alejándola del perro. En cuanto el perro esté abajo, recompénsalo con la golosina.

Esta orden significa que el perro debe permanecer en la posición deseada hasta que digas la palabra de anulación o le des otra orden.

Es importante que la orden tenga un momento de inicio concreto y un final claramente reconocible. No le des esta orden con comida en la mano porque esto hará que el perro se mueva para seguirte.

Practica la orden haciendo que el perro permanezca en un sitio hasta que vuelvas y digas la palabra de anulación. Si tienes la impresión de que el perro quiere abandonar el sitio, repite la orden quieto.

Cómo educar a mi perro

El adiestramiento con clicker es un método de origen científico que emplea el refuerzo positivo. Con el clicker le puedes transmitir al perro de forma específica lo que tiene que hacer para obtener una recompensa. Este utensilio emite un sonido mecánico.

En lugar del clicker puedes usar una palabra. Los detractores del clicker opinan que utilizar una palabra es mejor porque refuerza el vínculo perro-persona. Sin embargo, el clicker es una herramienta muy utilizada en el adiestramiento canino.

Cómo educar a un perro con la correa

La correa también es una herramienta básica en el adiestramiento canino. Acostumbra al perro a que le gusten la correa y el arnés haciendo que los lleve en casa mientras jugáis.

La mayor diferencia entre el entrenamiento y el trial de obediencia reside en el concepto de competición. En las competiciones, llamadas trials, se trata de que el dúo perro-persona demuestre sus habilidades y reciba puntos por ellas.

Menos recompensas

Con el mero entrenamiento de obediencia, los perros reciben muchas más recompensas. El objetivo de las competiciones puede ser, por ejemplo, que el perro ofrezca un cincuenta por ciento más de rendimiento del que sería necesario antes de que recibiera una recompensa en el entrenamiento.

Para ello, hay que preparar al perro para aguantar secuencias más largas sin recompensas. Obviamente, al final de cada secuencia siempre hay una recompensa para el peludo.

Competición de obediencia

El adiestramiento de obediencia va desde métodos sencillos sobre cómo educar a un perro para que obedezca órdenes, como siéntate, hasta competiciones de alto nivel. Aquí, un jurado evalúa órdenes adicionales, la precisión de ejecución y el rendimiento.

Ventajas del adiestramiento de obediencia

Para formar perros obedientes, y no solo educados, estos deben reaccionar eficazmente a todas las instrucciones del cuidador y ejecutarlas. El trato de un perro obediente es una gran satisfacción para el cuidador y el perro también se divierte.

En cambio, si no obedece, esto puede convertirse en una carga para la persona, el entorno e incluso el perro. En un contexto social es muy importante que los perros obedezcan a sus cuidadores. Al fin y al cabo, lo que se pretende es no poner en peligro a otras personas y animales.

Educar a un perro para que sea obediente puede ser un proceso largo. Todo depende del perro, el método utilizado y, naturalmente, las habilidades del adiestrador o cuidador. También influye el nivel de obediencia que se quiera conseguir.

¿Qué perros son aptos para la obediencia?

Básicamente, cualquier perro es apto para un adiestramiento de obediencia. Hay razas, como el pastor alemán y el border collie, famosas por ser más fáciles de adiestrar que otras razas.

Sin embargo, el aspecto más importante del adiestramiento canino es la perseverancia. Además, el adiestramiento de obediencia puede servir como preparación para otros entrenamientos. La clave del éxito es una buena relación entre el perro y su cuidador, que puede mejorarse con actividades conjuntas.

El vínculo es decisivo

Si el perro y su cuidador forman un buen equipo y disfrutan haciendo cosas juntos, su vínculo se refuerza. Este, a su vez, es un requisito indispensable para que el adiestramiento surta efecto.

En una familia activa, los miembros pueden realizar varias actividades con el perro, según los gustos de cada uno. Es muy importante que el perro se divierta con ellas.

Fundamentos del adiestramiento de obediencia

Los fundamentos sobre cómo educar a un perro se transmiten en un periodo de entre seis y diez semanas. En este tiempo, se enseña al cuidador a comunicarse con el peludo y a practicar órdenes sencillas con él.

En la mayoría de tipos de este adiestramiento, al perro siempre se le enseña una orden cada vez. Caminar correctamente con la correa es un primer elemento muy importante. No se le enseñarán más órdenes hasta que domine esto.

El adiestramiento de obediencia puede acabar en el deporte de rendimiento, pero no tiene por qué. Puede ser simplemente una manera de divertirse o de practicar la obediencia del perro.

No obstante, si tú y tu perro os lo pasáis tan bien con el entrenamiento que queréis participar en competiciones, antes deberás aprobar una prueba de sociabilidad con él. Este es un requisito obligatorio para participar.

Alternativas a la obediencia

Hay perros que se divierten más con las actividades de rastreo. Lo demuestran buscando chucherías en su zona para darse recompensas a sí mismos.

Cómo encontrar el deporte adecuado

El objetivo de los deportes caninos siempre debe ser encontrar algo que os divierta a los dos. También debes tener en cuenta el físico de tu peludo. Por ejemplo, los perros paticortos no son aptos para correr al lado de la bicicleta.

Si no estás seguro/a, pregúntale al criador o al veterinario qué deporte es el más indicado para sus características físicas.

Nuestros artículos más útiles
9 min

Jadeo en perros: ¿por qué mi perro jadea de noche?

Los jadeos forman parte de un perro igual que lo es mover la cola, por lo que no suelen ser motivo de preocupación. Pero ¿qué pasa cuando mi perro jadea de noche tan fuerte que no puede descansar? Aquí descubrirás las posibles causas del jadeo en perros por las noches y qué puedes hacer para ayudarle.
14 min

Trucos para perros

Dar la pata, ponerse a dos patas o atrapar un snack en el aire... Con estos diez trucos para perros, tu perro y tú seréis populares. Lo mejor es que los trucos para perros no solo entretienen a quienes están cerca, sino que desafían a tu peludo física y mentalmente. Además, el entrenamiento fortalece el vínculo entre ambos.
4 min

Cómo enseñarle a un cachorro a no morder

Por muy adorables que sean, los cachorros pueden morder. En torno a las 6 semanas ya tienen unos 28 dientecitos listos para hincar. Aunque, al principio, esos pequeños alfileres tan solo molesten y apenas hagan daño, es necesario saber cómo enseñarle a un cachorro a no morder.