Dieta BARF: ¿qué es?

Dieta BARF

«Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada»

Hace algunos años, la dieta BARF (acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food) para perros era un modo de alimentación que utilizaban los más alternativos; sin embargo, con el paso del tiempo, este tipo de dieta ha ganado popularidad y se ha consolidado como un método habitual para la nutrición del perro.

¿En qué consiste?

La dieta BARF o ACBA se basa en alimentar a los perros con comida cruda siguiendo su nutrición original como animales carnívoros. Este modo de alimentación incluye carne fresca, vísceras, verduras, vitaminas y suplementos de minerales. Trata de imitar, en la medida de lo posible, las presas que los canes cazarían en la naturaleza.

¿Por qué seguir la dieta BARF?

Al igual que sucede con todos los métodos de alimentación, la comida cruda para perros también tiene sus defensores y detractores. Los defensores de la dieta BARF destacan la buena salud de la dentadura de los canes como consecuencia de la masticación intensa de la carne fresca, el brillo del pelo, la mejora de las enfermedades crónicas como la artrosis y los problemas de crecimiento, y el fortalecimiento de los tendones y ligamentos. La comida cruda se adapta de manera exacta a las necesidades de cada perro y no contiene ningún tipo de ingredientes de relleno ni conservante. No es de extrañar que la dieta BARF resulte especialmente beneficiosa para los canes enfermos o con exigencias nutricionales específicas.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Si se desea alimentar al perro con comida cruda preparada por uno mismo, no se debe ofrecer únicamente carne magra, ya que de esta manera las carencias nutricionales estarían aseguradas. Para proporcionar al perro todo lo que necesita, se deben calcular y pesar con exactitud las vísceras, los ingredientes vegetales, las vitaminas y los minerales. Por esta razón, se trata de un método de alimentación laborioso que exige tiempo.

Para los principiantes:

  • Informarse y evaluar los costes

Seguir la dieta BARF es exigente. Debe planificarse continuamente la compra y el almacenaje de la carne cruda. Asimismo, se debe calcular el alimento con la máxima precisión. Lo mejor es que, antes de comenzar esta dieta, el veterinario le haga una revisión al perro para poder saber qué nutrientes necesita exactamente. Además, también se deberían investigar las distintas variantes de la alimentación BARF con el fin de determinar cuál de ellas se ajusta mejor al perro.

 

  • La importancia de la elección de la carne

En cualquier caso, uno se debe informar sobre el tipo de carne que se va a proporcionar al can. Por ejemplo, no todas las vísceras son apropiadas para la dieta BARF: el hígado y los riñones contienen sustancias perjudiciales y, por ello, deberían ofrecerse como mucho una vez por semana. También la carne de cerdo puede resultar peligrosa para los perros, ya que puede transmitir el virus de la enfermedad letal Aujeszky.

 

  • ¡Cuidado con los huesos!

Es necesario controlar siempre que los huesos no se astillen para evitar que el perro sufra lesiones.

 

  • Alimentación variada

La carne magra no debe ser el único componente de su comida: las vísceras, los huesos, los aceites, la fruta y la verdura — ambas trituradas — también deben incluirse en su dieta. Hay que tener en cuenta que hay algunos tipos de fruta y verdura que son tóxicos para los perros.

¿Dónde se pueden comprar los productos BARF?

Descubre en zooplus un amplio surtido de sabrosos complementos alimenticios para las dietas BARF con los que podrás completar la comida cruda diaria de tu perro.

Nuestros artículos más útiles
9 min

Alimentos prohibidos para perros

No todos los alimentos que las personas podemos comer sin problemas son buenos para nuestros perros. A veces, solo una cantidad pequeña ya es tóxica, mientras que con otros depende de cuánto tiempo los coman o cómo se cocinen. Sigue leyendo para saber cuáles son los alimentos prohibidos para perros y aquellos que son inocuos.
6 min

¿Es mala la comida de gatos para perros?

Si en tu hogar hay tanto perros como gatos, puede que te preguntes si les mala la comida de gatos para perros. La respuesta es clara: los perros y los gatos necesitan su propia comida. Si de vez en cuando tu fiel amigo canino prueba la comida de su compañero felino o viceversa, no es motivo de preocupación. Eso sí, ten en cuenta que el 90 % de las enfermedades de perros y gatos están causadas por una alimentación inadecuada.