La pubertad en perros: cosas a tener en cuenta

La pubertad en perros

En la pubertad, los perros reaccionan más intensamente a los estímulos.

Todo el día poniendo a prueba los límites y tu autoridad: ¡bienvenido/a a la pubertad de tu perro! Pero ánimo, ya que con estos consejos aprenderás a entender y superar mejor la difícil y agotadora pubertad en perros.

El inicio de la pubertad en perros depende de la raza y del animal concreto.

Este periodo empieza tras la edad de cachorro, cuando se han caído todos los dientes de leche y han salido los 42 permanentes.

En general, las razas pequeñas entran en la pubertad un poco antes, más o menos a los seis meses. En cambio, las razas grandes suelen hacerlo a los doce meses.

Dato interesante: La pubertad en perros es parte de la adolescencia. Mientras que la pubertad termina al alcanzar la madurez sexual, la adolescencia dura hasta el inicio de la edad adulta. Este es el momento en que los perros ya se pueden usar para la cría.

La pubertad en perros
A los perros púberes les encanta explorar el entorno, a veces sin su cuidador.

¿Cómo se manifiesta?

No solo los adolescentes humanos se vuelven gruñones y agotadores en la pubertad. Tarde o temprano, los perros también entran en esta fase. Es típico que el perro se comporte diferente de repente, olvide órdenes ya aprendidas y ponga a prueba sus límites.

Cuando el perro entra en la pubertad, su comportamiento puede cambiar de golpe:

  • Marca más a menudo durante los paseos.
  • Es más fácil y rápido motivarlo.
  • Aunque ya ha aprendido a quedarse solo, ahora aúlla en cuanto abandonas la estancia o araña las puertas.
  • Parece más seguro de sí mismo y explora el entorno sin prestarte atención.
  • Cuando juega, se comporta con los demás perros de otra manera, por ejemplo, con más dominancia o miedo.
Summer accessories

¿Qué debo tener en cuenta respecto a la pubertad en perros?

Si no quieres que tu perro te tome el pelo durante la pubertad, debes imponer reglas claras durante este periodo. Para que funcionen, todos los miembros del hogar, como tu pareja o tus hijos, deben atenerse a ellas.

Aquí van cinco reglas importantes que deberían cumplirse a rajatabla durante la pubertad en perros:

  1. Demuéstrale a tu perro que puede sentirse seguro contigo. En caso de peligro (por ejemplo, perros agresivos con correa), ponte delante de él y mantén la calma.
  2. Como líder de la manada, ve siempre por delante.
  3. Consolida las órdenes básicas aprendidas hasta ahora, como siéntate, aquí, túmbate y quieto. Ayúdate de chucherías si es necesario.
  4. Asegúrate de que tu perro tenga suficiente contacto con otros perros.
  5. Concédele los descansos necesarios para que pueda acostumbrarse a situaciones cotidianas posteriores.

Si tienes problemas para controlar a tu perro joven, puedes llevarlo a una escuela canina o llamar a un adiestrador de perros profesional.

La pubertad en perros
Los perros jóvenes necesitan límites claros durante el adiestramiento.

¿Qué le pasa al cuerpo de los perros durante la pubertad?

Tras la fase de cachorro, el cuerpo empieza a remodelar su equilibrio hormonal. El objetivo de este cambio hormonal es alcanzar la madurez sexual al acabar la pubertad.

La hormona liberadora de gonadotropina (GnRH)

La GnRH se produce en el cerebro y activa los órganos sexuales, hasta ahora inactivos. Estos empiezan a producir hormonas sexuales propias que, a su vez, afectan al cerebro.

Las hormonas sexuales de los machos (testosterona) y de las hembras (estrógeno y progesterona) hacen que crezca la parte del cerebro responsable de las emociones. Esto se traduce en que los perros reaccionan más intensamente a los estímulos externos.

En cambio, la funcionalidad de la corteza cerebral, que controla las acciones conscientes y voluntarias, disminuye. Por eso, los perros en la fase de pubertad tienen un peor control de los impulsos que los adultos.

El cortisol

La concentración de cortisol, la hormona del estrés que se produce en la corteza suprarrenal, también aumenta en la sangre durante la pubertad en perros. Por consiguiente, el perro se estresa con ruidos fuertes, como cláxones, aunque de cachorro no tuviera ningún problema con ellos.

La dopamina

Aunque la cantidad de dopamina, la hormona de la felicidad, no aumenta, sí lo hace la cantidad de receptores del cerebro. Esta hormona es un importante mensajero nervioso responsable de asociar las experiencias con algo positivo. Como afecta más al cerebro durante la pubertad, es más fácil estimular su sistema de recompensa, p. ej., con snacks o elogios.

Nuestros artículos más útiles
9 min

Jadeo en perros: ¿por qué mi perro jadea de noche?

Los jadeos forman parte de un perro igual que lo es mover la cola, por lo que no suelen ser motivo de preocupación. Pero ¿qué pasa cuando mi perro jadea de noche tan fuerte que no puede descansar? Aquí descubrirás las posibles causas del jadeo en perros por las noches y qué puedes hacer para ayudarle.
14 min

Trucos para perros

Dar la pata, ponerse a dos patas o atrapar un snack en el aire... Con estos diez trucos para perros, tu perro y tú seréis populares. Lo mejor es que los trucos para perros no solo entretienen a quienes están cerca, sino que desafían a tu peludo física y mentalmente. Además, el entrenamiento fortalece el vínculo entre ambos.
4 min

Cómo enseñarle a un cachorro a no morder

Por muy adorables que sean, los cachorros pueden morder. En torno a las 6 semanas ya tienen unos 28 dientecitos listos para hincar. Aunque, al principio, esos pequeños alfileres tan solo molesten y apenas hagan daño, es necesario saber cómo enseñarle a un cachorro a no morder.