Sobrepeso en perros: causas y consecuencias This article is verified by a vet

Sobrepeso en perros

El sobrepeso en perros se debe considerar una enfermedad y puede causar graves problemas de salud.

El sobrepeso y la adiposis (obesidad) son un problema de salud gravísimo para nuestros perros. El sobrepeso en perros no solo perjudica su calidad y esperanza de vida, sino que también aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y dolores articulares. En este artículo podrás averiguar si tu perro tiene sobrepeso.

¿Mi perro tiene sobrepeso?

Lo habitual para determinarlo es orientarse por el peso ideal del estándar de la raza. Con las mezclas, esto no siempre es posible. En este caso, se puede utilizar el peso al final del primer año de vida como base.

Si el peso es de un 5-20 por ciento más que el peso ideal, se habla de sobrepeso. La adiposis (obesidad) significa que el peso está un 20 por ciento o más por encima del peso normal.

ARTICLE BANNER CUPONES

¿Cómo sé si mi perro tiene sobrepeso?

Obviamente, lo primero que hay que hacer es pesar al perro regularmente. Si la báscula muestra un peso más alto cada vez que lo pesas, probablemente esté engordando lentamente. La excepción, en todo caso, serían los perros jóvenes en edad de crecimiento.

El método más utilizado y objetivo para una primera evaluación es la valoración del estado nutricional mediante el índice de condición corporal (BCS, por sus siglas en inglés). Este se basa en un examen visual y la palpación de la grasa del tórax, la cintura y la columna. Por medio de estas observaciones, se clasifica al perro en una de las nueve clases BCS.

Se considera que un perro tiene sobrepeso si no se pueden palpar las costillas ni se aprecia la cintura. Además, la línea inferior del vientre, vista desde un lado, debe ascender desde las costillas hasta la cadera y no ser (casi) paralela al suelo. Los michelines en la base de la cola son otro signo de sobrepeso en perros.

sobrepeso en perros
Las características externas ayudan a controlar el peso del perro

¿Cómo aparece el sobrepeso en perros?

A menudo, el camino a un sobrepeso posterior empieza ya en edad de cachorro. Y es que una alimentación demasiado energética provoca una formación mayor de células adiposas que con una alimentación normal. Esta cifra ya no puede cambiar más tarde, por lo que, en edad adulta, existe un mayor riesgo de sobrepeso.

Pero, obviamente, esta no es la única causa del sobrepeso en perros.

Aumento del aporte de energía

La causa más frecuente del aumento de peso es una ingesta de energía excesiva. Este exceso de energía cuesta mucho de compensar con ejercicio porque el perro solo consume alrededor del diez por ciento de su energía diaria moviéndose.

Las posibles causas de un exceso de energía suelen ser cantidades de comida demasiado grandes, una alimentación a voluntad (acceso ilimitado a la comida) o incluso una densidad calórica excesiva en la comida (demasiadas calorías en la ración).

Algunos cuidadores se olvidan de que las golosinas contienen muchas calorías y, por eso, se tienen que incluir en el recuento calórico diario. Los productos para masticar por la noche, por muy bienintencionados que sean, pueden provocar sobrepeso en perros a la larga.

Los cuidadores deben tener siempre en cuenta el tamaño del perro. Con un perro de 25 kg, una oreja de cerdo deshidratada, p. ej., cubre el 20 por ciento de la demanda energética diaria. Para un perro de 10 kg, la misma oreja representa el 40 por ciento de las calorías diarias totales.

La comida muy grasa, especialmente cuando se alimenta al perro con comida de nuestra mesa, también acaba provocando sobrepeso. Las grasas contienen más del doble de energía que las proteínas o los carbohidratos. Esto conduce rápidamente a que el perro gane peso.

Demanda energética baja

Además de un aporte energético excesivo, hay otras causas por las que un perro quema menos calorías que otros perros de su edad y raza.

Un perro castrado tiende a tener más apetito, moverse menos y sufrir cambios en la proporción de grasa o la composición corporal. Esto hace que la demanda energética disminuya después de la castración en un treinta por ciento. Si no se reduce la cantidad de comida, el riesgo de los perros castrados de sufrir sobrepeso se duplica.

Además, hay razas que tienden a engordar más aun alimentándolas con la misma cantidad de energía que a otras razas. El labrador retriever y el cocker spaniel inglés tienen una predisposición genética a porcentajes de grasa mayores. Dado que la grasa quema menos energía que el músculo, estas razas se deben alimentar con menos calorías.

Un perro con el pelo largo tiene menos frío que un perro con pelo corto y sin subpelo. Por eso, el primero presenta la misma baja demanda energética que un perro que viva en un entorno cálido. Además, para la demanda energética diaria del perro se deben tener en cuenta el ejercicio diario, la edad y el carácter particular del perro (enérgico vs. holgazán).

Sobrepeso en perros
La principal causa del sobrepeso en perros es el exceso de comida y golosinas.

Sobrepeso en perros: enfermedades como causa

Además de todas las causas en las que el entorno y el cuidador pueden influir, hay enfermedades que pueden provocar sobrepeso. Por eso, debes hablar primero con el veterinario para averiguar si el perro tiene una enfermedad.

El hipotiroidismo:

El hipotiroidismo se caracteriza por una producción insuficiente de hormonas tiroideas. Estas son responsables de la función celular y, por lo tanto, del metabolismo del perro. A causa de la ausencia o déficit de estas hormonas, las células trabajan demasiado lento y consumen menos energía. Además, los perros enfermos suelen volverse apáticos y moverse mucho menos. Así pues, si no se cambia la cantidad de comida, no dejan de engordar.

El síndrome de Cushing:

Una dolencia con la que los perros suelen engordar es el síndrome de Cushing (hiperadrenocorticismo), una enfermedad de la corteza suprarrenal. Con esta patología, la glándula suprarrenal produce demasiado cortisol de manera permanente. Esto provoca un aumento del apetito en el perro y, al mismo tiempo, apatía y pocas ganas de moverse. Ambos síntomas se traducen en depósitos de grasa, especialmente en el abdomen. Los perros presentan obesidad abdominal. Tienen el vientre abultado y colgante, mientras que el resto del cuerpo es muy delgado.

Además de las enfermedades hormonales, hay otras patologías que pueden provocar un aumento de peso porque el perro ya no se puede mover lo suficiente. El sobrepeso, a su vez, favorece la aparición de estas enfermedades, haciendo que el perro entre en un círculo vicioso. Por ejemplo, los problemas cardiovasculares y las enfermedades respiratorias dan lugar a cansancio y bajo rendimiento.

Con antecedentes de artrosis o artritis, el perro no se mueve mucho a causa del dolor. Se puede observar cómo a los animales afectados les cuesta levantarse o que tienen que calentar después de estar tumbados.

Las enfermedades como los problemas respiratorios también pueden ser una causa del sobrepeso en perros.

Sobrepeso en perros
Enfermedades como los problemas respiratorios también pueden ser la causa de la obesidad.

Medicamentos

Para algunas enfermedades es necesario administrar fármacos que provocan un incremento del apetito y, por consiguiente, un aumento de peso.  Principalmente, estos son los antiepilépticos y los glucocorticoides.

Consecuencias del sobrepeso

El sobrepeso se debe calificar de enfermedad que, inevitablemente, acarrea otras dolencias. Los perros con sobrepeso viven de media dos años menos que los perros de peso normal de la misma raza. Esto es así por los daños y enfermedades consiguientes.

Trastornos articulares y locomotores

El sobrepeso en perros de cualquier edad provoca problemas en el aparato locomotor. En los perros en edad de crecimiento, el sobrepeso y la sobrealimentación de energía pueden provocar daños ortopédicos irreparables.

En el caso de los perros adultos, el peso elevado ocasiona una sobrecarga de las articulaciones y los ligamentos. Las posibles causas son artritis, artrosis, daños en los discos intervertebrales y roturas de los ligamentos cruzados.

El cuerpo de un perro con sobrepeso produce más mediadores inflamatorios, que, a su vez, pueden agravar la artritis. La consecuencia son menos ganas de moverse y, por tanto, un aumento de peso causado por el bajo consumo energético.

Problemas pulmonares

La mayor masa corporal de los perros con sobrepeso conduce a una demanda de oxígeno incrementada. Además, se pueden formar depósitos de grasa en la región torácica. El espacio reducido para respirar y la mayor demanda de oxígeno provocan problemas respiratorios y disnea. El perro tiene poca resistencia y se cansa antes.

Al perro no le apetece moverse y gana peso debido al consumo de energía reducido.

Problemas cardiovasculares

El sobrepeso en perros contribuye a la aparición de enfermedades cardíacas o, como mínimo, a su avance. Otro de los efectos negativos es la hipertensión. No obstante, si el perro pierde peso, algunas de estas limitaciones pueden remitir.

En un perro con sobrepeso, la energía excedente se almacena en forma de grasa en todo el cuerpo. Esta grasa también se almacena infiltrándose en los órganos (penetrando en el tejido), como el corazón o el hígado. El problema es que la función cardíaca se vuelve limitada. Además, el corazón debe suministrar sangre a una masa corporal mayor y contrarrestar una presión superior en los vasos sanguíneos. A la larga, todo esto provoca daños e insuficiencia cardíacos.

Diabetes mellitus

La obesidad puede dar lugar a una diabetes mellitus. Se trata de una diabetes de tipo II provocada por una resistencia a la insulina. El cuerpo produce suficiente insulina, pero esta ya no influye en el metabolismo.

Los perros diabéticos suelen tener un hambre canina y, a la vez, están cansados y apáticos. Esto favorece el aumento de peso. Con una dieta estricta y una bajada de peso, la diabetes mellitus tipo II puede mejorar o incluso desaparecer.

Mayor ingesta de medicamentos anestésicos y mala cicatrización de heridas

El tejido adiposo almacena los anestésicos y, con ello, hace que sea necesaria una mayor cantidad. Al mismo tiempo, la degradación de los medicamentos en el hígado y su expulsión por los riñones se ven perjudicadas. Junto con una función pulmonar frecuentemente dañada y los problemas cardiovasculares, un perro con sobrepeso suele considerarse paciente de riesgo.

La circulación reducida en todo el tejido corporal aumenta el riesgo de infecciones de heridas y trastornos cicatriciales en intervenciones.

Infecciones y otras complicaciones

Un perro con sobrepeso tiene menos defensas y, por eso, es más propenso a las infecciones y otras enfermedades.

Asimismo, el sobrepeso en perros perjudica la fertilidad. El embarazo presenta mayores riesgos y los depósitos de grasa estrechan el canal de parto, lo que dificulta el nacimiento.

Por medio de los depósitos de grasa infiltrantes (que penetran en las capas de tejido) en el hígado, se origina un hígado graso y, por consiguiente, una función hepática limitada. Además, los perros con sobrepeso suelen ser más sensibles al calor, más irritables y menos flexibles.

Consejo: ¿has averiguado que tu perro tiene sobrepeso? Lee acerca de posibles medidas y la comida adecuada contra el sobrepeso en nuestro artículo del magazine: Comida para perros con sobrepeso.

Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
10 min

Castrar a un perro

Para las clínicas veterinarias, la castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro? ¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar? ¿Cuánto cuesta castrar un perro? Aquí encontrarás toda la información, así como las ventajas y los inconvenientes.
10 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?