11 Marzo 2019

Cómo adoptar cachorros de una protectora de animales

Cómo adoptar cachorros de una protectora de animales

¿Te gustaría que uno o varios cachorros pasaran a formar parte de tu familia y no es necesario que sean de raza? Entonces la mejor opción es adoptar cachorros de una protectora.

Ventajas de adoptar en una protectora

Muchos amantes de los perros no buscan una raza determinada, prefieren acoger en su hogar a un mestizo. Si este es tu caso, lo mejor es que acudas a una protectora, incluso si lo que te gustaría tener es un cachorro. Con esto no estarás apoyando la «multiplicación» de perros. La adopción de un cachorro sin hogar trae múltiples beneficios y hay numerosos perros esperando encontrar una familia. Las protectoras de animales, con su extensa experiencia, pueden aconsejarte sobre qué cachorro es adecuado para ti y tu estilo de vida.

Los cachorros de las protectoras tienden a ser muy afables con los humanos y los perros pues se enfatiza mucho que los animales aprendan a socializar. Por supuesto que aquí influye el ambiente: ¿se encuentra el animal enjaulado en una perrera en el extranjero o está actualmente con una amorosa familia de acogida? Esto último le ofrece al cachorro, como mínimo, la misma buena experiencia, como si estuviera en un criadero. En cualquier caso, antes de decidirte, averigua en detalle las circunstancias actuales del cachorro e intercambia información con el intermediario para averiguar si sois compatibles.

No importa si son cachorros o senior, los perros de las protectoras han sido vacunados y desparasitados varias veces antes de ser entregados (por regla general, las protectoras solo otorgan animales que están sanos, a no ser que se haya acordado lo contrario, por ejemplo, en casos de enfermedades crónicas). Al adoptar estás apoyando a las protectoras: el dinero de la adopción es para el sustento de otros animales sin hogar y además le estás ofreciendo un futuro a un cachorro.

¿Protectoras o vendedores privados?

Vendedores privados de cachorros

Algunos dirán que, por el mismo precio o incluso por menos, pueden hacerse con un precioso cachorro mestizo de un comerciante privado. Estos también necesitan un hogar y además hay multitud de anuncios con ofertas a precios de ganga. Sin embargo, debes tener en cuenta que muchos vendedores privados ni tienen la competencia necesaria ni se ocupan de los cuidados de salud y además suelen tener crías por tenerlas o para hacer dinero fácil con ellas. De ninguna manera deberías apoyar esto. La demanda regula la oferta y por cada cachorro que salvas de unas malas condiciones vendrá otro. En caso de dudas acerca de la salud de los animalitos es mejor reportar el vendedor al SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza).

Cachorros de protectoras

En general, los animales de protectoras pasan mejores controles de salud, han sido vacunados y desparasitados. Las protectoras serias ponen especial atención a encontrar un cachorro que encaje contigo, pues lo importante es proporcionarle al animal un bienestar a largo plazo y esto incluye a su futuro cuidador.

Elegir un cachorro

La diversidad de cachorros en los centros es muy amplia. No importa si tienes una idea determinada o no: lo mejor es que acudas a la protectora más cercana. A pesar de que en ese momento quizás no tengan cachorros, seguro que conocen hogares de acogida con crías o tienen contacto con otras organizaciones del entorno. La ventaja es que es fácil ir a visitar a los cachorros. Si no hubiera ningún cachorro en las protectoras de la región puedes buscar por internet, pues las protectoras publican gran variedad de cachorros en busca de un hogar. Si introduces el término «cachorro» y «protectora» en el buscador obtendrás numerosos resultados.

welpen aus dem tierschutz

Requisitos para adoptar a un perro

Cuando hayas encontrado al cachorro de tus sueños, antes de que te lo puedas llevar, la protectora querrá conocerte mejor para evitar que dentro de unos cuantos meses termine (otra vez) en una protectora. Por lo tanto, después de una conversación inicial y tu claro interés en el perro, por lo general, un miembro de la protectora realizará una visita a tu hogar para verificar si tus condiciones de vida son apropiadas para tener un perro. Si tu domicilio es una vivienda de alquiler debes tener un permiso por escrito del propietario del inmueble indicando que puedes tener animales domésticos. Después de la inspección comienzan los trámites de adopción.

Los cachorros que son adoptados en protectora vienen con un chip, un carné de vacunas y un contrato de compra. Este documento normalmente incluye un compromiso de esterilización, es decir, que has de esterilizar o castrar al perro cuando sea adulto. También suele regular las condiciones de tenencia y prohibir el traspaso a terceros. El cachorro no podrá mudarse contigo hasta haber alcanzado al menos las ocho semanas de edad. A algunas personas les sorprende que un cachorro de una protectora cueste dinero, pues ya le estas ofreciendo un nuevo hogar. Sin embargo, las subvenciones recibidas no suelen ser suficientes para cubrir todos los gastos. Al pagar el precio de una adopción también estás aportando ayuda a otros canes. La mayoría de las protectoras siempre están disponibles para cuando necesites apoyo y consejos sobre cómo mejorar la relación con tu nuevo compañero.

Artículos más leídos

La llegada de un cachorro: consejos y equipamiento

¿Has decidido dar la bienvenida a una nueva mascota? ¡Enhorabuena! Antes de su llegada a casa debes tenerlo ya todo preparado para propiciar un comienzo agradable. Además de contar con las correspondientes nociones sobre el adiestramiento canino y su manutención adecuada, también es necesario conocer el equipamiento básico para la convivencia con perros. En particular, los primerizos en el mundo de los canes pueden aprovechar la espera de la llegada de los cachorros para informarse sobre todo lo que necesitan para garantizar su completo bienestar en el futuro hogar. Consigue los accesorios básicos con antelación para estar perfectamente equipado para la etapa tan emocionante que os espera. A continuación, te proponemos una serie de consejos sobre el equipamiento para tu cachorro.

Tener dos perros en casa

A diferencia de los conejos o de los loros, los perros no tienen por qué tener necesariamente un compañero de su misma especie, pues tú ya eres su principal apoyo. No obstante, es cierto que muchos adoran convivir con otro perro o incluso con varios. La ventaja de tener más de un can en la familia es evidente: tu peludo siempre tendrá a alguien con quien jugar. Si están bien educados, pasear dos perros no supone un problema ni tampoco su alimentación ni sus cuidados. Sigue leyendo para saber los pros y los contras de tener dos perros y la mejor manera de crear una buena relación entre ellos.

¿Cómo saber si mi perro es feliz? 10 signos de felicidad canina

¿Cómo puedo estar seguro de que mi perro está satisfecho? ¿Lo estoy haciendo bien y le estoy dando una vida que le haga completamente feliz? Todos nos hemos planteado estas preguntas alguna vez. La probabilidad de que tu peludo sea feliz es bastante alta, si disfruta de su tiempo. Puedes conseguir esto haciendo actividades con él como jugar o practicar deporte. Además —y esto no nos cansaremos de recordarlo—, es importante que le des comida de calidad, para que tenga una buena salud física y mental, que le hará estar de buen humor. Hoy se sabe también que la felicidad de los perros está muy ligada a sus hormonas.