Alimentos prohibidos para gatos

Alimentos prohibidos para gatos

El zoólogo y etólogo de animales Paul Leyhausen se dio cuenta de que los gatos no siempre comen aquello que les sienta bien. Por eso es muy importante que el cuidador del pequeño felino sepa cuáles son los alimentos prohibidos para gatos. Varios comestibles beneficiosos para las personas son tóxicos para los gatos.

Ten en cuenta que la siguiente lista no es exhaustiva.

¿Qué comida es dañina para gatos?

 Entre los alimentos prohibidos para gatos están los siguientes:

  • El alcohol: es bastante obvio que no se les debe dar alcohol a los gatos. Esta sustancia puede provocar daños graves en el hígado y en el cerebro. Tan solo una diminuta cantidad, una cucharadita, es suficiente para provocarle el coma a tu minino. Un poco más de alcohol puede causarle la muerte.
  • Arenques en escabeche: aunque parezca que le estás mimando cuando le das uno de tus arenques en escabeche, es mejor no hacerlo. El alto contenido de sal no le hace nada bien al tracto digestivo del felino.
  • Chocolate: al igual que sucede con los perros, el chocolate también es dañino para los gatos porque contiene teobromina, que es tóxica. Este componente está en todos los tipos de chocolate. El chocolate negro y el cacao puro, que se utiliza para la pastelería o para hacer chocolate caliente, tienen la teobromina muy concentrada. Cuando un bigotudo consume chocolate, las consecuencias son nefastas. Provoca arritmias cardiacas, temblores musculares y convulsiones. Cuanto mayor sea el porcentaje de cacao, más peligroso será el chocolate para nuestro minino. Por suerte, a los gatos, al contrario que a los perros, no les interesa mucho este dulce placer, pero, por si acaso y debido al alto riesgo de intoxicación, asegúrate de que tu gato no tenga acceso al chocolate.
  • Carne de cerdo cruda: aquí existe el riesgo de una infección por el virus de Aujeszky, que a menudo termina fatal. La enfermedad de Aujeszky, también llamada pseudorrabia, se manifiesta sobre todo mediante síntomas neurológicos en el gato. Está inquieto e incansable, se hace notar a través de frecuentes maullidos y pierde mucha saliva mediante notorios movimientos de deglución. En una fase más avanzada se producen trastornos de coordinación y parálisis.
τρόφιμα για γάτες
  • Aguacates: en la actualidad, debido a sus buenas propiedades para la salud humana, los aguacates se promocionan mucho, sin embargo, son muy dañinos para los gatos: contienen persina, que provoca dificultad para respirar, edemas y daña al corazón.
  • Tomates y berenjenas: estas verduras contienen atropina, que en los gatos provoca arritmia cardíaca.
  • Carne de ave cruda: aunque a los gatos les encanta la carne de ave cruda, no deben comerla en ninguna circunstancia. La ingesta conlleva el riesgo de varios peligros, entre ellos, la salmonela.
  • Huesos: los huesos pueden contener astillas y dañar el paladar del minino, quedarse atascados en la garganta o rasgar la pared intestinal.
  • Legumbres y col: las legumbres y la col también son dañinas para los gatos, pues son difíciles de digerir. Para los felinos son indigestos y pueden provocar flatulencias o diarrea. Además se conocen casos puntuales de muerte.
  • Cebollas: las cebollas de cualquier tipo son muy tóxicas para los gatos, no importa si están crudas, cocidas, desecadas o en polvo. Esto se debe al compuesto de azufre, que ataca los glóbulos rojos del felino. El consumo de cebollas de cualquier tipo puede provocar vómitos, diarrea, irritación de las mucosas o incluso anemia. Basta con una pequeña cantidad para causar efectos negativos en la sangre del minino y poner en peligro su salud.
  • Puerro: las alióideas son alimentos peligrosos para los gatos. Entre ellos se encuentra el puerro ajo de oso y el cebollino. Suele haber cebollino en los jardines, en los balcones o en las cocinas. Si el felino ingiere tan solo una pequeña cantidad puede tener síntomas de intoxicación.
  • Leche: por naturaleza, los gatos no toleran la lactosa. Por eso no deben consumir leche, a pesar de que se discuta que los gatos bebían leche con regularidad en las granjas, supuestamente sin daños.
  • Descubre una selección de leche para gatos especial, con menos lactosa, en la tienda online zooplus.
γάλα για γάτες

Metaldehído: una sustancia peligrosa para los gatos

El metaldehído es un químico usado como pesticida, en forma de pelotitas, contra la infestación de babosas en el jardín y en el hogar. También se le conoce como molusquicida. El metaldehído es un veneno estomacal: procura que la comida de tu gato no entre en contacto con él.

Si tu bigotudo tiene síntomas como vómitos, pérdida de equilibrio o excesiva salivación, acude de inmediato al veterinario, para que este pueda darle el tratamiento necesario y salvar a tu minino.

¡El consumo de este químico puede ser mortal para niños y mamíferos! Si tienes un jardín con niños o animales domésticos, ¡no uses metaldehído! Tampoco lo emplees si tus vecinos tienen gatos que podrían entrar en contacto con él. Busca una alternativa que sea respetuosa con el medio ambiente y con los animales. Los niños, los gatos y el entorno te lo agradecerán.

Nuestros artículos más útiles
Los gatos son unos animales puramente carnívoros, aunque los que viven en el exterior no rechazan algún que otro tallo de hierba para gatos. Esta les ayuda a estimular la digestión y a favorecer la expulsión natural de las bolas de pelo.
Muchas personas asocian a los gatos con la leche. El apetito desmedido por la leche de los gatos se ilustra en muchos libros infantiles y películas. Esta ansia se da también en la vida real, pues a los felinos les encanta la leche. Una teoría sobre el porqué del entusiasmo de los mininos por la leche dice que se debe a que les recuerda al periodo del amamantamiento. Pero realmente ¿los gatos pueden beber leche?
Al igual que las personas, los gatos pueden padecer varias enfermedades hereditarias o dolencias relacionadas con la alimentación. Algunos requieren de asistencia veterinaria combinada con una nutrición adaptada. Una enfermedad felina cuyo éxito de tratamiento depende de una alimentación apropiada para la especie, es la diabetes felina. La diabetes en gatos o diabetes mellitus felina, es una enfermedad seria. El diagnóstico es una desagradable sorpresa para cualquier amante de los gatos. A pesar de ser más frecuente de lo que se cree, muy pocos han oído hablar de esta enfermedad. ¿Qué es la diabetes felina? ¿Cuáles son las causas? ¿Cómo es una alimentación correcta para poder apoyar el tratamiento?