American curl

american curl

La american curl es una raza de gatos que llama la atención sobre todo por sus amplias orejas, que parecen un elegante tocado creado por un diseñador moderno. En cuanto al carácter, prevalece su legado como gato doméstico: es íntegro, activo y cercano a las personas.

Origen

La historia del american curl comenzó en 1981 en California, Estados Unidos: una gata de pelo largo con extrañas orejas llamó la atención de los amantes de los gatos Joe y Grace Ruga. Le dieron algo de comida y poco después la invitaron a vivir con ellos. La gata Shulamith es la antecesora de todos los gatos american curl.

Después del nacimiento de los primeros descendientes comenzó la cría selectiva de la raza, en 1983. Los genetistas estudiaron las bases genéticas de 384 gatitos y descubrieron que el gen responsable de la forma de las orejas se hereda de forma autosómica dominante, es decir, que cada felino con el gen curl tiene esta llamativa forma de las orejas. El genetista británico Roy Robinson además analizó la salud de la raza y no encontró ningún defecto genético. Para mantener la fortaleza del american curl, también se permiten gatos con las orejas rectas para la cría, siempre y cuando cumplan con el estándar de cría de la raza. Gracias a estos cruces, los gatos american curl son muy saludables. Una cría responsable es esencial para que esto siga siendo así.

Aspecto

Los american curl reciben su nombre por la poco común forma ondulada de sus orejas: de tamaño mediano, colocadas en forma vertical, tienen una base ancha, y las puntas son redondeadas y tiene mechones de pelo que apuntan hacia la parte posterior de la cabeza. En las crías, las orejas comienzan a ondularse después de unos cuatro a seis días, la forma definitiva no se aprecia hasta pasados unos meses. La curvatura del oído externo es individual y varía de un gatito a otro, ¡en casos extremos puede ser de hasta 180 grados! Sin embargo, esto no influencia el sentido del oído del felino, además, sus orejas tienen la misma movilidad que las de los demás animales.

Para la excelencia del gato, la curvatura de la oreja se saca del estándar de la cría: un american curl de primer grado es ideal como animal de compañía. Los gatos con orejas onduladas en segundo o tercer grado se usan para la cría y como animales de exposición. Lo ideal es que las orejas se ondulen en media luna, desde la base ancha son dos tercios rectas y terminan curvándose hacia la punta por un tercio. El ángulo es de 90 a 180 grados.

La mutación espontánea del american curl

La forma curvada hacia atrás se debe a una mutación espontánea que se hereda de forma dominante: en los mininos con las orejas dobladas y rectas siempre prevalece el gen curl, que es el responsable de la ondulación de las orejas. Si ambos progenitores tienen las orejas rectas y curvadas, es posible que la descendencia tenga orejas onduladas o normales. Estos últimos se denominan american curl de orejas rectas.

Pero las llamativas orejas no son el único rasgo característico de la raza. Son gatos de tamaño mediano. Su suave pelaje no tiene casi subpelo, lo que hace que esté pegado al cuerpo. Esta raza tiene diferentes largos de pelo, pero incluso los de pelaje largo casi no pierden pelo debido a la escasez de subpelo. Para la cría del american curl se permite un pelaje de todo tipo de colores, incluyendo las evoluciones cromáticas más exóticas somo el lynx point y variantes smoke.

Los ojos de este bigotudo dicen mucho de su carácter: son almendrados y muy expresivos, abiertos y amables.

american curl

Carácter del american curl

El american curl es una raza de gatos excepcionalmente amable. Busca la cercanía de sus humanos e incluso prefiere la de los niños, ¡esto hace que sea un gato ideal para una familia! Su carácter viene marcado por sus raíces como gato común de pelo corto: es una raza muy activa, abierta y resistente. Son animales muy inteligentes que adoran los rompecabezas y, a menudo, incluso aprenden a traer objetos y a abrir puertas. La mejor manera de entretener a estos bigotudos es mediante juegos interactivos y de inteligencia. También disfrutan jugando frecuentemente con cañas y plumeros, pelotas, etc. Además, deberían tener un rascador para poder desfogarse bien. La vivacidad de estos mininos suele mantenerse incluso cuando son mayores. Los american curl son gatos muy curiosos que siguen a sus humanos a donde vayan, pero no son demasiado pesados ni tan habladores como muchas razas orientales.

Salud y cuidados

A pesar de que esta raza se considere robusta, sus orejas curvadas hacia atrás, en algunos casos, provocan problemas de salud. Un canal auditivo estrecho puede ocasionar una producción excesiva de cera y supone un alto riesgo para infecciones. ¡La revisión frecuente de las orejas es la mejor prevención! El exceso de cera puede eliminarse con un paño húmedo. Evita introducir cualquier cuerpo extraño de forma directa en la oreja. Encontrarás información detallada sobre esto en nuestro artículo: cómo limpiar los ojos y los oídos de los gatos.

La raza american curl puede ser de pelo corto o largo. Debido a la escasez de subpelo, ambas variantes sueltan muy poco pelo. El cepillado regular facilita la muda del pelaje, pero puede reducirse a pocas veces por semana.

Al igual que todas las demás razas, el american curl debe acudir con regularidad al veterinario. Este puede recomendarte un programa de vacunación adecuado y mantener la higiene dental del minino bajo control.

La comida para gatos de buena calidad, con mucha proteína, es la mejor para preservar la salud de un gato american curl. Los bigotudos solo pueden digerir pocos hidratos de carbono. Como animales carnívoros reciben los nutrientes y las proteínas necesarias de carnes de alta calidad.

american curl

Alimentación para el american curl

Para que tu american curl esté siempre sano es importante que le alimentes con comida de alta calidad rica en proteína. El alimento natural de los gatos, el ratón, está compuesto por un 85 % de carne y solo un 5 % de ingredientes vegetales que se encuentran dentro del aparato digestivo de la presa. Por eso los gatos solo pueden digerir una pequeña cantidad de hidratos de carbono. Como animales carnívoros, reciben los nutrientes y las proteínas que necesitan de la carne y del pescado de buena calidad. La comida correcta para esta raza de gato debe tener un alto porcentaje de carne.

Interpretar la información del fabricante de la comida para gatos

A la hora de leer la etiqueta de la comida ten en cuenta lo siguiente: de acuerdo con la ley de alimentación, el orden de la lista de ingredientes es de mayor a menor según el peso del producto terminado. Por lo que la carne debería estar siempre en primer lugar. Muchos piensos contienen derivados, que no tienen por qué ser dañinos, pero el término carne y subproductos animales también puede significar que contiene órganos sobrecargados como el hígado o el bazo o incluso pelos y cuernos. Por eso hay que tener cuidado. Los cereales solo deben administrarse en pequeñas cantidades, por lo que deberían aparecer bastante abajo en el listado de los ingredientes.

Los potenciadores de sabor y los conservantes provocan alergias en muchos gatos. Sin embargo, se encuentran en casi cada alimento para gatos que se puede comprar. Si el pienso favorito de tu bigotudo está libre de estos aditivos, ¡genial! Al azúcar tampoco se le ha perdido nada en la comida para gatos. A pesar de que lo mininos no suelen tener caries, el azúcar añadido de la comida sobrecarga el riñón y, a la larga, puede provocar diabetes. Pero no te preocupes, si lees bien las etiquetas, no es difícil encontrar la comida adecuada para tu american curl.

Descubre nuestra selección especial de comida dietética, ecológica, sin cereales, etc.

american curl

Cría

Para un criador profesional sus gatos son como miembros de la familia, por lo que se responsabiliza de ellos y de sus descendientes. Cruza a sus animales con consideración y la salud y la genética de cada gato son decisivos.

Un entorno y una alimentación adecuados son importantes, pero también tienen su coste. A pesar de ello, los criadores responsables no entregan sus crías antes de que hayan cumplido doce semanas, pues los gatitos necesitan un mínimo de tres meses para aprender todo lo necesario de la vida felina de su madre y sus hermanos. Esto es una etapa emocionante y agotadora, tanto para el criador como para la mamá gato. Para poder socializar bien a sus crías, la gata madre necesita tener tiempo para recuperarse entre las camadas. Y es que, lo que parece tener sentido a nivel económico, no siempre es bueno para los animales implicados. Por eso observa bien el criadero y no te dejes embaucar por los que ofrecen gatos de raza sin pedigrí a bajo precio.

Lee nuestro artículo sobre la adaptación de los gatitos: equipamiento básico y consejos.

Precio de un american curl

El precio de un american curl depende de la línea de cría y de la curvatura de sus orejas: el primer grado son los gatos domésticos, que se ofrecen a amantes de los gatos o personas que no tienen intención de dedicarse a la cría de estos. Los mininos con orejas onduladas de segundo y tercer grado son para la cría y exposición. Dado que en Europa no hay muchos criadores de la raza american curl, los precios varían mucho, dependiendo de la oferta y la demanda.

Nuestros artículos más útiles

Gato siamés

El gato siamés es, junto al persa, una de las razas de gatos más antiguas y conocidas. Su origen se encuentra en el sudeste asiático, concretamente en Siam, que hoy en día pertenece a Tailandia. Allí, el siamés era venerado como gato de templo. Hacia finales del siglo XIX, los primeros ejemplares llegaron a Inglaterra, donde se comenzó la cría de esta raza. En 1892 ya se estableció el primer estándar para los gatos siameses, pero la raza solo fue reconocida en 1949 por la Federación Internacional Felina (FIFe).

Azul ruso

A primera vista este gato de color azul grisáceo se puede confundir con un cartujo o un británico de pelo corto. Pero si te fijas más detenidamente, te darás cuenta de que estas razas son muy distintas entre sí.

Gato esfinge

El origen de los gatos esfinge o sphynx no está muy claro. Su existencia se remonta al periodo de los aztecas, quienes habrían tenido gatos sin pelo hace muchos siglos. Los primeros registros de esta raza se encontraron a principios del siglo XX en Nuevo México. Allí nacieron dos gatitos sin pelo que no se emparejaron porque eran hermanos. Estos mininos recibieron el nombre de «nuevos gatos mexicanos sin pelo». Sin embargo, estos pequeños felinos no están relacionados con los esfinges actuales. El sphynx es de origen canadiense. En 1966 una gata doméstica parió un gatito negro sin pelo y, con él, comenzó la cría de una nueva raza. Una señora adquirió ese peculiar gatito, llamado Prune, y a su madre, Elisabeth, a los que cruzó pasado un año para obtener más descendientes. De esa camada nacieron 7 gatitos, incluidos 2 machos y 2 hembras sin pelo. Estos mininos tuvieron graves problemas de salud: su sistema inmunitario no era capaz de desarrollarse adecuadamente. Por esta razón, la cría de esta raza llegó casi a su fin. No obstante, a mediados de los años 70 se encontraron otros ejemplares de estos «gatos desnudos» y la cría siguió adelante. Tan pronto como en 1971, el esfinge ya fue reconocido como raza.