Galletas para perros caseras

galletas para perros caseras

Es cierto que comprar snacks para perros en la tienda online zooplus es más rápido que hacerlos tú mismo. No obstante, no es tan divertido. Además, hay otros motivos por los que es bueno hacer las chuches para tu perro en casa. Te contamos cuáles son, cómo conservar y cómo hacer galletas para perros caseras, así como ideas de recetas sabrosas que seguro que le encantarán a tu can.

Ventajas de hacer galletas para perros caseras

Hacer snacks para perros en casa tiene, sobre todo, una gran ventaja: sabes qué es lo que contienen. Muchas golosinas para perros contienen colorantes y conservantes o incluso azúcar, es decir, cosas que tu peludo no necesita y que, además, no son saludables. En cambio, si te pones manos a la obra, serás tú quien decida los ingredientes de los snacks para tu can. Al fin y al cabo, nadie sabe mejor que tú qué es lo que le gusta a tu cuadrúpedo y qué alimentos le sientan bien. Otra ventaja es que ahorras dinero, pues el coste de los ingredientes es bastante reducido y es posible que muchos de ellos ya los tengas en tu casa.

Los ingredientes adecuados

En cuanto a los ingredientes que puedes usar para hacer los snacks para tu perro no hay límites, siempre y cuando utilices alimentos que el cuadrúpedo tolere. El azúcar, el chocolate o las pasas están prohibidos. Lo mejor es que utilices ingredientes que sean nutritivos para el can. De esta forma puedes ofrecerle los snacks con la conciencia tranquila, eso sí, sin excesos. Ya sea harina integral, huevos, patatas, zanahorias, espinacas, avena, queso en crema, cuajada de leche, caldo de carne o avena, las diferentes recetas de golosinas para perros son tan variadas como los alimentos. También puedes hacer tus propios bocaditos con carne o pescado. Es mejor usar carne picada o filetes de pescado tiernos con los que puedes hacer un puré para mezclar con la masa para las galletas para perros.

Cómo hacer galletas para perros: más fácil de lo que crees

Si ya tienes experiencia en la preparación de la comida para perros, por ejemplo, porque alimentas a tu can con carne cruda (dieta BARF), te resultará fácil descubrir los alimentos que puedes emplear y combinar para hacer los snacks caseros. No obstante, si hasta ahora solo has alimentado a tu can con pienso o comida húmeda preparada, hacerle unas galletas a tu perro es un buen comienzo para ocuparte de la alimentación de tu peludo y aprender sobre la comida casera canina. Después de uno o dos intentos seguro que le coges el truco, además, tu perro estará encantado con las golosinas hechas por ti.

Ideas de regalos creativos para personas con perros

¿Se acerca la Semana Santa o las Navidades y estás buscando un regalo adecuado para tu cuadrúpedo o para algún amigo con perro? Incluso aquí son muy populares los snacks para perros caseros. Empaquetados de forma bonita, en una caja de galletas o bolsitas de tela decorativa, las golosinas caseras son un regalo personal y único para todos los amantes de los perros.

Cómo conservar las galletas para perros caseras

Tanto si los vas a regalar como si quieres tenerlos en tu propia casa, es importante dejar secar bien los snacks después de sacarlos del horno. Cuanto más secos estén, más tiempo se conservarán. Dado que al cocinar en casa no se emplean conservantes, el riesgo de que las golosinas para perros caseras se pongan malas es mayor que en los productos preparados de forma industrial. Con los siguientes consejos puedes conseguir que las galletas para perros hechas por ti mismo se mantengan durante unas cuantas semanas sin problema.

Consejos para que tus galletas para perros caseras se mantengan mejor

  • Deja que los snacks se sequen un poco más en el interior del horno cuando ya estén hechos. Baja la temperatura del horno a unos 50-100 grados o, una vez apagado el horno, deja la puerta entreabierta (puedes colocar una cuchara de cocina para que no se cierre del todo). De esta manera la humedad puede salir y los snacks pueden secarse bien con el aire caliente.
  • Como alternativa puedes colocar los snacks en una fuente durante unas cuantas horas y ponerla sobre la calefacción. En este caso debes tener mucho cuidado de que tu perro no pueda acceder a este cálido lugar sobre el calefactor, pues de ser así se habrá resuelto el tema de la preservación, pero al estómago de tu perro no le sentarán nada bien las aún calientes golosinas.
  • También para almacenar las galletas debes tener en cuenta la sequedad y evitar que se cree humedad. Los contenedores o bolsas de plástico herméticos no son adecuados para esto. Se recomiendan las conocidas cajas de galletas de metal o pequeños saquitos de tela por los que la humedad puede salir.

Los snacks caseros se conservarán durante unas cuantas semanas sin problema si están bien secos y almacenados correctamente. Las galletas para perros con carne o pescado tienen una caducidad menor que los snacks integrales, por lo que deben consumirse entre tres y cinco días. Además, los snacks con carne o pescado deben almacenarse en la nevera. Para poder aprovecharlos mejor, puedes congelar parte de los snacks por raciones y descongelarlos según los necesites. En el congelador pueden almacenarse durante varios meses (aproximadamente hasta un año).

¿Qué necesito para hacer galletas para perros?

Lo bueno de las galletas para perros caseros es que pueden hacerse con ingredientes que sueles tener en casa. Además, no necesitas electrodomésticos especiales para la preparación de los ingredientes ni para el horneado en sí. Por supuesto que tener un robot de cocina con un buen procesador de alimentos te facilitará el trabajo, pero con una batidora o con un montaclaras manual también puedes preparar la masa para tus galletas para perros caseras. Para el horneado solo necesitas una bandeja de horno y un horno que funcione.

Si deseas hacer tus propios snacks para perros más a menudo, las alfombrillas para hornear, que se suelen utilizar para la preparación de patatas fritas bajas en grasa, son de gran utilidad. Si les das la vuelta, estas alfombrillas de silicona son ideales para las golosinas para perros porque la masa se puede poner sobre el relieve (esféricos o en forma de pirámide) y así te ahorras la molestia de cortar las galletas o de tener que darles forma a mano.

Recetas de galletas para perros: ¿cuáles son buenas?

En los manuales prácticos o en Internet encontrarás numerosas recetas de galletas caseras para perros. No obstante, con una oferta tan amplia, a veces resulta difícil encontrar la receta adecuada para tu perro. Nuestro consejo es que no pierdas mucho tiempo en buscar recetas, sino que te lances a experimentar. Mira a ver qué ingredientes tienes en tu nevera y qué puedes hacer con ellos. Observa lo que más le gusta comer a tu peludo y busca una receta para snacks caseros con este ingrediente.

Las golosinas sin cereal son muy populares, no solo con perros alérgicos, pues el grano suele ser difícil de digerir para algunos perros y puede provocar intolerancias. Cuando se trata de hornear casi no hay límites a tu imaginación y, una vez que hayas probado una o dos recetas preparadas, te darás cuenta de los ingredientes que hacen que los snacks para perros sean deliciosos y de cómo puedes variarlos.

Las siguientes recetas de galletas para perros también se pueden variar fácilmente con un poco de práctica. Así las golosinas adecuadas para cada perro y su cuidador están garantizadas.

galletas para perros caseras

Seis recetas de galletas para cualquier perro y ocasión

  • Huesos de paté de hígado

Ingredientes para unos 350 huesos:

  • 1 huevo
  • 250 g de paté de hígado
  • 500 g de copos finos de avena
  • 300 g de requesón
  • 100 ml de aceite de girasol
  • Un poco de harina de patata para amasar con el rodillo

Preparación: mezclar todos los ingredientes en un cuenco y dejar en la nevera durante una hora aproximadamente. En caso de que la masa aún esté demasiado húmeda para amasar con el rodillo, añadir un poco más de copos de avena o de harina de patata. A continuación, sobre una superficie de trabajo enharinada, extender la masa hasta conseguir un grosor de alrededor de 1 cm. Seleccionar un programa de ventilación para hornear unos 30 minutos a 150 grados. Por último, dejar secar los huesos en el interior del horno apagado.

  • Chuches de atún

Ingredientes:

  • 1 lata de atún al natural
  • 1 huevo
  • Un poco de perejil picado
  • Harina de patatas, polenta o copos de avena para espesar (según sea necesario)

Preparación: mezclar todo y formar pequeñas bolas. Si se ha utilizado polenta, dejar la masa un poco más líquida. El volumen de las chuches puede adaptarse según el tamaño y los gustos de tu perro. Por último, seleccionar el programa de ventilación para hornear a 150 grados unos 30 minutos. El tiempo de cocción puede variar dependiendo del tamaño de las bolas. Después, dejar secar las chuches en el interior del horno apagado.

  • Bombones de cuajada

Ingredientes:

  • 200 g de copos finos de avena
  • 100 g de harina de espelta
  • Unas 6 cucharadas de suero de leche (buttermilk) para que la masa adquiera mejor consistencia
  • 5 cucharadas de aceite (por ejemplo, de oliva)
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de sirope de arce
  • 150 g de cuajada de leche desnatada

Preparación: mezclar bien todos los ingredientes y formar pequeñas bolas o cualquier otra forma al gusto. Por último, hornear a 180 grados durante 25 minutos aproximadamente.

  • Galletas esféricas zooplus

Ingredientes para unas 170 unidades

  • 2 zanahorias
  • 2 plátanos
  • 400 g de harina de patata
  • 200 g de copos de avena o de polenta
  • 100 ml de aceite
  • Agua al gusto

Preparación: rallar las zanahorias y machacar los plátanos con un tenedor. Mezclar todos los ingredientes en un cuenco. Si se ha empleado polenta en lugar de copos de avena, debe tenerse en cuenta que la masa tiene que quedar algo más líquida. En caso de que la masa esté demasiado seca, añadir un poco de agua. Después, formar con las manos bolas de 1 o 2 cm de grosor y seleccionar un programa de ventilación para hornear 25 minutos a 150 grados. Dejar secar toda la noche dentro del horno abierto.

Por último, si lo deseas, puedes adornar las galletas con pequeños snacks comprados. Para adherirlos, basta con untar clara de huevo batida sobre las galletas una vez horneadas y frías, colocar encima los snacks y hornear durante otros 10 minutos más a 150 grados con un programa de ventilación.

  • Galletas de queso

Ingredientes:

  • 100 g de queso rallado
  • 100 g de requesón
  • 1 huevo
  • 50 g de biscotes de pan de centeno desmigados
  • 200 g de harina de patata
  • 1 cucharada de aceite
  • Un poco de agua en caso de que la masa quede demasiado dura

Preparación: mezclar bien todos los ingredientes y formar pequeñas bolas o palitos del tamaño de un dedo. A continuación, hornear durante 25 minutos a 180 grados. Por último, dejar secar en el interior del horno apagado.

  • Pastas de yogur y manzana

Ingredientes:

  • 100 g de harina de espelta
  • 100 g de copos de avena
  • 50 g de harina de arroz
  • 1 cucharada de miel
  • 1 manzana rallada
  • 150 g de yogur natural
  • Un poco de canela

Preparación: mezclar todos los ingredientes, amasar hasta dejar una capa de alrededor de 1 cm de grosor y cortar con la forma deseada. Hornear a 150 grados durante unos 45 minutos. Si prefieres que las pastas queden más crujientes y secas (esto hará que se conserven durante más tiempo), reducir la temperatura al final y dejar que continúen secándose o dejar en el interior del horno apagado y entreabierto hasta que se enfríen.

Wir wünschen Ihnen viel Spaß beim Hundekekse backen und Ihrem Hund einen guten Appetit!

Nuestros artículos más útiles
Cuando piensas en alguna raza de perro alemana seguro que la primera que te viene a la mente es el pastor alemán. Esto seguro que se debe no solo a su tamaño y a su llamativa presencia, sino también a que nos lo encontramos a diario desempeñando sus funciones como perro de trabajo o compañía. Antes de contarte todo sobre la alimentación para pastores alemanes te revelamos algunos datos importantes sobre esta raza: A finales del siglo XIX se fundó la asociación de perros pastores alemanes, la cual, desde entonces, fija el estándar de cría de esta raza. El pastor alemán es el resultado de la cría de los perros pastores del centro y del sur de Alemania: se intentaba conseguir un perro de trabajo con un alto rendimiento.