Cómo evitar que el gato orine en la cama

Cómo evitar que el gato orine en la cama

Cuando un gato orina en la cama, las causas de ello pueden ser muy diversas.

Se sabe que los gatos son animales muy aseados. Pero ¿cómo evitar que el gato orine en la cama en lugar de utilizar el arenero? En este artículo te explicamos las causas que pueden esconderse tras este problema de higiene.

Comportamiento urinario natural: ¿con cuánta frecuencia orinan los gatos?

Un gato adulto debe beber cada día unos 50 mililitros de agua por kilo de peso corporal. Si le das comida húmeda a tu gato que contenga un 80 o 90 por ciento de agua, necesitará beber menos. Si la temperatura sube o el gato es muy activo, la cantidad de agua puede aumentar bastante.

El cuerpo expulsa una parte del agua ingerida a través de los riñones y, con ella, productos de desecho tóxicos. Lógicamente, el gato no hace todo esto de golpe, sino varias veces a lo largo del día. Así pues, los gatos orinan entre dos y cuatro veces al día.

Tiaki accesorios para perros y gatos

Causas: ¿por qué los gatos hacen pipí en la cama?

Algunos gatos que utilizan la cama de su cuidador para hacer pipí simplemente tienen una mala costumbre. Otros, en cambio, son mayores y tienen incontinencia. Pero ojo: en muchos casos, este comportamiento también es un indicio serio de que algo no va bien.

Estos problemas físicos y psicológicos son posibles causas de la falta de higiene en gatos:

Hay varias enfermedades que pueden influir en el comportamiento urinario de los animales domésticos. Pueden afectar directamente a la conducta del gato o hacer que tenga más sed.

La necesidad de orinar asociada o la inseguridad que le provoca el dolor conducen a que orine en la cama. Aquí, el gato se siente seguro. Además, el colchón cómodo y absorbente le da la sensación de que puede hacer sus necesidades en él.

Tabla de las causas físicas más frecuentes

Desencadenante Causa Posible tratamiento
Cálculos biliares, cálculos renales y cristales urinarios En función de la composición de los cálculos, la causa puede ser una u otra, como infecciones del tracto urinario. Medicamentos (p. ej., fármacos para disolver los cálculos, antiinflamatorios o analgésicos), infusiones de líquidos, alimentos dietéticos o cirugía
Cistitis Infecciones o cistitis idiopática felina (FIC) Medicamentos (p. ej., antibióticos) y comida disolvente de los cristales urinarios
Diabetes mellitus Problemas renales, hipercortisolismo o sobrepeso Administración de insulina, cambio de alimentación y pérdida de peso
Insuficiencia renal Tumores, infecciones (p. ej., PIF), intoxicaciones o insuficiencia genética Dieta renal y terapia coadyuvante con medicamentos

Los gatos son animales de costumbres con una gran sensibilidad. Los cambios más ínfimos en su día a día o en su entorno pueden provocarles estrés o miedo.

Estos pueden ser, por ejemplo:

  • Una habitación redecorada o un mueble nuevo
  • Sucesos inusuales (p. ej., fuegos artificiales)
  • Una mudanza
  • La muerte o ausencia de un miembro de la familia
  • La llegada de una persona o un animal nuevos

También si tú te comportas de manera diferente a la habitual, esto puede afectar al comportamiento del gato. Por ejemplo, ¿tienes menos tiempo para dedicarle porque has cambiado de trabajo? A veces, el aburrimiento o la soledad prolongada pueden sobrecargar mentalmente a los gatos.

Para algunos gatos, la cama de su cuidador es un lugar seguro. Esto puede sonar raro, pero tiene su lógica: huele a la persona de referencia, lo que aporta una sensación de seguridad y protección.

También el hecho de que la cama esté elevada hace que el minino se sienta más seguro. Además, desde el punto de vista técnico, la cama ofrece un arenero de sustitución ideal. Es absorbente, blanda y, además, un buen refugio para hacer sus necesidades.

Si tu gato está física y mentalmente sano, el problema puede ser el arenero en sí. En función de si rechazó el arenero desde el principio o empezó a orinar en la cama más tarde, puede que simplemente no le guste el tipo de arenero.

Por ejemplo, hay gatos a los que no les gustan los areneros cerrados. La arena también podría ser un problema. ¿La has cambiado hace poco? ¿Qué tipo de arena para gatos utilizas? Podrías probar con otro tipo.

Además, si limpias el arenero con productos con fragancias muy fuertes, esta podría ser la razón de que lo rechace. Otras causas podrían ser que el arenero se limpie con poca frecuencia o que esté ubicado en un lugar incómodo.

Cómo evitar que el gato orine en la cama
A veces, el arenero tiene la culpa del mal comportamiento del gato.

Consejos: cómo evitar que el gato orine en la cama

Si tu gato ya ha hecho pipí alguna vez en la cama, sabrás que el olor a orina es horroroso. Por mucho que limpies el colchón con productos especiales, seguramente quedará una fea mancha amarillenta.

Cerrar la puerta del dormitorio no es una solución a la larga. Es muy probable que tu gato busque otro rinconcito acogedor en la casa donde hacer sus necesidades. Entonces, ¿cómo evitar que el gato orine en la cama como protesta porque no le gusta el arenero?

Te damos cinco consejos que te pueden ayudar:

Antes de ponerte a buscar la causa analizando la mentalidad del gato, llévalo primero al veterinario.

Él podrá examinarlo y determinar si está sano físicamente. Esto es particularmente importante si tienes la sensación de que tu gato tiene dolor.

Si el veterinario detecta una enfermedad, el tratamiento podría hacer que el gato volviera a acostumbrarse a usar su arenero.

A los gatos les gustan los sitios blandos y acogedores. En cambio, huyen de las superficies duras y crepitantes.

Además de poner un protector de colchón impermeable, puedes cubrir la cama durante el día, por ejemplo, con una manta isotérmica dorada y plateada (como las de los botiquines de primeros auxilios), un mantel de hule o papel de periódico. Prueba a ver qué material no le gusta a tu gato.

Otra opción es poner el comedero del gato en el dormitorio. Normalmente, los gatos no hacen sus necesidades en el mismo sitio en el que comen.

Para hacer que tu gato vuelva a usar el arenero, debes pensar en cómo reducir su nivel de estrés. Debes hacer que se sienta seguro.

Si el problema simplemente es un nuevo detergente o una nueva vela aromática, la cosa tiene fácil solución. Pero ¿cómo evitar que el gato orine en la cama si la nueva situación no se puede cambiar?

En ese caso, deberás ayudar a tu gato a acostumbrarse a ella. Ten paciencia con él y no esperes que deje de orinar en la cama de la noche a la mañana.

Cuando un gato orina en la cama, esto casi siempre tiene que ver con la inseguridad. Es indiferente si el gato sufre estrés psicológico o una enfermedad psicológica.

Dale mucho cariño y amor en la fase de adaptación. Reñirlo porque ha hecho pipí en la cama es contraproducente. Esto no significa que tengas que acariciarlo en el momento del desliz.

Muéstrale tu descontento con el tono de voz y gestos. Sin embargo, si tu reproche llega demasiado tarde, el gato no lo relacionará con el pipí en la cama.

Para aumentar la sensación de seguridad del gato también puedes usar dispensadores de aroma especiales para enchufar. Se trata de feromonas sintéticas.

Estas feromonas son mensajeros olfativos del cuerpo del gato que fomentan su bienestar. Por ejemplo, las madres gatas las emiten a sus gatitos mientras maman. Al hacerlo, envían inconscientemente un mensaje de que todo va bien y los gatitos pequeños pueden relajarse.

No obstante, debes informarte primero en el veterinario.

Adiestrador felino

A veces se requiere instinto para averiguar la causa de la falta de higiene y cómo evitar que el gato orine en la cama. A quienes tienen gato a menudo les pasan desapercibidos pequeños cambios sin importancia.

Si los consejos anteriores no solucionan el problema, deberás pedir consejo a un experto. Existen psicólogos felinos que pueden ayudaros a ti y a tu gato en esta situación tan incómoda.

Cómo evitar que el gato orine en la cama
En algunos gatos, hacer pipí en la cama es simplemente una mala costumbre.

Cómo evitar que el gato orine en la cama: actuar al momento

Crear un ambiente de bienestar y esperar pacientemente solo ayuda hasta cierto punto en caso de accidente urinario. Para proteger la cama del desagradable olor a orina, toma nota de lo siguiente:

  • Primero quita todas las sábanas y fundas de la cama.
  • Lávalas a fondo en la lavadora siguiendo las instrucciones de lavado.
  • Intenta eliminar las manchas amarillas con un limpiador de vinagre, jabón especial para textiles o un limpiador enzimático.
  • Desinfecta las zonas afectadas y vuelve a lavar los tejidos.
Nuestros artículos más útiles
7 min

Cómo evitar que el gato orine en la cama

Se sabe que los gatos son animales muy aseados. Pero ¿cómo evitar que el gato orine en la cama en lugar de utilizar el arenero? En este artículo te explicamos las causas que pueden esconderse tras este problema de higiene.
10 min

Mi gato maúlla de noche

Cuando los gatos maúllan por la noche, muchas veces es imposible dormir. Casi todo aquel que tenga gato lo habrá vivido alguna vez. Pero ¿qué hago si mi gato maúlla por la noche y me despierta con sus gimoteos constantes? En este artículo te desvelamos por qué maúllan los gatos de noche y qué puedes hacer al respecto.