Inmunodeficiencia felina (VIF)

Inmunodeficiencia felina

El sida felino es una enfermedad vírica que puede durar años sin dar síntomas.

¿Tu gato ha dado positivo en sida? Ante todo, mantén la calma. Te desvelamos por qué un test del virus de inmunodeficiencia felina (VIF) positivo no siempre indica una infección por VIF y qué debes tener en cuenta si tu gato realmente tiene sida.

¿Qué es la inmunodeficiencia felina?

El sida en gatos es una enfermedad infecciosa vírica provocada por el virus de la inmunodeficiencia felina (VIF). La inmunodeficiencia significa que el sistema inmunitario está debilitado. La infección vírica conduce a una marcada debilidad inmunitaria en el gato.

Los gatos infectados presentan síntomas similares a los de las personas infectadas del VIH (virus de la inmunodeficiencia humana). Por eso, la enfermedad también se conoce como sida felino. Sin embargo, las personas no se pueden contagiar del VIF.

Síntomas: ¿cómo se detecta una infección de VIF en gatos?

Si tu gato se ha contagiado, pueden pasar años hasta que percibas los primeros síntomas. La intensidad de estos síntomas depende de la cepa concreta del virus. Dado que el sida en gatos tiene cinco fases, el cuadro clínico varía mucho.

Las cinco fases de la inmunodeficiencia felina

Fase Duración Síntomas
Fase aguda (repentina) Alrededor de una semana Los ganglios linfáticos se inflaman (linfadenopatía). Otros síntomas son fiebre moderada, diarrea y una debilidad generalizada del sistema inmunitario.
Fase asintomática Entre meses y varios años El gato parece sano.
Fase de inflamación de los ganglios linfáticos Entre semanas y meses Los ganglios linfáticos siguen inflamándose y aparecen episodios de fiebre recurrentes. El gato no come y pierde mucho peso. La mucosa bucal y las articulaciones se inflaman (estomatitis y artritis).
Complejo asociado al sida Entre meses y años La inmunodeficiencia felina hace que el cuerpo vaya perdiendo la batalla contra las infecciones bacterianas y se inflamen varios órganos. A menudo, los gatos padecen trastornos del comportamiento y cojean. También aparecen problemas respiratorios y digestivos. Los gatos pueden quedarse ciegos y pierden mucho peso.
Fase final: sida (síndrome de la inmunodeficiencia adquirida) Varios meses Alrededor del diez por ciento de los gatos enfermos pasan por esta fase. El sistema inmunitario está tan debilitado que ya no se pueden curar. Los gatos mueren a causa de la enorme pérdida de peso.

Diagnóstico: ¿cómo se detecta la inmunodeficiencia felina?

Cuanto antes se detecte el sida felino, más fácil será de tratar. Por eso, no esperes demasiado a ir al veterinario si tu minino presenta síntomas de una infección.

Para descartar la infección vírica, el veterinario puede realizar varias pruebas:

1. Análisis de sangre

El veterinario toma una muestra de sangre del gato para analizarla en la consulta o en un laboratorio externo.

El sida felino hace que disminuyan diversas células sanguíneas, como los glóbulos rojos (eritrocitos), glóbulos blancos (leucocitos) y plaquetas (trombocitos). Al mismo tiempo, aumenta la concentración de globulinas.

2. Prueba indirecta

La prueba indirecta se refiere a la medición de anticuerpos específicos en la sangre. Estos se pueden medir con un test ELISA o el método Western Blot.

El inconveniente es que un resultado positivo no siempre significa que el gato esté infectado del virus. Por eso, los resultados positivos siempre se deben complementar con otra prueba o método.

3. Prueba directa

El virus de la inmunodeficiencia felina puede detectarse en laboratorios especiales con muestras de sangre o tejido mediante pruebas PCR. Por eso, los veterinarios suelen recurrir a este método para confirmar un resultado positivo de una prueba indirecta.

Terapia: ¿se puede tratar?

Actualmente no existe en España ningún medicamento eficaz contra una infección por el virus de la inmunodeficiencia felina. Sin embargo, la ciencia está investigando fármacos que inhiben la enzima viral transcriptasa inversa.

Para aliviar los síntomas de los gatos con VIF se aplican medidas coadyuvantes. Estas combaten las infecciones bacterianas secundarias con antibióticos y refuerzan el sistema inmunitario con sustancias estimulantes (inductoras de la parainmunidad). Si estas tienen un efecto positivo o debilitan el sistema inmunitario es un asunto controvertido.

Lo importante es saber que los gatos infectados no deben salir a la calle para no contagiar a otros gatos.

¿Cuál es el pronóstico?

Está demostrado que los gatos con VIF tienen mayor riesgo de sufrir tumores y otras enfermedades infecciosas. Por eso, los cuidadores deben ser conscientes de que sus gatos pueden morir de una de estas enfermedades.

Sin embargo, con un cuidado adecuado y perseverante, pueden vivir muchos años con una buena calidad de vida.

El sida en gatos se transmite sobre todo por la saliva. Por eso, los machos en libertad se contagian a menudo porque suelen participar en peleas territoriales.

Inmunodeficiencia felina
El sida felino se transmite principalmente a través de la saliva. Por lo tanto, los gatos machos con acceso al exterior, que suelen participar en peleas territoriales, se infectan con especial frecuencia.

Transmisión: ¿cómo se contagian los gatos?

Cualquier felino (p. ej., también los leones o los linces) se puede contagiar. Por lo tanto, la enfermedad del virus de la inmunodeficiencia felina está extendida en todo el mundo.

Si un gato infectado muerde a otro, el virus llega a la herida a través de la saliva. Por eso, los machos, que participan más en peleas territoriales, se contagian con frecuencia.

Las gatas se suelen contagiar durante el apareamiento porque los gatos les muerden la nuca. Esta mordedura es un acto natural del apareamiento.

Dato interesante:

El virus de la inmunodeficiencia felina sobrevive poco tiempo fuera del gato. Pasadas pocas horas, el entorno lo inactiva y ya no puede contagiar.

¿Qué células infesta el virus?

Si un gato se infecta, los virus infestan células especiales del sistema inmunitario (linfocitos T). El virus de la inmunodeficiencia felina las debilita, haciendo que el gato sea más propenso a enfermedades infecciosas bacterianas o víricas (p. ej., leucemia felina, VLFe).

¿Cómo se puede prevenir la infección?

Si un gato se ha infectado del virus, lo mejor es que no salga más de casa, si es posible. De este modo, otros gatos de exterior estarán protegidos ante una posible infección. Además, hay que llevar al gato regularmente al veterinario para poder actuar rápidamente.

¿Hay vacunas para el VIF?

En 2002, investigadores de EE. UU. desarrollaron una vacuna contra las cepas del virus de la inmunodeficiencia felina endémicas de allí. Sin embargo, la eficacia de esta vacuna está bastante cuestionada. En España todavía no está aprobada.

Nuestros artículos más útiles
4 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
5 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
9 min

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.