Cómo enseñar a un perro a traer la pelota

cómo enseñar a un perro a traer la pelota

El juego de lanzar y traer es uno de los clásicos con los que perros y personas se divierten juntos. Muchos perros tienen un fuerte instinto de traer objetos y aprenden a hacerlo sin ningún entrenamiento especial. Sin embargo, si se conocen las bases, el juego puede ser aún más divertido. Te damos un par de consejos sobre cómo enseñar a un perro a traer la pelota.

¿Por qué enseñar a un perro a traer la pelota?

Muchos perros se divierten mucho yendo y viniendo porque se mueven y siguen sus instintos naturales (correr, llevar la presa). Además, el entrenamiento conjunto refuerza el vínculo entre perro y humano. Las personas aprenden su propio lenguaje corporal y, por tanto, a mejorar la comunicación entre ellas y los peludos. Se puede practicar el juego perfectamente en casa o durante el paseo. En función del entrenamiento, puedes aumentar la concentración del perro con los ejercicios o ponerlo a prueba físicamente. Lo más importante del juego es la diversión en común. Por eso, es conveniente que solo lo practiques a través del refuerzo positivo.

¿Qué se necesita?

El objeto para jugar se llama apport. En los deportes caninos profesionales se utilizan apports especiales con materiales y pesos prescritos para el entrenamiento y las pruebas. Los que jueguen por pura diversión pueden utilizar casi cualquier objeto que le quepa en la boca al perro. Los mejores son los juguetes específicos para perros, ya que los objetos cotidianos suelen dar problemas. Un trozo de madera puede astillarse y hacerle daño, y las pelotas de tenis acaban atacando el esmalte dental. Elige un juguete que le resulte divertido, como un peluche, una bolsa para snacks, un señuelo o una pelota. Las pelotas se pueden lanzar muy bien, pero al principio esto no es tan importante. Puedes practicar en casa o en un jardín vallado. En función del perro y del entorno, puede ser conveniente jugar con la correa de rastreo en exteriores.

Cómo enseñar a tu perro a traer la pelota: la primera vez

La mayoría de perros tienen un instinto natural para traer objetos. De hecho, muchos cachorros lo hacen sin ningún tipo de entrenamiento, pero incluso los «talentos innatos» se benefician de un adiestramiento correcto. ¿Cómo empezar? Pon el apport delante de tu peludo y elógialo en cuanto lo coja con la boca. Usa una palabra que ya conozca, como «bien» o «bien hecho». Después de un rato, quítaselo con una orden, como «suelta». Prémialo inmediatamente con una chuchería, para que no tenga la impresión de que le estás quitando su presa. Al contrario, el perro entiende que recibe algo rico cuando suelta el objeto.

Cuando este ejercicio funcione perfectamente, aumenta gradualmente el nivel de dificultad. Pon el objeto un poco más lejos y felicita al perro en cuanto venga con él hacia ti. Con los cachorros basta con que les dejes el juguete y te alejes unos metros.

Lanzar y traer

Si los primeros pasos funcionan y el perro te trae el objeto de buena gana, puedes empezar a tirarlo. Es importante no empezar a hacerlo demasiado pronto. De lo contrario, el perro se concentrará más en correr que en traer el objeto. Si obedece bien órdenes como «espera» o «siéntate», no le des la orden hasta después de tirar el objeto. Así, el entrenamiento será más controlado. Cuando el perro dé muestras de ir a buscar el señuelo o juguete, introduce una orden como «trae». Si viene a tientas hacia ti, dale una recompensa. Ahora toca perfeccionar la técnica. Lo ideal sería que te trajera el juguete directamente a la mano. Elógialo cuando se plante delante de ti con el apport y en ningún caso se lo quites en seguida. El perro aprenderá: «Cuando me acerco a mi humano con el juguete, me elogia. ¡Qué guay!». Cámbiaselo por una chuchería.

Prácticas con la bolsa para snacks

A algunos perros no les interesa el juego de lanzar y traer, pero se los puede convencer con pienso. Una bolsa con comida es ideal para estos perros. Para practicar, arrastra la bolsa un poco por el suelo. Si el perro intenta metérsela en la boca, elógialo y dale la recompensa de la bolsa. Después, vuelve a poner la bolsa en el suelo. En cuanto se la meta en la boca, aléjate un poco. Si te sigue con ella en la boca, felicítalo y dale una chuchería de la bolsa. Entremedias, el peludo puede intentar llegar él mismo a la ansiada comida. Al final, aprenderá que solo consigue los manjares si la bolsa para snacks está en tu mano. El entrenamiento con bolsas para snacks despierta las ganas de algunos perros por jugar a traer objetos.

cómo enseñar a un perro a traer la pelota

Cómo enseñar a un perro a traer la pelota: problemas

El perro no trae el juguete

Algunos perros corretean con el juguete delante de la persona, pero no se lo quieren traer. De hecho, prefieren que su humano intente quitárselo. No dejes que te convenza de hacerlo, ya que el perro se tiene que concentrar en devolver la presa. Nunca corras detrás de él para llegar al señuelo o a la bolsa para snacks. Ten paciencia: llegará el momento en el que el perro venga hacia ti. Cuando lo haga, recompénsalo con una chuchería. También puedes utilizar la correa de rastreo. Otros consejos:

  • No te pongas de frente respecto al perro, sino de lado.
  • Ponte en cuclillas.
  • No cojas el señuelo demasiado pronto.
  • Elogia mucho a tu peludo cuando te lo traiga.
  • Entrena en sesiones cortas.

El perro va a toda pastilla

Particularmente los perros jóvenes pueden poner el turbo muy rápido en las sesiones de juego. No se los puede dominar y, después del ejercicio, están más agitados que antes. Si tu perro hace esto, procura que los entrenamientos sean cortos. Con dos o tres minutos de jugar a lanzar y traer es suficiente. Lo importante es que se concentre en traer el juguete y no que corra lo más rápido y lejos posible. Entrénalo para que no se lance a correr hasta que le des la orden. Así, el juego será más controlado.

¿El juego de lanzar y traer es apto para todos los perros?

En general, el juego es apto para todas las razas de perro. La diversión en común refuerza el vínculo y la forma física. Lo importante es que no degenere en un juego salvaje y agotador en el que el perro recorra grandes distancias. Para perros mayores o enfermos es mejor una versión más tranquila. Así, el objeto solo está alejado unos metros y lo importante es el trabajo de concentración. Además, puedes combinarlo con juegos de buscar. Si el peludo encuentra el objeto en casa o en el jardín, dile que te lo traiga con una orden tipo «trae». Estos son algunos consejos sobre cómo enseñar a un perro a traer la pelota:

  • Cachorros y perros jóvenes:con perros jóvenes, practica solo dos o tres minutos e incrementa el tiempo de juego gradualmente. Es mejor jugar cinco veces durante dos minutos al día que una vez durante diez minutos.
  • Perros sin interés:practica con la bolsa para snacks. No obstante, si tu amigo sigue sin interesarse por el juego después de unas semanas, acéptalo. Las razas spitz suelen tener menos ganas de jugar a lanzar y traer.
  • Razas cobradoras clásicas:el nombre lo dice todo. Para estas razas, como los labradores o los golden retriever, traer una presa es su misión natural. Estos perros se criaron para traer las aves alcanzadas al cazador, aunque también los hay que pasan olímpicamente del juego.
  • Perros pesados/con artrosis:para estos peludos, las carreras agotadoras con muchas paradas o saltos están prohibidas. Si quieres jugar con ellos a lanzar y traer, hazlo en un radio pequeño o combínalo con juegos de buscar. Si tienes dudas sobre cómo enseñar a tu perro a traer la pelota, también puedes preguntar al veterinario.
Nuestros artículos más útiles
8 min

Jadeo en perros: ¿por qué mi perro jadea de noche?

Los jadeos forman parte de un perro igual que lo es mover la cola, por lo que no suelen ser motivo de preocupación. Pero ¿qué pasa cuando mi perro jadea de noche tan fuerte que no puede descansar? Aquí descubrirás las posibles causas del jadeo en perros por las noches y qué puedes hacer para ayudarle.
16 min

Trucos para perros

Dar la pata, ponerse a dos patas o atrapar un snack en el aire... Con estos diez trucos para perros, tu perro y tú seréis populares. Lo mejor es que los trucos para perros no solo entretienen a quienes están cerca, sino que desafían a tu peludo física y mentalmente. Además, el entrenamiento fortalece el vínculo entre ambos.
5 min

Cómo enseñarle a un cachorro a no morder

Por muy adorables que sean, los cachorros pueden morder. En torno a las 6 semanas ya tienen unos 28 dientecitos listos para hincar. Aunque, al principio, esos pequeños alfileres tan solo molesten y apenas hagan daño, es necesario saber cómo enseñarle a un cachorro a no morder.