Mastocitoma en perros

Mastocitoma en perros

Los nódulos múltiples pueden ser signo de cáncer de piel en perros.

¿Has notado un bulto al acariciar a tu perro? Si es así, tómatelo en serio. Un mastocitoma en perros tiene muchas caras y requiere atención veterinaria.

Síntomas: ¿qué aspecto tiene?

El mastocitoma en perros no tiene un cuadro clínico establecido. Esto lo convierte en el camaleón de los tumores de piel. Puede aparecer de forma individual o múltiple en la piel.

¿Cómo se siente?

Hay tumores que sobresalen y otros, en cambio, son planos. Además, la consistencia varía de blanda a sólida. Por otra parte, el pelaje que rodea el mastocitoma puede estar intacto o caerse.

Summer accessories

¿Dónde es más frecuente que aparezcan los mastocitomas?

La zona de piel más afectada suele ser la de las patas y el torso. Sin embargo, el mastocitoma canino también puede crecer en la cabeza, el cuello y las mucosas. La forma generalizada (mastocitosis o leucemia de mastocitos), por la que crecen tumores primarios en los órganos internos, es menos frecuente.

Otros síntomas

Además de la aparición de uno o varios bultos, el perro puede desarrollar otros síntomas. Los síndromes paraneoplásicos (paraneoplasia) son síntomas asociados al cáncer (p. ej., vómitos, picor, pérdida de peso o alteraciones hormonales) que no aparecen por el crecimiento tumoral en sí.

Además, las sustancias presentes en los gránulos del mastocitoma (p. ej., histamina) provocan otras reacciones inflamatorias, como úlceras.

Mastocitoma en perros
El mastocitoma en perros es un tumor frecuente. Se lo conoce como el camaleón de los tumores de piel.

Diagnóstico: ¿cómo se detecta?

Si detectas una masa u otras alteraciones cutáneas en tu perro, debes llevarlo al veterinario para que lo examine. Este observará y palpará la zona de piel afectada.

Si sospecha de un tumor, realizará una punción aspirativa con aguja fina. Aspirará células con una cánula fina y las colocará en un portaobjetos. A continuación, las enviará a un patólogo, que las teñirá y las observará bajo el microscopio.

Si el patólogo detecta un mastocitoma canino, a continuación deberá clasificarlo según su grado (bajo o alto) y estadio. Además, el veterinario examinará los ganglios linfáticos circundantes y realizará una ecografía de la cavidad abdominal. De esta manera, podrá detectar posibles metástasis, como, por ejemplo, en el hígado o el bazo.

Los veterinarios clasifican el mastocitoma en perros histológicamente en tres grados:

  1. Bien diferenciado o de bajo grado
  2. Moderadamente diferenciado o de grado intermedio
  3. Anaplásico o de alto grado

Tratamiento: ¿cómo se trata?

En función del estadio del tumor, el grado y la localización, se pueden iniciar los tratamientos siguientes. Estos se llevan a cabo como terapia primaria o coadyuvante:

  • Extirpación quirúrgica extensa del tumor
  • Radioterapia
  • Quimioterapia (p. ej., con prednisolona, ciclofosfamida o vinblastina)
  • Administración de inhibidores de la tirosina quinasa (p. ej., masitinib o toceranib)

Para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida del perro, los veterinarios también administran medicamentos coadyuvantes. Estos pueden ser bloqueadores de la acidez gástrica (p. ej., omeprazol), que previenen dolorosas úlceras gástricas.

Además, los antihistamínicos combaten los síntomas de alergia producidos por la liberación de gránulos de histamina de los mastocitos.

Mastocitoma en perros
Un perro con cáncer recibiendo quimioterapia por vía venosa

Causas: ¿cuáles son los desencadenantes?

El mastocitoma maligno surge de mutaciones, concretamente la mutación del gen c-kit. Tiene su origen en las células madre hematopoyéticas (formadoras de sangre).

¿Qué son exactamente los mastocitos del perro?

Los mastocitos son células hematopoyéticas originarias de la médula ósea, por lo que asumen tareas importantes del sistema inmunitario.

El nombre de las células, que lo acuñó un científico alemán, se debe a su aspecto. Dado que son ricas en vesículas que contienen histamina, bajo el microscópico parecen cebadas. El término engorde se traduce como Mast en alemán; de ahí su nombre.

Predisposición por razas: ¿qué perros son más propensos?

El tumor de mastocitos en perros es el tumor de piel más frecuente en estos animales. Puede aparecer a cualquier edad, pero es más común en perros mayores.

En general, cualquier perro puede contraerlo, pero hay ciertas razas que son más propensas que otras. Estas son, principalmente, el bóxer, el boyero de Berna, el labrador retriever, el shar pei y el braco de Weimar.

Las razas braquicéfalas (con el morro corto), como el carlino, también tienen una alta predisposición.

Pronóstico: ¿cuáles son las probabilidades de curación?

La peligrosidad de un tumor de mastocitos en perros depende de varios factores: el estadio, la magnitud del cáncer (p. ej., aparición de metástasis y síntomas paraneoplásicos), la localización y la edad del perro.

¿Cuánto vive un perro con un mastocitoma?

El pronóstico de un mastocitoma extirpado quirúrgicamente de grado 1 y 2 es relativamente favorable debido al bajo índice de metástasis. En este caso, la esperanza de vida suele ser de más de dos años.

En cambio, esta empeora bastante con un mastocitoma en perros de tercer grado. Aquí, es frecuente que aparezcan recidivas agresivas (tumores recurrentes) o metástasis pocos meses después del tratamiento. Estas pueden conducir a la muerte temprana del perro.

Prevención: ¿se puede prevenir?

Los mastocitomas, como muchos otros tumores, suelen aparecer de manera espontánea. Por eso, no se pueden evitar. Sin embargo, es recomendable practicar una tenencia acorde a la especie y darle al perro una alimentación equilibrada.

Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
11 min

Castrar a un perro

Hace mucho tiempo que la castración es una intervención rutinaria en las clínicas veterinarias. Pero ¿castrar a un perro siempre es una buena idea? ¿Qué diferencia hay entre la castración y la esterilización? ¿Cuánto cuesta el procedimiento? Te contamos todo lo que necesitas saber y los pros y contras de castrar a un perro.
11 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?