Lombrices en perros: ¿por qué hay que desparasitarlos y con qué frecuencia?

Lombrices en perros

La desparasitación regular protege a tu cuadrúpedo de una grave infestación de gusanos.

Los huevos de lombriz y las larvas están casi en todas partes. Ni siquiera las mejores precauciones previenen eficazmente que nuestros peludos se infecten una y otra vez de estos persistentes parásitos. Cada nueva infección es el principio de un ciclo peligroso. Por eso, es necesario desparasitarlos regularmente.

Lombrices en perros: ¿por qué es tan importante la desparasitación?

Las lombrices acechan en todas partes en el día a día. Por ejemplo, durante el paseo diario, tu perro puede entrar en contacto con posibles fuentes de infección. Algunas de las más importantes son otros perros infectados, excrementos de otros perros y roedores.

Las infecciones por lombrices suelen pasar totalmente desapercibidas al principio. Los perros parecen estar como siempre y no muestran síntoma alguno.

Esto es lo que hace que una infestación de lombrices sea tan peligrosa. Y es que la población de lombrices va creciendo día a día y va dañando la salud del perro paulatinamente. Si la infestación pasa mucho tiempo inadvertida, al final se vuelve muy intensa.

¿Por qué es tan importante desparasitar al perro? Con ayuda de tratamientos vermífugos regulares evitarás que se produzcan infestaciones intensas.

Además, los parásitos intestinales en perros no solo representan un peligro para ellos. Las personas y otros animales pueden infectarse al entrar en contacto con el perro y enfermar también. Los niños y las personas con un sistema inmunitario debilitado son los que corren más peligro.

¿Cómo se reconocen las lombrices en perros?

Al principio, el perro no muestra ningún síntoma. Dado que las lombrices se reproducen en el cuerpo del animal, poco a poco la infestación se va intensificando. Esta viene acompañada de síntomas claros:

  • Pérdida de peso
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Mal estado general
  • Anemia
  • Oclusión de los conductos intestinales y biliares (esto puede incluso causar la muerte)

Por desgracia, una infestación de lombrices en perros no se suele detectar en las heces. Con los excrementos, el perro solo expulsa los huevos o larvas y estos no se ven a simple vista. Solo con una infestación grave se pueden expulsar lombrices enteras.

Lombrices en perros

Con qué frecuencia tengo que desparasitar a mi perro?

Para proteger a tu perro de las posibles consecuencias de una infestación de lombrices, los veterinarios recomiendan llevar a analizar muestras de heces al menos cuatro veces al año. Otra opción es desparasitar al perro trimestralmente. Los cachorros se tienen que desparasitar por primera vez con dos semanas de vida.

Pide asesoramiento al veterinario  sobre los intervalos de desparasitación recomendados para tu perro.

Como es lógico, no todos los perros corren el mismo riesgo de infectarse de lombrices. El día a día del perro desempeña un papel importante en este sentido: ¿el perro sale a la calle libremente sin supervisión? ¿Tiene contacto con otros perros de fuera del hogar? ¿Es un cazador activo y come presas? ¿Come carroña o heces de otros perros? Todo esto aumenta el riesgo de una infestación de parásitos intestinales en perros.

¿Cómo funciona un tratamiento vermífugo?

Los tratamientos vermífugos contienen principios activos que combaten todos los estadios de una lombriz. Están pensados para prevenir la formación de lombrices maduras que ponen huevos.

Algunos antiparasitarios solo están indicados para matar ciertos tipos de lombrices en perros. En cambio, otros actúan contra un amplio espectro y combaten tanto cestodos como nematodos. El veterinario decidirá en cada caso qué tipo de antiparasitario es conveniente en cada caso.

Administración de los preparados

Tienes varias opciones para desparasitar a tu perro. Por un lado, existen comprimidos, pastas y antiparasitarios líquidos. Se administran directamente en la boca o la comida del perro. Con algunos basta con una sola dosis, pero otros se tienen que administrar durante varios días.

Por otro lado, para los parásitos persistentes se utilizan las pipetas. Este fármaco se aplica sobre la piel que hay entre los omóplatos del perro. Este método también es muy eficaz.

La dosificación depende del peso del perro. Hoy en día, los antiparasitarios son fáciles de digerir. Están indicados para perros de todas las razas y edades, y pueden darse sin problemas a perras embarazadas y lactantes.

Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
10 min

Castrar a un perro

Para las clínicas veterinarias, la castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro? ¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar? ¿Cuánto cuesta castrar un perro? Aquí encontrarás toda la información, así como las ventajas y los inconvenientes.
10 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?