Gato alemán de pelo largo

Gato alemán de pelo largo

Un gato alemán de pelo largo de excursión

El gato alemán de pelo largo es una raza muy poco común. En realidad, esto está injustificado, ya que estos preciosos gatos son muy apegados a las personas y fáciles de cuidar. Como su nombre ya indica, es una raza originaria de Alemania. Los rasgos típicos son un pelaje largo y brillante, y una constitución armoniosa.

Aspecto: pelo tupido y cuerpo musculoso

Con su pelaje tupido y su constitución musculosa, el gato alemán de pelo largo se parece mucho al siberiano a primera vista. Sin embargo, está más estrechamente emparentado con el persa.

El gato alemán de pelo largo es una raza mediana. Las hembras pesan entre 3,5 y 5 kg, y los machos, entre 4 y 6.

Pelaje

El pelo típico de esta raza es de mediano a largo, con un brillo sedoso. El subpelo es muy denso, sobre todo en invierno. Muchos de estos gatos tienen una raya en el lomo.

Al igual que el siberiano o el maine coon, también presenta una gorguera compuesta por pelo largo. Tiene la cola muy peluda y pelo entre los pulpejos de las patas. También tiene el pelo muy largo en las patas traseras (como un pantalón bombacho).

El pelo de esta raza puede tener todos los colores y dibujos típicos de los gatos. Además, los ojos también pueden ser de cualquier color.

Proporciones equilibradas

El gato alemán de pelo largo tiene un aspecto muy armonioso, con proporciones equilibradas y elegantes. Esta raza no tiene extremos y, por eso, en Alemania también se la conoce como gato granjero de pelo largo.

Los criadores describen su cuerpo como largo y rectangular, con patas medianas musculosas. El tórax y el cuello son fuertes y están bien desarrollados. La cola también es de longitud media y las patas, grandes y redondas.

La cabeza también tiene forma redondeada. Es algo más largo que ancho y tiene la zona del morro ancha y chata. Mirándolo de lado, se ve un perfil suavemente curvado con un puente nasal ligeramente arqueado.

Las orejas medianas están muy separadas. Son anchas en la base y acaban en una punta redondeada.

Los ojos, grandes y ovalados, también están relativamente separados y ligeramente inclinados. Todo esto hace que el gato alemán de pelo largo tenga un semblante simpático y abierto.

envio gratis 1

Carácter: sereno y cordial

Las proporciones equilibradas de este gato se corresponden con el carácter sereno de la raza. Son animales apegados a las personas, cariñosos y sencillos.

No obstante, no son para nada perezosos ni aburridos. En general, y a pesar de su noble origen, se comportan como un gato normal y corriente.

Tenencia y cuidados: ideal como gato de interior

Gracias a su carácter sereno, este gato se puede tener perfectamente en casa. Lo ideal es tener un balcón protegido en el que pueda respirar aire fresco. Si tienes un jardín, también puede salir a hacer sus excursiones.

También se lleva muy bien con los niños y le encanta jugar con ellos y que lo acaricien. Si lo acostumbras a la presencia de perros, estos tampoco suelen ser un problema para él.

Cuidados del pelaje poco exigentes

Aunque el pelaje de este gato es largo y tupido, no tiende a enredarse. Por eso, estos mininos no suelen necesitar ayuda con el cuidado del pelo. Durante la época de muda en primavera hay que cepillárselo dos o tres veces por semana.

Por lo demás, la tenencia de un gato alemán de pelo largo no es nada complicada. Como cualquier otro gato, le gusta acurrucarse y jugar con su cuidador.

En la tienda online de zooplus encontrarás juguetes para gatos.

Salud de hierro

Los criadores siempre se han asegurado de que los padres estuvieran sanos y de que la variedad genética fuera alta. Por eso, la raza es muy robusta y tiene una salud de hierro. Hasta hoy no se conocen enfermedades típicas de la raza.

Obviamente, el gato alemán de pelo largo puede contraer enfermedades felinas normales o una infestación de parásitos. Ponle las vacunas necesarias y llévalo una vez al año al veterinario para que le haga un chequeo.

Cría y compra: ¿dónde puedo comprar un gato alemán de pelo largo?

¿Te has enamorado de esta preciosa y sencilla raza y quieres adoptar uno de estos gatos? En ese caso, deberás buscar a un criador que se dedique a esta raza. En España apenas hay criadores, por lo que probablemente deberás contactar con uno en Alemania.

Busca por el nombre de la raza entre comillas («gato alemán de pelo largo» o «Deutsch Langhaar Katze») en internet. No te olvides de indicar la palabra gato (o Katze) porque hay una raza de perro que se llama igual.

¿Cuánto cuesta?

Un gato alemán de pelo largo cuesta entre 900 y 1000 euros.

Antes de comprarlo, hazte una idea exhaustiva de la cría (cattery). Comprueba si el entorno de los gatitos, la madre y el padre es adecuado a la especie. Un criador serio no tiene nada que ocultar.

Asegúrate de recibir toda la documentación y de que el gatito tenga al menos 12 semanas cuando te lo entregue. Los gatitos se entregan vacunados, desparasitados y con chip.

También se venden gatos de raza por internet en varios portales de anuncios. Por desgracia, estos animales suelen tenerse y producirse en condiciones dudosas. Por eso, los animalistas desaconsejan comprar gatos por internet.

Con un poco de suerte, puede que encuentres uno en una protectora de animales. No es raro que los gatos de raza acaben en las protectoras. Normalmente, estos centros cobran una pequeña tasa por la adopción de los animales.

Historia de la raza

Solo hay dos razas de gatos originarias de Alemania: el german rex y el gato alemán de pelo largo.

Antiguamente, la cría de este último era principalmente una afición de los ricos en toda Europa. En aquella época, los gatos de pelo largo eran muy caros.

Hacia finales del siglo XIX, todos los gatos de pelo largo aún tenían una forma de la cabeza y el cuerpo similar a la de los gatos domésticos convencionales. A grandes rasgos, solo se diferenciaban de ellos por el pelo largo. Entonces llegaron los persas, con su cara plana, y el gato de pelo largo original amenazaba con desaparecer en Europa.

En la década de 1930, el zoólogo Friedrich Schwangart quiso resucitar el antiguo arquetipo de pelo largo. Para distinguirlo del persa, el experto propuso el nombre gato de pelo largo alemán (Deutsch Langhaar). No obstante, la Segunda Guerra Mundial paralizó la cría.

Esta no se reanudaría hasta principios de la década de 2000. En 2012, la asociación de criadores World Cat Federation (WCF) reconoció oficialmente al gato alemán de pelo largo.

¿Lo sabías? Antiguamente, en Alemania se llamaba a todos los gatos de pelo largo gatos de Angora. Esta denominación también se utilizaba para los persas y se mantiene hasta la actualidad, aunque el angora turco es una raza propia.

Conclusión

Se podría considerar al gato de pelo largo alemán como la versión de pelo largo del gato común europeo. Con su pelo sedoso, es rematadamente bonito, pero fácil de cuidar a la vez. Su carácter simpático hace que enamore a cualquier amante de los gatos.

Nuestros artículos más útiles
8 min

Gato siamés

El gato siamés es, junto al persa, una de las razas de gatos más antiguas y conocidas. Su origen se encuentra en el sudeste asiático, concretamente en Siam, que hoy en día pertenece a Tailandia. Allí, el siamés era venerado como gato de templo. Hacia finales del siglo XIX, los primeros ejemplares llegaron a Inglaterra, donde se comenzó la cría de esta raza. En 1892 ya se estableció el primer estándar para los gatos siameses, pero la raza solo fue reconocida en 1949 por la Federación Internacional Felina (FIFe).
12 min

Azul ruso

A primera vista el azul ruso, un gato de color azul grisáceo se puede confundir con un cartujo o un británico de pelo corto. Pero si te fijas más detenidamente, te darás cuenta de que estas razas son muy distintas entre sí.
3 min

Maine coon

El maine coon se ha convertido en una de las razas de gatos favoritas del mundo. Esto no es de extrañar, ya que estos felinos destacan por su naturalidad, robustez y su fantástico carácter.