Trucos para perros

Los 10 mejores trucos para perros

Dar la pata, ponerse a dos patas o atrapar un snack en el aire... Con estos diez trucos para perros, tu perro y tú seréis populares. Lo mejor es que los trucos para perros no solo entretienen a quienes están cerca, sino que desafían a tu peludo física y mentalmente. Además, el entrenamiento fortalece el vínculo entre ambos.

Cuando un perro obedece una orden y se gira en círculo o se despide moviendo la patita tiene garantizado la admiración y los aplausos de quienes lo vean. Pero lo que es mucho más importante es cómo se siente tu peludo al hacerlo. Por fortuna, la mayoría de los cuadrúpedos son de naturaleza curiosa. Les gusta estar ocupados y les encanta desfogarse. Y si encima consiguen una recompensa, ya sea una golosina o una palmada de reconocimiento de su humano, entonces todo está bien.

Diviértete  aprendiendo los trucos para perros

Ensayar trucos para perros trae consigo muchas ventajas para la relación entre el can y su humano. Esto hace que muchas personas con perros se pongan ambiciosas metas. Pero antes de que empieces con el entrenamiento debes tener claro que no todos los trucos están hechos para todos los tipos y razas de perro. Aunque la mayoría de los cuadrúpedos tienen una cierta voluntad para aprender (sobre todo si encima reciben una recompensa), el tamaño, la constitución física y el peso impiden el aprendizaje de algunos trucos. Además, los peludos, al igual que las personas, tienen preferencias y aversiones. Si a tu fiel amigo canino no le gusta echarse sobre la espalda es mejor que no practiques el rodar o revolcarse, y si no le gusta saltar, pues no intentes el truco de atrapar un snack en el aire.

Un requisito fundamental para la práctica de trucos con perros es que sea divertido tanto para tu can como para ti. Además, el éxito llegará mucho más rápido si os lo pasáis bien. Si te empeñas en un ejercicio mientras que tu peludo preferiría estar echado en su cama, nadie se divertirá.

Lo importante es el proceso

Enseñar estos trucos para perros debería ser una experiencia positiva para tu peludo Forzarlo está fuera de lugar. Avanza con suavidad y practica los trucos siempre paso a paso. Debes tener paciencia con tu peludo y respetar su ritmo de aprendizaje. Esto no significa que debes rendirte si tu can no colabora o el truco no funciona a la primera. A veces es necesario un poco de tiempo para que el perro entienda lo que quieres de él. Es importante que observes bien a tu peludo y aprendas a evaluar su comportamiento. Si ves que pierde la motivación es mejor finalizar el entrenamiento y continuar en otro momento. Con el tiempo sabrás si está concentrado en el ejercicio o si prefiere hacer otra cosa.

El entrenamiento de los trucos hace que tu can gane confianza en ti, pues tú reaccionas a sus necesidades. Por lo tanto, el éxito de los trucos no se mide solo por la perfecta ejecución del ejercicio, sino también por lo que se consigue durante el entrenamiento conjunto. Una práctica constante y gradual, así como la celebración de los pequeños éxitos, promueven la autoconfianza y fortalecen el vínculo entre perro y tú.

La importancia de la motivación en los trucos para perros

La confianza mutua, la fiabilidad y las órdenes claras son la base del éxito para educar a un perro, lo mismo sucede al aprender pequeños trucos para perros. Pero para entusiasmar a tu can con nuevas reglas de juego y trucos es necesario algo más. Aunque algunas razas de perro tienen una innata voluntad de agradar, a la vez son un poco egoístas, pues saben que el comportamiento deseado les traerá ventajas, mientras que los comportamientos indeseados son ignorados o incluso castigados. Es posible observar cómo perros de razas que se consideran testarudas se piensan si hacer caso a la orden de su cuidador les traerá alguna recompensa o no.

Éxitos y recompensas

Esta necesidad de reconocimiento viene bien a la hora de enseñar trucos para perros. Los canes eligen aquello que les proporciona el mayor éxito. Es una gran motivación cuando saben que al final del ejercicio les espera una golosina. El refuerzo positivo, ya sea en forma de snack, caricia o un ansiado juguete para perros, os ayudará a ambos a conseguir los resultados deseados con más rapidez que cuando le obligas o incluso castigas por no ejecutar un ejercicio como te esperabas. Para que los perros aprendan qué comportamiento es el correcto y por el cual recibe el reconocimiento, es importante que le des la recompensa de inmediato. Los canes viven en el presente y relacionan la reacción de su persona de referencia a la situación actual.

También es importante terminar cada entrenamiento con una experiencia de éxito. Si te das cuenta de que un ejercicio abruma a tu cuadrúpedo, es mejor volver atrás. Dale una orden que sabes que puede cumplir con seguridad y recompénsale por ello. Entonces puedes dar por finalizado el entrenamiento y te aseguras de que la próxima vez ponga todo de su parte.

Antes de empezar con el entrenamiento de los trucos para perros

La base para un entrenamiento exitoso de los siguientes diez trucos para perros es que tu can obedezca los comandos básicos como «sit», «plas» y «quieto». No empieces con los trucos antes de que tu perro ejecute estas órdenes con seguridad. Asegúrate de que el momento de comenzar con el entrenamiento sea adecuado. Si el cuadrúpedo está cansado o tiene hambre es muy probable que muestre poco interés en realizar las proezas. También es importante que le dejes descansar después de comer, para que pueda digerir bien su alimento. Seguro que estará entusiasmado de comenzar con la práctica cuando esté saciado y descansado.

Los 10 mejores trucos para perros

Dar la pata

Un clásico entre los trucos para perros y que sirve como base para otros ejercicios es el de dar la pata. A pesar de que este truco parece fácil de aprender, requiere de un poco de paciencia (y unos cuantos snacks) hasta que tu can responda a la orden con ambas patas.

  • Así se hace: Ordena a tu can a sentarse y arrodíllate a su lado. Con la palma de tu mano levanta una de las patas y pronuncia alto y claro la orden «dame la pata». Repite este proceso hasta que tu can te da la pata por si solo en cuanto dices la orden. Acto seguido le recompensas con una golosina. Otra opción es que escondas un snack en tu mano y se lo pongas cerca. Tu peludo intentará acceder a la golosina y es muy probable que emplee sus patas para ello. Si pone su pata sobre la mano en la que tienes la golosina, le das la recompensa mientras dices con claridad «dame la pata». Después de un tiempo tu can habrá interiorizado este ejercicio y te dará la pata derecha e izquierda en cuanto le pongas la palma de la mano.
hundetrainer mit zwei hunde

Chocar los cinco o saludar

Chocar los cinco es un gesto muy casual y ya no se usa solo como una expresión de éxito en el ámbito deportivo. No es de extrañar que este truco para perros sea cada vez más popular en perros. Si tu can ya domina el dar la pata, este ejercicio lo aprenderá con bastante rapidez.

  • Así se hace: Pon la mano en vertical (no en horizontal como cuando da la pata) y pronuncia el comando «dame la pata». Dale una golosina en cuanto tu perro levante la pata y toque tu mano en vertical con su patita. Es probable que al principio esté un poco confundido porque le das la recompensa sin que tu peludo haya puesto su pata sobre tu mano, pero con el tiempo se acostumbrará a este nuevo ejercicio. En cuanto se haya vuelto un poco rutinario le puedes añadir el comando «choca esos cinco» o «choca los cinco».

Más adelante puedes intentarlo desde la distancia. Aléjate durante el ejercicio cada vez más de tu perro, de modo que cuando levante su pata, alcance a tocar tu mano. Recompénsale en cuanto eleve la pata, pues aprenderá que es suficiente con eso. Entonces, cuando estés alejado y levantas tu mano en vertical, el levantará la pata y te saludará.

Ponerse a dos patas

Uno de los trucos para perros más populares es el de ponerse a dos patas en el cual el can está sentado y eleva sus patas delanteras poniendo el peso sobre su parte trasera. Según la destreza del perro, puede tardar un tiempo hasta que el can consiga mantener el equilibrio en esta posición. Lo importante es que tu peludo se mantenga sentado sobre su trasero.

  • Así se hace: Al igual que los dos ejercicios anteriores, ponerse a dos patas comienza con «sit». Acerca a tu perro a una pared y ordénale que se siente. Lo ideal es que se siente con la espalda hacia la pared para que le ayude a mantener el equilibrio y evite que se levante demasiado rápido, pues para ello tendrá que echarse un poco para detrás. Enséñale el snack y acércalo sobre su cabeza con la mano. No lo levantes demasiado, pues tu can intentará levantarse. En cuanto tu peludo se enderece un poco y levante las patas delanteras para alcanzar la golosina, debes pronunciar la orden «de pie». Como recompensa le ofreces la golosina. En cambio, si se levanta ordénale a sentarse («sit») y guarda el snack hasta que consiga levantar solo las patas delanteras.

El step

Este ejercicio viene del dog dancing. Ponte de pie frente a tu perro y levanta la pierna, alternando la izquierda con la derecha. El can, sentado, levanta sus patas delanteras en sincronización con su cuidador. Parece que ambos marchan a la vez en el sitio.

  • Así se hace: Un requisito para este truco es que el can domine el ejercicio de dar la pata. Haz que tu peludo se siente y cuando digas «dame la pata», en lugar de levantar la mano levanta la pierna derecha. Muchos perros que ya han interiorizado la orden levantarán la pata instintivamente y en sincronización con tu pierna. Si en un principio esto confunde a tu can y no sigue la orden es importante que le apoyes y estires tu mano sobre tu pierna. Elógialo en cuanto levante su pata al mismo tiempo que tu levantas la pierna y dale una golosina. Ahora repite el ejercicio con la otra pierna. Repite esto varias veces y recompénsale cada vez que dé más pasos, es decir, dale un snack cuando haya levantado la pata dos, cuatro, seis u ocho veces seguidas sincronizado con tus piernas.

Tocar un objeto

El objetivo de este   truco para perros es que el perro toque un objeto con la pata y lo tire. En cuanto domine esto, incluso se le puede enseñar a cerrar una puerta con la pata.

  • Así se hace: Pon un objeto interesante (como una botella de plástico o un peluche) en el suelo y haz que tu can ponga su atención en él. Ahora espera a ver qué pasa. Si tu perro se acerca y toca el objeto con su pata debes elogiarlo y darle una golosina. Repite este proceso mostrándole un objeto y elogiale en cuanto lo toque con su pata. Al día siguiente puedes introducir el comando «toca». Siempre que tu can toque el objeto pronuncia la palabra «toca». Después de un par de días habrá interiorizado esa señal y la podrás aplicar a otros objetos.

Para enseñarle a cerrar puertas tienes que señalar hacia la puerta de la habitación y decir «toca». Si el perro toca la puerta, compénsale. Para conseguir que cierre la puerta por completo debes extender el comando a «toca y cierra».

Rodar o revolcarse

Partiendo del comando «échate», en este truco el can debería girar sobre su espalda hasta volver a la posición inicial, echado sobre su barriga. Dado que hay perros a los que no les gusta echarse sobre su espalda, este ejercicio requiere de bastante habilidad y algo de paciencia. Por supuesto que las recompensas con golosinas ayudan, sobre todo aquellas que le gustan mucho a tu can, pero no las recibe con frecuencia.

  • Así se hace:haz que tu perro se eche frente a ti con su trasero y codos tocando el suelo. Pon la golosina especial frente a su hocico, casi tocándolo, pero sin que tu peludo se lo coma. Despacio mueve la mano en la dirección que quieres que se gire, eleva tu mano un poco hacia detrás de su cabeza, así tu can intentará mantener su hocico pegado al snack y se girará de forma automática. Si tu fiel amigo canino duda en si girarse sobre su espalda puedes ayudarle un poco con la otra mano y girarle hacia el lado correcto.

Arrastrarse o gatear

Es divertido ver como tu perro se arrastra por el suelo rozando su barriga y avanzando despacio. Puede que necesites de unos cuantos entrenamientos hasta que tu can domine este truco, pues gatear no es un movimiento natural para los canes.

  • Así se hace:haz que tu peludo se eche y arrodíllate a su lado. Coloca tu mano con suavidad en su espalda y con la otra mano le pones el snack delante de su hocico. Ahora, despacio, aleja la mano con la golosina. Si tu can quiere levantarse para perseguir la recompensa apriétale con delicadeza contra el suelo mientras pronuncias el comando «arrastra» u otra palabra parecida.
  •  Cuando consiga avanzar, aunque sea una distancia muy corta, debes elogiarlo y darle el snack. Repite este ejercicio hasta que tu peludo se arrastre una vez se lo ordenas. Si domina este movimiento después de unos días puedes quitarle la mano de la espalda y sentarte a un poco de distancia del perro. Mantén la golosina a ras del suelo y pronuncia la orden. En cuanto comience a gatear le has de elogiar. Si intenta levantarse vuelves a mandarle echarse. Le puedes dar la recompensa una vez haya gateado hasta ti.

Girar

La meta de este ejercicio es que el can gire sobre sí mismo (izquierda o derecha) estando de pie. Este ejercicio también es bastante inusual para algunos perros, pero la mayoría sigue las instrucciones si al final de este recibe una recompensa.

  • Así se hace: Colócate frente a tu cuadrúpedo y, al igual que en el ejercicio de revolcarse, sitúa la recompensa cerca de su hocico. Guía tu mano en círculo detrás de su cabeza de modo que, para seguir la mano, el can tenga que girar también. Pronuncia una orden como «gírate» o «gira». Una vez el perro se haya girado sobre sí mismo, le das su recompensa. Repite el ejercicio las veces que sea necesario hasta que tu peludo gire incluso desde la distancia. Para ello ve alejándote cada vez más del can hasta conseguir que se gire tan solo con una señal circular de tu mano y la orden.

Slalom de piernas

Similar a los ejercicios del step y los giros, el slalom entre las piernas es un movimiento popular en el dog dancing. Pero incluso los canes con menos afán por bailar se divierten con este truco. Eso sí, tu perro no deberá llegarte más arriba de las rodillas, de lo contrario no tendrás estabilidad cuando atraviese tus piernas.

hund slalom durch die beine
  • Así se hace: Colócate de pie al lado de tu perro, con las piernas extendidas lo suficiente para que pueda pasar. Si tu can está a tu derecha, tu deberás tener la pierna izquierda hacia delante. En esta posición coloca tu mano izquierda con la golosina entre tus piernas (lo más cerca del suelo posible) y guíala hacia detrás al lado izquierdo. Tu peludo seguirá este movimiento y pasará a través de tus piernas hacia el lado izquierdo. Ahora da un paso con la pierna derecha y repite el ejercicio desde el otro lado. Puedes usar una orden como «pasa» o «slalom».
  • Al principio deberías darle la recompensa lo antes posible, con el tiempo puedes avanzar cada vez más en slalom hasta que le des la golosina. Una vez haya entendido el ejercicio lo hará incluso sin que le recompenses por ello.

Equilibrio y coger un snack en el aire

Este truco promete acción y miradas de asombro del público. Sin embargo, no es tan fácil de ejecutar y requiere un poco de destreza por parte del perro y de bastante paciencia por parte del humano y un poco de habilidad para ejecutar este ejercicio de forma perfecta.

  • Así se hace: El primer paso es practicar que el perro Para ello debes lanzarle a tu can una golosina en horizontal en su dirección y pronunciar la orden «atrapa» o «coge». Como acto reflejo va a intentar atraparlo. Si lo consigue, ya ha recibido la recompensa. Si la golosina cae al suelo debes recogerla de inmediato antes de que la coja tu perro. Con el tiempo puedes alejarte cada vez más y lanzar la golosina más hacia la derecha o izquierda, de tal forma que tu can tenga que saltar para cogerla.

Para complicar este truco para perros un poco, puedes practicar el balanceo del snack. Para ello, con suavidad, mantén la mandíbula de tu perro cerrada con una mano y con la otra coloca un snack sobre su nariz. Pronuncia una orden como «aguanta» o «recto» y suelta el hocico de tu perro sin que se caiga la golosina. Si consigue mantener la cabeza quieta por un tiempo, balanceando el snack, recompénsale con la golosina. En cuanto tu perro domine tanto el atrapar como el mantener el equilibrio puedes unir ambos ejercicios. Para ello coloca el snack sobre su nariz y ordénale a mantener el equilibrio. A continuación, pronuncia el comando «atrapa», lo que hará que tu perro intente alcanzar el snack sobre su nariz mediante un salto.

OJO! Este truco requiere de mucha práctica hasta que salga bien. Debes tener paciencia y animar a tu perro a intentarlo de nuevo. Si no sale, vuelve atrás y practica el atrapar y el balancear de la golosina por separado.

¿Con ganas de más trucos para perros?

Seguro que te habrás dado cuenta de que los diez trucos funcionan de la misma manera. Existe una orden clara, un movimiento con la mano y una recompensa al final. Esta puede ser un snack o un juguete para perros. Si has captado este esquema y has aprendido a valorar a tu perro de forma adecuada podrás practicar muchos otros trucos para perros con él. Por ejemplo, que tu peludo salte a través de tus brazos o que se haga el muerto. También existen trucos muy prácticos como «tráeme las pantuflas» o «trae tu correa» que con un poco de entrenamiento puedes enseñarle a tu cuadrúpedo.

Nuestros artículos más útiles

Mi cachorro muerde

Por muy adorables que sean, los cachorros pueden morder; en torno a las 6 semanas ya tienen unos 28 dientecitos listos para hincar. Aunque, al principio, esos pequeños alfileres tan solo molesten y apenas hagan daño, es necesario saber cómo enseñar a un cachorro a no morder.

Jadeo en perros: ¿por qué mi perro jadea de noche?

Los jadeos forman parte de un perro igual que lo es mover la cola, por lo que no suelen ser motivo de preocupación. Pero ¿qué pasa cuando mi perro jadea de noche tan fuerte que no puede descansar? Aquí descubrirás las posibles causas del jadeo en perros por las noches y qué puedes hacer para ayudarle.

Trucos para perros

Dar la pata, ponerse a dos patas o atrapar un snack en el aire... Con estos diez trucos para perros, tu perro y tú seréis populares. Lo mejor es que los trucos para perros no solo entretienen a quienes están cerca, sino que desafían a tu peludo física y mentalmente. Además, el entrenamiento fortalece el vínculo entre ambos.