Munchkin

Munchkin

El rasgo característico del munchkin son las patas cortas.

La original raza de gato estadounidense munchkin es una rareza en el resto del mundo. Sus características patas cortas se deben a una mutación genética espontánea. Este rasgo y su naturaleza inconfundible hacen que este gato sea tan especial para los criadores y fans.

Aspecto: el gato de patas cortas

Las patas del munchkin llaman la atención porque son muy cortas en relación con el cuerpo. Son el rasgo característico de esta raza. Al mismo tiempo, las patas son musculosas y están bien desarrolladas.

Las orejas son desproporcionadamente grandes, se asientan erguidas sobre la cabeza y son redondeadas en la punta. Este gato tiene la cabeza cuneiforme y la frente plana. Los ojos tienen forma almendrada y están bastante separados y un poco inclinados. Además, pueden ser de cualquier color.

Las piernas del munchkin deben tener la misma longitud, pero las traseras pueden ser un poco más largas. Las patas no deben estar giradas hacia dentro ni hacia fuera, sino que deben señalar hacia delante y ser redondeadas. La cola es igual de larga que el cuerpo y la punta presenta una ligera redondez.

El gato munchkin puede ser mediano o grande y es bastante musculoso. Las hembras llegan a pesar de dos a tres kilos y medio, y los machos, de tres a cuatro kilos.

Color y forma del pelaje

Existen gatos munchkin de pelo corto y de pelo largo (munchkin longhair). El pelaje corto y afelpado (pelo corto) o semilargo y sedoso (pelo semilargo) está pegado al musculoso cuerpo.

Puede ser de cualquier color, ya sea negro, blanco, gris o rojo, y con diferentes dibujos. El color de los ojos también puede variar.

Hoy día ya existen subtipos de munchkin, uno de los cuales es el gato enano mei toi. También se conocen variedades de patas muy cortas denominadas munchkin super short (supercortos).

Summer accessories

Carácter

El munchkin es un gato apegado, tranquilo y muy sociable, al tiempo que vivaz y juguetón. Su dinamismo es tan alto como el de los demás gatos y está clasificado como medio-alto. Le encanta correr y jugar. A pesar de sus patas cortas, los gatos munchkin pueden saltar, aunque no tan alto como otras razas. Pero el tamaño de sus patas no limita para nada su movilidad. De hecho, su rapidez es digna de mención. Además, les encanta escalar, por lo que es indispensable tener un rascador en casa.

El munchkin suele llevarse muy bien con niños y otros gatos y animales domésticos. Le encanta recibir cariño y atención positiva de sus cuidadores y participar activamente en diferentes aspectos de su vida. Este gato está muy interesado en la vida familiar y, por su naturaleza curiosa, participa en todo lo que puede. El munchkin es famoso por su curiosidad: para ver mejor lo que se cuece, estos mininos se yerguen sobre las patas traseras.

Munchkin
El gato de patas cortas es muy vivaracho y curioso.

Tenencia: entorno familiar

Por esta razón, el munchkin no debe vivir en un hogar donde esté solo todo el día. Lo ideal para él es vivir con personas mayores que tengan mucho tiempo para dedicarle a su animal.

También las familias con niños, otros gatos o animales domésticos encajan con la naturaleza de esta raza. Eso sí, la condición es que los niños lo traten de manera considerada y responsable.

En cambio, el munchkin es menos apto para tenerlo como gato de exterior. Al aire libre se topa con limitaciones, a diferencia de sus congéneres saltarines. No obstante, puede disfrutar en un entorno protegido, como en un jardín seguro para gatos o un balcón con red.

Cuidados: cepillados regulares

En función de lo largo que tenga el pelo, conviene cuidárselo con el cepillo a intervalos regulares. Así, evitarás que se le enrede.

Además, el cuidado regular del pelaje refuerza el vínculo entre vosotros. Y no solo eso, sino que también evitas que el sofá se llene de pelos. En ningún hogar con gatos puede faltar un rascador. Al munchkin también le gusta afilarse las uñas en él para mantenerlas cuidadas y afiladas.

El cuidado de los dientes en los gatos funciona en combinación con la ingesta de alimentos. Para ello, el pienso es muy eficaz. Es poco frecuente que el veterinario tenga que hacer algo para reforzar la salud dental del gato.

Hablando de veterinarios: es conveniente llevar al gato una o dos veces al año para los chequeos rutinarios. Así, el veterinario tiene un mejor control de las desparasitaciones y vacunas de tu minino. Con prevención, una alimentación sana y demás, puedes contribuir en gran medida a evitar intervenciones largas y costosas, y a ahorrarle sufrimiento a tu gato.

¿Qué comida necesita el munchkin?

El pienso tiene sus ventajas, especialmente para nosotros. Huele poco y el gato puede comer cuando quiera si su cuidador, por ejemplo, está trabajando.

Pero, para el gato, debería ser un complemento a la comida húmeda, para así garantizar una alimentación equilibrada. Si solo come pienso, puede desarrollar enfermedades de vejiga y riñones. Además, el pienso tiene una alta densidad calórica, lo que puede provocarle sobrepeso.

Salud: restricción del movimiento

Según la opinión de The International Cat Association (TICA), y a diferencia de lo que opinan los críticos, las patas cortas del munchkin no limitan su movimiento ni acarrean problemas de espalda.

Como se trata de una raza relativamente nueva, aún no se puede afirmar nada a ciencia cierta sobre enfermedades típicas.

Sin embargo, no es infrecuente que a los ejemplares de esta original raza se les diagnostique lordosis. Esta designa una curvatura convexa de la columna vertebral hacia delante. Los animales afectados por esta dolencia suelen morir jóvenes.

Todavía no está claro si la enfermedad está relacionada con las patas cortas. A diferencia del perro teckel, también famoso por sus patas cortas, el munchkin no tiene predisposición a dolencias de columna.

¿Cuánto vive?

Con una tenencia acorde a la especie, el munchkin puede vivir hasta 18 años.

Cría: ¿dónde se puede encontrar un criador?

Dado que el munchkin se cría principalmente en EE. UU., no es nada fácil comprar uno aquí. Hay algunos criadores serios, pero debes estar preparado para desplazarte bastantes kilómetros.

Asegúrate de que se trate de un criador ético que trate a sus animales con responsabilidad. Los gatitos deben permanecer al menos 12 semanas con su madre después de nacer para aprender todo lo importante. Aléjate de los criadores que ofrezcan gatos de raza a precios baratos y sin documentación.

¿Cuánto cuesta un gato munchkin?

El precio de este gato oscila entre los 300 y los 1500 dólares estadounidenses.

Es muy raro encontrar uno en los refugios, pero a lo mejor el gato de tus sueños está ahí esperándote. En cualquier caso, vale la pena visitar una protectora.

Historia: una raza bastante nueva

El munchkin se descubrió a principios del siglo XX, aunque cayó en el olvido durante la Segunda Guerra Mundial. Más tarde, apareció en Stalingrado, en Nueva Inglaterra y, en la década de 1980, en Luisiana.

Aquí, Sandra Hochenedel encontró una gata negra pequeña con patas cortas a la que llamó Blackberry. Blackberry parió varias camadas y, en cada una, la mitad de los gatitos tenían las patas cortas. Sandra Hochenedel le dio a una amiga suya a Toulouse, un gato de una camada de Blackberry. Con estos dos gatos dio comienzo la cría del munchkin.

En 1991 se presentó por primera vez en el Madison Square Garden de Nueva York y en 1994 se incorporó al programa de cría de la TICA. La raza adquirió el estatus de campeonato en 2003.

Hay muchas asociaciones de cría, como la FIFé (Federación Internacional Felina), que no reconocen al munchkin. Sostienen que el munchkin se basa en una enfermedad hereditaria o que la raza presenta predisposición a problemas de salud por la deformidad de las patas. En cambio, muchos criadores y veterinarios opinan que estos gatos no están en absoluto limitados y no son más propensos a problemas de salud que otras razas.

El nombre munchkin proviene del pueblo enano homónimo del país imaginario de El mago de Oz de Fleming, de 1939.

Nuestros artículos más útiles
8 min

Gato siamés

Los ojos azules y el destacado dibujo del pelaje hacen que el gato siamés sea inconfundible. Descubre todo lo que hay que saber de este elegante gato y si realmente es tan parlanchín como dicen.
12 min

Azul ruso

A primera vista el azul ruso, un gato de color azul grisáceo se puede confundir con un cartujo o un británico de pelo corto. Pero si te fijas más detenidamente, te darás cuenta de que estas razas son muy distintas entre sí.
3 min

Maine coon

El maine coon se ha convertido en una de las razas de gatos favoritas del mundo. Esto no es de extrañar, ya que estos felinos destacan por su naturalidad, robustez y su fantástico carácter.