Agility con perros pequeños

Agility con perros pequeños

¿Un deporte solo para los más grandes? ¡Nada de eso! Los perros pequeños también pueden pasarlo muy bien con el agility. Te contamos cómo practicar el agility con perros pequeños y cuáles son los cinco factores que debes tener en cuenta.

Un deporte divertido que fortalece el vínculo

El agility es uno de los deportes para perros más populares. Al fin y al cabo, el entrenamiento para superar una carrera de obstáculos, que consiste en túneles, balancines, neumáticos o postes de slalom, sin cometer errores, no solo es muy divertido, sino que también mejora la comunicación entre el perro y el humano y, por lo tanto, asegura una convivencia armoniosa en la vida cotidiana. No es de extrañar que cada vez más personas con perros pequeños se interesen por este deporte originario de Inglaterra. Pero muchos de los que tienen bichones malteses, caniches enanos o pequeños terrier tienen una desventaja al competir con border collies u otros perros grandes en los circuitos de agility.

También para perros pequeños

Cuando hablamos de agility, la mayoría pensamos en perros grandes a los que les gusta correr, como los border collie. A los pequeños terrier o a los caniches enanos no se les suele relacionar con los deportes caninos. Sin embargo, los cuadrúpedos pequeños también pueden pasarlo bien con el agility y superar los obstáculos con rapidez y habilidad. Por suerte, muchas escuelas para perros, asociaciones y organizadores de competiciones también han reconocido esto y ahora ofrecen cursos especiales de entrenamiento y competiciones para perros pequeños.

Razas de perros pequeños ideales para el agility

En general, todos los perros, ya sean grandes o pequeños, pueden practicar el agility. De hecho, debido a su peso inferior, los canes pequeños suelen tener la ventaja de que apenas desarrollan problemas articulares. Por lo tanto, no tienen que temer problemas de salud por el esfuerzo deportivo.

Lo más importante en el agility es divertirse. Para esto, al pequeño cuadrúpedo le deben entusiasmar los balancines, túneles y demás obstáculos. Los perritos que prefieren estar cogidos en brazos no son adecuados para este deporte canino veloz. Los pequeños peludos que son curiosos y disfrutan aprendiendo cosas nuevas y pasando tiempo junto a sus humanos seguro que disfrutan mucho con el entrenamiento de agility. Entre las razas de perros pequeños y activos está el caniche enano, el perro pastor de shetland, el parson russell terrier, el foxterrier de pelo liso o de pelo alambre.

Agility con perros pequeños

Los teckels han de abstenerse

Además de la diversión, la salud también tiene una gran importancia en el deporte canino. Al fin y al cabo, el ejercicio es para mantener a los perros en forma y sanos, no para enfermarlos. De hecho, el agility puede ser perjudicial para perros con una espalda larga y patas cortas y encorvadas. Los teckel o los basset, por ejemplo, no solo tienen dificultades para saltar con sus patas cortas, sino que también tuercen demasiado su larga columna vertebral al superar los obstáculos. Por eso, el agility no es adecuado para perros con esta anatomía.

¿Por diversión o como entrenamiento para competiciones?

Si tu pequeño can es de los que tienen una complexión normal, está sano y le gusta moverse, no hay nada que se imponga en su participación en los circuitos de agility. Muchas escuelas para perros tienen entrenamientos especiales para perros pequeños. La ventaja de esto es que los obstáculos se adaptan a la altura de los pequeños y no se tienen que cambiar continuamente porque haya perros de diferentes tamaños participando en la clase.

Incluso los equipos de perro y humano ambiciosos, que aspiran a participar en competiciones de agility, no tienen que preocuparse por tener que competir de repente con perros más grandes en el torneo. En las competiciones de agility, los perros se clasifican en tres tamaños: mini, midi y maxi. Los cuadrúpedos más pequeños con una altura de hombros máxima de 34,99 centímetros participan en la competición mini. Las barras de los obstáculos se colocan a una altura de no más de 35 centímetros. De esta forma se asegura que los perros con condiciones físicas similares compitan entre sí y que los obstáculos no sean demasiado altos para los pequeños.

5 cosas que debes tener en cuenta en el agility para perros pequeños

Ya sea por diversión o por ambición deportiva: quien quiera hacer agility con su perro debe asegurarse de que este deporte sea la elección correcta y de que el can se divertirá. A los animales que son difíciles de motivar incluso para un paseo, este deporte de obstáculos no les entusiasmará mucho. Después de todo, tendrán que atravesar un circuito a la mayor velocidad posible solo con instrucciones por voz y sin correa. Las ganas de moverse son, por lo tanto, un requisito básico para el agility con perros. Además de la diversión, para el agility con perros pequeños debes tener en cuenta las siguientes cinco cosas:

  • ¿El perro tiene una buena salud?

El deporte debe ser divertido y no enfermizo. Antes de practicar agility con tu cuadrúpedo debes asegurarte de que no sea dañino para su salud y de que no agrave posibles problemas articulares. A pesar de que las enfermedades articulares como la displasia de cadera y de codos afecta sobre todo a perros grandes, las razas más pequeñas también pueden desarrollar problemas con el sistema musculoesquelético. Después de una revisión, tu veterinario podrá decirte si el agility es dañino para la salud de tu perro.

  • Cuándo comenzar con el entrenamiento

Aunque los perros pequeños no crezcan mucho, es necesario que se hayan desarrollado por completo antes de comenzar a entrenar. También para los pequeños terriers, caniches o bichones malteses, un esfuerzo físico demasiado precoz puede ser muy dañino y causar enfermedades articulares y hernias discales más adelante. Por lo tanto, en cualquier caso, el perro debe estar totalmente desarrollado. Por cierto, solo los cuadrúpedos con al menos 18 meses pueden participar en los torneos oficiales de agility.

Agility con perros pequeños
  • Obstáculos adecuados para su tamaño

Es muy importante que el equipamiento deportivo, como las vallas, los postes de slalom, los túneles y balancines, se ajuste al tamaño de tu perro. Un pequeño perro pastor de shetland no disfrutará saltando por encima de obstáculos tan altos como los de los pastores alemanes o los huskies. Hoy en día existe una gran variedad de dispositivos para el agility hechos para perros pequeños. Las escuelas que ofrecen clases especiales para canes pequeños también adaptan los obstáculos a su tamaño.

  • Calentamiento

Aunque tu perrito sea muy activo y, al ver el circuito lleno de obstáculos de colores, quiera empezar de inmediato, debes asegurarte de que su cuerpo esté preparado para los esprints rápidos, los giros cerrados y los saltos de altura. En el agility, el can tiene que darlo todo, y esto no se consigue de inmediato. Un breve calentamiento antes del entrenamiento puede reducir bastante el riesgo de lesiones. Se recomiendan ejercicios especiales de calentamiento o una carrera corta después del viaje en coche hasta el área de entrenamiento. En invierno, un abrigo también ayuda a estimular la circulación sanguínea y a mantener el cuerpo del perro caliente.

  • Descansos

Muchos cuadrúpedos pequeños no se cansan de los deportes para perros y son muy entusiastas del agility. Sin descanso saltan sobre los obstáculos, corren encima de los balancines y a través de los túneles. Al llegar al final del circuito, quieren empezar de nuevo. Sin embargo, como cuidador, debes asegurarte de que tu peludo no se esfuerce demasiado. Lamentablemente, los daños en el sistema musculoesquelético debidos a esfuerzos excesivos son frecuentes y no deben tomarse a la ligera. Por lo tanto, son indispensables los descansos regulares y el entrenamiento suave. Además, así tu perro tendrá aún más ganas en los futuros entrenamientos.

Nuestros artículos más útiles

Yoga para perros

Actualmente, la mayoría de la gente pasa mucho más tiempo que de costumbre en sus casas debido a la epidemia del coronavirus. El cierre de los gimnasios influye en gran medida en la búsqueda de alternativas para mantenerse en forma durante el confinamiento. Lo mejor es que tu cuadrúpedo también pueda aprovecharse de eso. ¿Qué te parece el yoga para perros? Aquí aconsejamos a quienes estén interesados, ya sean yoguis o personas que quieran serlo.

Flyball

Correr, saltar, atrapar y recobrar, de esto trata el flyball. Este vertiginoso deporte para perros es ideal para canes de todos los tamaños que adoran jugar con la pelota. Estimula el físico, la tolerancia social y la relación entre perro y humano. Cómo funciona el flyball y cómo formar un equipo con tu peludo te lo contamos aquí.

Canicross

A muchas personas les gusta hacer deporte con su perro, incluso por senderos poco transitados. El canicross es una actividad perfecta para aquellos canes y humanos que estén en forma o que deseen estarlo y que quieran disfrutar del aire libre. En este deporte, el perro tira de su compañero humano a través de una correa flexible llamada línea de tiro. El canicross no solo mejora la forma física, sino que, si se practica con responsabilidad, también refuerza la obediencia y la unión entre el perro y el humano.