Selkirk rex

selkirk rex

El gato selkirk rex pertenece a una de las pocas razas de gatos con pelo rizado. Su extraordinario aspecto combinado con un carácter suave hace que conquiste el corazón de multitud de amantes de los gatos.

Origen

Los orígenes del selkirk rex yacen en una protectora de animales en Estados Unidos, donde en 1987 llegó una camada de gatitos. Uno de estos gatitos se diferenciaba tanto de sus cinco hermanos que los cuidadores no salían de su asombro. El gatito tenía el pelo rizado, incluso los bigotes tenían ondas, y los ojos eran verdes. Se trataba de una mutación espontánea del pelaje. Los trabajadores de la protectora informaron a la criadora de gatos persas, Jeri Newman, sobre este excepcional minino. Newman adoptó a la gatita y la llamó Miss Depesto of Noface. Cuando Miss Depesto creció, Newman la cruzó con un gato persa negro y pronto nacieron seis pequeños gatitos. De ellos, tres tenían el pelaje liso y tres lo tenían rizado. Newmann le puso el nombre selkirk rex a esta raza.

Durante las siguientes décadas, el selkirk rex se ha desarrollado con lentitud, pero con determinación. En la actualidad, en algunas asociaciones se permite aún el cruce controlado con otras razas como la british shorthair o la persa. Por cierto, los rizos se heredan de forma autosómica dominante. Esto significa que los representantes de la raza que han sido mezclados con otra raza también tienen rizo. Sin embargo, al cruzar dos selkirk sex de raza mixta, pueden nacer gatitos sin el gen curl. Solo cuando hay un portador de raza pura del gen curl, un padre homocigoto, todos los gatitos tienen rizos.

Razas de gato rex

Además del gato selkirk rex hay otros gatos de pelo rizado, que, sin embargo, se debe a mutaciones genéticas diferentes. Entre ellas está el german rex, el devon rex, el cornish rex y el LaPerm, una raza nueva. Por cierto, el término rex proviene de la cría de conejos domésticos de pelaje similar, conocidos como conejos rex. La cría de los gatos rex a veces se ve de manera crítica debido a que los bigotes son ondulados y, por lo tanto, más cortos. Algunos protectores de animales critican que de esta forma se reduce la función de sondeo de los bigotes.

Aspecto del selkirk rex

La característica más llamativa de estos mininos es el pelo rizado. Este puede, o no, darse tanto en las variantes de pelo largo como en las de pelo corto. En los cruces de selkirk rex con selkirk rex también pueden nacer gatitos de pelo liso. El resto de las características físicas sí que las comparten con sus hermanos. Esta raza llega a pesar unos siete kilos como máximo. Es de tamaño mediano a grande y tiene una estructura ósea fuerte. El selkirk rex es el gato más grande entre los mininos de pelo rizado. Tiene una cabeza fuerte con pómulos anchos, los ojos son redondos y están bastante separados entre sí. Visto desde un lado se puede apreciar el stop de su nariz. El pelaje puede ser largo o corto y se permiten todos los colores incluidos los patrones como el tabby o el point.

Carácter

El selkirk rex es amable, mimoso y cercano a las personas, siempre y cuando provenga de un criadero serio. Le encanta estar en compañía de los humanos y exige sus caricias. Dado que tiende a seguir a su persona de referencia a todas partes, se le compara con un perro. Además, se lleva muy bien con sus semejantes y, si vive en casa, debe tenerse siempre con otro gato. Si se les acostumbra desde gatitos, es fácil que se adapten a la rutina diaria de sus humanos y no le tendrán miedo a la aspiradora o a viajar en coche.

Alimentación para el gato selkirk rex

Al igual que todos los felinos, en la naturaleza, el selkirk rex también se alimenta de sus presas.  Por ello, necesita una alimentación con un alto contenido en carne. La comida húmeda equilibrada con mucha proteína animal está ideada para proveer al minino con todos los nutrientes que necesita. Además, el pienso ideal para gatos no debe contener cereales ni azúcar. Si quieres mimar a tu bigotudo puedes ofrecerle snacks saludables como trocitos de carne liofilizados.

En especial a los pequeños felinos les puede resultar muy divertido si les dejas ganarse algo de pienso ellos mismos. Por ejemplo, en forma de juegos de búsqueda o con un juguete de inteligencia para gatos. También puedes usar el pienso para el entrenamiento con clicker. Lo que es importante es que no excedas la cantidad de energía diaria. Es recomendable que peses a tu gato cada dos o tres semanas para controlar su peso y poder reaccionar a tiempo cuando tu bigotudo haya engordado un poco. Recuerda que siempre debe tener agua fresca disponible. Para ello son muy útiles, y de gran agrado para los mininos, las fuentes para gatos, que los motivan a beber más.

selkirk rex

Salud

El selkirk rex se considera una raza saludable, siempre y cuando provenga de un criador serio. Pues este tiene que hacerles la prueba del PKD (enfermedad poliquística renal) antes de poder cruzarlos. Se trata de una enfermedad de los riñones que suele aparecer en los gatos persas y los british shorthair. Esto significa que el selkirk rex tiene un riesgo a padecer esta enfermedad, pues muchos representantes de la raza provienen de estas dos razas. Debes cumplir con las vacunas pertinentes y consultar a tu veterinario sobre las desparasitaciones necesarias. La esperanza de vida de esta raza es superior a 15 años.

Cuidados del pelaje

Los cuidados del suave pelaje no son muy complicados, tanto en la variante de pelo corto como en la de pelo largo. Cepilla a tu minino al menos una vez por semana. Es posible que durante la época de muda necesites peinarlo con más frecuencia. A los selkirk rex de pelo corto también les gusta que les ayudes en sus cuidados. Si los acostumbras desde pequeños, harás que disfruten de este ritual. Por cierto, a veces el típico pelaje rizado no aparece hasta la edad adulta del minino. En algunos casos, a los gatitos en desarrollo se les cae el pelo, lo que no es motivo de preocupación. En caso de tener dudas puedes hablar con tu criador, que seguro que está familiarizado con este proceso.

Revisa con frecuencia las orejas de tu gato, pues al ser tan peludas, la suciedad y las infecciones son más difíciles de identificar. Sobre todo, a los gatos mayores se les deben controlar las uñas, pues a veces usan los rascadores con poca frecuencia o se mueven sobre superficies demasiado blandas lo que evita que se desgasten lo suficiente. Las uñas demasiado largas pueden hacer que tu felino se quede enganchado o incluso que se entierren en las patitas del minino, esto es muy doloroso. Para evitar este tipo de heridas debes cortarle las garras con un cortaúñas.

Tener un selkirk rex

Un gato selkirk rex es una buena opción si puedes ofrecerle compañía gatuna y un entorno adecuado para bigotudos. De esta manera, no importará si te ausentas de casa durante unas horas al día. Los balcones asegurados con una red para gatos, o incluso un jardín seguro para gatos, en el que tus pequeños felinos puedan irse de aventuras son ideales. Si tienes niños, asegúrate de que tu bigotudo tenga siempre un lugar donde poder retirarse cuando haya tenido suficiente, como un túnel para gatos, pues muchos ejemplares de esta raza prefieren la tranquilidad. Enséñales a tus niños desde pequeños a tratar a sus amigos felinos con respeto.

Reflexiona sobre quién se ocupará de tus mininos durante tus vacaciones antes de adoptarlos. Lo ideal sería un vecino que los visite al menos dos veces diarias y que, además de alimentarles, los mime. Si decides dejar a tus mininos en una pensión para gatos o con conocidos, se recomienda practicar esto antes, por ejemplo, durante un fin de semana. Los gatitos acostumbrados desde pequeños no suelen tener ningún problema y puedes viajar con tranquilidad.

El selkirk rex y la alergia a los gatos

A algunos gatos se les denomina hipoalergénicos, entre ellos está el selkirk rex. De hecho, algunas personas que son alérgicas a otros gatos no muestran ninguna reacción al gato selkirk rex. Sin embargo, eso no significa que este sea el caso para todos los amantes de los gatos. Asegúrate bien antes de adquirir una pareja de mininos y consulta tus preferencias con tu médico. Durante una visita al criador que hayas elegido puedes hacerte con una muestra de pelos que puedes llevarle a tu médico para comprobar si los gatos de tus sueños te causan alergia.

Equipamiento básico

Mientras esperas la llegada de tu nuevo compañero felino ya puedes empezar con los preparativos: procura que tu selkirk rex tenga todo lo que necesita, como un rascador de fácil acceso, varios comederos y bebederos, y, si es posible, mantas y camas cómodas, un transportín y un arenero. Tampoco deben faltar los juguetes y una pala para la arena. También es necesario que tenga un cepillo para el cuidado del pelaje. Lo mejor es tener abundante comida para gatos de alta calidad, así como arena para gatos en reserva.

Recomendamos que, además del elevado precio de adquisición de uno o dos gatitos en un criadero responsable, calcules el gasto mensual que supone tenerlos, antes de decidirte por ellos. A estos hay que añadirles los costes veterinarios de los controles regulares, que, en caso de enfermedad, pueden ascender bastante.

Cómo encontrar el criador adecuado

Mantente alejado de los anuncios dudosos que ofrecen gatos hipoalergénicos a bajo precio. Mejor acude siempre a criadores responsables. Estos no se anuncian, al contrario, son ellos quienes eligen con cuidado a los próximos cuidadores de sus gatitos, al fin y al cabo, se preocupan por el bienestar de estos y no solo por ganar dinero. No compres un gatito por pena, pues la demanda regula la oferta. Como los gatitos aprenden mucho de su madre, el criador no debería entregar a las crías antes de las 12 semanas, lo ideal sería a partir de la semana 16. Así ya han aprendido a ser limpios, han sido vacunados, desparasitados y vienen con chip y cartilla de vacunación.

Consejo: si no te importa tener un gato algo mayor puedes hacerle una visita a alguna protectora de animales. Aquí, de vez en cuando, puedes encontrar bellezas de pelo rizado que buscan un nuevo hogar. Algunas asociaciones de protectoras se centran en gatos de raza en apuros, échales un vistazo si no encuentras los que buscas a nivel local.

Nuestros artículos más útiles

Gato siamés

El gato siamés es, junto al persa, una de las razas de gatos más antiguas y conocidas. Su origen se encuentra en el sudeste asiático, concretamente en Siam, que hoy en día pertenece a Tailandia. Allí, el siamés era venerado como gato de templo. Hacia finales del siglo XIX, los primeros ejemplares llegaron a Inglaterra, donde se comenzó la cría de esta raza. En 1892 ya se estableció el primer estándar para los gatos siameses, pero la raza solo fue reconocida en 1949 por la Federación Internacional Felina (FIFe).

Azul ruso

A primera vista el azul ruso, un gato de color azul grisáceo se puede confundir con un cartujo o un británico de pelo corto. Pero si te fijas más detenidamente, te darás cuenta de que estas razas son muy distintas entre sí.

Gato esfinge

El origen de los gatos esfinge o sphynx no está muy claro. Su existencia se remonta al periodo de los aztecas, quienes habrían tenido gatos sin pelo hace muchos siglos. Los primeros registros de esta raza se encontraron a principios del siglo XX en Nuevo México. Allí nacieron dos gatitos sin pelo que no se emparejaron porque eran hermanos. Estos mininos recibieron el nombre de «nuevos gatos mexicanos sin pelo». Sin embargo, estos pequeños felinos no están relacionados con los esfinges actuales. El sphynx es de origen canadiense. En 1966 una gata doméstica parió un gatito negro sin pelo y, con él, comenzó la cría de una nueva raza. Una señora adquirió ese peculiar gatito, llamado Prune, y a su madre, Elisabeth, a los que cruzó pasado un año para obtener más descendientes. De esa camada nacieron 7 gatitos, incluidos 2 machos y 2 hembras sin pelo. Estos mininos tuvieron graves problemas de salud: su sistema inmunitario no era capaz de desarrollarse adecuadamente. Por esta razón, la cría de esta raza llegó casi a su fin. No obstante, a mediados de los años 70 se encontraron otros ejemplares de estos «gatos desnudos» y la cría siguió adelante. Tan pronto como en 1971, el esfinge ya fue reconocido como raza.