Nematodos en perros

nematodos en perros

Si no se tratan, los nematodos pueden ser peligrosos, especialmente para los cachorros.

Los nematodos en perros pueden pasar inadvertidos durante mucho tiempo, pero una infestación puede ser muy peligrosa. Además de la profilaxis adecuada, es decisivo detectar los signos de una infestación a tiempo y tratarla con medicamentos.

Síntomas: ¿cómo se comporta un perro que tiene nematodos?

Una infestación de nematodos en perros suele pasar desapercibida durante mucho tiempo. Así pues, puede que el perro no manifieste ninguno de los síntomas siguientes hasta meses o años después de infestarse:

  • Falta de apetito y pérdida de peso
  • Malestar general causado por anemia
  • Desórdenes gastrointestinales, como diarrea viscosa o sanguinolenta o bien vómitos
  • Trastornos del desarrollo en cachorros
  • Pelo hirsuto y apagado
  • Picor en el ano que hace que el perro arrastre el trasero por el suelo (como un trineo)
  • En caso de infestación de gusanos del corazón o pulmonares, problemas respiratorios, como tos o disnea
  • Trastornos de coagulación que se notan por hemorragias como hematomas o heces sanguinolentas

¿También se pueden transmitir a las personas?

Dado que algunas especies tienen potencial zoonótico, las personas, y especialmente los niños, también pueden infectarse.

Diagnóstico: ¿cómo se detectan?

En caso de sospecha de infestación de nematodos en perros, los veterinarios pueden realizar un análisis de heces. Para ello, necesitan una muestra de excrementos, a ser posible que contenga muestras de tres días consecutivos.

Hay varios métodos, como el de flotación o el de Baermann-Wetzel, que permiten detectar huevos o larvas en las heces.

Además, se puede hallar la presencia de antígenos de ciertos gusanos con un análisis de sangre.

nematodos en perros
Para detectar una infestación de nematodos en perros, puedes llevarle muestras de heces al veterinario.

Tratamiento: ¿cómo se tratan?

En los últimos años, la ciencia ha descubierto que no solo han progresado las resistencias antimicrobianas, sino también las resistencias a los antihelmínticos. Por eso, los especialistas no recomiendan tratar una infestación impulsivamente, sino basar el tratamiento en un examen de heces previo.

Los veterinarios aconsejan seguir un plan de desparasitación. Esto significa desparasitar a los cachorros a las dos, cuatro, seis y ocho semanas. A continuación, habría que examinarlos cada tres meses y volver a desparasitarlos si es necesario.

Tras tratar al perro contra los nematodos, es importante comprobar si ha surtido efecto con un nuevo examen de heces. En función del medicamento, este debe tener lugar siete días (p. ej., fenbendazol) o tres semanas (p. ej., lactona macrocíclica) después de la última dosis.

Causas: ¿cuáles son los desencadenantes?

Los nematodos abarcan varias especies de gusanos que también pueden infestar a otros animales, como los gatos o los caballos. Tienen forma de hilo y son endoparásitos, lo que significa que viven dentro del cuerpo del huésped. En cambio, los ectoparásitos, como las garrapatas, los ácaros o las pulgas, viven en la piel del huésped.

Los nematodos pueden medir entre pocos milímetros y un metro de largo.

Los nematodos en perros más comunes

Hay distintas especies de nematodos, pero estas son las que más afectan a los perros:

  • Gusanos gancho
  • Nematodos
  • Gusanos pulmonares
  • Gusanos del corazón

Lee este artículo para saber más cosas sobre los gusanos en perros.

Pronóstico: ¿cuáles son las probabilidades de curación?

El pronóstico de una infestación de nematodos en perros depende de la especie y del estado de salud del perro. Los perros inmunodeprimidos, ya sea porque están enfermos o son cachorros, pueden sufrir un curso de la enfermedad grave.

Si se ignora o no se trata una infestación, esta puede acabar causando graves daños pulmonares o desórdenes gastrointestinales. En casos graves, puede resultar mortal.

nematodos en perros
Los perros pueden infectarse de gusanos por vía oral.

Prevención: cómo proteger a tu perro

Los nematodos no solo se encuentran en el huésped, sino también en el entorno en estadios infecciosos. Para prevenir una infección en tu perro, en otros perros y en niños, toma nota de las medidas siguientes:

  • Pídele al veterinario que examine al perro en busca de gusanos regularmente, más o menos cada cuatro meses. Esto es especialmente importante si le das carne cruda para comer (BARF/ACBA).
  • Siempre que sea posible, elimina las heces del perro para reducir la exposición.
  • No le des sobras de comida cruda.
  • Si llega un nuevo animal a casa, ponlo en cuarentena hasta que el resultado sea negativo.
  • Hazle pruebas a tu perra antes de dejar que la monten.
Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
11 min

Castrar a un perro

Hace mucho tiempo que la castración es una intervención rutinaria en las clínicas veterinarias. Pero ¿castrar a un perro siempre es una buena idea? ¿Qué diferencia hay entre la castración y la esterilización? ¿Cuánto cuesta el procedimiento? Te contamos todo lo que necesitas saber y los pros y contras de castrar a un perro.
11 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?