Korat

Korat

Esta extraordinaria belleza de pelaje azul plateado y ojos verde esmeralda tiene su origen en la tradición posterior al siglo XIV, ya que en la literatura de esta época ya se mencionaba los gatos de esta especie. En general se dice que los gatos traen suerte y energía positiva al hogar, pero el gato korat se considera especialmente auspicioso.

Durante mucho tiempo fue adorado en Tailandia como augurio de buena suerte. Lo que está claro es que si tienes un gato de esta raza poco común en casa tendrás muchos momentos de felicidad. Además, si tienes en cuenta sus necesidades y cuidados, el korat también será feliz contigo.

Origen

Cuenta la tradición que el gato korat fue descubierto en Amour Pimai de la provincia Korat en Tailandia. Los primeros registros de este minino se pueden ver en «El libro de poemas sobre gatos» o el «Smud Khoi», que se escribió durante el periodo ayodhya de la historia de Siam (1350 – 1767). Este libro presenta las 17 razas de gatos de la suerte de Tailandia, entre ellos el korat. En la actualidad, esta obra se encuentra en la Biblioteca Nacional de Tailandia. En la cultura tailandesa el korat era considerado un mensajero de buena suerte para el futuro cuidador. Se decía que traía salud y riqueza al hogar. También se decía que era un buen presagio para aquellas personas que planeaban empezar una nueva vida.

A menudo se regalaban en las bodas para bendecir a los recién casados con fertilidad y suerte. Otra tradición interesante con respecto al korat es que generalmente no lo compras tú mismo, sino que te deben regalar un par de esta raza. El korat llegó a la sociedad americana en 1959 cuando la amante de los gatos Jean Johnson fue obsequiada con una pareja de esta raza por un amigo de Bangkok. En aquel entonces, Jean había estado tres años viviendo en Tailandia con su marido. En un principio le interesaron más los gatos siameses.

Cuando descubrió la existencia de los gatos korat, su interés se centró más en estos talismanes gris azulados. Sin embargo, Jean se dio cuenta de que los korat estaban presentes principalmente en los círculos más acomodados de la sociedad tailandesa (representantes de la nobleza, funcionarios de alto rango y similares). Estos se los regalaban entre ellos para garantizar la abundancia.

En 1954, Jean y su marido abandonaron Tailandia para asumir otras tareas en el sudeste de Asia. Cinco años más tarde, cuando su marido y ella ya vivían de nuevo en Estados Unidos, recibió un mensaje de su amigo tailandés, que decía que había dos gatos korat en camino para su marido y ella. Les puso el nombre de Nara y Dara. La pareja se alegró mucho por los nuevos integrantes a la familia y animó a sus felinos a procrear. Sin embargo, para evitar la endogamia, Jean cruzó los korat con sus gatos siameses bluepoint.

Finalmente excluyó a todos los gatos con características siamesas del programa de cría y fundó así la primera familia de gatos korat americana. Con esto, cada vez más korats venían de Tailandia a Estados Unidos y en 1966 la Cat Fanciers Association (CFA) aceptó el korat en las competiciones. Desde entonces ha gozado de una creciente popularidad en las competiciones.

Korat

Aspecto

La característica coloración del pelaje es el azul plateado. El pelo individual tiene una tonalidad azul clara en la raíz y se va oscureciendo a lo largo hacia un color gris azulado. La punta tiene una coloración plateada. Esto le da el efecto fosforescente con un brillo radiante. Parece como si el pelaje absorbiera la luz y le proporcionara este brillo misterioso con efecto de halo. Según el estándar de la raza no se permiten variaciones del color ni del largo o tamaño del gato. Tampoco están permitidos los cruces con otras razas. Lo ideal en la cría es que el pelaje sea azul plateado y sin marcas. El pelo es corto y está pegado al cuerpo. Este minino no pierde casi pelo, por lo que es ideal para personas con alergia a los pelos de gato.

Otra característica son los grandes y redondos ojos verdes y brillantes y la forma de corazón de la cabeza. Si se observa de cerca es posible ver cuatro formas de corazón: la primera se encuentra, como ya hemos dicho, en la forma de la cabeza, la segunda cuando se mira sobre la cabeza del minino, la tercera está en la nariz y la cuarta se encuentra en la zona pectoral. La forma de corazón del pecho se puede ver cuando el bigotudo está sentado.

Los korat parecen bastante ligeros, pero son considerablemente fuertes. Su peso también es superior a lo que su apariencia externa sugeriría. El cuerpo del gato korat es un poco robusto y la cintura es algo estrecha. El cuello es bastante corto y está conectado al ancho pecho. Los hombros son algo más amplios que el pecho. Como suele suceder con muchos gatitos, los korat también nacen con ojos azules. Estos se transforman a lo largo del desarrollo en un ámbar claro. Cuando el felino es adulto se vuelven de un color verde oro. Además, los ojos del bonito korat son grandes y expresivos. Las orejas están posicionadas en lo alto de la cabeza y le dan el aspecto de estar alerta y lleno de vitalidad.

Carácter del gato korat

Los gatos de esta raza tienen una percepción sensorial excepcionalmente fina, sobre todo cuando se trata de ver, oír y oler. Son muy cercanos a las personas, por lo que pueden construir un vínculo muy estrecho con sus cohabitantes humanos. Su naturaleza es sociable y les encanta estar en compañía. También adoran los mimos y les gusta sentarse lo más cerca posible de su humano. Son muy juguetones y les va la acción. La persona que quiera tener un korat debería tener suficiente tiempo para poder dedicarle a los juegos y estimular a su minino con juguetes y otros entretenimientos. Además, el gato korat destaca por su gran inteligencia y por su extraordinaria intuición. Es muy delicado en el trato con los niños. Para que se puedan desfogar de forma apropiada lo mejor es un rascador de varios pisos.

Estos bigotudos se adaptan muy bien en las familias. Pero el futuro hogar no debe ser demasiado ajetreado, pues los korat son bastante asustadizos. Los niños de la casa deben procurar tratarlos con suavidad. El mimoso gato se asusta mucho con ruidos fuertes o movimientos inesperados en su entorno. Al mismo tiempo le encanta ser el centro de atención y le gusta subirse al regazo de su humano para demostrarle su cariño y conseguir caricias. Sabe muy bien qué tácticas le funcionan para conseguir mimos y comida. A pesar de lo adorable que es este gato, resulta muy divertido cuando nos damos cuenta de este comportamiento manipulador.

El korat es menos comunicativo que el siamés. Pero cuando hay algo que no le gusta o se siente mal sí que te lo comunicará mediante sonidos. En general se lleva bien con otros gatos y animales domésticos como los perros, pero reacciona con algo de celos cuando algún otro animal recibe más atención en su presencia. También es posible que tienda a comportarse de forma dominante frente a otros felinos. Pero, básicamente, es mejor para el korat cuando tienes a dos gatos en tu hogar.

Korat

Cuidados

Los gatos de esta raza pierden poco pelo, a no ser que estén mudando el pelaje invernal. En general, necesitan pocos cuidados del pelaje. Sin embargo, apreciarán que los peines con un cepillo una vez a la semana o, si prefieres, incluso más. El hecho de que los korat suelten poco pelo hace que sean adecuados para personas alérgicas a los pelos de gato. Los dientes del minino deben limpiarse con regularidad. Si es necesario, puedes limpiarles los oídos con una loción especial. Las visitas veterinarias regulares también son importantes.

Alimentación para gatos korat

Antes de adquirir uno de estos animalitos es importante que te informes bien sobre una alimentación equilibrada y adecuada. Para ello lo mejor es que preguntes al cuidador anterior o al criador. Este seguro que estará encantado de ayudarte con todos los conocimientos que tenga. Entre otras cosas, son muy importantes la cantidad correcta de alimento (basada en criterios como la edad, el peso y el ejercicio diario), el cumplimiento de unos horarios habituales y el almacenamiento y la temperatura correctos de la comida. En lo que respecta a la cantidad ideal de alimento, la regla general es de 70 kcal por kilo de peso corporal.

¿Buscas la comida adecuada para tu gato korat? En la tienda online zooplus encuentras todo lo que un gato puede querer: puedes elegir entre pienso natural, light o sin cereales.

Encontrar a un criador de gatos korat

Si estás pensando en hacerte con uno de estos cariñosos y bonitos animales para tenerlo en tu hogar, te recomendamos que, por la protección del animal, intentes adoptar primero. Incluso algunos korat de raza pura terminan en las protectoras de animales y refugios. Adquirir un gato korat en una protectora es más conveniente que comprarlo. Pero también hay criaderos responsables donde puedes hacerte con un gatito korat. Cuando el criador te entrega a tu minino ya debe estar vacunado, desparasitado, haber sido revisado por un veterinario y tener chip.

 

En general, esta raza tiene una salud muy buena. Solo puede ser susceptible a las enfermedades genéticas. Una enfermedad incurable y mortal que puede afectar al korat es la gangliosidosis. Por eso, cuando compras un korat debes pedirle al criador que te certifique que el gato ha dado negativo en la prueba de gangliosidosis.

Artículos más leídos

Gato siamés

El gato siamés es, junto al persa, una de las razas de gatos más antiguas y conocidas. Su origen se encuentra en el sudeste asiático, concretamente en Siam, que hoy en día pertenece a Tailandia. Allí, el siamés era venerado como gato de templo. Hacia finales del siglo XIX, los primeros ejemplares llegaron a Inglaterra, donde se comenzó la cría de esta raza. En 1892 ya se estableció el primer estándar para los gatos siameses, pero la raza solo fue reconocida en 1949 por la Federación Internacional Felina (FIFe).

Azul ruso

A primera vista este gato de color azul grisáceo se puede confundir con un cartujo o un británico de pelo corto. Pero si te fijas más detenidamente, te darás cuenta de que estas razas son muy distintas entre sí.

Maine coon

El maine coon se ha convertido en una de las razas de gatos favoritas del mundo. Esto no es de extrañar, ya que estos felinos destacan por su naturalidad, robustez y su fantástico carácter.