Mi gato tiene miedo

mi gato tiene miedo

Los gatos son curiosos por naturaleza. No obstante, no todos los felinos cogen confianza con las personas de inmediato. Esto pasa, sobre todo, cuando el minino se ha criado sin contacto con humanos o ha tenido malas experiencias. Es importante que, si tu gato tiene miedo, lo trates con cautela.

Cómo reconocer cuando mi gato tiene miedo

Si entiendes un poco sobre el lenguaje corporal de los gatos, reconocerás cuando un gato tiene miedo:

  • suele andar agachado
  • el pelaje tiene aspecto descuidado y desgreñado
  • apenas hay acercamientos amistosos hacia otros gatos u objetos nuevos
  • el felino a menudo parece desinteresado o brusco
  • cuando se acercan otros mininos interesados en los nuevos objetos, semejantes o personas, este se retira
  • no juega ni se comunica con los demás gatos o personas
  • rara vez se observa la cola levantada de forma amistosa que muestran los gatos más confiados: en el mejor de los casos la cola cuelga de forma neutral, pero suele estar metida entre las patas traseras o incluso tiene el pelo encrespado de forma agresiva
  • el pelaje parece desgreñado siempre, no solo durante la época de muda. Es posible que el cuidador incluso encuentre zonas sin pelo en la piel
  • el comportamiento es de todo menos calmado: tanto la agresividad como la apatía pueden indicar trastornos de ansiedad.
mi gato tiene miedo

¿Por qué mi gato tiene miedo?

El que un gato sea más sensible o valiente depende de la raza, la cría, la socialización, el entorno y el rango social. Al igual que las personas, cada minino tiene un carácter individual. Hay felinos domésticos que cogen confianza con las personas desde gatitos y que siguen a su humano a donde quiera que vaya. También hay ejemplares orgullosos que no tienen mucho interés en socializar con los humanos. Por último, hay animales asustadizos que cogen confianza poco a poco o, simplemente, nunca. Los motivos pueden ser muy variados.

Los gatos se guían sobre todo por su instinto. Las experiencias que pueden parecer insignificantes como un timbre estridente, una visita desagradable al veterinario o la ausencia de su humano debido a las vacaciones pueden perturbar profundamente a los felinos y causarles ansiedad. No siempre está claro el por qué un gato se muestra reacio a los humanos, reacciona con ansiedad a ciertas situaciones o tiene fobia a determinados objetos o seres vivos. Cuanto mejor conozcas a tu minino y sus condiciones de cría y de vida, más fácil te resultará identificar el desencadenante del miedo.

mi gato tiene miedo

Gatos que se han criado sin contacto humano

El carácter de un gato y su comportamiento con los humanos está influenciado, sobre todo, por la gata madre. Durante el período de impronta de las primeras doce semanas de vida el gato aprende todo lo que es importante de su madre y sus hermanos, esto incluye la actitud hacia otros animales y personas.

En general, las madres que son reservadas con los humanos crían gatitos asustadizos. Al fin y al cabo, la gata es el ejemplo más importante para los mininos. Las crías de progenitoras miedosas suelen criarse sin contacto humano. Los gatitos que se han criado en un cobertizo abandonado o en la naturaleza tardan mucho más en coger confianza que los mininos que han tenido contacto con personas desde su nacimiento. No obstante, hacer amistad con un gato salvaje no es imposible. Actúa con cuidado y muéstrale a tu gato que vale la pena echar un segundo vistazo. No agobies a tu bigotudo, ofrécele un lugar para retirarse (por ejemplo, una casita para gatos o un túnel) y dale la oportunidad de acercarse a ti por su propia voluntad.

Gatos miedosos debido a malas experiencias

La crianza no lo es todo. Incluso los gatos que han crecido en proximidad humana y han tenido contacto con personas desde el principio pueden perder la confianza, o no llegar nunca a desarrollar una relación con ellas. Un motivo frecuente para esto son las malas experiencias y los traumas. A los animales que han sido maltratados de forma física o mental les cuesta mucho superar esto. Con mucho trabajo y esfuerzo es posible acostumbrar a un minino de nuevo al contacto humano. El que tus intentos sean exitosos depende del carácter de tu felino y de su experiencia concreta.

En cualquier caso, para un gato miedoso es importante tener opciones para retirarse cuando haya contacto directo. Cuando tu bigotudo se siente presionado, el estrés del animal empeora y tiene más motivos para tenerte miedo. Actúa con precaución y cuidado. No te desmotives cuando, a veces, avanzas un paso y retrocedes dos.

Miedo en situaciones especiales

A veces el miedo de tu gato está relacionado con una situación, un objeto o una persona en especial. El motivo de esto suele ser un trauma físico o emocional, un shock o una mala experiencia.

Por ejemplo, es frecuente que a los gatos no les guste meterse en el transportín. Lo relacionan con las visitas veterinarias o los viajes largos en coche. El entrenamiento enfocado puede hacer milagros. Procura que tu minino relacione el objeto que le da miedo con algo positivo. Como siempre, aquí son de gran ayuda los snacks. Si has practicado el adiestramiento con clicker para gatos, también puedes recompensarlo con un clic cada vez que se acerque al transportín.

Miedo repentino

A veces, incluso los gatos confiados de repente se asustan. Aquí se diferencia entre una fobia, que está relacionada con objetos determinados como una bolsa de plástico o perros, y un estado de angustia, en el cual el felino está estresado de forma constante. ¿Qué ha pasado? ¿Tu minino ha perdido de repente el interés hacia las personas y las sesiones de mimos y de juegos? ¿Tiene siempre la cola baja o metida entre las patas?

mi gato tiene miedo

¿Es posible que incluso haya dejado de comer o se muestre agresivo? Entonces puede tratarse de un trauma o de estrés crónico. También aquí es posible que el repentino miedo sea por causas psíquicas. Consulta a tu veterinario para descartar el dolor crónico u otros problemas de salud.

Si tu gato tiene miedo y está sano físicamente debes considerar que se debe al estrés psicológico o a un trauma. ¿El miedo empezó por algún cambio externo? ¿Hubo alguna experiencia crucial, una mudanza o un accidente? ¿Hay nuevos miembros en la familia? ¿El felino no ha recibido suficiente socialización y la convivencia con nuevos gatos le crea inseguridades? ¿Las condiciones de vida son adecuadas para un hogar con varios gatos? ¿Hay suficientes areneros y comederos? ¿Es posible que el felino ansioso se sienta amenazado por otros gatos y el estrés social le provoque un miedo constante?

¿Qué hacer cuando mi gato tiene miedo?

Como puedes ver, los trastornos de ansiedad en gatos pueden tener numerosas causas. Como su cuidador, tú conoces mejor a tu felino que cualquier experto y es posible que al leer este artículo ya hayas entendido alguna que otra cosa. Quizás hayas reconocido el comportamiento de tu bigotudo en alguno de los casos descritos. No te desesperes si la causa de la conducta de tu minino aún es un misterio para ti. Quizás puedes pedir ayuda a un experto. Los terapeutas del comportamiento animal saben qué hacer cuando se trata de conductas indeseadas en gatos. Tú conoces a tu bigotudo mejor que nadie y puedes identificar cambios de comportamiento que ningún desconocido podría. No obstante, a menudo una segunda opinión puede hacer milagros.

Incluso cuando hayas encontrado la causa, hacer desaparecer el miedo de la vida de tu felino no es fácil. ¡Pero tampoco es imposible! En cualquier caso, actúa con cautela, los actos impulsivos no ayudan. Dale tiempo al minino, no lo presiones y celebra cada pequeño avance.

Consejos para tratar con gatos miedosos

Si has podido identificar la razón por la que tu gato tiene miedo es importante que la hagas desaparecer de su vida. No obstante, esto no siempre es posible. Quizás no tengas otra opción que buscarle otro buen hogar para el nuevo gatito. Nadie quiere dar en adopción a su recién nacido o separarse de su pareja. Aquí es importante encontrar alternativas y satisfacer en la medida de lo posible las necesidades de tu minino. Procura que el entorno del felino sea lo más apropiado posible. Un piso adaptado para gatos debe tener muchos rincones para descansar y dormir y uno o varios rascadores.

Un lugar tranquilo para el arenero es de las cosas más importantes, pues tu minino no debe ser perturbado aquí. Lo mismo se aplica al comedero. Para los animales muy nerviosos, el uso de un spray de feromonas o un difusor como Feliway o Felifriend también puede ayudar. Estos productos se basan en la “feromona de familiarización” que el gato distribuye al rozar objetos. Por lo general, los animales asustados se relajan después de usarlo unas semanas. Para algunos mininos basta una sola aplicación en un corto período de tiempo, otros necesitan la feromona de por vida para mejorar su bienestar.

No obstante, una vida felina apropiada para gatos no depende solo de cosas externas. Préstale mucha atención, sobre todo cuando la razón por la que tu gato tiene miedo son los celos, por ejemplo, debido a la llegada de una pareja o el nacimiento de un niño. Reafirma a tu gato de manera positiva, acariciándolo, jugando con él o dándole una golosina de vez en cuando.

Nuestros artículos más útiles

Mi gato orina en la cama

En general, los gatos son los animales más limpios del mundo. Pero ¿qué puedes hacer cuando tu minino de repente mea en la cama en lugar de usar su arenero? ¿Qué hay detrás de ese desagradable hábito y cómo conseguir que deje de hacerlo? Descubre qué causa el antihigiénico comportamiento de tu minino, cómo ayudarlo y cómo proteger tu cama del orín de gato.

Mi gato maúlla de noche

¿Te pasas noches sin dormir porque tu minino maúlla? Esto es algo que casi cualquier persona con gatos ha sufrido alguna vez. Pero ¿qué puedes hacer cuando tu felino te despierta cada noche con sus maullidos? ¿Por qué los felinos maúllan sobre todo de noche y qué puedes hacer para evitarlo?

Socializar a un gatito

Los sonidos y los olores desconocidos, los extraños y otros animales, los ruidos de los electrodomésticos… Hay muchas cosas a las que tiene que acostumbrarse un gato al principio. Te contamos cómo socializar a un gatito de la mejor manera y facilitarle el periodo de aclimatación.