Insuficiencia renal en gatos This article is verified by a vet

Insuficiencia renal en gatos

En la vejez, los gatos padecen muy frecuentemente de insuficiencia renal crónica (IRC), también conocida como enfermedad renal crónica (ERC). La insuficiencia renal en gatos es una pérdida funcional permanente de la capacidad de concentración de los riñones. La enfermedad avanza sin parar y provoca daños irreparables, de manera que el gato no muestra síntomas —vómitos, cansancio o desequilibrios de electrolitos mortales— hasta pasados unos meses, a partir de cierto nivel de gravedad.

Función y estructura de los riñones

Los riñones del gato son el órgano central encargado de mantener el equilibrio de agua y electrolitos y eliminar metabolitos tóxicos por medio de la expulsión de orina. Tienen forma de alubia y se encuentran en la cubierta de la cavidad abdominal del gato. A diferencia de los perros, en los gatos se hallan más o menos a la misma altura. Estos órganos, altamente perfundidos de sangre, están compuestos por una cápsula perirrenal, una corteza renal y una médula renal. Dentro de estas estructuras hay numerosas unidades funcionales (nefronas). Estas se componen de los corpúsculos renales (glomérulos) de la corteza renal y de los túbulos renales de la médula renal. En la parte inferior del riñón está la pelvis renal, que recoge y conduce la orina hacia la vejiga por el uréter.

¿Cómo se desarrolla una insuficiencia renal en gatos?

Las enfermedades y estímulos más dispares podrían dañar los riñones del gato. Podrían incluso provocarle una insuficiencia renal aguda (repentina) o, como es más habitual, crónica (permanente):

  • Enfermedades renales hereditarias y adquiridas: quistes por causas genéticas, tumores en riñones u órganos circundantes (p. ej., glándulas suprarrenales), enfermedades autoinmunes, cálculos renales o trastornos circulatorios (isquemia)
  • Causas infecciosas (p. ej., peritonitis infecciosa felina, PIF)
  • Sustancias tóxicas (p. ej., plantas, medicamentos, pesticidas, metales pesados...)
  • Alimentación desequilibrada con un contenido excesivo de fósforo

Síntomas: ¿cómo se detecta la insuficiencia renal en gatos?

Los gatos mayores parecen verse más afectados por la insuficiencia renal felina. Esto se debe a la excelente capacidad de compensación de los riñones. Si los riñones sufren un daño, siguen trabajando sin restricciones hasta cierto grado de perjuicio de las unidades funcionales (aprox. 75 %). Si se sobrepasa este umbral y se dañan demasiadas nefronas, el gato suele presentar síntomas por primera vez con una edad avanzada. Habitualmente estos son los síntomas de la insuficiencia renal en gatos:

  • Estado general debilitado: cansancio, pocas ganas de moverse, falta de apetito y pérdida de peso.
  • El gato parece descuidado debido al pelo sin brillo.
  • Incremento de las ganas de orinar y deshidratación.
  • Fluctuaciones del equilibrio de electrolitos (p. ej., mayor concentración de potasio en la sangre): trastornos del ritmo cardíaco.
  • Retención de agua (edemas).
  • Hipertensión y consiguiente ceguera del gato.
  • Debido a la menor eliminación de metabolitos tóxicos, como el amoníaco, pueden aparecer signos de intoxicación, como vómitos, diarrea y halitosis.
  • Los gatos pueden morir a causa de una insuficiencia renal felina.

¿Qué posibles diagnósticos existen?

Es bien sabido que los gatos contraen enfermedades renales a menudo. Por eso, es muy importante acudir al veterinario lo antes posible cuando aparezcan los síntomas antes descritos.

Para que este pueda clasificar mejor el curso de la enfermedad, resulta muy útil darle cierta información. Por ejemplo, sobre la primera aparición de los signos clínicos, el estado de vacunación y una posible ingesta de sustancias tóxicas.

Si, durante la visita al veterinario, el gato presenta un estado general fuertemente debilitado o signos agudos peligrosos para su vida, como arritmia, es necesario que el veterinario intervenga de inmediato. En este caso, las fluctuaciones de electrolitos y el déficit de líquidos se deben equilibrar mediante goteo intravenoso.

A continuación, se realiza un examen especial de los riñones, que empieza con la palpación renal. Así, el veterinario puede detectar sensibilidad al dolor y cambios estructurales anormales de los riñones, como diferencias de tamaño o crecimientos. Por último, se pueden observar con mayor precisión con métodos de imagen, como radiografías o ecografías. A diferencia de los cambios estructurales, la función renal solo se puede determinar con análisis de sangre y orina. Los resultados de estos análisis pueden clasificar el curso de la enfermedad en insuficiencia renal aguda o crónica. Los parámetros siguientes son particularmente importantes:

  • En la sangre: sustancias expulsadas mediante la orina (p. ej., creatinina, urea o SDMA), electrolitos (p. ej., potasio) e hiperacidez de la sangre (acidosis).
  • En la orina: peso específico (medida de la capacidad de concentración de los riñones) y contenido de proteínas.

¿Cómo se puede tratar la insuficiencia renal en gatos?

La terapia de una insuficiencia renal en gatos consiste en una dieta especial y medidas coadyuvantes:

Dieta especial

La calidad de vida de los gatos con enfermedades renales se puede mejorar considerablemente con una dieta equilibrada beneficiosa para los riñones. Estas dietas pretenden reducir los metabolitos tóxicos del cuerpo y compensar las deficiencias de electrolitos y vitaminas mediante esta composición:

  • Bajo contenido de fósforo y, si procede, administración adicional de quelantes de fosfato.
  • Alto contenido de proteínas fáciles de digerir.
  • Alto contenido de hidratos de carbono.
  • Bajo contenido de cloruro sódico (contra la hipertensión).
  • Aporte de vitaminas (p. ej., D y B) y ácidos grasos esenciales (p. ej., omega-3).

Importante: El veterinario debe analizar la sangre del gato enfermo regularmente. Mientras los valores no mejoren, no se debe abandonar la dieta especial. También hay que prescindir de las chucherías para gatos, ya que suelen contener mucho fósforo y proteínas de escaso valor.

Descubre nuestra selección de comida para gatos con problemas renales.

Insuficiencia renal en gatos

Hill's k/d Prescription Diet Kidney Care pienso para gatos

  • Para gatos con insuficiencia renal crónica o aguda
  • Apoya la función renal con un bajo contenido de fósforo y proteínas
  • Apoya una vida más larga y una mejor calidad de vida

Medidas coadyuvantes

Los síntomas se pueden aliviar con terapias coadyuvantes:

  • Vómitos: comprimidos protectores del estómago
  • Infecciones: antibióticos o antivirales
  • Dolor: analgésicos

¿Cuál es el pronóstico?

Una vez dañados los riñones, ya no se pueden recuperar. No obstante, un diagnóstico precoz y una dieta especial pueden reducir considerablemente las consecuencias de una insuficiencia renal y mejorar la esperanza y la calidad de vida del gato.

¿Cómo se puede prevenir la insuficiencia renal en gatos?

Aunque las causas de una insuficiencia renal en gatos son muy variadas, una alimentación saludable puede prevenir la enfermedad. La comida para gatos comercial habitual suele tener altos contenidos de fósforo y proteínas de escaso valor, que sobrecargan los riñones.

Nuestros artículos más útiles

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿cómo se puede determinar la edad de los gatos? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.