Adiestrador de perros

Adiestrador de perros

¿Quieres que tu cachorro aprenda todo lo básico desde pequeño? ¿Tu terrier de cinco años te gruñe cuando vas a bajarlo del sofá? Entonces lo mejor es acudir a un adiestrador de perros. Esta es una profesión de ensueño para muchos amantes de los perros. Aquí te contamos cómo puedes formarte y te damos consejos sobre cómo encontrar un buen entrenador de perros.

¿Quién puede ser adiestrador de perros?

Un problema en torno a los adiestradores de perros en España es que cualquiera puede hacerse llamar adiestrador de perros. Esto se debe a que no es necesario tener un título oficial. Lo mismo sucede con los psicólogos para perros. No obstante, en el BOE sí se establece una cualificación profesional de «Adiestramiento de Base y Educación Canina».

Pero esto no significa que la mayoría de los entrenadores de perros se hayan autoproclamado expertos sin haber recibido una buena formación. ¡Al contrario! La mayoría de los adiestradores de perros no solo tienen mucha experiencia con perros, sino que también han recibido una formación adecuada. Allí han aprendido lo básico sobre la coexistencia entre el hombre y el perro, la naturaleza de los canes y diferentes métodos de aprendizaje. Para conseguir el Certificado Oficial de Profesionalidad de Base y Educación Canina es necesario realizar una formación como adiestrador o educador de perros. En más de 300 horas teóricas y prácticas los participantes aprenden lo esencial sobre los perros: cría, genética, aprendizaje y comportamientos problemáticos. También realizan prácticas como adiestradores de perros. Para seguir formándose lo mejor es hacer prácticas en una escuela para perros o en una protectora de animales.

Tareas de un entrenador de perros

La función principal de un adiestrador de perros es descifrar y mejorar la comunicación entre los humanos y los animales. En una escuela para cachorros, por ejemplo, no se permite que todos los canes jueguen entre ellos al azar, sino que se guía a los cuidadores y sus cachorros con cuidado. Los encuentros siempre están controlados. En las clases para perros jóvenes, el adiestrador mantiene una clara visión de los equipos de perros y humanos y siempre está dispuesto a responder preguntas sobre el adiestramiento canino. Los cursos intensivos sobre acudir a la llamada, pasear con la correa o las señales de interrupción completan la lista de manera significativa. Los entrenadores de perros apoyan a las personas y a sus peludos para prepararse para las pruebas de comportamiento. Esto puede ser necesario, por ejemplo, con los perros potencialmente peligrosos.

Adiestrador de perros

Además de los entrenamientos en grupo, los adiestradores caninos también ofrecen entrenamientos individuales. Estos sirven, sobre todo, para abordar los problemas de los perros adultos de forma enfocada. Algunos entrenadores de perros también ofrecen salidas sociales. Estas son excursiones con otros cuadrúpedos y sus humanos, donde incluso se pueden realizar pequeños ejercicios.

También existe la posibilidad de aprender deportes caninos como el mantrailing, trucos, obediencia o agility con un adiestrador de perros.

No solo los cuidadores de perros privados hacen uso de los conocimientos de los entrenadores de perros. Las protectoras de animales también emplean a los expertos.

Si te planteas trabajar como adiestrador de perros autónomo no subestimes la parte burocrática. El mantenimiento de la página web y las redes sociales, la correspondencia con las autoridades, las declaraciones de impuestos y la organización de las citas llevan mucho tiempo. Por supuesto, una formación continua para una vida como adiestrador canino también forma parte del trabajo.

Seis señales para reconocer un buen entrenador de perros

Encontrar un entrenador de perros con el que sentirse cómodos es importante, sobre todo para los principiantes. Te damos consejos sobre cómo reconocer un buen adiestrador de perros.

  • Una formación seria

Una buena señal es que el respectivo adiestrador de perros tenga un Certificado de Profesionalidad Adiestramiento de Base y Educación Canina.

  • Formación continua

Los adiestradores de perros deben seguir formándose con programas de perfeccionamiento. De esta manera están al día con los últimos avances en el entrenamiento canino. Al fin y al cabo, también hay nuevos hallazgos en la investigación sobre el comportamiento. Además, así amplían su espectro, lo que beneficia a los clientes. Un entrenador canino en formación continua puede adquirir conocimientos sobre el comportamiento de caza no deseado, el adiestramiento para perros de familia, los comportamientos agresivos, los perros de protectoras de animales del extranjero, etología cognitiva, etc.

  • Conocerse y observar

Pronto llegará tu nuevo cachorro y estás buscando una escuela para perros adecuada. Con un buen entrenador de perros tendrás una conversación sin compromiso y, además, te permitirá observar una clase para cachorros, de forma gratuita, por supuesto, pero sin tu cachorro. De esta manera te puedes hacer una idea sobre el estilo de la educación y si este te conviene a ti y a tu peludo.

  • Refuerzo positivo

Un buen entrenador de perros aplica el refuerzo positivo, ¡así el cuadrúpedo mantiene su motivación! Los gritos, los empujones y otros gestos dominantes similares son un tabú. Muchos adiestradores de perros utilizan snacks, pues son una recompensa rápida y efectiva. Tu can aprende a confiar en ti mediante el refuerzo positivo y el entrenamiento conjunto le divierte. Una escuela canina inapropiada se reconoce por los métodos brutos, las teorías de sumisión y frases como «Esto lo arreglan los perros entre ellos».

Adiestrador de perros
  • Reconocer los límites y observar bien

Un adiestrador de perros no tiene por qué tener una solución a cualquier problema de inmediato. A veces es necesario hacer muchas preguntas y tomarse un tiempo. Incluso así no hay una garantía de poder tener un peludo bien educado. Un buen entrenador canino no busca una solución estándar cuando aparece un problema. Si tu perro ladra mucho necesitará saber la frecuencia con la que está solo, cómo reaccionas tú cuando el can ladra, etc. Identificar la raíz del problema y resolverlo suele llevar más tiempo que las soluciones a corto plazo. Pero esta es la única manera de conseguir una solución duradera.

El entrenador os guiará para volver a equilibrar tu relación con tu peludo. Sin embargo, es posible que a veces sea mejor buscarle un nuevo hogar a tu perro. Por ejemplo, cuando no puedes dedicarle el tiempo necesario para educarlo.

  • Recomendaciones

Los comentarios de otros amantes de los perros son de gran ayuda cuando estás buscando un adiestrador de perros. Sin embargo, deberías considerar si tienes las mismas expectativas que tu vecina Celeste y su perro Bruno. Busca en Internet para ver si puedes encontrar reseñas en Google sobre el entrenador. También cuestiona las críticas negativas: cuando un entrenador de perros señala una mala conducta del cuidador es fácil que no sea muy popular con algunos.

¿Quieres ser entrenador de perros?

¿Te encantan los perros y quieres hacer de tu pasatiempo tu profesión? Esto es una condición importante, pero no la única decisiva para convertirte en adiestrador de perros. Pues, como tal, debes mantener una armonía con los cuidadores de los perros. Quien trabaja dando sermones no solo perjudica su propio negocio, sino que tampoco ayuda a los cuidadores. Pues estos se irán en busca de otro adiestrador canino o perderán la motivación. Si quieres ser entrenador de perros debes tratar bien también a las personas. Esto es, además del contacto consecuente y al mismo tiempo cariñoso con los cuadrúpedos, uno de los factores más importantes para tener éxito como entrenador de perros.

¡Sin conocimientos especializados no es posible! Ni siquiera cuando tus propios perros se comportan bien y has conseguido que el teckel de tu suegra ya no te muerda las zapatillas. Debes adquirir un conocimiento especializado sólido. Los fundamentos teóricos sobre el comportamiento canino te ayudan a entender a los peludos. Solo así podrás encontrar soluciones adaptadas a los problemas individuales. Por lo tanto, asegúrate de tener una buena formación profesional y una certificación oficial. Como adiestrador de perros puedes trabajar como autónomo o en escuelas caninas o protectoras de animales.

Nuestros artículos más útiles

Jadeo en perros: ¿por qué mi perro jadea de noche?

Los jadeos forman parte de un perro igual que lo es mover la cola, por lo que no suelen ser motivo de preocupación. Pero ¿qué pasa cuando mi perro jadea de noche tan fuerte que no puede descansar? Aquí descubrirás las posibles causas del jadeo en perros por las noches y qué puedes hacer para ayudarle.

Mi cachorro muerde

Por muy adorables que sean, los cachorros pueden morder. En torno a las 6 semanas ya tienen unos 28 dientecitos listos para hincar. Aunque, al principio, esos pequeños alfileres tan solo molesten y apenas hagan daño, es necesario saber cómo enseñar a un cachorro a no morder.

Trucos para perros

Dar la pata, ponerse a dos patas o atrapar un snack en el aire... Con estos diez trucos para perros, tu perro y tú seréis populares. Lo mejor es que los trucos para perros no solo entretienen a quienes están cerca, sino que desafían a tu peludo física y mentalmente. Además, el entrenamiento fortalece el vínculo entre ambos.