Las 10 razas de gatos más caras

razas de gatos más caras

Muchos amantes de los animales están dispuestos a rascarse el bolsillo para hacerse con un llamativo gato de raza. Entre estos se incluyen los felinos exóticos que recuerdan a los gatos salvajes. Algunas razas muy poco frecuentes como los híbridos suelen ser muy caras. Aquí te contamos cuáles son las 10 razas de gatos más caras.

Caras y escasas: razas de gatos exclusivas

Todo amante de los gatos adora a su propio minino y este es muy valioso para él. No obstante, cuanto más rara sea la raza, mayor será el precio de este bigotudo especial de un criador responsable. A continuación, te presentamos las 10 razas de gatos más caras.

1. Savannah

Con un largo de hasta 1,20 metros, el savannah es el gato de raza más grande reconocido. Es un gato híbrido resultado del cruce de un serval africano salvaje con un gato doméstico. Debido a su tamaño imponente y al llamativo pelaje, el savannah parece un pequeño guepardo doméstico. Sin embargo, las primeras generaciones del cruce traen consigo una gran cantidad del comportamiento original de los gatos salvajes. Por lo tanto, en muchos países se requiere de un permiso oficial especial para la tenencia de animales salvajes.

Los descendientes directos de la primera generación de un serval y un gato doméstico son muy caros. Pero incluso un savannah de la tercera o la cuarta generación de un criador responsable puede costar varios miles de euros. Esta belleza salvaje no se siente cómoda en un piso en la ciudad. Lo mejor es un jardín seguro en el cual pueda desfogarse.

2. Bengala

En los años 60 se cruzó por primera vez a un gato leopardo asiático con uno doméstico. Para conseguir el tipo bengala actual con su característico aspecto salvaje, a lo largo de las décadas se unieron al patrimonio genético el mau egipcio, el american shorthair y el gato oriental.

En la actualidad, los gatos bengala son una raza independiente. Necesitan mucho entretenimiento y son algo más salvajes que otros mininos. No obstante, la mayoría de los felinos de esta raza disfrutan de los ratos de mimos con su cuidador. El extraordinario pelaje con aspecto de gran depredador entusiasma incluso a los inexpertos. Esta exclusividad tiene su precio: los gatos bengala cuestan de 1000 euros en adelante.

razas de gatos más caras

3. Safari

Si eres de los que no tenían ni idea de la existencia de esta raza, no estás solo. El gato safari es un felino extremadamente raro y, por lo tanto, caro. Los amantes de los mininos exóticos pueden adquirir esta belleza por unos 4000 euros. Se dice que en el mundo existen menos de 100 gatos safari.

Esta raza también es un gato híbrido. Los investigadores emparejaron un gato montés sudamericano (o gato de Geoffrey) con un gato doméstico común. Su aspecto no es lo único extraordinario, también lo es su genética. El gato montés sudamericano tiene un par de cromosomas más que el gato doméstico. Esto dificulta la cría. Si estás interesado debes informarte bien sobre la tenencia de gatos híbridos y el origen del animal en cuestión.

4. Caracat

El caracat es un gato híbrido resultado del cruce de un caracal y un gato doméstico. El primer caracat surgió por casualidad en un zoológico de Moscú, donde en 1998 un gato salvaje se apareó con un gato caracal. Diez años más tarde, unos criadores americanos intentaron una cría enfocada del caracat y cruzaron un caracal con un abisinio. En Alemania se intentó cruzar con un maine coon. Todos estos esfuerzos de crianza dirigida no tuvieron éxito.

Los caracat cuestan varios miles de euros. Aunque pertenece a las razas de gatos más caras, hoy en día apenas se pueden conseguir de fuentes serias.

5. Gato esfinge

Los amantes de gatos que casi no tienen pelo como el gato esfinge canadiense o el don sphynx de Rusia pagan bastante dinero por su minino. Los gatos sin pelo se consideran especiales y por ello pertenecen a las razas de gatos más caras.

El precio de ambas razas sphynx de un criador serio suele ser de mínimo 800 euros y es un poco más elevado que el de la mayoría de las otras razas. Muchos criadores solo entregan a sus crías en manos de cuidadores responsables a partir de 1000 euros (y los animales para la cría son aún más caros).

Atención: si te decides por un gato esfinge debes asegurarte de que tiene bigotes. En Alemania, por ejemplo, el Tribunal Administrativo de Berlín decidió que la cría de gatos sin vibrisas se considera maltrato.

6. Peterbald

El peterbald de Rusia tampoco tiene pelaje. Se trata de un descendiente del don sphynx, también ruso, cruzado con razas de gatos orientales. El peterbald tiene un hocico largo y unas orejas grandes y separadas. Además de la variedad sin pelo, el peterbald también se puede conseguir con un pelaje aterciopelado o ligeramente rizado.

Los precios son algo más elevados que los de las razas esfinge. Dado que solo existen muy pocos criadores fuera de Rusia, resulta muy difícil conseguir un gato de esta raza en Europa.

razas de gatos más caras

7. Gato ceilán

No es un gato sin pelo ni un híbrido: el ceilán es una belleza natural. Esta raza de gatos proviene de la isla de Sri Lanka, anteriormente llamada Ceilán. Gracias a amantes de los gatos, esta raza llegó a Italia en los años 60 y desde allí se expandió al resto de Europa. Hoy en día es muy popular en Italia mientras que en los demás países es posible ver algún que otro ejemplar. Por eso, es raro conseguir un gato ceilán de pura raza en Europa.

El color de base agouti con rayas en las patas, la cola y la cara es característico. Ahí, en la frente, el ceilán tiene una marca clara en forma de M. Es posible conseguir un gatito de una cría seria a partir de los 1000 euros.

8. Sokoke

El sokoke es un verdadero gato exótico, pues proviene del bosque de Arabuko Sokoke en el África Oriental. Desde allí, en los años 80, llegó una camada a Dinamarca y unos criadores adoptaron a la bonita raza. En 1993 fue reconocida por la FIFé (Fédération Internationale Féline).

Actualmente, la mayoría de los gatos sokoke se encuentran en Dinamarca. La denominación inglesa es african shorthair (gato africano de pelo corto). Si quieres tener un sokoke de un criador responsable debes contar con un precio de compra de al menos 1500 euros.

9. Gato balinés

A diferencia de lo que su nombre indica, el gato balinés no proviene de Bali. Se trata de una variante de pelaje medio largo del gato siamés, que se comenzó a criar en los años 20. Dado que la raza de gatos balineses, reconocida como raza independiente, es poco frecuente, el precio medio es más caro que el de las razas más comunes. Los precios empiezan alrededor de los 900 euros por gatito.

razas de gatos más caras

10. Korat

El korat es originario de Tailandia, pero, en las últimas décadas, ha ganado popularidad en todo el mundo. En Tailandia se le denomina maeo dok-lao, lo que significa gato del color de las nubes antes de un chubasco, lo que describe el color de su elegante pelaje gris.

En su región de origen se le consideraba como un amuleto que no se debía vender, sino regalar. Los korat de raza pura son bastante escasos en Europa y cuestan más de 800 euros. Los criadores de gatos serios se encargan de que los animales reproductores sean examinados para detectar la enfermedad hereditaria de la gangliosidosis, que es frecuente en los korat.

¿Son estas las 10 razas de gatos más caras?

El precio promedio de una raza de gatos y el de los mininos individuales puede variar bastante. Es posible que te compres un sagrado de Birmania que es más caro que un gato balinés. También otros híbridos como el viverral o el kanaani pueden ser más caros que los bigotudos mencionados en este artículo. Sin embargo, apenas se pueden conseguir.

Las variedades de gatos orientales como el havana también pueden tener precios elevados, pero no son una raza independiente. Muchas razas de gatos raros están en rangos de precios similares. Por ejemplo, el singapura, el gato más pequeño del mundo, también está disponible a partir de 1000 euros.

Los gatos caros atraen a los estafadores

Cuanto más rara y exclusiva sea la raza de gatos, más estafadores habrá que se sentirán atraídos por ella. Así hay varios savannah de fuentes dudosas que resultan ser una mezcla de gatos orientales. Esto no hace que sean menos encantadores, pero los cuidadores se suelen sentir engañados.

Por lo tanto, también con razas de gatos raras debes acudir a un criador serio. Si te ofrecen un peterbald de Rusia con un pedigrí dudoso, ¡pide ayuda a un experto! Los clubes de gatos con pedigrí te ayudan a encontrar criadores serios.

Consejo: échales también un vistazo a las protectoras de animales. Aquí siempre hay gatos de aspecto exótico en busca de un nuevo hogar. ¿Te gustaría involucrarte en la protección de animales? Descubre en nuestro artículo las diferentes formas de ayudar en una protectora de gatos.

Nuestros artículos más útiles
6 min

¿Es una buena idea dormir con el gato?

Entre los amantes de los gatos, es habitual dejar que nuestros mininos duerman en la cama. Sin embargo, existen opiniones contradictorias acerca de que los gatos compartan el lecho con las personas. En este artículo queremos exponerte los pros y los contras de dormir con el gato para que reflexiones con qué punto de vista simpatizas más y elijas el modo de actuar con tu pequeño tigre.
7 min

Adoptar un gato: 10 cosas que debes saber

Sin ninguna duda, ¡los gatitos son adorables! Tanto que muchas personas adquieren uno sin informarse bien de antemano sobre lo que supone tener un gato. Pero un lindo gatito se convierte en un gato con necesidades que te acompañará durante los próximos 15 a 20 años. La llegada de un gatito o de un gato adulto debe considerarse bien. Te contamos las 10 cosas que debes saber antes de adoptar un gato.