¿Por qué mi perro no quiere comer?

mi perro no quiere comer

Son muchas las razones por las que un perro puede no querer comer.

¿Por qué mi perro no quiere comer, aunque normalmente sueña con filetes y chucherías? Te explicamos cómo puedes ayudarlo y qué significa que solo quiera comer golosinas.

Rechazo de la comida vs. gourmet

Los veterinarios describen la anorexia o inapetencia como una falta de apetito patológica. Esto suele esconder causas graves que se deben aclarar.

Pero ¿qué pasa si mi perro no quiere comer nada que no sean chucherías? Es muy fácil: tu peludo se da cuenta de que le darás algo mejor si espera lo suficiente. Algunos perros se mantienen en sus trece durante horas solo para conseguir las codiciadas golosinas, habitualmente con éxito.

Síntomas: ¿cuáles son los signos de que mi perro no quiere comer?

La falta de apetito no es una enfermedad en sí, sino un síntoma. Suele ir acompañado de otras dolencias, como la pérdida de peso paulatina.

La desnutrición conduce a una pérdida de electrolitos, lo que, a su vez, provoca cansancio y flojera. En función de la causa, también pueden aparecer otros síntomas, como fiebre.

Diagnóstico: cuándo hay que ir al veterinario

Cuando tu peludo ya ni siquiera toque su snack preferido, a más tardar, es el momento de llevarlo al veterinario.

Al inicio de la visita, este tendrá una conversación exhaustiva contigo. Cualquier detalle, por insignificante que parezca, puede ayudar a averiguar la causa, especialmente si es psicológica.

También explorará al perro, haciendo hincapié en la boca y en su estado de salud general.

Si parece estar bien por fuera o el veterinario sospecha algo, realizará otros exámenes. Estos suelen incluir un análisis de sangre o un método de imagen, como una radiografía o una ecografía.

Tratamiento: ¿qué hago si mi perro no come?

Hay ciertos tratamientos que ayudan a aportarle al perro los nutrientes necesarios para sobrevivir. Si no rechaza la comida del todo, puedes darle comida altamente calórica. De lo contrario, el veterinario deberá colocarle una sonda de alimentación. Además, puede que le administre medicamentos con un efecto estimulante del apetito.

Sin embargo, para poder ayudarlo a largo plazo, habrá que tratar la causa subyacente de este trastorno alimentario. Si las causas son psicológicas, es importante que lo apoyes integrando rutinas cotidianas.

Causas: ¿por qué mi perro no quiere comer?

En la mayoría de casos, la falta de apetito se debe a que el perro aún está lleno o no le acaba de gustar la comida. Esto último suele pasar en combinación con un cambio de alimentación brusco. Incluso los medicamentos y la senilidad pueden afectar al comportamiento alimentario del perro.

Sin embargo, hay otras causas graves que pueden quitarle el apetito. Estas pueden ser, por ejemplo:

  1. Síndrome de estrés postraumático

El miedo, las depresiones y el estrés afectan rápidamente al estómago de los animales. Así pues, es posible que un perro no quiera comer tras perder a un miembro de la familia o mudarse a un nuevo entorno. Incluso un nuevo animal en casa es un desencadenante frecuente del estrés.

  1. Hormonas

El equilibrio hormonal puede influir en el comportamiento alimentario de los animales. Por eso, no es raro que las perras coman más o menos durante el celo.

Algo similar se puede observar en los machos si en el vecindario viven muchas perras en celo. Asimismo, a los perros jóvenes durante la pubertad o en pleno cambio de dientes les pasa algo parecido.

  1. Dolor al comer

Las enfermedades dentales, como la gingivitis, pueden hacer que el perro sienta dolor al masticar. Progresivamente, esto se puede convertir en la causa de que coma menos o incluso nada.

Los perros con enfermedades dentales rechazan concretamente el pienso, mientras que lamen la comida húmeda con ansia.

  1. Enfermedades subyacentes

Muchas enfermedades, incluidos los problemas digestivos, pueden provocar inapetencia a partir de cierto grado. Estas pueden ser la pancreatitis o la enfermedad inflamatoria intestinal crónica (IBD). Las infecciones bacterianas o víricas y los tumores también pueden ocasionar inapetencia. En cambio, las enfermedades hormonales suelen aumentar el apetito del perro.

Pronóstico: ¿cuáles son las probabilidades de curación si mi perro no come?

El pronóstico siempre depende de la causa. No obstante, cuanto antes detectes el problema y acudas al veterinario, antes podrás ayudar a tu perro.

Prevención: cómo aumentar el apetito del perro

Es importante que lleves más o menos la cuenta de la comida y agua que el perro ingiere cada día. Si es difícil de contentar, puedes animarlo a comer con estos consejos:

  • No dejes la comida por ahí durante horas, sino acostumbra al perro a que retirarás el comedero pasada media hora.
  • Dale la comida siempre a horas fijas.
  • Limpia el comedero cada día y eliminar las sobras.
  • Pon el comedero en un lugar fijo.
  • No le des sobras de vuestra comida, sino solo comida para perros.
  • Si es necesario, puedes estimular su apetito mezclando requesón o caldo de carne sin condimentar con la comida.
Nuestros artículos más útiles
4 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.

11 min

Castrar a un perro

Hace mucho tiempo que la castración es una intervención rutinaria en las clínicas veterinarias. Pero ¿castrar a un perro siempre es una buena idea? ¿Qué diferencia hay entre la castración y la esterilización? ¿Cuánto cuesta el procedimiento? Te contamos todo lo que necesitas saber y los pros y contras de castrar a un perro.

11 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?