Cómo calmar a los gatos que tienen miedo a los fuegos artificiales

gatos que tienen miedo a los fuegos artificiales

gatos que tienen miedo a los fuegos artificiales

Los gatos tienen unos órganos sensoriales extraordinarios. Escuchan casi tres veces mejor que los humanos y ven mucho mejor que nosotros en la oscuridad. Por eso, no es de extrañar que muchos mininos se asusten con el ruido ensordecedor y con los destellos brillantes de los fuegos artificiales típicos de Nochevieja. En este artículo te explicamos cómo puedes ayudar a tu pequeño felino en esta situación tan estresante.

No todos los gatos reaccionan igual a los petardos; mientras que algunos apenas pestañean, a otros les entra el pánico. Podemos identificar si un minino se asusta por los fuegos artificiales si empieza a temblar, a caminar nervioso por la casa, a lamerse en exceso o si, de repente, descuida su higiene. Los felinos que salen de casa pueden asustarse tanto que ya no encuentren el camino de vuelta o que se crucen por delante de algún coche ante el pánico. La realidad es que el miedo puede tener un desenlace dramático. Por ello, resulta esencial saber cómo evitar que tu gato se estrese y qué medidas puedes tomar para que no se asuste tanto con los fuegos artificiales.

10 consejos para preparar a tu gato para Nochevieja

El fuerte silbido y estallido de los primeros fuegos artificiales coge a la mayoría de los gatos por sorpresa, ya que estos son totalmente ajenos a que los humanos celebramos el Año Nuevo de esta manera. Por suerte, puedes tomar algunas medidas sencillas para disminuir el susto a tu minino, como los siguientes diez consejos que hemos preparado para ti.

  • Acostumbra a tu gato a los sonidos de los fuegos artificiales

  • Los mininos son unos animales de costumbres: los sonidos nuevos y desconocidos les desestabilizan tanto como los cambios repentinos en su rutina diaria. Por esta razón, una buena idea es reproducir los estruendos de Nochevieja de algún archivo de audio o de algún CD. Es fundamental comenzar con el entrenamiento a tiempo porque el gato no es capaz de acostumbrarse a estos sonidos nuevos de la noche a la mañana. Reproduce dichos sonidos en el día a día, por ejemplo, cuando viene a casa a comer o cuando se tumba a tu lado en el sofá.Al principio, el volumen no debe ser excesivo, pero después puedes subirlo poco a poco cada día si ves que tu gato está calmado. También es importante que tú estés tranquilo durante el adiestramiento, que tu comportamiento sea como el de siempre y que no le hagas caso a los ruidos. De esta manera, le muestras a tu pequeño felino que los estallidos fuertes de fondo son algo normal y no son motivo de agitación.
  • Mantén la calma

  • Aunque no siempre lo parezca, los gatos son muy receptivos a los estados de ánimo de los humanos con los que conviven. Si tú estás tranquilo y sereno, se lo transmitirás también a tu minino. En cambio, si estás nervioso, buscas las bengalas frenéticamente, decoras tu hogar con serpentinas y, al mismo tiempo, el menú de Nochevieja se te está quemando en el horno, tu gato se impregnará con la tensión que le rodea. Esta sensación estresante no hará más que aumentar con los ruidos de los fuegos artificiales.Es normal que en muchos hogares el estado de ánimo existente entre Navidad y Año Nuevo sea algo excepcional, pero como dueño de un gato debes intentar respetar sus rutinas diarias. Con esto nos referimos a que las horas a las que se sirve la comida, los momentos del día en los que juegas con él o en los que sale a pasear, no deberían cambiar.
  • No dejes a tu gato solo

  • Haceos un favor a tu gato y a ti y no permitas que las preparaciones para Nochevieja se desarrollen en un ambiente de estrés. Por la tranquilidad de tu minino, es recomendable que renuncies a una fiesta exagerada con muchas personas, música alta y botellas de champán descorchándose sin parar.Tampoco es una buena idea salir a festejar y dejar al gato solo en casa. Tu minino no solo necesita tranquilidad, sino también la seguridad que tú le aportas para enfrentarse a los estallidos de los petardos.Al fin y al cabo, una celebración modesta en casa junto a la familia o a los amigos más cercanos también puede resultar muy cómoda.
  • Mete a tu gato en casa

  • Según hemos comentado más arriba, deberías respetar los hábitos de tu gato incluso durante las fiestas. Sin embargo, las salidas de tu felino son una excepción. Por motivos de seguridad, es recomendable meter al gato en casa a tiempo antes del comienzo de los fuegos artificiales. El peligro de que a tu minino le entre el pánico y corra delante de un coche o se lastime con los petardos es demasiado grande.En caso de que tu pequeño felino no esté acostumbrado a estar «encerrado» en casa y de que le guste darse una vuelta más por el barrio en la oscuridad, es una buena idea practicar el hábito de quedarse en casa de antemano. Incluso los mininos que salen de noche suelen volver a casa por un delicioso tentempié.Recuerda también cerrar las gateras en Nochevieja para que tu bigotudo no pueda salir sin permiso.
  • Proporciona a tu gato lugares para retirarse

Los mininos son unos animales fugitivos que, cuando se den cuenta de que no pueden salir en Año Nuevo, precisarán un refugio en casa donde poder acudir en caso de «peligro». Lo ideal sería una habitación propia y tranquila que esté lo más alejada posible de los ruidosos fuegos artificiales y a la que el felino pueda huir por su cuenta en caso necesario. Para que tu gato se sienta bien allí, deberías colocar en esa habitación su cama habitual.

Quien no pueda poner a disposición de su minino un cuarto entero, puede optar por colocar una cueva para gatos debajo de la cama, detrás del sofá o en el armario. Una caja de cartón usada, oscurecida y con el techo reforzado puede servir para este fin. A la mayoría de los gatos les encanta esconderse debajo de las mantas o meterse a las cuevas de los rascadores, y seguro que en Nochevieja también considerarán válidas estas opciones.

En caso de que tu bigotudo se decida por otro escondite, no te frustres y respeta su decisión. Bajo ningún concepto deberías obligarlo a probar la cómoda cueva que le has comprado porque este comportamiento solo va a asustarlo y confundirlo.

  • Bloquea el ruido

  • No importa a qué lugar de la casa se retira tu minino, lo importante es que sea un sitio lo más tranquilo posible. Cierra las ventanas y las puertas y, si es posible, baja las persianas y cierra las cortinas. Aunque esto no sea suficiente para silenciar del todo el ruido de los fuegos artificiales, sí que lo amortigua bastante. En las otras habitaciones los gatos también tienen que estar aislados del espectáculo de Año Nuevo.Es comprensible que no quieras perderte los preciosos fuegos artificiales que iluminan el cielo de noche. Pero si tu gato es muy asustadizo, por consideración hacia él, puedes turnarte con tu pareja o tus amigos para que siempre esté acompañado. Aunque tu gato no muestre síntomas de miedo y solo se meta en su cueva, siente tu presencia y esto le aporta seguridad.
katze ruhig
  • Crea distracción con música y snacks

  • Una buena alternativa para distraer a tu gato aún más ante los ruidos inusuales de la calle es aumentar el volumen de los sonidos propios de la casa. Pon tu música favorita o enciende la radio o la televisión. La música clásica tranquila también ayuda a relajar a los mininos.Unos deliciosos snacks y unos entretenidos juguetes para gatos, como las cañas, son ideales para distraer a estos pequeños cazadores. Un circuito creado por ti mismo en el que tu minino pueda trepar o unas golosinas escondidas por la casa también sirven para este propósito.
  • Ignora el miedo

  • Cuando se encienden los primeros petardos y la tensión aumenta, debes cuidar a tu gato y, en cuanto esté preparado, distraerlo con los juegos y snacks arriba mencionados. No obstante, ten cuidado de no exagerar con tu participación porque demasiadas caricias y palabras tranquilizadoras («No tengas miedo, el ruido de fuera es normal y se acabará pronto».) pueden tener el efecto contrario. Un exceso de atención hacia tu gato hará que este se confirme en su miedo. El felino creerá que realmente existe un peligro cuando le atiendes de esta manera. Por muy difícil que te parezca, intenta ignorar el miedo de tu minino y comportarte de forma normal. Esta actitud le demuestra al gato que los fuegos artificiales no son motivo de agitación y le ayuda a calmarse.
  • Crea una atmósfera distendida

  • Si quieres dar un paso más para que tu gato esté relajado, puedes utilizar unos difusores especiales que contienen réplicas sintéticas de las feromonas felinas. Las feromonas son unas sustancias propias que produce y libera el cuerpo y que influyen en el comportamiento de otros miembros de la misma especie. Cuando los gatitos maman, la madre libera una feromona que transmite un mensaje oculto de que todo está bien y que los pequeños pueden estar tranquilos. A menudo, logra reducir de forma significativa el nivel de estrés causado por los fuegos artificiales.¡Descubre el efectivo método antiestrés para gatos de FELIWAY!
  • Utiliza remedios naturales en caso de emergencia

  • Si ninguna de las medidas anteriores ayuda a tu gato y su miedo va en aumento con cada Nochevieja que pasa, es sensato hacer uso de algún calmante. En caso contrario, el miedo a los fuegos artificiales puede convertirse en una intensa fobia al ruido. El primer paso es consultarlo con un veterinario y dejarse aconsejar si existe un medicamento que pueda ayudar a tu minino y cuál es. Numerosos tranquilizantes solo reducen los síntomas de estrés al hacer que los gatos se sientan cansados e incapaces de moverse, por lo que el miedo a los fuegos artificiales sigue ahí.Si al miedo le añadimos la aparición de parálisis, solo lo estamos aumentando porque de esta manera el felino no puede huir del ruido por su propia cuenta. Por esta razón, los calmantes a base de plantas que liberan a los gatos del miedo de forma natural son con frecuencia la mejor alternativa. Aun así, las flores de Bach y otros remedios parecidos suelen tardar algún tiempo en conseguir el efecto deseado. Por lo tanto, a ser posible, el tratamiento debería empezarse algunos días antes de la entrada del nuevo año.

¡Por un año nuevo relajado!

Según el miedo que muestre tu gato a los fuegos artificiales, precisarás más o menos paciencia con las medidas que te hemos expuesto. Los gatos son individualistas y no todos los tipos de «terapia» dan buenos resultados pronto. Si sigues los diez consejos anteriores, seguro que por unas medidas o por otras tendrás éxito y podrás reducir significativamente el estrés de la Nochevieja para tu gato. Gracias a ello, los dos podréis recibir tranquilos y relajados el nuevo año.

Nuestros artículos más útiles