20 Febrero 2019

Gata en celo

Gata en celo

El ciclo de reproducción de un gato se diferencia mucho del de los humanos. Por eso hay muchas fases de la vida de un felino que resultan difíciles de entender. A veces no sabes ni cómo comportarte o qué hacer para ayudar a tu minino. Una de estas etapas es cuando las hembras se preparan para concebir, el llamado celo. Mientras la gata está en celo se pueden observar diferentes comportamientos, es característico el revolcarse por el suelo.

¿Cuándo empieza el celo?

El primer celo se da entre los cuatro y los doce meses de vida. A partir de esa edad tu pequeña felina será sexualmente madura. Una gata entra en celo dos veces al año, en primavera y en otoño. En esta época es cuando ocurre la ovulación, que se da solo de haber monta. Esto significa que la gata está siempre a la espera de ser fecundada.

¿Cómo saber si mi gata está en celo?

Justo antes de entrar en celo, se vuelven bastante cariñosas y mimosas, se revuelcan por suelo y se rozan por toda la casa. También pierden el apetito y solo visitan el comedero de vez en cuando. Cuando entran en celo, este comportamiento se intensifica: la gata eleva su trasero y maúlla con desesperación para atraer la atención del macho. Según la raza o el carácter la gata se hace notar más. Las féminas más tranquilas suelen pasar este proceso de forma menos agresiva, las que son más temperamentales suelen ser muy extrovertidas a la hora de manifestar su deseo sexual. A menudo se produce una secreción hormonal blanquecina y, en algunos animales, la falta de higiene. Dependiendo de la gata, puede ser que esta intente atraer a un macho mediante el marcaje. En caso de que hubiera monta, la ovulación será repentina y dará comienzo a la inconfundible actividad amorosa de los gatos.

 Si el óvulo no llegara a fecundarse, se repetirá el ciclo en tan solo unos nueve días. La pauta que indica que el celo sucede dos veces al año no se puede aplicar en estos casos. La gata puede entrar en un celo continuo. Por ello, nunca se puede saber con exactitud cuánto dura el celo de una gata. Después de parir una gata puede entrar en celo en tan solo una o dos semanas.

¿Cuáles son los riesgos del celo?

Esperar a una posible pareja es muy estresante, tanto física como psicológicamente, ya que la gata se encuentra receptiva y en continua tensión Se olvida de las necesidades básicas, como comer o visitar el arenero. Esto aumenta el riesgo a la formación de tumores en las mininas que no son montadas. Sobre todo, cuando no se fecunda el óvulo y el cuerpo entra en un celo continuo.

Esta época también puede afectar a los nervios del humano debido al extraño comportamiento de la pequeña felina, unido a la presión del posible aumento de la familia. ¡Una pareja de gatos puede procrear hasta ochenta millones de descendientes! Es imposible que toda esta multitud encuentre un hogar apto con personas afectuosas y exquisita comida.

Esterilizar una gata

Si no quieres que tu gata tenga crías es importante que la esterilices a tiempo. El procedimiento es fácil y rápido y tu veterinario puede realizar la operación en, más o menos, una hora. La esterilización no solo evita la reproducción, sino también, el celo, por lo tanto le ahorras mucho estrés a tu gatita. La reproducción es una inclinación natural y, cuando se trata de procrear, una gata puede tener varias camadas al año. Tu minina no tiene una conexión emocional con la posibilidad de tener crías y no echará en falta el celo.

Sin embargo, si no quieres esterilizar a tu gata, puedes recurrir a otros métodos anticonceptivos. Gran parte de estos métodos funcionan a nivel hormonal y no todos evitan el celo.

Artículos más leídos

Alergia en perros

Cuando un perro se rasca repetidamente, lo primero que le viene a uno a la cabeza son los parásitos. Sin embargo, existen otras causas que producen estos picores como, por ejemplo, las alergias. Y es que los canes también sufren reacciones de hipersensibilidad y el número de enfermedades alérgicas va en aumento.

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada.

Dejar al cachorro solo en casa

A los canes, como animales sociales que son, les encanta estar acompañados de su manada. Sin embargo, los perros adultos deberían ser capaces de pasar algunas horas en solitario. Dejar al cachorro solo en casa se tendría que entrenar durante la primera etapa de vida, ya que a un perro adulto le resultará muy difícil poder acostumbrarse si no tiene experiencia previa.