Alergia alimentaria en gatos

Alergia alimentaria en gatos

Los gatos pueden desarrollar una alergia alimentaria de repente.

¿Tu gato tiene picor? ¿Vomita mucho últimamente o tiene diarrea? Quizá tenga incluso una combinación de todos estos síntomas. En ese caso, la causa podría ser una alergia alimentaria. Te enseñamos a detectar los signos de una alergia alimentaria en gatos y cómo ayudar a tu minino.

Causas: ¿cómo se produce?

Para entender mejor este tema, primero habría que explicar qué pasa en el cuerpo con una alergia.

Una alergia es una reacción exacerbada del sistema inmunitario a sustancias inocuas. El cuerpo produce anticuerpos contra estas sustancias, los alérgenos. Al entrar de nuevo en contacto con el alérgeno (por ejemplo, proteína de pollo o saliva de pulga), el cuerpo produce un complejo a partir del alérgeno y el anticuerpo. Este, a su vez, provoca los síntomas de la alergia.

En teoría, cualquier sustancia con la que el gato entre en contacto interna o externamente puede ocasionar una reacción alérgica. Sin embargo, el requisito es que ya tuviera contacto alguna vez con el alérgeno.

En el caso de una alergia alimentaria en gatos, suele tratarse de una fuente de proteínas o carbohidratos que el gato de pronto ya no tolera. Es posible que tolere su comida preferida durante años y que, de repente, desarrolle una alergia.

Los alérgenos más frecuentes son estos:

  • Pescado
  • Carne de vacuno
  • Productos lácteos
  • Carne de pollo
  • Carne de cordero y maíz

Los aromas, colorantes y conservantes artificiales rara vez son la causa. Además, en estos casos suele tratarse de una intolerancia y no de una alergia clásica.

¿Cuál es la diferencia entre alergia alimentaria e intolerancia alimentaria en gatos?

¿Una alergia alimentaria es lo mismo que una intolerancia alimentaria en gatos? En absoluto. Como decíamos, una alergia es una reacción del sistema inmunitario. En cambio, el sistema inmunitario del gato no desempeña ningún papel en una intolerancia alimentaria.

Más bien, una intolerancia es la incapacidad del cuerpo de procesar ciertas sustancias de los alimentos. La intolerancia a la lactosa es el ejemplo clásico. En este caso, al cuerpo le faltan las enzimas necesarias (aquí, lactasa) para procesar la lactosa de la leche. Esta lactosa no procesada provoca flatulencias y diarrea.

Tiaki accesorios para perros y gatos

Síntomas: ¿cómo se manifiesta?

Una alergia alimentaria en gatos puede manifestarse con diferentes síntomas, que pueden ser los siguientes:

No todos los gatos presentan todo el cuadro clínico. Sin embargo, una combinación de picor y desórdenes gastrointestinales es indicativa de una alergia alimentaria.

Alergia alimentaria en gatos
El picor durante todo el año es un signo de alergia alimentaria en gatos.

Diagnóstico y pruebas: ¿cómo se detecta?

Por desgracia, no es fácil diagnosticar una alergia alimentaria en gatos. Hoy día hay laboratorios que hacen análisis de sangre, aunque estos no han demostrado su eficacia para detectarlas.

Por eso, el diagnóstico es como un rompecabezas. Por ejemplo, el veterinario distingue entre prurito estacional y no estacional. Si el gato tiene picor sobre todo en primavera, probablemente el responsable del síntoma sea una alergia al polen. Si el picor persiste durante todo el año, es más posible que se trate de una alergia alimentaria.

Si el veterinario sospecha de una alergia alimentaria en gatos por los síntomas, iniciará el tratamiento correspondiente.

Tratamiento: ¿qué se puede hacer?

La medida terapéutica más importante consiste en una dieta de exclusión. El objetivo debe ser: ¿qué componente del alimento está provocando la alergia alimentaria a tu gato?

Para averiguarlo, el gato comerá un alimento con una sola fuente de proteínas y carbohidratos durante las próximas ocho semanas. Es importante que no haya comido nunca la fuente de proteínas y carbohidratos en cuestión.

Atención: Durante la dieta de exclusión, el gato no debe comer nada que no sea el alimento prescrito. Sé consecuente y asegúrate de que nadie le dé otro alimento a tu gato, ni siquiera chucherías.

En función de qué haya comido el gato hasta ahora en su vida, la búsqueda del alérgeno puede ser laboriosa. Esto significa que podrías tener que realizar varias dietas de exclusión e ir probando otras fuentes de proteínas y carbohidratos. Una sola cucharadita de nata montada puede dar al traste con toda la dieta.

Como alternativa, existen alimentos especiales con proteínas hidrolizadas. Aquí la fuente proteica está tan desmenuzada que el cuerpo ya no reconoce la proteína como tal.

Consejo: en hogares con varios gatos se recomienda dar la dieta de exclusión a todos los gatos. Otra opción es comprar comederos automáticos activados por chip para todos los gatos.

¿Qué viene después de la dieta de exclusión?

Si los síntomas remiten en las semanas siguientes, es muy probable que se trate de una alergia alimentaria. El paso determinante sería la provocación, que consiste en darle la comida antigua al gato durante un tiempo. Si los síntomas vuelven a aparecer, el diagnóstico de la alergia alimentaria en gatos se consolida.

En gatos gravemente afectados, el veterinario también trata los síntomas paralelamente al inicio de la dieta. Por ejemplo, la cortisona combate el picor y ayuda a pasar el tiempo hasta que haga efecto la dieta. Contra las infecciones secundarias bacterianas se administran antibióticos tras realizar una prueba de resistencia.

Katze frisst.

Pronóstico: ¿se puede curar?

En realidad, una alergia alimentaria en gatos no se puede curar. Además, a veces cuesta un poco encontrar la dieta adecuada para el gato. No obstante, con una alimentación adecuada, no hay nada que impida que un gato alérgico pueda tener una vida feliz.

Advertencia: La elección de un alimento dietético adecuado puede favorecer las funciones físicas naturales del gato. No obstante, recuerda que una comida de dieta no puede curar ni prevenir enfermedades. Además, la alimentación correcta del gato es un tema que siempre hay que hablar con el veterinario. En la tienda online de zooplus encontrarás alimentos dietéticos especiales.

¿Se puede prevenir?

Como las alergias en gatos aparecen de forma espontánea, no hay nada que se pueda hacer para prevenirlas. Sin embargo, si tu gato es alérgico, la medida más eficaz contra los síntomas es evitar el alérgeno.

Esto es mucho más fácil de conseguir con los gatos de interior que con los de exterior. En efecto, no es raro que los gatos picoteen en jardines ajenos durante sus excursiones. Por eso, conviene que informes a tus vecinos sobre la alergia alimentaria de tu gato.

Nuestros artículos más útiles
3 min

¿Los gatos pueden beber leche?

Muchas personas asocian a los gatos con la leche. El apetito desmedido por la leche de los gatos se ilustra en muchos libros infantiles y películas. Esta ansia se da también en la vida real, pues a los felinos les encanta la leche. Una teoría sobre el porqué del entusiasmo de los mininos por la leche dice que se debe a que les recuerda al periodo del amamantamiento. Pero realmente ¿los gatos pueden beber leche?
3 min

Hierba para gatos

La hierba para gatos no es ningún tipo de hierba especial, sino una mezcolanza de plantas similares a la hierba. En este artículo te explicamos cuáles son y por qué son aptas como complemento alimentario para tu gato.
8 min

Dieta BARF o biológicamente apropiada para gatos

Los dueños de gatos se encuentran cada vez más con el término ACBA (alimentación cruda biológicamente apropiada) o BARF por sus siglas en inglés, aunque pocos conocen el significado de este concepto. ¿En qué consiste la dieta BARF? ¿Por qué es tan saludable la alimentación biológicamente apropiada para los gatos? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de este método de alimentación?