Depresión en perros

Depresión en perros

El aburrimiento y el cansancio son signos típicos de una depresión canina.

Los perros son famosos por ser siempre alegres y los mejores amigos de las personas. Pero ¿qué pasa si la alegría se desvanece y nos encontramos con un perro deprimido? Te explicamos todo lo que hay que saber sobre la depresión en perros.

Síntomas: ¿cuáles son los signos de la depresión en perros?

La depresión en perros puede aparecer de repente o de forma paulatina. Es frecuente que los perros la sufran durante meses si el cuidador no detecta y trata las causas a tiempo.

Durante las fases depresivas, el comportamiento del perro, otrora jovial, cambia de tal manera que parece apático y triste. Los siguientes también son síntomas típicos de un perro deprimido:

  • Come menos.
  • Duerme más que de costumbre.
  • No reacciona a las propuestas de juego.
  • Hay que motivarlo mucho para salir a pasear.
  • Durante los paseos, trota aburrido a tu lado y no le interesan otros animales o personas.
  • No quiere que lo acaricien tanto.
Depresión en perros
La depresión en perros se puede manifestar con falta de apetito.

Diagnóstico: ¿cómo se detecta?

Si tu perro realmente está deprimido o su comportamiento ha cambiado por una enfermedad grave es algo que solo el veterinario puede averiguar.

Primero te preguntará si ha pasado algo recientemente que pueda haber influido en su mente. Esto puede ser, por ejemplo, que hayas adoptado otro perro o te hayas mudado.

Si no ha sucedido nada concreto que pueda haber provocado la depresión, el veterinario examinará su salud física. Esto es importante, ya que el dolor y la fiebre también pueden hacer que no quiera comer y duerma mucho.

Summer accessories

Tratamiento: ¿cómo se trata?

Para que tu perro recupere la alegría de vivir, debes tener mucha paciencia con él. No existen remedios específicos para la depresión en perros. Solo los psicofármacos podrían ayudar a aliviar los síntomas de la enfermedad, pero estos requieren la prescripción del veterinario.

Antes de tratar al perro con medicamentos, intenta tratar la depresión con un adiestrador cualificado o un psicólogo canino.

Este observará cómo cuidas al perro y qué podría faltarle. Además, analizará cómo lo tratas y si puedes desfogarlo más física o mentalmente.

Causas: ¿cuáles son los desencadenantes?

La depresión en perros se manifiesta de manera similar a la nuestra, con un bajo estado de ánimo. Los siguientes son posibles desencadenantes de la depresión canina:

Una mudanza

Tu perro también se acostumbra a su entorno y lo considera su territorio. Si te mudas, el nuevo hogar puede confundirlo y provocarle un fuerte estrés.

Luto

A ojos de tu perro, en tu familia reina una jerarquía fija. Además, cada miembro de la familia es un compañero social habitual de tu peludo.

Si un familiar muere o desaparece mucho tiempo por un viaje o mudanza, el perro puede sentir una tristeza enorme. En casos graves, esta puede hacer que muestre conductas depresivas.

Nuevo miembro de la familia, humano o animal

Además de la pérdida de un familiar, un segundo perro o un bebé recién nacido pueden influir en su mente. Antes de adoptar otro animal, piensa en si tu perro está preparado para este cambio y si puede soportarlo.

Mala tenencia

Es importante que la tenencia de tu perro sea acorde a la especie. Además de una alimentación equilibrada, esto también incluye ofrecerle el desahogo físico y mental que necesita.

Esto significa pasearlo varias veces al día y plantearle ejercicios mentales en el día a día. Esconde chucherías o prueba con un deporte canino divertido. Si los perros no se desfogan lo suficiente, pueden sufrir una depresión.

Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
11 min

Castrar a un perro

Hace mucho tiempo que la castración es una intervención rutinaria en las clínicas veterinarias. Pero ¿castrar a un perro siempre es una buena idea? ¿Qué diferencia hay entre la castración y la esterilización? ¿Cuánto cuesta el procedimiento? Te contamos todo lo que necesitas saber y los pros y contras de castrar a un perro.
11 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?