Piscina para perros

Piscina para perros

Hay perros a los que les encanta el agua. Sin embargo, no pueden desatar su pasión libremente donde quieran porque tienen prohibido el acceso a muchas playas y lagos. Una alternativa son las piscinas para perros, que aún son muy poco frecuentes. Por eso, muchos recurren a una piscina para perros propia. Te presentamos las piscinas para perros y te damos consejos para montar tu propia piscina canina en casa.

Piscina para perros

¿Cuáles son las ventajas de las piscinas para perros?

Aquí no solo se tolera a los perros, sino que se los admite. No hay malas miradas, sino únicamente diversión sin límites. Además, son mucho más seguras que la playa porque no hay trozos de cristal ni basura en el fondo. Asimismo, hay normas que garantizan la convivencia entre perros y cuidadores. La mayoría de peludos se lo pasan en grande en una piscina de perros. Sin embargo, la diversión no es la única razón para llevar a tu perro a una de ellas. Muchas piscinas caninas están anexionadas a consultas de fisioterapia o escuelas caninas, y con razón: el agua permite hacer deporte sin cargar las articulaciones. El ejercicio bajo el agua fortalece los músculos y las articulaciones sin sobrecargarlos. Las piscinas para perros ofrecen estas posibilidades:

  • Natación para cachorros
  • Natación para perros mayores
  • Natación para perros con enfermedades articulares
  • Natación para perder peso
  • Otras opciones terapéuticas, como la terapia acuática
  • Y, lógicamente, natación para divertirse

¿Dónde puedo encontrar una piscina para perros?

El primer parque acuático canino de España es Perros al Agua, ubicado en La Roca del Vallès (Barcelona). Se puede llevar al perro en el horario comercial sin pedir cita previa. También cuenta con un área con montañas de arena y 5000 metros cuadrados de zonas verdes para que los perros correteen. Además, hay una piscina mini para perros de hasta diez kilos. Las personas pueden entrar en el agua, pero no tienen permitido nadar.

Actualmente, muchas consultas de fisioterapia canina tienen una piscina pequeña o una piscina para caminar bajo el agua. Aquí, los aspectos fisioterapéuticos son la prioridad. Sin embargo, algunas consultas permiten realizar ejercicios de natación independientes en sus piscinas.

Normas de las piscinas caninas

Toda piscina para perros tiene normas sobre las que hay que informarse de antemano. Una de ellas suele ser tener la vacuna de la rabia al día. Además, el perro debe haber comido por última vez al menos dos horas antes. Lógicamente, un perro sucio de barro no puede lanzarse a la piscina. Asegúrate de que tu perro esté limpio y recién cepillado antes de llevarlo. Si la piscina no proporciona toallas, llévate suficientes para secar a tu peludo. Los perros con incontinencia urinaria o fecal, epilepsia, heridas abiertas, enfermedades cutáneas, inflamaciones o infecciones agudas no deberían meterse en la piscina por precaución. Lo mismo se puede decir de las hembras en celo.

Otras piscinas públicas para perros

Las piscinas para perros son escasas y, si están asociadas a la fisioterapia, caras. Aquí tienes otras opciones para que tu perro se divierta nadando:

Otras piscinas públicas en España

Aunque no abundan, hay otras piscinas en todo el territorio nacional donde tu perro puede disfrutar de un chapuzón. Las hay en Castellón, Madrid, Alicante, Tenerife y Cáceres, entre otras ciudades. Cada una de estas piscinas tiene sus propias reglas, de las que hay que informarse de antemano. Además, en varias de ellas hay que reservar previamente, por lo que consulta las condiciones con tiempo. En general, las reglas varían de una piscina a otra, pero las hay comunes a casi todas. Una de las más importantes es la vacuna contra la rabia. Además, los perros deben ser sociables y estar bien educados. Al fin y al cabo, hay mucho jaleo en estas piscinas. Para perros miedosos o agresivos es mejor buscar otra opción. Estas piscinas suelen realizar limpiezas exhaustivas después de la temporada.

Piscina para perros

Lagos y playas

Verano, sol y agua: si quieres nadar en un lago o playa con tu perro, deberás informarte antes sobre lugares permitidos. Para divertirse con el perro sin problemas, hay playas para perros en muchos sitios. Si no encuentras ninguna en tu zona, busca una cala tranquila. Eso sí, respeta las señales de prohibición para perros en los lagos y playas. Infórmate sobre la calidad del agua de los lagos silvestres sin público antes de ir con tu peludo a bañaros. Las algas azules, en particular, podrían ser muy peligrosas para ambos. Si tu perro es muy aventurero, ponle un chaleco de natación con una correa para que no se aleje mucho. También proporciona seguridad en caso de oleaje o en aguas con corriente.

Piscina de perros propia: diversión en casa

¿Tienes un jardín o una terraza grande y quieres proporcionarle a tu perro un paraíso acuático? ¡Ningún problema! Hoy en día hay piscinas para perros de todos los tamaños.  Sobre todo en verano, son muy refrescantes y los perros pueden disfrutarlas sin tener que desplazarse. Sin embargo, si quieres que tu perro pueda moverse como es debido en el agua, cómprale una del tamaño adecuado. Las hay para hinchar o desplegar, así como tinas grandes estables para nadar. Una piscina para perros hinchable o desplegable se puede guardar cómodamente después de usarla y en invierno sin ocupar espacio.

Consejos para encontrar la piscina canina ideal

Antes de comprar una piscina para tu perro, averigua cuánto le gusta el agua. En caso de duda, visita a algún amigo o una escuela canina que tengan una. Aquí podrás comprobar si a tu perro le podría gustar tener una. Fíjate en el tamaño: un diámetro de hasta un metro es adecuado para perros pequeños, como el carlino o el bichón habanero. Un diámetro de entre 1,20 y 1,40 metros es apto para perros medianos. Un pastor alemán y un labrador retriever necesitan un diámetro de 1,40 metros o más. El perro debe poder tumbarse cómodamente. Una piscina de este tamaño permite refrescarse, jugar a juegos sencillos y chapotear. Si quieres que nade, deberás comprar una más grande o hacerla tú mismo/a. Puedes construir una piscina para perros propia para nadar con lámina de plástico o un estanque prefabricado. Los que tengan piscina pueden invitar a su perro a usarla.

¿Los perros pueden usar una piscina para personas?

Hay afortunados que tienen piscina propia en el jardín, donde incluso pueden hacer largos. En principio, no hay ningún problema con dejar al perro meterse en la piscina. No obstante, hay que tomar precauciones. Además de un filtro de arena fina, obligatorio en las piscinas grandes, conviene instalar un filtro fino desechable para la cesta del skimmer. Para la desinfección puedes usar pastillas de oxígeno activo o electrólisis de sales. Ve con cuidado con los valores de cloro excesivos o si tu perro bebe agua desinfectada con cloro. En efecto, el cloro puede provocar diarrea y vómitos. No dejes al perro solo en la piscina y dúchalo después de cada baño. ¿Qué pasa con las piscinas infantiles? Las piscinas infantiles de plástico no son adecuadas para perros porque se rompen enseguida y pueden contener piezas pequeñas. Las piscinas prefabricadas duras suelen resbalar, por lo que el perro podría hacerse daño.

 Consejos para que el perro se divierta en la piscina

  • El perro debe poder entrar y salir de la piscina de forma segura.
  • Una rampa puede facilitarle el acceso y la salida.
  • Cubre la piscina para perros cuando no se esté usando para evitar que se ensucie.
  • La piscina debe ser antideslizante, sobre todo con perros inseguros o mayores.
  • En las piscinas grandes es necesario instalar un filtro y realizar limpiezas químicas, p. ej., con oxígeno activo.
  • Recuerda secar al perro enseguida, sobre todo cuando bajen las temperaturas.
  • Para los perros vale la misma norma que para nosotros: nada de meterse en el agua con el estómago lleno.
Nuestros artículos más útiles
7 min

Consejos para pasear con perros

¡Vamos a la calle! Para los perros, los paseos diarios con su amigo humano son el momento estelar del día. En el mejor de los casos, no solo se trata de moverse y hacer sus necesidades (pequeñas y grandes). Si haces que pasear el perro sea una actividad variada, podrás combinar el ejercicio físico y mental con entrenamiento y mucha diversión.
17 min

Deportes para perros

Lo que no se mueve, se estanca: el ejercicio es tan importante para los perros como para los humanos. El deporte para perros es más que una actividad física. Incluye diversión, movimiento, esfuerzo intelectual, competición, educación e interacción social. Pero ¿cuáles son los deportes para perros y qué actividad es la más apropiada para tu can y para ti? Te presentamos los deportes para perros más populares.