LaPerm

laPerm

El gato con la permanente: la raza de gatos laPerm es bastante reciente y se originó por casualidad debido a una mutación genética. Se caracteriza sobre todo por la autenticidad de los rizos de su pelaje. Pero no son solo los suaves rizos los que hacen que sea un minino ideal, sino también su carácter cariñoso y su cercanía a las personas.

Aspecto

El gato laPerm recibe su nombre por su distintivo y característico pelaje, suave y rizado, que le da un aspecto despeinado. Los rizos, que se dan en dos variantes, de pelo corto y de pelo largo, pueden ser muy diferentes: desde ligeras ondulaciones a tirabuzones, todo está permitido (aunque se prefieren los rizos marcados). Algunos criadores distinguen entre los tres tipos de pelaje nombrados por Linda Koehl:

  • BC (born curled): los gatitos nacen con el pelaje rizado (se prefiere esta variante que, además, es la más extendida por el mundo).
  • BS (born straight): las crías de gatos nacen con el pelo liso.
  • BB (born bald): los gatitos nacen sin pelo, este crece más adelante.

En cuanto a los colores del laPerm no existen restricciones, esto significa que se permiten todas las tonalidades y patrones, por lo que las posibilidades son infinitas. Sin embargo, los más populares son los laPerm rojos o los laPerm con points (como los siameses), en los que los rizos están especialmente marcados. Dependiendo de la edad y de la estación, el pelaje puede cambiar. Por ejemplo, puede hacerse más denso durante el frío invierno, en el que algunos laPerm desarrollan un collarín alrededor del cuello.

Otras características de estos gatos de tamaño mediano, deportistas, delgados y musculosos son las patas redondas y la cola frondosa. Las orejas también son relativamente grandes y pueden ser peludas como las de un lince. La cabeza cuneiforme tiene unas mejillas pronunciadas y redondas con bigotes ondulados. Los almendrados ojos son expresivos, están ligeramente inclinados y pueden ser de todos los colores. Los gatos de esta raza pesan entre 2,5 - 5 kilos y las hembras suelen pesar menos que los machos.

Origen

Todo empezó en 1982 en la granja de Linda Koehl cerca de The Dalles, en Oregón, Estados Unidos. Una de sus gatas, que vivían y se apareaban libres en su finca, tuvo una camada con seis gatitos. En el parto se dio cuenta de que una de las crías era diferente a sus hermanos, no tenía pelo. Pero su carácter también era distinto. A diferencia de los otros cinco gatitos, que eran muy independientes y se aventuraban por la granja, esta gatita buscaba la cercanía de su humana, a quien seguía a donde quiera que fuese.

Curly, la ancestra de todos los laPerm

Pero la verdadera peculiaridad de la pequeña apareció a la edad de unas ocho semanas. La joven gata inicialmente calva desarrolló, en contraste con su madre y sus hermanos, un pelo muy suave y rizado. Por ello, Koehl le puso el nombre Curly (en inglés, rizado). Como sus hermanos, Curly vivía en la granja de su cuidadora y, como es natural, se apareó con un gato. Resulta que sus crías heredaron el gen mutante responsable de los rizos. Por lo que los cinco gatitos machos de su primera camada nacieron sin pelo y más adelante desarrollaron el mismo manto rizado que su madre.

Koehl, que sabía muy poco sobre genética, empezó a leer sobre la cría y la genética de los gatos. Se llevó a Curly y a sus extraordinarios retoños a su casa y comenzó a observarlos bien y a aparearlos de forma enfocada con gatos domésticos normales.

La obtención de la raza

Atraída por los magníficos rizos y la naturaleza delicada de Curly y su descendencia, Koehl fue aconsejada por un amigo para mostrar los gatos en una exposición. Tenía curiosidad por conocer la opinión de los expertos en gatos y fue la jueza de cría de la CFA (Cat Fanciers Association), Kim Everett, una de las primeras personas a quien Koehl mostró sus gatos de pelaje rizado. Everett estaba entusiasmada con la nueva raza de gato llamada laPerm y animó a Linda Koehl a seguir criando y a esforzarse por conseguir un reconocimiento oficial de la raza.

El nombre laPerm fue creado en referencia a la expresión americana perm, abreviación de permanent wave (en inglés, permanente). Koehl consiguió que, en 2004, su raza fuera reconocida de forma oficial por la TICA (The International Cat Association), la segunda organización de gatos con pedigrí más grande del mundo. Desde 2015 la raza también está oficialmente registrada en la FIFe (Fédération Internationale Féline).

La cría de gatos laPerm actual

Dado que el laPerm es una raza de gato bastante joven, el número de criadores que se dedican a este especial gato rizado es aún reducido. La mayoría de los criadores están en su país de origen, Estados Unidos, pero también hay unos pocos en Gran Bretaña, los Países Bajos, Alemania, Rusia y Francia que trabajan para la divulgación de esta raza.

Dependiendo de la asociación de criadores, está permitido cruzarlos con ciertas razas de gatos orientales para ampliar el patrimonio genético. Puesto que, a diferencia de las demás razas de gatos rex, el gen rizado de los gatos laPerm se hereda de forma dominante, las características ondas del pelaje se conservan a pesar de los cruces con otras razas. Sin embargo, desde 2015 tanto la FIFe como la CFA ya no permiten estos cruces. Pero todavía hay algunos laPerms de pelo liso que al aparearse con un laPerm con pelo rizado tienen crías con pelo normal y con pelo rizado.

Carácter del gato laPerm

El aspecto no es lo único extraño en esta reciente raza de gatos, su carácter también la diferencia en muchos aspectos de otros gatos. Curly, la madre de la raza laPerm ya era muy confiada, algo poco frecuente para un gato de granja. No era para nada salvaje o imprevisible, sino que parecía querer hacerlo todo bien para su cuidadora, Linda Koehl, y disfrutaba de sus mimos y caricias. A pesar de los diferentes cruces con otras razas, el gato laPerm ha conseguido mantener su naturaleza amable y mimosa y su cercanía a las personas.

Lugar favorito: el regazo de su humano

En Inglaterra, a veces a los LaPerm se les llama cariñosamente lappies, que viene de la palabra inglesa lap (regazo), pues este es el lugar favorito de estos especiales gatos. Esto no significa que solo quieren estar en el regazo de su humano. Al igual que las caricias y los mimos, les encanta jugar, escalar y retozar. Sobre todo, los gatos jóvenes tienen mucha energía y son traviesos, lo que puede causar situaciones raras y muy divertidas. Si, además, tiene toda la atención de su persona de referencia, entonces todo está en orden en su vida.

Mejor en sociedad

Lo que no les gusta nada a los gatos de esta raza es estar solos. Estos sociables y afables mininos buscan el contacto con los humanos, por lo que suelen elegir a una persona de referencia en una familia de varios miembros. Los juguetones y amistosos bigotudos suelen llevarse muy bien con los niños, pero también con otras mascotas, como los perros. Los laPerm también aprecian la compañía de sus semejantes, sobre todo, si son tan ágiles y temperamentales como ellos mismos. No obstante, un segundo gato no puede reemplazar la interacción con los humanos.

laPerm

Tener un laPerm

Si quieres tener un laPerm en casa debes ser consciente de su naturaleza afectuosa y su cercanía a las personas. Si te pasas el día trabajando fuera de casa, esta raza no es adecuada para ti. Para tener un gato de la raza laPerm necesitas poder dedicarle varias horas diarias para jugar, cargarlo y darle mimos. El agradable ronroneo del bigotudo rizado cuando se acuesta en tu regazo seguro que te hará sentir feliz y relajado.

Estar cerca de sus humanos es vital

Dado que el laPerm es tan apegado, aunque pueda salir, prefiere quedarse cerca de su entorno habitual, su casa. Es posible tener un laPerm solo como gato de interior. No obstante, es conveniente tener un balcón asegurado con una red para gatos. En general, es un felino bastante modesto y se conforma con un apartamento pequeño en la ciudad. Mucho más importante que las condiciones de vida es el contacto con su persona de referencia, a la cual le gusta tener cerca en todo momento.

Cuidados

Una fantástica oportunidad para dedicarle tiempo a tu gato son los cuidados del pelaje, aunque estos requieran poco tiempo en los gatos laPerm. Al igual que casi todos los gatos, los cuidados los hacen ellos mismos. Solo durante la época de muda es necesario que ayudes a eliminar los pelos muertos con un cepillo suave. ¡El cepillado es algo de lo que disfruta mucho el cariñoso gato laPerm! Como en todos los gatos domésticos, es importante controlar con regularidad los oídos, los ojos y los dientes. De este modo, es posible detectar y tratar la suciedad o las inflamaciones a tiempo.

Salud y vacunas

Los cuidados constantes contribuyen de forma decisiva a la salud de tu laPerm. Estos incluyen las visitas anuales al veterinario y el cumplimiento de las fechas de vacunación. A pesar de que esta raza reciente es muy robusta y no se conocen enfermedades típicas de la raza, al igual que todo gato doméstico, el laPerm puede padecer enfermedades normales como una infección gastrointestinal o una enfermedad de las vías respiratorias altas. Por eso debe estar vacunado contra la gripe felina y la panleucopenia. Si el laPerm tiene acceso al exterior también debe ser vacunado contra la rabia y la leucemia felina.

Alimentación para el gato laPerm

¿Qué nutrientes necesita un laPerm?

Gracias a su salud de hierro, el laPerm no tiene muchos requisitos en cuanto a su alimentación. Para recibir todos los nutrientes importantes para tener una vida felina sana y larga debe alimentarse de comida para gatos de buena calidad. Aquí es importante prestar menos atención al precio que a los ingredientes. Un alimento de alta calidad consiste en un contenido de carne elevado (atención, sin desperdicios de la carne), complementado con varios tipos de verdura y fruta. La proporción de cereal debe ser lo más baja posible. Así mismo es mejor renunciar por completo a los azúcares y a los conservantes y potenciadores del sabor artificiales.

¿Comida húmeda para gatos o alimentos crudos?

La dieta BARF o biológicamente apropiada es cada vez más popular entre los amantes de los perros y los gatos. Sin embargo, este método requiere cierto conocimiento sobre las necesidades nutricionales del bigotudo y el contenido nutricional de los alimentos. Para quienes no dispongan de tal conocimiento y para los que las tablas nutricionales supongan un horror, es mejor que recurran a la comida para gatos enlatada. Muchos de los que tienen gatos los alimentan con una mezcla de pienso y comida húmeda, por lo que obtienen los beneficios de ambos tipos de alimentación. Elige tú mismo qué método es el más adecuado para ti y qué comida le gusta más a tu gato laPerm, ¡eso es lo más sano!

¡Descubre nuestra selección de comida húmeda!

¿Es el laPerm un gato adecuado para mí?

¿Te gustan los perros? A menudo al laPerm se le compara con un can. Al igual que los cuadrúpedos, este minino sigue a su humano a donde quiera que vaya. Intenta todo para recibir atención y cariño de su persona de referencia. No es un espíritu libre, como muchos de sus semejantes, que son independientes y pasan varias horas explorando la naturaleza. El laPerm siempre busca la cercanía de su familia. Ni siquiera un segundo gato, que sin duda alguna enriquecerá la vida de esta raza afable y sociable y cuya compañía le hará muy feliz, puede sustituir la cercanía de los humanos.

Lo más importante antes de adquirir un gato laPerm

La pregunta más importante antes de adquirir un gato de esta raza es: ¿tengo suficiente tiempo para jugar, cuidar y mimar a mi gato? Si pasas mucho tiempo fuera de casa, ya sea por trabajo o por asuntos personales, y tienes que dejar a tu felino mucho tiempo solo en casa, todos los criadores serios te aconsejarán que no compres uno de estos afectuosos bigotudos. No obstante, si tú o tu familia tenéis suficiente tiempo y ganas para dedicarle a un minino, el laPerm será un compañero increíblemente cariñoso y encantador. Con su pelaje rizado no solo es especial por su aspecto, sino también por su naturaleza encantadora y alegre.

Nuestros artículos más útiles
El gato siamés es, junto al persa, una de las razas de gatos más antiguas y conocidas.
A primera vista el azul ruso, un gato de color azul grisáceo se puede confundir con un cartujo o un británico de pelo corto. Pero si te fijas más detenidamente, te darás cuenta de que estas razas son muy distintas entre sí.