Cómo bañar al perro This article is verified by a vet

Contenido verificado por veterinarios
Escrito por Franziska Gütgemann, veterinaria
bañar al perro

Con frecuencia, al volver de los paseos los perros están llenos de suciedad, sobre todo cuando llueve. A menudo basta con secar bien al cuadrúpedo con una toalla, pero ¿qué pasa cuando tu can ha estado jugando en el fango? En este caso no suele quedar otra opción que bañar al perro. Eso sí, ten en cuenta que bañar a los perros con frecuencia puede dañar su piel. Por eso te contamos toda la información importante sobre cómo bañar a tu peludo, con consejos para el bienestar incluidos.

¿Puedo bañar a mi perro?

No hay nada en contra de bañar al perro de vez en cuando. Es más, cuando tu cuadrúpedo se acaba de dar un buen baño de lodo o empieza a oler mal, no te queda otra opción. Como regla general, lo mejor es lavar a tu peludo lo menos posible, pero todo lo que sea necesario.

Consecuencias de bañar a los perros con demasiada frecuencia

La piel es el órgano más grande del perro y desempeña muchas funciones importantes para el cuerpo. Por ejemplo, sirve como capa protectora de las influencias externas, regula la emisión de calor y puede percibir varios estímulos como el dolor, las diferencias de temperatura y la presión por medio de ciertos receptores sensoriales. La superficie de la piel está cubierta por una capa lipídica. Esta se compone principalmente de grasas y proteínas, también llamadas sebo. La capa lipídica tiene una función protectora importante, pues protege la piel de las influencias ambientales y de la deshidratación.

Cuando bañas a tu perro con demasiada frecuencia o utilizas los productos erróneos, la capa lipídica puede dañarse y provocar problemas cutáneos. Los síntomas pueden ser rojeces o picazón. Es posible que tu can se rasque o lama más después de los baños. Si esto se prolonga un tiempo, el resultado es que pueden aparecer zonas calvas o, en el peor de los casos, una inflamación bacteriana de la piel.

¿Cuál es el champú correcto para mi cuadrúpedo?

La elección de los productos de cuidados correctos es importante para evitar los problemas cutáneos en los perros. pregúntate siempre primero si de verdad es necesario usar algún producto. A menudo basta con lavar el pelaje de tu can con agua y, al mismo tiempo, eliminar la suciedad con un masaje en la piel.

No obstante, para deshacerte de los olores desagradables o de la suciedad persistente es necesario emplear el uso de un producto. En este caso asegúrate de usar un champú adecuado para perros. Los champús para perros están hechos para la piel de los peludos y no contienen sustancias irritantes. Si tu can no tolera el producto o reacciona de forma alérgica a él, puedes probar con un champú especial para perros alérgicos. Estos son muy suaves y delicados con la piel.

Elegir el champú para perros correcto ayuda a prevenir los problemas cutáneos de tu fiel amigo canino. En la tienda online zooplus tienes una gran selección de productos para el cuidado de la piel.

Cómo bañar a un perro

¿Has tomado todas las precauciones y quieres saber qué más hay que tener en cuenta al bañar al perro? Los siguientes consejos te ayudarán:

  • Procura que la temperatura del agua sea agradable antes de comenzar a bañar a tu perro. Por ejemplo, puedes comprobar que no esté demasiado caliente o fría en el dorso de tu mano.
  • A muchos perros no les gusta que el chorro de la ducha les dé directamente. Puedes llenar el fondo de la bañera poco a poco. Esta agua sirve para eliminar la suciedad.
  • Comienza a masajear las patas de tu peludo con agua y avanza de forma gradual hacia el pecho y el abdomen. Una vez ahí puedes continuar con la zona de la espalda y de la nuca.
  • Lava la cabeza de tu can al final. Los perros son muy sensibles en esta zona y es posible que provoque que se sacuda.
  • A los perros les pasa igual que a las personas, no les gusta que les entre agua o incluso la espuma de los productos en los ojos. Por eso debes evitar esta zona.
  • Dale tiempo a tu perro para adaptarse a la situación. No sirve de nada agarrar a un can en pánico y seguir duchándolo. Haz un descanso y tranquiliza a tu peludo con palabras alentadoras.

Qué hacer cuando a tu perro no le gusta bañarse

La mayoría de los perros asocian los baños con una superficie resbaladiza y muchas salpicaduras de agua desagradables. Esto hace que muchos cuadrúpedos se pongan nerviosos o entren en pánico, lo que a menudo termina siendo un desastre. Pero con algunos trucos puedes hacer que el baño sea una experiencia positiva para tu perro.

Lo primero es asegurarte de tratar a tu can de forma tranquila y normal al entrar en el baño. Sobre todo, no te dejes invadir por ninguna emoción negativa. Los perros son muy sensibles y notan enseguida si algo va mal. Es decir, que tu peludo ya estará inquieto antes de entrar en el cuarto de baño.

Además, puedes recompensar a tu cuadrúpedo con snacks para que relacione el baño con algo positivo. Por ejemplo, dale una golosina cuando lo llevas al baño, cuando lo sientas en la bañera o cuando empiezas a lavarlo. Las alabanzas también le enseñan al perro que el baño es algo positivo.

Las alfombrillas antideslizantes para la bañera o la ducha proporcionan suficiente sujeción. Sin este apoyo muchos perros se asustan con rapidez y tratan de salir de la bañera en pánico. Esto a menudo conduce a lesiones para el perro o el cuidador.

En la sección de salud del perro y cuidados del Magazine de zooplus encontrarás más consejos y trucos sobre los cuidados de los cuadrúpedos.

Nuestros artículos más útiles

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.

Castrar a un perro

Para las clínicas veterinarias, la castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro? ¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar? ¿Cuánto cuesta castrar un perro? Aquí encontrarás toda la información, así como las ventajas y los inconvenientes.

Coronavirus en perros

El coronavirus canino se extiende por todo el mundo y suele afectar a cachorros y a perros de las protectoras. Si comparamos el coronavirus de los humanos con el de los perros, el primero causa síntomas respiratorios, mientras que el segundo provoca problemas gastrointestinales. A pesar de que las infecciones de coronavirus en perros suelen ser leves, los animales con un sistema inmunitario debilitado pueden llegar a desarrollar diarrea grave e incluso fallecer.