Gatos de exterior: cosas a tener en cuenta

Gatos de exterior

Un gato de exterior joven explorando el jardín

Cazar mariposas, capturar ratones y dar largos paseos: en comparación con los gatos de interior, los gatos de exterior tienen una vida muy variada. Sin embargo, en el mundo exterior acechan muchos peligros. Te explicamos con qué tienes que ir con cuidado si dejas salir a tu gato.

Salidas al exterior: ubicación del domicilio y entorno

La decisión sobre si el gato será de interior o de exterior depende principalmente de la ubicación del domicilio. En el tercer piso de un edificio de viviendas en la ciudad es casi imposible tener un gato de exterior.

Lo ideal es una casa con jardín, pero un bajo con acceso a una terraza también es apto. También es importante el entorno de la vivienda. ¿Se encuentra en un barrio tranquilo a las afueras o cerca de una carretera muy transitada?

Recuerda también que el territorio de un gato es bastante grande y que este puede llegar a lugares peligrosos fácilmente.

El territorio del gato

El territorio de un gato se divide en la zona central y la zona de patrulla. En la zona central, el gato se siente en casa y es donde están los comederos y las camas.

La zona de patrulla es donde el minino hace sus excursiones y va a cazar. Aquí puede recorrer distancias de un kilómetro o más. Debes tener esto en cuenta cuando le permitas salir.

También cabe mencionar que los machos suelen tener una zona de patrulla más grande que las gatas. Además, las zonas de patrulla de varios gatos se pueden solapar.

¿Qué gatos son aptos como gatos de exterior?

Básicamente, cualquier gato que esté suficientemente en forma puede salir fuera. Trepar, cazar y correr son actividades cotidianas para los gatos de exterior. Deben poder salir pitando antes de que llegue el coche, huir del perro del vecino y librar batallas territoriales con el gato de al lado.

Si tu gato tiene una discapacidad, reflexiona muy bien antes de dejarlo salir. Un gato ciego o sordo no está tan bien preparado para los peligros del mundo exterior. También es mejor que el gato se quede en casa si está enfermo o herido.

¿Qué razas son aptas como gatos de exterior?

La tenencia en el interior o en el exterior también es una cuestión de raza. Los amantes de la naturaleza, como el bosque de Noruega o el maine coon, están en su salsa al aire libre. También las razas más activas, como el bengala, disfrutan retozando en el exterior.

En cambio, los british shorthair y los persas son razas más tranquilas que se contentan con una tenencia exclusivamente de interior. Al no tener pelo, el gato esfinge también es uno de los típicos gatos de interior, ya que es muy sensible al frío.

El problema añadido de los gatos de razas muy caras es que a veces los roban. Por eso, es mejor que se queden en casa.

En cambio, un gato común de una granja o un gato callejero de la protectora necesitan libertad. Por lo tanto, no es conveniente que vivan exclusivamente en el interior.

Gatos de exterior
Un gato que ha sido de exterior no debe convertirse en gato de interior.

¿Acostumbrar a un gato de exterior a la tenencia interior?

Un gato que ha saboreado la libertad siempre querrá salir. Si tienes un gato de exterior permanentemente en casa, seguramente será muy infeliz.

Esto debes tenerlo en cuenta, por ejemplo, si tienes previsto mudarte de una casa con jardín a un piso.

Prevención sanitaria para gatos de exterior

En la calle o en el jardín, es inevitable que los gatos de exterior se encuentren con otros gatos. Al entrar en contacto con ellos, pueden contagiarse de varias enfermedades. Antes de dejar salir a tu gato, es muy importante que hables con el veterinario sobre las vacunas obligatorias.

Vacunas recomendadas para gatos de exterior

Si tu gato padece una enfermedad contagiosa, como la inmunodeficiencia felina (VIF), no deberías dejarlo salir fuera. De hacerlo, existe el peligro de que contagie a otros gatos.

Lombrices y garrapatas

Los gatos de exterior se ven infestados con frecuencia por lombrices o garrapatas. Desparasita a tu gato periódicamente e inspecciónale el pelaje a diario para detectar garrapatas.

En la tienda online de zooplus encontrarás productos antigarrapatas y pinzas quitagarrapatas para acabar con estos molestos bichos.

Castración obligatoria

Por muy monos que sean los gatitos, hazte esta pregunta: ¿realmente puedes encontrarles un buen hogar a todas las crías de tu gata si no está castrada? Matemáticamente, una pareja de gatos puede tener una descendencia de hasta ochenta millones de gatos en diez años.

A parte de esto, la búsqueda de pareja y el apareamiento expone a los gatos a peligros innecesarios.

Los cuidadores responsables castran tanto a sus gatas como a sus gatos. Una castración es una pequeña intervención que os protege a ti y al gato de camadas indeseadas. Además, en la mayoría de casos es totalmente segura y sencilla.

Identifica a tu gato

Debes ponerle el chip a tu gato por si se pierde. El procedimiento consiste en implantar un microchip o transpondedor diminuto en el lado izquierdo del cuello con una jeringuilla. Tiene un número unívoco de 15 dígitos que se puede leer con un aparato especial.

No son recomendables los tatuajes como método de identificación, ya que se pueden borrar con el tiempo y devenir ilegibles.

Además, si no registras a tu gato, el chip no sirve para nada. Puedes hacerlo en una organización, como AIAC en Cataluña o REIAC a nivel estatal. Estas entidades te ayudarán a buscar a tu gato si lo pierdes.

Cómo acostumbrar al gato al exterior

Después de una mudanza o de la llegada de un gato, espera al menos cuatro semanas antes de dejarlo salir. Primero debe interiorizar cuál es su hogar actual.

Una vez transcurrido este tiempo, sal primero con él al jardín. Deja la puerta abierta para que pueda entrar en casa cuando haya tenido suficiente.

Consejo: por la mañana, ponle un poquito menos de comida en el comedero que de costumbre. Un gato hambriento tendrá más ganas de volver por la noche.

Llámalo todas las noches a la misma hora y dale de comer en cuanto venga. De esta manera, aprenderá a volver a casa puntualmente para cenar.

¿Dentro o fuera?

¿Te suena? A veces, los gatos no se deciden sobre si quieren estar dentro o fuera. Al final, las personas nos acabamos hartando de abrir y cerrar la puerta una y otra vez.

En este caso, se puede instalar una gatera en la puerta de casa. Esto permite que el gato puede entrar y salir sin tu ayuda.

En la tienda online de zooplus encontrarás una gran selección de gateras para que tu gato entre y salga cuando quiera.

La alimentación de los gatos de exterior

Los gatos de exterior tienen una mayor demanda calórica que los gatos de interior. Además, están más expuestos a los patógenos. Por lo tanto, su alimentación debe estar adaptada a este modo de tenencia.

A veces, al gato le gusta más la comida que se encuentra por ahí que la de casa. Hay gatos que saquean el comedero del gato del vecino o reciben golosinas de gente del vecindario. Por eso, a veces nos cuesta saber qué ha comido y dónde.

Esto supone un problema cuando el gato come comida especial. En este caso, es conveniente hablar con los vecinos directamente sobre la posibilidad de que lo alimenten.

Un ratón muerto como regalo

No te enfades si tu gato te trae de vez en cuando un ratón muerto (o medio muerto). De hecho, deberías elogiarlo por el maravilloso regalo y limpiarlo después sin que se dé cuenta.

Los gatos nos consideran cazadores pobres e incompetentes a los que hay que llevar una presa de vez en cuando.

Gatos de exterior
Un gato de exterior con su presa

Gatos de exterior: pros y contras

Tener un gato de exterior es la forma de tenencia natural de los gatos. En efecto, que el gato pueda disfrutar de su libertad tiene muchas ventajas:

  • Puede cazar ratones y, así, satisfacer su instinto de caza.
  • Hace mucho ejercicio al aire libre.
  • Disfruta de actividades variadas.
  • Puede encontrarse con otros gatos, si quiere.

Sin embargo, esta libertad tiene un precio. Los gatos de exterior viven una vida peligrosa y suelen morir antes que los de interior. Estos son algunos de los peligros que acechan a un gato en el exterior:

  • Puede atropellarlo un coche.
  • Si vives en el bosque, puede dispararle un cazador.
  • Puede caer en manos de torturadores de animales.
  • Puede desaparecer sin dejar rastro y no volver a aparecer nunca.

Pese a los riesgos, la tenencia exterior es probablemente la más acorde a la especie en comparación con la interior.

Punto intermedio: salidas controladas

Un punto intermedio entre libertad y seguridad son las salidas controladas. Esto se refiere a un jardín vallado de manera que el gato no pueda escaparse y llegar a la carretera.

Otra opción es construir un recinto exterior en el jardín o acostumbrar al gato a pasear con correa.

Nuestros artículos más útiles
6 min

¿Mi gato es feliz?

Cuando queremos a alguien deseamos que sea feliz y hacemos lo que está en nuestras manos para alimentar la felicidad de esa persona. Lo mismo sucede con nuestros fieles bigotudos, con los que compartimos el día a día. Al fin y al cabo, ellos también nos hacen felices a nosotros. Puedes estar seguro de lo siguiente: si le proporcionas a tu adorado minino una vida adecuada, conforme a su naturaleza y necesidades, estás haciendo un gato feliz. Esto incluye entretenimiento adecuado con juguetes idóneos, correspondientes a la inteligencia de la respectiva raza o naturaleza del gato en sí. Asimismo, una alimentación de buena calidad es muy importante Para tener un gato feliz también se necesita un rascador para que afile sus uñas y pueda marcar su territorio, así como uno o varios lugares para retirarse como una cueva para gatos. También las salidas diarias aportan bienestar al animal, según la raza o la naturaleza, el felino necesita de más o de menos salidas. ¡Y algo que da un extra de felicidad a la mayoría de los mininos son los mimos! Si le das todo esto a tu bigotudo estás bien encaminado para que este esté muy bien. Para tener más claridad sobre si tu felino es feliz le hemos preguntado a varios susurradores de gatos cualificados sobre cuáles son los signos de felicidad de nuestros gatitos. Las respuestas son las siguientes:
6 min

¿Es una buena idea dormir con el gato?

Entre los amantes de los gatos, es habitual dejar que nuestros mininos duerman en la cama. Sin embargo, existen opiniones contradictorias acerca de que los gatos compartan el lecho con las personas. En este artículo queremos exponerte los pros y los contras de dormir con el gato para que reflexiones con qué punto de vista simpatizas más y elijas el modo de actuar con tu pequeño tigre.
6 min

Tipos de arena para gatos

Lo primordial para que tu minino se sienta cómodo y decida usar su arenero es la arena para gatos. A continuación, descubrirás los diferentes tipos de arena para gatos y sus ventajas e inconvenientes.