Tos en gatos This article is verified by a vet

Contenido verificado por veterinarios
Escrito por Franziska Gütgemann, veterinaria
Tos en gatos

La tos es una expulsión de aire, un tanto explosiva, de los pulmones a través de la boca del gato. El desencadenante de este síntoma es siempre un estímulo que provoca el correspondiente reflejo de la tos. El objetivo de este reflejo es expulsar cuerpos extraños o eliminar la mucosidad bronquial del tracto respiratorio. La tos en gatos es algo muy común y sus causas pueden ser varias.

Causas de la tos en gatos

Debido a la diversidad de causas de la tos en gatos, para una mejor comprensión hemos dividido las causas en no infecciosas e infecciosas:

Causas no infecciosas

Una de las causas más frecuentes de la tos aguda en gatos son los cuerpos extraños que han sido aspirados y se encuentran en las vías respiratorias (por ejemplo, trozos de hierba o hilos). La hierba suele quedarse atascada en la parte superior del paladar provocando una tos asfixiante intensa. Además, las reacciones alérgicas como el asma felina, las lesiones de las vías respiratorias y la inhalación de gases (por ejemplo, la inhalación de humo) también influyen en la tos en gatos. El asma felina causa una grave inflamación de los bronquios (bronquitis crónica), caracterizada por falta de aire y asfixia al final de la tos. Un tumor es también otra posibilidad para la tos crónica de los gatos. Sin embargo, a diferencia de los perros, los gatos no tosen debido a enfermedades cardíacas.

Causas infecciosas

Esta categoría incluye diversos patógenos bacterianos y virales, así como hongos y parásitos:

A menudo, los gatos jóvenes, cuando son gatitos, muestran signos de infección por rinotraqueitis viral felina. Se trata de una enfermedad infecciosa de alcance mundial que, además de tos, provoca conjuntivitis y daños en las membranas mucosas.

Los siguientes patógenos tienen un papel importante en el desarrollo de la enfermedad:

  • Virus: calcivirus, herpesvirus felino tipo 1 (FHV-1)
  • Bacterias: Chlamydia felis, micoplasmas, Bordetella bronchiseptica, Pasteurella y Klebsiella pneumoniae

Además de la rinotraquitis viral felina, también los parásitos pueden provocar tos en gatos. Los gusanos pulmonares como el Aelurostrongylus abstrusus, el Troglostrongylus brevior o la Capillaria aerophila se ingieren por vía oral durante las etapas infecciosas y entran en las vías respiratorias a lo largo de su ciclo de desarrollo. Allí los gusanos causan reacciones inflamatorias que dañan el tejido pulmonar. A medida que la infección progresa, las larvas son expulsadas por la tráquea al toser y de nuevo ingeridas. Las etapas infecciosas regresan al medio ambiente a través de las heces y pueden ser reabsorbidas por vía oral.

Síntomas de la tos en gatos

El carácter de la tos y los posibles síntomas que la acompañan dependen de la causa de la enfermedad:

  • Síntomas generales: cansancio, fiebre (por ejemplo, en enfermedades infecciosas), falta de apetito y pérdida de peso
  • Tos: dolores, expulsión de líquidos (por ejemplo, sangre, pus, flema), aguda o crónica.
  • Otros síntomas respiratorios: estornudos, falta de aire, ruido al respirar (por ejemplo, silbidos, traqueteos), secreción nasal, dificultad para tragar, asfixia

Diagnosticar la tos en gatos

Para hacer un diagnóstico es muy importante que el veterinario aclare el carácter de la tos. Para ello, durante la entrevista con el cuidador (anamnesis), pregunta, entre otras cosas, cuál es la frecuencia y la fuerza de la tos, la productividad (toser líquidos) y si la tos se produce con mayor frecuencia en determinadas situaciones (por ejemplo, al comer). Además, la evaluación en una tos aguda o crónica es beneficiosa para reducir los diagnósticos diferenciales. Mientras los casos tumorales suelen ser crónicos, es más probable que un trozo de hierba atascada provoque una tos aguda.

Exámen clínico general

Con la información solicitada, el veterinario puede clasificar la tos con mayor precisión, el siguiente paso es realizar un examen clínico general. Aquí se determina el estado de salud actual del gato con la ayuda de varios parámetros vitales. Este examen estudia:

  • El estado general (por ejemplo, atento, ausente)
  • La frecuencia cardíaca y respiratoria
  • El estado de las mucosas (por ejemplo, pegajosas, pálidas, rosadas)
  • La temperatura corporal interna (rectal)

Para poder continuar con el análisis de las vías respiratorias es importante que el estado de salud del felino sea estable. Si los parámetros vitales están inestables es necesario estabilizar primero el metabolismo mediante infusiones.

Pruebas específicas para diagnosticar la tos en gatos

Durante el examen posterior se pueden utilizar diferentes métodos de diagnóstico. La aspección (observación) y el palpado cuidadoso de la cavidad oral y la tráquea pueden excluir el atasco de cuerpos extraños. Para auscultar el tracto respiratorio se emplea un estetoscopio. Esto permite medir el campo pulmonar durante la percusión, así como localizar los sonidos de la respiración (por ejemplo, debido al líquido en los pulmones). Si se sospecha de alteraciones en las estructuras internas (por ejemplo, tumores), los órganos del tórax, especialmente los pulmones, pueden ser examinados más de cerca con la ayuda de técnicas de imagen (por ejemplo, rayos X). No obstante, los análisis de sangre o de heces han demostrado ser muy útiles para detectar una enfermedad infecciosa.

Tratamiento

Los tratamientos para la tos en gatos dependen mucho de su causa y se clasifican en tratamientos específicos y sintomáticos.

Tratamientos específicos:

  • Enfermedades infecciosas: por ejemplo, antiparasitarios, antibióticos
  • Tumores: quimioterapia, radiaciones o medidas quirúrgicas, si es necesario
  • Reacciones alérgicas: antihistamínicos, desensibilización
  • Cuerpos extraños: eliminación quirúrgica (posiblemente con anestesia)

Tratamientos sintomáticos:

  • Medicamentos para aliviar la tos: expectorantes, broncodilatadores
  • Antiinflamatorios
  • Supresión del sistema inmunitario: cortisona (por ejemplo, para el asma felina)
  • Apoyo del sistema inmune: preparados vitamínicos
  • Medidas de higiene para prevenir la propagación de agentes infecciosos

Pronóstico

Al igual que el tratamiento, el pronóstico de la tos en gatos depende de la enfermedad que la causa. En general, una infestación de lombrices pulmonares diagnosticada a tiempo puede tratarse con éxito con antiparasitarios. Esto también se aplica a una infección por rinotraqueitis viral felina y otras enfermedades infecciosas. El pronóstico del asma felina depende de los alérgenos que la desencadenan. Si es posible evitar el contacto con los alérgenos por completo, el pronóstico para una vida felina sin perturbaciones es bueno. Sin embargo, si no se pueden evitar, se pueden utilizar ciertos medicamentos para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Cómo prevenir la tos en gatos

Para evitar las enfermedades infecciosas se requiere de las siguientes medidas profilácticas:

  • Limpiar con frecuencia el arenero, por ejemplo
  • Evitar el contacto con animales enfermos
  • Vacunar contra los calcivirus, el herpesvirus felino tipo 1 (FHV-1) y la Chlamydia felis
  • Administrar con regularidad una profilaxis eficaz contra parásitos

Nuestros artículos más útiles

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿cómo se puede determinar la edad de los gatos? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»?

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada.

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.