Cymric

Cymric

Un gato cymric de cola corta

El cymric proviene originariamente de la isla de Man británica. Está estrechamente emparentado con el gato manx, pero tiene el pelo más largo. Su rasgo más llamativo es la ausencia de cola. Por eso, en algunos países su cría se considera inhumana.

Aspecto: gato sin cola

El cymric tiene el pelo suave, la cabeza redonda y una constitución compacta. Además, cuenta con unos ojos grandes y redondos, y unas orejas muy separadas.

Pesa entre tres y seis kilos, por lo que es una de las razas medianas.

Tiene el pelaje semilargo y denso con abundante subpelo. Las asociaciones de cría reconocen todos los colores y dibujos de pelo, así como todos los colores de ojos.

Dado que tiene las patas traseras más largas que las delanteras, al correr parece un conejo dando brincos. Esta impresión se intensifica por la ausencia de cola.

Formas de la cola

A la mayoría de gatos cymric les falta la cola completamente y algunos la tienen muy corta y pequeña. Esta anomalía es típica de los gatos de la isla de Man. A los parientes del cymric, los gatos manx, también les falta la cola en su mayoría.

Estas son las distintas formas de la cola del cymric:

  • Rumpy: ausencia total de la cola. En su lugar suele encontrarse una pequeña cavidad. Esta variante es la preferida de los criadores.
  • Rumpy-raiser: la cola está compuesta exclusivamente de cartílago o unas pocas vértebras.
  • Stumpy: cola acortada de hasta tres centímetros de largo
  • Stubby: cola corta
  • Longy: aproximadamente la mitad de la longitud de una cola normal. Hay criadores que amputan las colas más largas. Por suerte, esta práctica está prohibida en España.

Carácter: vivaracho y juguetón

Los gatos cymric son buenos cazadores de ratones. Además, son vivarachos, activos y curiosos. El cymric se interesa por todo lo que hace la familia y quiere estar en todas partes con ella. Si tienes un cymric en casa, no necesitarás un perro guardián. Este atento minino reacciona en cuanto ve algo que no le cuadra y empieza a gruñir.

Sin embargo, también tiene un lado tranquilo y manso, y le encantan las siestas en el regazo de su cuidador. Sobre todo, esta raza es muy fiel y apegada a las personas. Además, puede llevarse bien con otros gatos e incluso con perros.

Amante del agua

Como antiguos animales del desierto, a los gatos no suele gustarles el agua. Hay muy pocas razas, como el van turco, a las que les guste el agua. Del cymric también se dice que tiene una predilección inusual por el agua fría.

Tenencia y cuidados

El cymric necesita muchas atenciones. Si quieres adoptar uno, debes invertir mucho tiempo en jugar con él y darle mimos.

Además, son animales muy inteligentes y les encanta aprender trucos. El adiestramiento con clicker y el agility para gatos son actividades estupendas. Con el adiestramiento correcto, estos listos mininos pueden incluso dar paseos con correa.

Cuidado del pelaje: cepillados regulares

El tupido pelo del cymric se tiene que cepillar tres o cuatro veces por semana. El cuidado regular del pelaje previene los enredos.

Además, conviene inspeccionarle las peludas orejas periódicamente y limpiárselas si están sucias. En los pelos puede quedar suciedad enganchada y los ácaros podrían anidar en los pabellones.

Salud y cría: problemas de la ausencia de cola

La falta de cola o la cola corta del cymric se deben a una mutación genética. Esta mutación no solo afecta a la cola, sino a toda la columna vertebral y la médula espinal.

Por ejemplo, hay animales con vértebras deformadas o soldadas. Otros sufren de espina bífida. Las consecuencias habituales son parálisis en las patas traseras y problemas de excreción de heces y orina. Además, los veterinarios han detectado que los gatos sin cola son muy sensibles al dolor en la zona pélvica.

Si se aparean dos gatos cymric sin cola, el 25 por ciento de los gatitos mueren en el útero o poco después de nacer.

Por otra parte, los gatos necesitan la cola para mantener el equilibrio al trepar. Además, es un medio de comunicación importante. Si les falta, su comportamiento natural se ve fuertemente reducido.

En el artículo El lenguaje de los gatos descubrirás qué significan las posiciones de la cola en los gatos.

Asimismo, los gatos de esta raza tienen predisposición a la artritis, una dolorosa inflamación de las articulaciones.

Importante: Visitas regulares al veterinario
Si tienes un cymric, deberás llevarlo al veterinario periódicamente. Los problemas de columna no se deben subestimar y pueden empeorar con el tiempo.

Cría inhumana

En algunos países, como Alemania, la cría del gato cymric y su pariente, el manx, se considera inhumana. Los expertos describen la cría inhumana como la tolerancia o el fomento de características asociadas a dolor, sufrimiento o trastornos conductuales.

Esta cría inhumana de animales está prohibida en Alemania por el artículo 11b de la Ley de Protección de los Animales. Además, la cría de gatos sin cola está muy cuestionada en otros países.

¿Comprar un cymric?

Es muy raro encontrar este gato en España. El precio ronda los 500-700 euros.

Este precio relativamente alto se debe principalmente a las dificultades de la cría. Debido a los daños genéticos, muchas crías no sobreviven. Por eso, las camadas de gato cymric son menos numerosas que las de otras razas.

Por favor: aunque te hayas enamorado de estos preciosos gatos, no le compres uno a un criador. Con la demanda de los compradores se promueve la producción sistemática de gatos con problemas de salud graves.

En lugar de eso, busca uno en una protectora de animales. No es raro que los gatos de raza acaben en las protectoras.

Historia: gato originario de la isla de Man

El cymric está estrechamente emparentado con el gato manx. Ambas razas provienen de la isla de Man, situada en el mar de Irlanda, entre Irlanda y Gran Bretaña.

Los gatos que ahí vivían sufrieron una mutación genética que hizo que perdieran la cola. Debido a la insularidad, este defecto genético se impuso y se desarrolló una población numerosa de gatos sin cola.

Como los gatos vivían en la isla de Man, los llamaron manx. En la década de 1920, las asociaciones de cría los reconoció como raza independiente.

Los gatos manx normalmente tienen el pelo corto y los de pelo largo no se utilizaban para la cría. No fue hasta la década de 1960, cuando nacieron manx pelilargos en Canadá, que se empezó a criarlos sistemáticamente. Esto dio lugar al nacimiento del cymric.

El nombre proviene de la palabra Cymru, que es el nombre de Gales en galés. Sin embargo, la raza no tiene nada que ver con esta parte del Reino Unido. Simplemente quisieron darle un nombre que sonara celta.

Razas sin cola

El manx y el cymric no son las únicas razas sin cola. El bobtail japonés, el bobtail del Mekong, el kurilian bobtail, el pixie bob y el american bobtail tampoco tienen cola.

Conclusión

El cymric destaca por su belleza y su personalidad cariñosa. Es inteligente, juguetón y apegado a las personas.

Sin embargo, su cría es muy problemática y no deberá fomentarse por razones éticas. Es mejor adoptar uno de la protectora de animales o elegir otra raza.

Nuestros artículos más útiles
8 min

Gato siamés

Los ojos azules y el destacado dibujo del pelaje hacen que el gato siamés sea inconfundible. Descubre todo lo que hay que saber de este elegante gato y si realmente es tan parlanchín como dicen.
12 min

Azul ruso

A primera vista el azul ruso, un gato de color azul grisáceo se puede confundir con un cartujo o un británico de pelo corto. Pero si te fijas más detenidamente, te darás cuenta de que estas razas son muy distintas entre sí.
3 min

Maine coon

El maine coon se ha convertido en una de las razas de gatos favoritas del mundo. Esto no es de extrañar, ya que estos felinos destacan por su naturalidad, robustez y su fantástico carácter.