Mi gato maúlla de noche

Mi gato maúlla de noche

¿Te pasas noches sin dormir porque tu minino maúlla? Esto es algo que casi cualquier persona con gatos ha sufrido alguna vez. Pero ¿qué puedes hacer cuando tu felino te despierta cada noche con sus maullidos? ¿Por qué tu gato maúlla de noche y qué puedes hacer para evitarlo?

Los gatos son animales nocturnos, por lo tanto, no es de extrañar que estén buscando llamar la atención con intensos maullidos cuando están más activos, es decir, por las noches. Pero no te preocupes, los amantes de los gatos también pueden disfrutar de noches tranquilas. La buena noticia es que los felinos pueden aprender a estar en silencio. Para ello es importante saber cuáles son las causas de las quejas nocturnas.

¿Por qué maúllan los gatos de noche?

Como era de esperar, no existe un determinado motivo que explique por qué los gatos maúllan de noche. Los felinos son muy diferentes entre sí, y así lo son las causas de los maullidos nocturnos. Mientras que unos duermen en paz y sueñan con las aventuras del día, otros se pasean sin descanso por la casa, arañan las puertas y sueltan desgarradores maullidos. Y luego están los diferentes caracteres de gatos que por naturaleza levantan la voz por encima de otros, como por ejemplo el gato siamés.

Los gatos quieren decirnos algo cuando maúllan. No lo hacen por gusto o porque quieran evitar que durmamos. El maullido es un medio para comunicarse con los humanos. Los felinos se comunican entre sí, sobre todo, a través del lenguaje corporal, usando los maullidos para hablar con las personas. Los gatos aprenden rápido a que sus humanos no captan su lenguaje corporal y emplean los sonidos para llamar la atención, similar a la comunicación de los humanos.

Causas de los maullidos nocturnos

A menudo tampoco entendemos los maullidos y no tenemos ni idea de lo que nuestro bigotudo está intentando decirnos. Además, como cada felino es diferente, a veces se necesita mucha paciencia, empatía e investigación para descubrir la causa de los maullidos. Con independencia de las inclinaciones, las experiencias, los hábitos y las necesidades, los maullidos nocturnos suelen estar causados por:

  • Aburrimiento
  • Hambre
  • Soledad
  • Estrés e inseguridad
  • Costumbre
  • Enfermedad o dolores
  • Cambios hormonales

¿Qué hacer cuando el gato maúlla de noche?

Tampoco hay una respuesta global para esta pregunta, ya que no todos los felinos son iguales. Los remedios para acabar con los maullidos nocturnos son tan diferentes como las causas que los generan. Si sospechas cuál de las causas nombradas con anterioridad es la que afecta a tu minino, ya tienes el primer paso hecho y puedes enfocarte a emplear contramedidas. Estas pueden ser las siguientes:

kat miauwt - es
  • Consejos para cuando tu gato maúlla por aburrimiento:

  • Mientras que por el día tu minino se pasa el rato durmiendo en el sofá, por la noche se activa y te exige que lo entretengas. Esto es bastante común, pues es cuando más activos están. Lo bueno es que si le entretienes bastante durante el día, juegas con él, dejas que salga o le mantienes ocupado con juguetes para cazar, por la noches estará listo para echarse algunas horas. Averigua cuál es el juego que mantiene ocupado a tu minino por mucho tiempo. Ya sea un ovillo de lana, una pelota, el láser para gatos, un cuenco de agua u otros juguetes para gatos: no hay límites en la creatividad para entretener a tu bigotudo. Antes de irte a dormir bríndale una vez más tu total atención y deja que se desfogue bien.Si a pesar de esto no duerme, puedes dejarle un juguete o algo con lo que estar ocupado durante la noche, como por ejemplo un fun board, una rueda para gatos u otro juguete de inteligencia con el que tu felino pueda entretenerse por la noche mientras tú duermes en paz.
  • Consejos para cuando tu gato maúlla porque tiene hambre

     

  • A diferencia de las personas y de los perros, que solo deben comer una o dos comidas principales, los gatos prefieren picar pequeñas cantidades, lo que le hace bien a su sistema gastrointestinal. Si no han comido mucho por la tarde y están despiertos de noche, es normal que quieran comida y la pidan con elevados maullidos.Sin embargo, no debes saltar de la cama y llenarle el comedero, pues una vez tu gato aprenda que sus maullidos le dan comida, es muy probable que lo vuelva a intentar.Lo mejor es darle de comer una vez más antes de irte a la cama y le dejes una pequeña ración para que pueda servirse durante la noche. Los comederos automáticos o un fun board con comida son muy prácticos, pues no solo satisfacen el hambre de tu minino, sino que también le entretienen mientras tú puedes dormir tranquilo.
  • Consejos para cuando tu gato maúlla porque se siente solo

  • Los felinos se sienten solos sobre todo por la noche, cuando su figura de apego está durmiendo y no pueden salir. A los energéticos y juguetones gatitos no les gusta nada eso de estar solos por la noche.En este caso es de gran ayuda ofrecerle un compañero felino, pues este, al contrario que tú, también está activo por las noches por lo que es un compañero de juego ideal. Mientras ambos gatos corretean por el sofá o juegan con los rascadores, tú puedes dormir tranquilo en tu habitación.La llegada de un compañero de juego es una buena solución contra los maullidos nocturnos, incluso para los gatos mayores. Por supuesto debes planear bien esta integración, ya que de lo contrario puede que se desarrolle una guerra territorial, y eso seguro que te quitará el sueño.
  • Consejos para cuando tu gato maúlla porque está nervioso, tiene miedo o se siente inseguro
  • Los gatos son animales de costumbres, muy sensibles a los cambios en el entorno. Los muebles nuevos o una mudanza pueden desestabilizar a tu minino. El ambiente desconocido, los nuevos olores y los sonidos raros le asustan. En un estado así es imposible pensar en dormir, por lo que los maullidos son su forma de quejarse.Otros eventos como los fuegos artificiales o el olor de una alfombra nueva pueden asustar a los sensibles felinos.Lo más importante es que te tomes las inquietudes de tu bigotudo en serio, eso sí, sin entrar demasiado en sus maullidos, pues eso puede provocar que lo repita en noches futuras para obtener tu atención. Dale mucho cariño y atención, sobre todo durante el día. Juega con él, acaríciale y deja que se eche una siesta en tu regazo. Y no cierres la puerta del dormitorio por la noche. Igual hasta podrías dejarle dormir en tu cama para que esté tranquilo o si lo prefieres le puedes poner una cómoda hamaca o cama para gatos cerca de tu cama.Si a pesar de estas medidas tu minino sigue estando inquieto por las noches, puedes usar tranquilizantes naturales que generen paz. A veces es conveniente dejar una radio a bajo volumen que lo distraiga de los ruidos desconocidos.
kat miauwt
  • Consejos para cuando tu gato maúlla por costumbre
  • Claro que también hay gatos que maúllan por las noches solo por costumbre. Sobre todo, cuando esto tiene el efecto deseado, despertar tu atención y conseguir que te ocupes de ellos, les acaricies o les pongas de comer.Para evitar que hagan esto lo mejor es ignorarlos por las noches, aunque te resulte difícil. A pesar de que tu gato maúlle durante unas cuantas noches, pronto se dará cuenta de que esto es inútil y dejará de hacerlo.No obstante, sí deberías tomarte los maullidos de tu bigotudo en serio, sobre todo cuando este es un comportamiento nuevo. ¿Ha pasado algo que podría haber asustado a tu minino? ¿Puede que no le hayas podido dedicar mucho tiempo en los últimos días? ¿Has cambiado el horario de las comidas? Si los maullidos nocturnos se deben a estrés, miedo o aburrimiento puede que te ayuden los consejos anteriores. Si no aplica ninguno de los anteriores es necesario concertar una cita con el veterinario para averiguar si es posible que sean enfermedades o dolores los que hacen que tu minino esté pidiendo ayuda por las noches.
  • Consejos para cuando tu gato maúlla por enfermedad o dolores
  • Muchos gatos sufren en silencio y aguantan los dolores lo más que puedan, esto está en su naturaleza, pues sus antepasados, los gatos salvajes, no podían mostrar ninguna debilidad para poder sobrevivir. Pero a veces por las noches los dolores son insoportables (esto es similar en gatos y en humanos). A esto se le suma la oscuridad, el silencio, la ausencia de su familia y la falta de distracción, que hace que los gatos no sepan qué hacer aparte de maullar.Junto a los motivos emocionales es conveniente considerar problemas físicos: los dolores de los órganos internos, las articulaciones, una presión arterial alta, el hipertiroidismo o una insuficiencia renal, así como enfermedades del corazón pueden causar la inquietud de tu felino por las noches. También pueden ser las limitaciones de la edad en gatos mayores (como la sordera o la ceguera) las que lo asustan tanto que maúlla de noche. Lo mejor es que dejes que tu veterinario le haga un reconocimiento médico, para descartar que la causa sea por enfermedad.
  • Consejos para cuando tu gato maúlla por desequilibrios hormonales
  • A veces los gatos o las gatas que no están castrados se desequilibran. Las gatas alcanzan su madurez sexual a los 6 meses, cuando experimentan su primer celo. Están listas para aparearse y lo demuestran correteando nerviosas de un lado al otro, frotando su cabeza contra objetos, revolcándose por el suelo, marcando el territorio, levantando la cola y maullando, bufiendo o ronroneando muy alto. Incluso las felinas que solían estar tranquilas por las noches maúllan cuando están en celo. También esparcen un olor que los machos pueden oler a larga distancia. Puede que de repente tu gato macho se vuelva insoportable cuando hay una hembra en celo en el vecindario. Hará todo lo posible para alcanzar a la gata y demostrará su enfado mediante elevados maullidos nocturnos frente a la puerta cerrada.El remedio más efectivo para esta pesadilla gatuna de impulso sexual es sin duda la esterilización felina. Los gatos esterilizados se tranquilizan y pierden el interés en sus semejantes del sexo opuesto. Este procedimiento también evita el peligro de que la gata entre en un celo continuo, que puede darse cuando no es fecundada durante el celo.Si quieres castrar a tu gato debes consultarlo con tu veterinario para que te indique cuándo es el mejor momento para hacerlo y cuáles son los beneficios y los efectos secundarios.

Cuándo consultar a un veterinario

Aunque la mayoría de los maullidos nocturnos suelen estar desencadenados por motivos emocionales, es decir, aburrimiento, falta de actividad o soledad, en algunos casos se pueden deber a dolencias físicas. Si tu minino de repente cambia su comportamiento, lo mejor es hacerle un chequeo veterinario. Puede que tu bigotudo de verdad esté enfermo y necesite medicamentos y una comida especial. Si el veterinario diagnostica a tu felino con una salud perfecta sabes que esta información te permitirá dormir con más tranquilidad. Las medidas contra los maullidos de origen emocional nombradas arriba las puedes implementar con paciencia.

Si todo esto no ayuda y las quejas nocturnas no acaban nunca, solo te queda acudir a un psicólogo para gatos profesional. Al fin y al cabo, no eres solo tú quien padece de noches sin dormir, es muy posible que tu minino se sienta incómodo y te esté intentando comunicar con sus fuertes maullidos que investigues la causa.

Nuestros artículos más útiles