¿Gatos de interior o de exterior?

Gatos de interior o de exterior

A la hora de elegir un gato, no solo se ha de tener en cuenta la raza, la edad o el carácter del felino, sino también qué tipo de estilo de vida se le va a dar. ¿Qué ventajas tiene dejar que tu gato disfrute de la naturaleza?, ¿los gatos de interior viven más tiempo que los de exterior? ¡Descubre las ventajas y desventajas de ambos modos de vida!

No siempre la elección sobre las salidas del gato es cosa del dueño. Muchos felinos insisten en que se les deje salir a tomar el aire de vez en cuando, mientras que otros lo piden a diario; bien porque han crecido en la naturaleza, porque con su anterior familia vivieron como gatos de exterior o porque pertenecen a las razas de gatos más activas.

Cuestión de razas

Muchas veces, el que tu minino prefiera salir o no depende de su raza. El bosque de Noruega o el Maine Coon adoran salir con frecuencia. Asimismo, a otras razas de actividad física alta, como el gato de Bengala, les encanta poder despejarse en el exterior.

Por el contrario, el british shorthair o el persa son más bien de naturaleza tranquila y se sienten a gusto con una vida exclusiva dentro de casa. También, el devon rex pertenece a este grupo de gatos de interior, ya que, al no poseer casi pelaje, es muy sensible al frío.

La seguridad

¿Son seguras las salidas? Esta es la pregunta que se hacen muchos dueños de gatos. El entorno que rodee al gato determinará la magnitud del riesgo de lesiones que pueda sufrir. Si vives en una calle muy transitada, el riesgo de que un coche puede colisionar con el gato es mayor. No obstante, aquellos que viven en el campo también deberían informarse sobre posibles cotos de caza y estar atentos a los depredadores de mayor tamaño, como los zorros o águilas. Por último, pero no menos importante, los cebos envenenados para perros también son mortales para los gatos.

Para aquellos que consideren que dejar salir al gato es demasiado peligroso, pueden contemplar la posibilidad de los recintos controlados al aire libre o los balcones con protectores o redes. Estas soluciones son ideales para quienes viven en la ciudad o para aquellos gatos más tranquillos.

Por cierto, salir a pasear con correa solo es más seguro en parte. Llevar a un gato con correa requiere práctica, ya que, de lo contrario, puede enredarse con ella, asustarse y hacerse daño. El cuerpo de un felino es más delicado que el cuerpo de un perro. Por ello, en lugar de utilizar collares, recomendamos los arneses, ya que distribuyen la fuerza de la correa a lo largo del pecho y la espalda del gato y no producen rozaduras.

El exterior no es necesariamente más seguro que el interior del hogar. Sin embargo, la magnitud del peligro para el minino depende principalmente de tus condiciones de vida.

La salud

Antes de dejar salir a tu gato deberías llevarlo al veterinario para que te informe sobre las vacunas que pueda necesitar, así como la administración de posibles tipos de profilaxis contra parásitos. Por ejemplo, una vacuna antirrábica es conveniente para aquellos gatos que se encuentren cerca o en áreas potenciales de rabia. También, la panleucopenia felina y la rinotraqueítis viral felina (FVR) deberían incluirse en el calendario de vacunas de los gatos de exterior. Además, se debería examinar con regularidad a los gatos de exterior por si tienen lombrices, sobre todo a aquellos que conviven con niños y personas mayores en la casa. Un antiparasitario es imprescindible. ¡Tu veterinario te puede asesorar!

No hace falta decir que solo se tendría que dejar salir libremente a los animales castrados o esterilizados. Porque, por muy adorables que sean los gatitos, los dueños deben preguntarse si, en el peor de los casos en el que se produjesen embarazos no deseados de forma continua, podrían realmente ofrecer un hogar a todos esos gatitos. El apareamiento de una pareja de gatos puede dar lugar a hasta 80 millones de crías en diez años. Además de eso, la búsqueda de pareja y el apareamiento pueden traer problemas innecesarios. La castración es una pequeña intervención que os evitará la descendencia no deseada. Este procedimiento en la mayoría de los casos es completamente seguro y no presenta complicaciones. Puedes encontrar más información sobre este tema en el artículo de la revista de zooplus sobre la esterilización felina.

En resumen, las salidas de los gatos no serán dañinas para su salud siempre que se tomen las precauciones adecuadas en lo que respecta a las vacunas, antiparasitarios y castración o esterilización.

Cuidados

Solo con los cuidados veterinarios no es suficiente, ya que, por ejemplo, el pelaje largo o denso de algunos felinos les puede suponer una sobrecarga a sus dueños cuando salen al aire libre. Dependiendo de si a tu gato le gusta adentrarse en la maleza o no, en ocasiones deberás recurrir al peine y al cepillo. Mientras peinas al gato puedes aprovechar para buscar garrapatas y extraerlas de forma rápida y segura antes de que succionen su sangre o quizás incluso la de otros miembros de la familia.
Puede que los gatos de exterior no siempre luzcan una apariencia de felinos de exposición. La pregunta es: ¿deberían tenerla?

Alimentación

La alimentación de los gatos de exterior requiere unos aportes mayores de energía que la alimentación de los gatos de interior. Al mismo tiempo, están expuestos a más gérmenes patógenos. La dieta de los gatos de exterior siempre debería adaptarse a este modo de vida.

Si el gato se pasea libremente por el vecindario, también comerá encantado alguno de los snacks de sus amigos felinos. Por ello, para sus dueños a menudo resulta difícil saber qué y dónde ha comido su minino. Apenas tocan su comedero en casa porque el alimento del perro vecino sabe mejor. Esto se convierte en un verdadero problema si tu gato necesita comida especial… Ante esta situación lo más práctico es dirigirse a los vecinos por la posible ingestión de alimento de tu gato y tratar de encontrar una solución por razones médicas. No obstante, si tu gato caza ratones, esta medida no te resultará útil.

¿Cuál es la mejor opción para tu gato?

Después de todas estas ventajas y desventajas, surge la pregunta: ¿cuál es la mejor opción para tu gato? Nuestros felinos son similares a sus ancestros salvajes, tanto psicológica como físicamente. Son pequeños cazadores que necesitan desafíos y quieren sentirse útiles. Esto es lo que les ofrece el salir al aire libre. Por supuesto, disfrutar de la naturaleza también debe ser seguro para ellos. Por ello, es importante sopesar las condiciones del modo de vida y las necesidades de tu gato.

Artículos más leídos

¿Es una buena idea dormir con el gato?

Entre los amantes de los gatos, es habitual dejar que nuestros mininos duerman en la cama. Sin embargo, existen opiniones contradictorias acerca de que los gatos compartan el lecho con las personas. En este artículo queremos exponerte los pros y los contras para que reflexiones con qué punto de vista simpatizas más y elijas el modo de actuar con tu pequeño tigre.

Rascadores para gatos

Los rascadores son un accesorio necesario para los gatos de interior y para aquellos que salen al exterior es una alegría tener la opción de desfogarse en casa. Estos bigotudos son muy curiosos y aventureros y siempre están a la búsqueda de nuevos desafíos. Por lo tanto, un rascador adecuado es esencial.