Dermatitis en perros

En colaboración con Royal Canin
Dermatitis en perros

La dermatitis en perros puede tener varias causas.

Todos los perros se rascan de vez en cuando, especialmente en la época de muda. Si observas que el prurito va más allá de lo normal, debes averiguar las causas. Cuando un perro se rasca sin parar, esto no solo perjudica su bienestar. De hecho, la dermatitis en perros suele ser signo de infestación parasitaria, alergia, infecciones fúngicas o enfermedades subyacentes.

rebajas zooplus

Causas

El prurito es uno de los motivos más frecuentes por los que la gente lleva al perro al veterinario. Si tu perro se rasca sin parar, es imprescindible que lo lleves porque las causas posibles son muchas. Aquí te presentamos las más importantes.

En general, los veterinarios clasifican las causas en primarias y secundarias: en las primarias, primero aparece el picor y, después, las alteraciones cutáneas. En cambio, en las causas secundarias, primero aparecen las alteraciones cutáneas y, después, el prurito.

Ácaros y pulgas

Una de las causas típicas de la dermatitis en perros son los parásitos que infestan el pelo y la piel. Existen numerosos tipos de ácaros que pueden darles quebraderos de cabeza. Los más importantes en relación con el prurito son:

  • Gamásidos (Mesostigmata)
  • Aradores de la sarna (Sarcoptes)
  • Ácaros del oído (Otodectes cynotis)
  • Ácaro de la cosecha (Trombicula autumnalis)

Una infestación de pulgas también es una causa frecuente de la dermatitis en perros. Las pulgas se transmiten de animales infectados a los perros o llegan a su pelo desde el entorno, como la cama o el coche. La hipersensibilidad a componentes de la saliva puede provocar dermatitis alérgicas a la picadura de pulga (DAPP) o alergias a la saliva de pulga.

Alergias

Hay varias alergias que pueden provocar un picor leve o intenso en los perros. Los tipos de alergias más importantes son:

  • Alergias por contacto: los alérgenos provocan una reacción alérgica en el punto de contacto.
  • Alergia a la saliva de pulga: los alérgenos en la saliva de pulga pueden ocasionar un fuerte prurito en perros.
  • Atopia: los alérgenos del entorno, como el polvo, las gramíneas, los ácaros del polvo o el moho, provocan reacciones alérgicas.
  • Alergias alimentarias: ciertas proteínas de la comida son las causantes de esta alergia.

Infecciones fúngicas

Además, una infección de hongos puede provocar dermatitis en perros. Los hongos típicos son, por ejemplo, Microsporum canis y, aunque menos frecuente, Trichophyton mentagrophytes.

En general, las infecciones fúngicas son menos comunes en perros. Suelen padecerlas si el sistema inmunitario está debilitado, con un cuidado deficiente o por el contacto con un animal infectado.

Otras causas

Las enfermedades sistémicas son las causas secundarias principales de la dermatitis en perros. Estas son, por ejemplo, el hipertiroidismo, el síndrome de Cushing (hiperadrenocorticismo) o enfermedades autoinmunes.

En estos casos, las alteraciones de la piel y el pelo se producen por deficiencias en la barrera protectora de la piel, inmunodepresión, una prolongación del ciclo capilar o similares.

Estas enfermedades suelen manifestarse con alteraciones cutáneas, pero sin picor. Los cambios en la estructura cutánea y la inmunodepresión facilitan el acceso a los patógenos, como bacterias y hongos (Malassezia). Se asientan en la piel alterada y provocan una infección.

Diagnóstico: ¿cómo se detecta la causa de la dermatitis en perros?

Como el prurito en perros puede tener tantas causas, una anamnesis exhaustiva y un informe previo son fundamentales para un diagnóstico estructurado.

¿Qué preguntas formulará el veterinario?

  • Descripción física (raza, sexo, edad y peso)
  • Edad al inicio del problema de prurito
  • ¿Los padres o hermanos tienen síntomas similares?
  • Ubicación del prurito
  • Temporalidad: ¿los síntomas reaparecen siempre, por ejemplo, en primavera?
  • ¿Hay otros animales o personas del hogar afectados?
  • En caso de tratamiento previo: ¿el perro ha respondido a una terapia previa?
  • ¿Qué se produjo primero: el picor o las alteraciones cutáneas?

Con estos datos y después del examen clínico, el veterinario empieza con el diagnóstico.

Cinco métodos diagnósticos importantes

  1. Los ectoparásitos son causas frecuentes de dermatitis en perros y suelen detectarse fácilmente. Sin embargo, si no se detectan parásitos, pero la sospecha es sólida, se debe iniciar una terapia diagnóstica. En este caso, el veterinario administra medicamentos contra los parásitos sospechosos y espera a los resultados.
  2. Con un método citológico o un antibiograma con detección de patógenos pueden diferenciarse las bacterias y los hongos como patógenos. Se trata de determinar la causa de la infestación de estos patógenos.
  3. Para las infecciones fúngicas (dermatofitos) existen varios métodos diagnósticos, como luz negra, cultivos de hongos o test PCR de dermatofitos.
  4. El diagnóstico de la alergia es más complicado. Por desgracia, no existen pruebas sencillas y seguras que indiquen de qué alergia se trata. El diagnóstico de una alergia por contacto es relativamente fácil porque el prurito aparece de forma localizada después del contacto con un material o sustancia determinados. Para las demás alergias se recomienda realizar un diagnóstico de exclusión, que consiste en ir descartando alergias.
  5. Si se sospecha de un prurito secundario se debe buscar la causa subyacente, como enfermedades hormonales. Para ello se realizan, p. ej., análisis de sangre que incluyan los valores de la glándula tiroides.

Terapia: ¿cómo se trata la dermatitis en perros?

Con un picor extremo, suele ser necesario aliviar al perro con medicamentos durante el diagnóstico o antes. Esto se consigue con fármacos de efecto rápido, como glucocorticoides u oclacitinib. También son útiles las terapias localizadas, por ejemplo, con champús especiales.

Sin embargo, es indispensable encontrar la causa del prurito para ayudar al perro permanentemente. El tratamiento que se elija dependerá de la causa exacta del prurito en perros.

Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
11 min

Castrar a un perro

Para las clínicas veterinarias, la castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro? ¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar? ¿Cuánto cuesta castrar un perro? Aquí encontrarás toda la información, así como las ventajas y los inconvenientes.
11 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?