17 Enero 2018 - Actualizado 30 Mayo 2018

Gatos domésticos: ¿en pareja o en solitario?

Gatos domésticos: ¿un gato o varios gatos?

¿Un gato o varios gatos?

Muchos amantes de los animales ven a los gatos como animales solitarios. Pero, ¿cómo es realmente la conducta social de los felinos? ¿Son más felices nuestros bigotudos con o sin pareja? ¿Viven mejor solos o en grupo?

Los gatos en libertad

Los felinos salvajes a menudo viven solos. La razón es que sus presas son tan pequeñas que no requieren de la ayuda de otros gatos para llevar a cabo la caza. Como un depredador al acecho, el felino se acerca sigilosamente a su presa y la atrapa de un salto. Los ratones y los pájaros representan más un snack que una comida completa. Si un grupo de gatos cazadores tuviese que luchar por ese pequeño bocado, sus estómagos siempre estarían rugiendo… Debido a este comportamiento de caza se afirma que los mininos son «cazadores solitarios»: en la naturaleza cazan (y viven) la mayoría de las veces solos.

La vida de los gatos junto a los humanos

Sin embargo, el comportamiento social de los gatos cambia cuando cohabitan con humanos. Por regla general, los gatos salvajes no tienen ningún tipo de contacto con las personas. Esto no sucede con aquellos gatos semisalvajes o que viven en granjas. Los gatos que viven en casa pasan toda su vida bajo los cuidados de los humanos y también adaptan sus comportamientos a estas condiciones de vida específicas. Al contrario que los pequeños felinos salvajes, los mininos que viven con nosotros tienen acceso a una gran cantidad de recursos y comodidades. En otras palabras: hay suficiente comida para todos. Por ello, tanto en la calle, como en las granjas o las casas se encuentran grupos de gatos que conviven pacíficamente sin rivalidad por la comida y a menudo llegan a construir amistades sólidas entre ellos. ¡La imagen de gato solitario está muy pasada de moda!

Con el tiempo se ha sabido que la estructura social de un grupo de felinos es diferente a la de una manada de lobos. Su espacio, al menos, parcialmente restringido de acceso a los alimentos favorece que los gatos no establezcan una jerarquía absoluta. Su jerarquía está ligado al tiempo y al lugar: quien domine la situación por la noche, no necesariamente tiene que continuar con ese rol por la mañana.

La vida cotidiana de los gatos domésticos

La vida de los gatos en casa difiere de manera radical de la de los felinos salvajes y semisalvajes. Su hábitat es limitado, ya que en lugar de disponer de varios km², solo poseen entre 30 y 100 m². El hecho de que haya alimento disponible las 24 horas del día no siempre compensa la falta de estímulos que tiene el gato al vivir dentro de casa.

Los felinos son cazadores y como tales necesitan que se les estimule y rete. Por ello, para que un gato se encuentre feliz necesita variedad, tener diferentes posibilidades para esconderse y lugares para escalar, así como un espacio para relajarse y dormitar. Un segundo minino normalmente aporta entretenimiento a la vida monótona del gato doméstico. ¡Al fin alguien con quien el gato puede jugar y que entiende su lenguaje corporal! Sobre todo, cuando te pasas la mayor parte del día fuera de casa, la incorporación de un segundo gato a la familia es una decisión idónea. Por supuesto, antes de la llegada de un nuevo minino a casa se deben tener en cuenta algunas consideraciones: debería haber suficiente equipamiento para ambos gatos. Otra bandeja higiénica, probablemente un rascador de mayor tamaño y una bonita manta. ¡Pero eso no es todo!

Problemas de tener más de un gato

Cada gato tiene su propio carácter. Al igual que sucede con los humanos, la convivencia de varios felinos vendrá condicionada por la química que tengan entre ellos. Incluso las amistades bien consolidadas pueden romperse cuando llega un segundo, tercer o cuarto gato a casa. En lugar de asearse y acurrucarse juntos, ahora solo hay peleas. A veces la simpatía entre dos felinos puede romperse sin razón aparente, pero normalmente el motivo resulta ser un cambio de su situación de vida: una mudanza, el nacimiento de un bebé o una separación.

El día a día con más de un gato doméstico puede resultar a veces más complicado que con uno solo. Sin embargo, esto no significa necesariamente que tu gato se encuentre más contento en solitario…

La pareja acertada

Para que haya paz y tranquilidad en un hogar con más de un gato resulta esencial la elección del minino teniendo en cuenta su carácter. Aunque es cierto que los grupos de gatos con número par son más equilibrados, no tiene tanto que ver el número de felinos, sino cómo se lleven entre ellos. Juntar a dos gatos similares es, la mayoría de las veces, la decisión más oportuna: agrupar a un gato mayor y tranquilo con un gatito puede desencadenar estrés y frustración, mientras que criar a dos gatitos de la misma edad junto con un gato más mayor sería lo óptimo. Si en casa habitan tres gatos que se entienden bien, un cuarto compañero podría aportar más agitación que estabilidad a su coexistencia.

Los gatos en solitario

No obstante, existen gatos que viven en armonía con su familia humana y que no extrañan a sus congéneres. Es posible que ya hayas intentado que conviva con otro gato y que le hayas determinado como incompatible con otros animales.

Tú eres quien mejor conoce a tu felino y solo tú decides si quieres otro minino más en la familia o si, por el contrario, tu gato es más feliz en solitario.

¡Os deseamos buena suerte!

Artículos más leídos

¿Es una buena idea dormir con el gato?

Entre los amantes de los gatos, es habitual dejar que nuestros mininos duerman en la cama. Sin embargo, existen opiniones contradictorias acerca de que los gatos compartan el lecho con las personas. En este artículo queremos exponerte los pros y los contras para que reflexiones con qué punto de vista simpatizas más y elijas el modo de actuar con tu pequeño tigre.

Arena para gatos: ¿aglomerante o de sílice?

Los amantes de los animales lo saben: todo arenero para gatos precisa una arena adecuada que absorba la orina y las deposiciones, y, a ser posible, que neutralice los malos olores. Sin embargo, no es tan fácil dar con la arena correcta para un gato. En las tiendas de productos para mascotas se pueden encontrar diversos tipos, desde bentonita aglomerante hasta arena absorbente, biodegradable o de sílice. La arena de sílice y la arena aglomerante de arcilla natural son las preferidas de los gatos y de los dueños. Veamos cuál es la mejor arena para el gato, el dueño y el medio ambiente.

Rascadores para gatos

Los rascadores son un accesorio necesario para los gatos de interior y para aquellos que salen al exterior es una alegría tener la opción de desfogarse en casa. Estos bigotudos son muy curiosos y aventureros y siempre están a la búsqueda de nuevos desafíos. Por lo tanto, un rascador adecuado es esencial.