Cambio de alimentación en gatos This article is verified by a vet

Cambio de alimentación en gatos

Los gatos suelen ser especialmente quisquillosos con los cambios de alimentación.

Ya sea por motivos médicos o de otro tipo, a veces hay que acostumbrar a los gatos a otra comida. En este artículo descubrirás cómo hacer un cambio de alimentación en gatos de manera cuidadosa con el estómago y el intestino, y cómo hacer que la nueva comida les resulte apetecible.

Posibles motivos de un cambio de alimentación en gatos

A menudo, los gatos son muy selectivos y se aferran a un tipo de comida. Entonces ¿por qué cambiar su alimentación? Hay muchos motivos para hacer un cambio de alimentación en gatos:

¿Cómo hacer un cambio de alimentción en gatos?

Se requiere un poco de paciencia hasta conseguir que el gato le encuentre el gusto a la nueva comida. El cambio de alimentación en gatos se debe realizar gradualmente durante un periodo de entre ocho y diez días. Y es que un cambio de comida brusco puede dañar seriamente el estómago. Por eso, para evitar diarrea y vómitos, lo mejor es que acostumbres al gato a la nueva comida poco a poco.

Mezcla una proporción cada vez más grande de la nueva comida con la antigua. El primer día, añade solo una cucharadita de la comida nueva. Después, puedes ir mezclando cantidades cada vez mayores hasta sustituir la antigua del todo.

Mi gato no quiere la comida nueva, ¿qué hago?

Por desgracia, hay gatos que rechazan incluso las porciones más ínfimas de una comida diferente. En este caso, puedes hacer trampas. Para hacer que a tu gato le parezca delicioso el nuevo alimento, puedes recurrir a algunos trucos.

Por ejemplo, añade un par de chucherías o aceite de salmón a la comida para estimular su apetito. Con la comida húmeda, a veces ayuda calentarla un poco. El olor se vuelve más intenso y estimula al gato a comer.

Otro truco es poner un cuenco con comida nueva junto al comedero de la comida de siempre. Así, tu gato puede irse acostumbrando al olor, que acabará despertando su curiosidad.

Por muy importantes que sean los motivos para cambiar la alimentación: si tu gato rechaza la comida nueva y no come nada, abandona de momento. Dado que el hígado del gato es muy sensible a la privación de alimentos, esto podría tener consecuencias muy graves.

Cambio a un pienso dietético

Ante todo, una aclaración: con pienso dietético no nos referimos necesariamente a un alimento pensado para perder peso. Más bien se trata de comida veterinaria que se debe dar a los animales cuando tienen ciertas enfermedades. La alimentación de estas dietas solo se debe dar según el diagnóstico y la recomendación del veterinario.

La comida dietética siempre está elaborada para determinada finalidad alimentaria. Estas finalidades incluyen, por ejemplo:

Si el cambio de alimentación en gatos es necesario por motivos de salud, el éxito es aún más importante. Por suerte, hoy día existe una amplia gama de alimentos dietéticos. Sin embargo, ten paciencia. Si el gato rechaza la nueva comida dietética rotundamente, puedes intentarlo con otra.

Por cierto, en la tienda de gatos de zooplus encontrarás comida para gatos de calidad. Además de amplias descripciones de los productos, ofrecemos un análisis exhaustivo y una declaración de los componentes. Así, seguro que darás con la comida perfecta para tu gato.

Nuestros artículos más útiles
4 min

¿Los gatos pueden beber leche?

Muchas personas asocian a los gatos con la leche. El apetito desmedido por la leche de los gatos se ilustra en muchos libros infantiles y películas. Esta ansia se da también en la vida real, pues a los felinos les encanta la leche. Una teoría sobre el porqué del entusiasmo de los mininos por la leche dice que se debe a que les recuerda al periodo del amamantamiento. Pero realmente ¿los gatos pueden beber leche?
7 min

Diabetes en gatos – Todo lo que necesitas saber

Al igual que las personas, los gatos pueden padecer varias enfermedades hereditarias o dolencias relacionadas con la alimentación. Algunos requieren de asistencia veterinaria combinada con una nutrición adaptada. Una enfermedad felina cuyo éxito de tratamiento depende de una alimentación apropiada para la especie, es la diabetes felina. La diabetes en gatos o diabetes mellitus felina, es una enfermedad seria. El diagnóstico es una desagradable sorpresa para cualquier amante de los gatos. A pesar de ser más frecuente de lo que se cree, muy pocos han oído hablar de esta enfermedad. ¿Qué es la diabetes felina? ¿Cuáles son las causas? ¿Cómo es una alimentación correcta para poder apoyar el tratamiento?