Munchkin

Gato de la raza munchkin

El gato de las patas cortas

La raza de gato Munchkin, con su aspecto original y procedente de Estados Unidos es una rareza en el resto del mundo. Sus características piernas cortas se deben a una mutación natural y espontánea. Este rasgo distintivo y su inequívoca naturaleza es lo que hace a este gato tan especial para los criadores y fans.

Origen

Los gatos munchkin se descubrieron a comienzos del siglo XX, pero durante la segunda guerra mundial entraron en el olvido. Más adelante, el munchkin apareció en Stalingrado, Nueva Inglaterra y, por último, en los años 80 en Luisiana. Ahí Sandra Hochenedel se encontró con una pequeña gata negra de cortas patas. A esta felina que tuvo varias camadas le dio el nombre Blackberry. La mitad de los gatitos de cada camada eran paticortos. Una amiga de Sandra Hochenedel se quedó con Toulouse, uno de los machos de una camada de Blackberry. Estos dos bigotudos fueron los fundadores de la cría de gatos munchkin.

La primera vez que un gato munchkin fue expuesto fue en el Madison Square Garden en Nueva York en el año 1991. En 1994 fue admitido en el programa de cría de la TICA (The International Cat Association). En 2003 esta raza recibió el estatus de campeonato. Un gran número de prestigiosas asociaciones de cría, como por ejemplo la FIFe (Fédération Internationale Féline), no reconocen al munchkin como raza. Se dice que esta raza está basada en una enfermedad hereditaria o que tiende a tener problemas de salud debido a la deformación de las piernas. Muchos criadores de munchkin, así como veterinarios, opinan diferente: los gatos munchkin no están limitados y no son más propensos que otras razas de gatos a tener problemas de salud.

El nombre munchkin se remonta al pueblo de personas de baja estatura del mismo nombre del fantástico mundo de Oz de El Mago de Oz de Flemmings del año 1939.

Aspecto

Lo más llamativo del munchkin son sus piernas, pues en respecto al cuerpo son bastante cortas. Son consideradas el sello de identidad de la raza. Pero al mismo tiempo, las piernas del munchkin son fuertes y musculosas.

Las orejas son desproporcionadamente grandes, están sentadas en vertical sobre la cabeza y son redondeadas en la punta. La cabeza es cuneiforme y la frente plana. Los ojos tienen una forma almendrada, están bastante separados y un poco inclinados. Los ojos pueden tener cualquier color.

Las piernas del munchkin deben tener el mismo tamaño, sin embargo, las traseras pueden ser un poco más largas. Las patas no deben estar giradas hacia dentro o hacia fuera sino deben señalar hacia delante y estar redondeadas. La cola es igual de larga que el cuerpo y la punta tiene una ligera redondez.

El munchkin es de tamaño mediano a grande y es bastante musculoso. Sobre sus lindas piernas, las hembras llegan a pesar de dos a tres kilos y medio, y los machos de tres a cuatro kilos.

Este gato puede tener el pelo tanto corto como de tamaño medio largo (munchkin de pelo largo). El pelaje corto y afelpado (en los de pelo corto) o medio largo y sedoso (en los de pelo largo) está pegado al musculoso cuerpo. El color puede ser cualquiera, desde negros a blancos, pasando por grises y rojos y con diferentes diseños de estampados. El color de ojos también es variado.

Entretanto ya existen subtipos de munchkin. Uno de ellos es el gato enano mei toi. También se conocen variedades de patas especialmente cortas conocidas por munchkin super short (muy cortos).

Carácter del munchkin

El carácter de este felino es apegado, tranquilo y a la vez muy sociable, vivaz y juguetón. Su necesidad de moverse es igual de imperiosa que en otros gatos y se clasifica como medio alta. Le encanta correr y jugar. A pesar de sus cortas patas, los munchkin tienen la capacidad de saltar, sin embargo, no tan alto como otras razas. Pero el tamaño de sus piernas no limita para nada su movilidad. Su rapidez es destacable. Además, a los munchkin les encanta escalar, por lo que tener un rascador es indispensable.

Los gatitos munchkin suelen llevarse muy bien con los niños, con otros gatos y animales domésticos. Le encanta recibir cariño y atención positiva de sus humanos y participar de forma activa en diferentes aspectos de tu vida. Este gato está muy interesado en la vida familiar y, debido a su naturaleza curiosa, toma parte en todo lo que pueda. Se les conoce por su gran curiosidad: para tener una visión mejor estos bigotudos se levantan sobre las patas traseras.

Por esta razón, los munchkin no deberían vivir en un hogar donde están solos todo el día, lo ideal para ellos es vivir con personas mayores que tienen mucho tiempo para dedicarle a su querido minino. También las familias con niños, otros gato o animales domésticos van bien con la naturaleza de esta raza, siempre y cuando los niños sean amables y responsables con el animal.

Tenencia y cuidados

El gato munchkin no es muy adecuado como gato de exterior, pues, a diferencia de sus semejantes, le cuesta hacer frente a la intemperie. Un jardín seguro para gatos es ideal para que este gato de raza se divierta en sus ratos de aire libre.

Dependiendo del largo del pelaje de tu minino es conveniente peinarlo de forma periódica. Esto evita la formación de nudos. Además, los cuidados regulares del pelaje con un cepillo fortalecen el vínculo entre tu bigotudo y tú. Otra consecuencia que agradecerás es que esto hará que tu sofá se mantenga libre de pelos de gato. En todos los hogares en los que hay gatos debe haber un rascador, pues al munchkin también le gusta cuidarse y afilarse las uñas.

La higiene dental comienza con la ingesta de alimentos. El pienso es ideal para ello. En muy pocas ocasiones es necesario acudir al veterinario por problemas dentales.

Hablando de veterinario: una o dos visitas al año son suficientes. Así el veterinario tiene un mejor control sobre los tratamientos antiparasitarios y las vacunas de tu minino. Los cuidados preventivos, una alimentación saludable y similares hacen mucho para evitar procedimientos largos y costosos y evitar el sufrimiento de tu amado felino.

Salud

Según una evaluación de The International Cat Association y a contrario de lo que dicen los críticos, las piernas cortas no limitan la capacidad de movimiento de estos bigotudos ni les causa problemas de columna.

Dado que el munchkin es una raza bastante joven aún no hay conocimientos certeros sobre enfermedades típicas de la raza.

Aunque no son pocas las veces que a los gatos de esta raza se les diagnostica lordosis, una curvatura fisiológica de la columna en la región cervical. Los animales con lordosis suelen morir bastante jóvenes. No está comprobado que la enfermedad tenga que ver con el hecho de tener las piernas tan cortas. Al contrario que el teckel, conocido también por sus cortas piernas, el munchkin, en principio, no tiende a tener enfermedades de la columna.

Con una tenencia y una alimentación adecuada, los munchkin pueden llegar a tener hasta 18 años.

Alimentación para gatos munchkin

La comida adecuada para gatos munchkin

El pienso es una ventaja, sobre todo para el cuidador del gato, pues huele poco y el bigotudo puede comer a demanda cuando su humano se encuentre fuera, por ejemplo, trabajando. Sin embargo, este debería ser solo un complemento o una alternativa a la comida húmeda. Solo así se garantiza una alimentación equilibrada. Las desventajas del pienso es que contiene poca cantidad de agua, tan solo un ocho por ciento aproximadamente. Esto no cumple con las costumbres alimentarias naturales de los felinos, que en su entorno natural se hidratan a través de la comida. Por lo que, si solo ingiere pienso puede desarrollar enfermedades de vejiga o de riñón. Además, el pienso tiene una densidad energética muy alta, lo que puede llegar a provocar sobrepeso. Por otra parte, algunos veterinarios recomiendan una dieta basada en pienso, eso sí, de buena calidad.

Seguro que los propios bigotudos comprarían comida húmeda, pues es lo que más se asemeja a sus hábitos alimentarios naturales. Pon especial atención a una correcta combinación de carnes y verduras. Las marcas buenas se reconocen por enumerar todos los subproductos animales empleados. Esta transparencia crea confianza. Se consideran de alta calidad las vísceras como el hígado, el corazón y el estómago. Solo de un dos al cinco por ciento de los ingredientes deben ser de origen vegetal.

Una alimentación BARF (o ACBA, Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada) es muy recomendable: como sabes, los gatos son carnívoros por naturaleza, por lo que su alimentación debe adaptarse a ello. La dieta BARF se corresponde con el instinto, el metabolismo y la anatomía del minino. Está basada en las costumbres alimentarias de los antepasados silvestres de los gatos domésticos y tiene múltiples ventajas: mantiene los dientes sanos y previene la formación de sarro, alergias alimentarias y enfermedades de riñón, proporciona una alimentación de alta calidad y fresca, valores nutritivos más elevados y no tiene aditivos químicos o sintéticos.

Cómo encontrar al criador adecuado

Hacerse con un munchkin no es tan fácil, pues, en su mayoría, se crían en Estados Unidos. Es posible encontrar algún criador serio esporádico, pero debes estar preparado para conducir unos cuantos kilómetros. El precio de un munchkin está entre 300 y 1500 dólares americanos.

Procura que se trate de un criador serio que trata a sus animales con responsabilidad. Los gatitos deben quedarse al menos 12 semanas con la madre para aprender todo lo que es importante para la vida gatuna. Aléjate de los criadores que ofrecen gatos de raza sin papeles a precios baratos.

Es muy raro que las protectoras tengan algún munchkin, pero puede que tengan al gato de tus sueños. ¡Siempre vale la pena hacer una visita a una protectora de animales!

Nuestros artículos más útiles

Gato siamés

El gato siamés es, junto al persa, una de las razas de gatos más antiguas y conocidas.

Azul ruso

A primera vista el azul ruso, un gato de color azul grisáceo se puede confundir con un cartujo o un británico de pelo corto. Pero si te fijas más detenidamente, te darás cuenta de que estas razas son muy distintas entre sí.