Un gato nuevo en casa

Un gato nuevo en casa

La socialización de los gatos

¿Has decidido que vas a acoger a un segundo gato en casa? Para ello se requiere paciencia, ya que lo primero es que los gatos se familiaricen entre ellos. Tener un gato nuevo en casa y en la familia siempre resulta emocionante tanto para ti como para el recién llegado. Por lo general, el proceso de integración tiene una duración de alrededor de dos meses. Las posibles dificultades que surjan al principio generalmente se resuelven tras el periodo de adaptación. Se considera normal que el gato bufe y gruña un poco en esta fase. Los comportamientos agresivos más complicados no deberían ir más allá de alrededor de la tercera semana. Aunque en principio los gatos son sociables, al igual que los humanos, no les agradan todos sus semejantes. Para asegurarte de que la relación sea agradable desde el principio solo necesitas tomar en consideración algunos consejos que te explicamos a continuación.

Pasos para que la convivencia sea todo un éxito

Puedes frotar de forma suave a ambos gatos con una toalla alternativamente, sobre todo en las sienes y el mentón donde se encuentran las glándulas odoríferas. De esta manera el gato recién llegado se acostumbrará al gato que vive en casa. Se trata también de una manera agradable de acostumbrar al gato al aroma de la nueva casa.

El recién llegado puede superar fácilmente la nostalgia de su antiguo hogar si en la nueva casa duerme sobre su cama habitual. Esta cama también puede ser útil para acostumbrar al felino que ya vive en la casa al olor de su nuevo compañero. Asimismo, los rascadores del minino que ya convive con la familia pueden servir para familiarizar al nuevo miembro al olor de su compañero felino. Es importante tener en cuenta que cada felino precisa su propio comedero y arenero.

Como es lógico, ambos gatos deberían estar castrados. De lo contrario, tras su madurez sexual, los machos podrían volverse muy insistentes con las hembras. Esto puede producir disputas y problemas importantes. Y, por supuesto, también crías. Como los gatos machos en ocasiones no son especialmente cariñosos con los gatitos, la madre tendría que defenderlos, lo que le ocasionaría un gran estrés.

Si llega un nuevo gatito a tu hogar procedente de otra casa, es normal que sufra un poco de estrés en este nuevo entorno y muestre algún síntoma como la diarrea. Para minimizar este posible estrés, puedes emplear sprays y difusores de feromonas artificiales como los de Feliway y Feliscratch y rociar los rascadores y sus camas o cojines con ellos. Es crucial que recuerdes que nunca debes hacerlo sobre tu felino. Otra forma efectiva para apoyar la socialización de los gatos son las flores de Bach desarrolladas en especial para los animales. Puedes emplearlas antes de que ambos gatos se encuentren o durante la fase de adaptación.

Consejos para la adaptación

  • Se ha comprobado que tanto para los dueños como para los gatos es positivo adoptar a varios gatitos de una camada. Si se adoptan gatos de la protectora para ofrecerles un nuevo hogar se debe tener en cuenta que ya exista una buena harmonía entre ellos.
  • Si ya habías tenido dos o más gatos y sufres la pérdida de uno de ellos, el carácter del nuevo felino debería asemejarse al del anterior. De esta manera ambos gatos se harán amigos rápidamente.
  • Si tu felino siempre ha sido «gato único» deberías tener en consideración que el carácter del nuevo gato deberá coincidir en su mayor parte con el de este. Por ejemplo, la mayoría de las veces un gato persa calmado y un gato siamés más activo no se llevarán bien. Asimismo, con los gatos comunes europeos y otras razas también se debería valorar si ambos caracteres son compatibles antes de juntarlos. No obstante, en un marco de tolerancia, las diferencias de carácter pueden ser enriquecedoras.
  • Un nuevo minino debería permanecer aproximadamente cuatro semanas en casa tras su llegada y después ir explorando poco a poco el resto del territorio. Una vez terminado este periodo de tiempo puedes sacar al gato por el jardín. Al principio lo ideal sería que lo llevases con un arnés para gatos.

La llegada de un segundo gato puede ser una experiencia de lo más interesante y divertida, además con ella te darás cuenta de que a menudo nuestros mininos son el reflejo de nuestra conducta. Si tienes en cuenta todos nuestros consejos y consigues que en casa reine la paciencia y el amor, un nuevo gato traerá mucha más alegría al hogar.

Descubre la sección de gatitos de nuestra tienda para mascotas online y encuentra información adicional en nuestra magazine sobre los cuidados de un gatito para favorecer que la adaptación sea todo un éxito.

Nuestros artículos más útiles
6 min

¿Es una buena idea dormir con el gato?

Entre los amantes de los gatos, es habitual dejar que nuestros mininos duerman en la cama. Sin embargo, existen opiniones contradictorias acerca de que los gatos compartan el lecho con las personas. En este artículo queremos exponerte los pros y los contras de dormir con el gato para que reflexiones con qué punto de vista simpatizas más y elijas el modo de actuar con tu pequeño tigre.
5 min

Tipos de arena para gatos

Lo primordial para que tu minino se sienta cómodo y decida usar su arenero es la arena para gatos. A continuación, descubrirás los diferentes tipos de arena para gatos y sus ventajas e inconvenientes.
5 min

¿Mi gato es feliz?

Cuando queremos a alguien deseamos que sea feliz y hacemos lo que está en nuestras manos para alimentar la felicidad de esa persona. Lo mismo sucede con nuestros fieles bigotudos, con los que compartimos el día a día. Al fin y al cabo, ellos también nos hacen felices a nosotros. Puedes estar seguro de lo siguiente: si le proporcionas a tu adorado minino una vida adecuada, conforme a su naturaleza y necesidades, estás haciendo un gato feliz. Esto incluye entretenimiento adecuado con juguetes idóneos, correspondientes a la inteligencia de la respectiva raza o naturaleza del gato en sí. Asimismo, una alimentación de buena calidad es muy importante Para tener un gato feliz también se necesita un rascador para que afile sus uñas y pueda marcar su territorio, así como uno o varios lugares para retirarse como una cueva para gatos. También las salidas diarias aportan bienestar al animal, según la raza o la naturaleza, el felino necesita de más o de menos salidas. ¡Y algo que da un extra de felicidad a la mayoría de los mininos son los mimos! Si le das todo esto a tu bigotudo estás bien encaminado para que este esté muy bien. Para tener más claridad sobre si tu felino es feliz le hemos preguntado a varios susurradores de gatos cualificados sobre cuáles son los signos de felicidad de nuestros gatitos. Las respuestas son las siguientes: