Lombrices en perros

Lombrices en perros

Los huevos y larvas de las lombrices están en casi todas partes. Ni siquiera las mejores precauciones pueden evitar que nuestros cuadrúpedos se infecten con estos parásitos. Con cada nueva infección comienza un ciclo peligroso. Por eso es importante que desparasites a tu perro con regularidad. Aquí te contamos todo sobre las lombrices en perros.

¿Cómo se transmiten las lombrices en perros?

El perro ya entra en contacto con fuentes de infección durante los paseos diarios. Los animales infectados de la misma especie, los excrementos de otros perros y los roedores se consideran fuentes de riesgo. No hay mucho que el cuidador del can pueda hacer para evitarlo. Pero los peligros también acechan en casa. Incluso los recintos más limpios, una casa bien cuidada y una comida para perros de alta calidad no garantizan la prevención de lombrices.

Los huevos y larvas de las lombrices son muy robustos. Los parásitos anidan en lugares ocultos y pasan desapercibidos hasta que entran en el organismo de un animal huésped. Mientras tanto, pasan por varias etapas de desarrollo y se convierten en parásitos de pleno crecimiento.

Otras vías de transmisión

En algunas especies de lombrices, las pulgas y otros parásitos actúan como huésped intermedio. En cambio, otras no necesitan un huésped intermedio para entrar en el organismo del can. Las larvas simplemente atraviesan la piel del cuadrúpedo. Esto se conoce como infección percutánea. Incluso los cachorros que aún no han nacido pueden infectarse a través de la madre. Con frecuencia, las lombrices también llegan al organismo de la cría a través de la leche materna. Se supone que el 80 % de los cachorros está infectado con nematodos. Como puedes ver, las vías de infección son varias. No obstante, muchos de los que tienen perros no saben que es por eso por lo que deben desparasitar a su peludo de manera preventiva.

Especies de lombrices en perros

Nematodos

Los anquilostomas, las lombrices intestinales y los tricocéfalos pertenecen a los nematodos. Suelen habitar en el intestino delgado del huésped y pueden producir hasta 200 000 huevos al día.

  • Una infestación de anquilostomas suele manifestarse con adelgazamiento, anemia y diarrea. El parásito chupasangre también es peligroso para los humanos
  • Lo mismo se aplica a las lombrices intestinales. Los cachorros infestados por lombrices muestran claros síntomas: un abdomen hinchado, tos y raquitismo
  • El tricocéfalo puede medir hasta 7,5 centímetros y suele provocar enteritis, adelgazamiento y una pérdida de fuerza en el perro. Sin embargo, no existen indicios de ningún peligro para los humanos

Tenias

Existe una gran variedad de especies de tenias. Las más comunes son las siguientes cuatro:

  • La tenia del perro (Dipylidium caninum) puede llegar a medir hasta medio metro y sus miembros blanquecinos parecen granos de arroz. A veces los trozos se adhieren a las heces o al pelo del perro afectado, lo que facilita el diagnóstico. Los trastornos digestivos, el picor intenso en la región anal y el adelgazamiento pueden ser síntomas de infestación por la tenia. Este tipo de lombriz también puede ser peligroso para los humanos
  • La tenia del zorro (Echinococcus multilocularis)se considera la más peligrosa para los humanos. Las personas que sufren una infección por la tenia del zorro suelen tener daños en los tejidos del hígado. La más pequeña de todas las tenias (longitud aprox. 0,4 cm) suele habitar en el intestino delgado de los zorros. Los gusanos adultos tienen la peculiaridad de soltar los pequeños miembros terminales que se excretan con las heces del zorro. En teoría, las extremidades activas pueden encontrarse en los arbustos, matorrales y frutos del bosque. A menudo son capturados por pequeños roedores, que actúan como huéspedes intermedios. Una vez que alcanzan a un perro, la infección se transmite de nuevo. La presencia de tenias de zorro en el organismo de los perros suele pasar desapercibida durante mucho tiempo, ya que suele ser bastante asintomática. Por lo tanto, los cuidadores deben tomar la precaución de desparasitar al perro con regularidad.
  • Las tenias saginatas pertenecen a un grupo de tenias que pueden crecer hasta 2 metros de largo. A pesar de su impresionante longitud también suelen pasar desapercibidas. Las infecciones por este tipo de lombriz suelen proceder sin síntomas. Solo en raros casos se pueden observar trastornos digestivos, adelgazamiento y oclusión intestinal.
  • Los mesocestóididos pueden alcanzar un largo de hasta 2,5 metros y también suelen pasar desapercibidos. No obstante, los perros muy infestados sufren de pérdida de apetito y tienen un pelaje áspero.

Desparasitar al perro: ¡las lombrices son peligrosas!

Las infecciones por lombrices suelen pasar completamente desapercibidas al principio. El cuadrúpedo no muestra síntomas de enfermedad. ¿Desparasitar al perro? Lo normal es que el cuidador no vea ningún motivo para esto. Es por ello por lo que una infestación de gusanos es tan peligrosa. La población de lombrices crece día a día y causa grandes daños al organismo. Si la infestación por gusanos del perro permanece inadvertida durante mucho tiempo llega a ser muy grave y va acompañada de claros síntomas. Algunas de las consecuencias son: pérdida de sangre, anemia, pérdida de peso, vómitos, malestar general, oclusión de los conductos intestinales y biliares e incluso muerte. La infestación de gusanos no solo es un peligro para el cuadrúpedo afectado. Las personas y otros animales también pueden infectarse y enfermar por el contacto con el perro. Los niños y las personas inmunocomprometidas se consideran particularmente en riesgo.

¿Con qué frecuencia debo desparasitar a mi perro?

Dado que no se pueden descartar nuevas infecciones por lombrices solo hay una posibilidad: es necesario tratar de mantener la infestación de gusanos dentro de unos límites. El tratamiento contra lombrices en perros también sirve para tratar a los animales afectados de forma grave, pero sobre todo es para evitar que se llegue a producir. Por lo tanto, la desparasitación debe realizarse con regularidad. En circunstancias normales es suficiente con desparasitar al perro cada tres meses. Sin embargo, si vives en una zona donde las infecciones de tenia de zorro son frecuentes, la desparasitación debe llevarse a cabo cada 4-6 semanas. Esto se aplica en particular a los perros de pastoreo. Un viaje y una fuerte infestación de pulgas pueden ser otras razones que hacen necesaria una desparasitación adicional.

Tratamiento contra las lombrices en perros

Los tratamientos contra las lombrices en perros contienen ingredientes activos que pueden combatir todas las etapas de un gusano. Están diseñados para prevenir el desarrollo de gusanos sexualmente maduros que ponen huevos. Algunos tratamientos de desparasitación tienen como objetivo exterminar un grupo específico de lombrices. Otros actúan como un espectro de banda ancha y combaten las tenias y los nematodos al mismo tiempo.

El veterinario decidirá qué tipo de tratamiento es el apropiado en cada caso individual. Si quieres desparasitar a tu perro tienes varias opciones. Hay pastas y tratamientos líquidos que pueden ser administrados de forma bucal o en la comida. Para los que se niegan a ingerirlos existen pipetas. La dosis depende del peso del can. Actualmente, los tratamientos contra los parásitos se toleran bien. Además, los parásitos internos se pueden prevenir con diferentes complementos alimentarios. Son adecuados para perros de todas las razas, de todas las edades e incluso pueden utilizarse en animales gestantes y lactantes.

Nuestros artículos más útiles

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.

Castrar a un perro

Para las clínicas veterinarias, la castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro? ¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar? ¿Cuánto cuesta castrar un perro? Aquí encontrarás toda la información, así como las ventajas y los inconvenientes.

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?