Cáncer de piel en perros

Cáncer de piel en perros

Antes de extirpar tumores de piel en perros, el veterinario debe afeitar la zona circundante ampliamente.

¿Estabas achuchando a tu perro y has notado un engrosamiento de la piel o un bulto entre el pelaje? En ese caso, llévalo al veterinario para que lo examine, ya que el cáncer de piel en perros es frecuente.

Síntomas: ¿cómo se manifiesta?

El cáncer de piel en perros puede adoptar varias formas. En función del tejido afectado, el tumor puede crecer junto con los tejidos circundantes o moverse dentro de la piel. Algunos tumores cutáneos también tienden a inflamarse, crear formaciones de tipo coliflor o provocar hemorragias.

Si tienes un perro de pelo corto, es muy probable que descubras el cáncer de piel enseguida. En cambio, en el largo pelaje de las razas de pelo largo, los tumores pueden pasar desapercibidos fácilmente si no aparecen en la cabeza o los dedos.

Estos tumores suelen detectarse cuando alcanzan cierto tamaño o el perro cojea por la reducción de la movilidad. Además, los perros con cáncer de piel manifiestan otros síntomas generales. Estos son, por ejemplo, picor, lamidos más frecuentes o mayor cansancio.

Diagnóstico: ¿cómo se detecta?

La primera medida diagnóstica del veterinario es palpar el tumor y el tejido circundante. Al hacerlo, examina la consistencia, el tamaño, posibles inflamaciones y si se desplaza.

Los tumores de piel en perros no son ninguna rareza en las consultas veterinarias. Si descubres un nódulo en la piel de tu perro, debes llevarlo al veterinario lo antes posible.

Para poder determinar el tipo de tumor, el veterinario realizará una punción aspirativa con aguja fina. Con este método, extraerá células tumorales con una cánula muy delgada. A continuación, las aplicará sobre un portaobjetos para detectar alteraciones bajo el microscopio.

Si el veterinario quiere enviar el tejido a un laboratorio especializado, también puede realizar una biopsia. Para ello, debe extraer una muestra de tejido más grande mediante un punzón de biopsia.

Asimismo, el veterinario palpará los ganglios linfáticos del perro para descartar metástasis. Si estos han crecido mucho, los métodos de imagen, como radiografías, ofrecen la posibilidad de evaluar la estructura de los órganos internos, como los pulmones o el hígado.

kilos gratis

Terapia: ¿cómo se trata?

El tratamiento de un tumor de piel en perros depende de varios factores. Estos incluyen el tipo, la gravedad y la ubicación del tumor, y si este crece invasivamente o forma metástasis.

Las medidas terapéuticas siguientes, solas o combinadas, pueden combatir los tumores de piel en perros:

  • Escisión quirúrgica (extirpación del tumor)
  • Quimioterapia
  • Radioterapia
  • Inmunoterapia
  • Terapia con células dendríticas

Si el tumor ha metastatizado en los ganglios linfáticos colindantes, el veterinario también puede extirparlos. Además del tratamiento de la causa, hay medidas coadyuvantes que ayudan a aliviar el sufrimiento del perro. Por ejemplo, se administran bloqueadores de la acidez gástrica (como omeprazol), que protegen el estómago contra gastritis y úlceras gástricas.

Causas: ¿cómo se produce el cáncer de piel en perros?

La piel es el órgano más grande del perro y protege su cuerpo de los efectos externos. Estos pueden ser, por ejemplo, los rayos UV o sustancias tóxicas. Estas influencias medioambientales pueden atacar a las células cutáneas y desencadenar cáncer de piel. Además de estos factores, también hay influencias genéticas y relativas a la raza que contribuyen a la aparición del cáncer.

¿Cuáles son los tumores de piel más frecuentes en perros?

El cáncer de piel en perros puede aparecer de varias maneras. Los distintos tumores se diferencian por su manifestación, dividiéndose en benignos y malignos.

Carcinoma de células basales (basalioma)

Los perros de mediana edad, los caniches y los cocker spaniel corren un mayor riesgo de contraer basaliomas benignos. Estas excrecencias nodulares se suelen poder extirpar quirúrgicamente sin problema.

Histiocitoma cutáneo

El histiocitoma cutáneo es uno de los tumores cutáneos benignos más frecuentes y suele desaparecer por sí solo. Se presenta típicamente en forma nodular. Las zonas más afectadas son la piel de las patas y la cabeza.

Lipoma

Los perros mayores son los más propensos a contraer tumores benignos del tejido adiposo (lipomas). Se trata de nódulos subcutáneos blandos y móviles. En general, no afectan a la salud del perro, pero pueden limitar su movilidad si no dejan de crecer.

Papiloma (verrugas)

Los papilomas son tumores de piel benignos que aparecen en dos variantes:

  • En perros jóvenes en el curso de una papilomatosis viral, con formación de excrecencias pedunculadas o en forma de coliflor
  • Menos frecuentemente, en perros mayores

Mastocitoma

Los mastocitomas malignos son muy frecuentes en perros, especialmente en el bóxer. Suelen formarse en los miembros, la cabeza, el ano y los genitales. Además, tienden a formar metástasis (propagación del foco cancerígeno) en el cuerpo. Dado que crecen invasivamente, requieren una extirpación quirúrgica completa.

Melanoma

El melanoma en perros es maligno en la zona de la mucosa de la boca y en los dedos. Estos melanomas malignos se dispersan habitualmente por los ganglios linfáticos colindantes, los pulmones y los órganos de la cavidad abdominal. No obstante, el melanoma en perros también se forma en zonas de piel con pelo, donde puede ser benigno.

Carcinoma espinocelular

El carcinoma espinocelular es un tumor maligno que afecta principalmente a perros con poca pigmentación. Suele aparecer en la boca, en los dedos o en las líneas lácteas. Aquí puede formar alteraciones cutáneas planas, pero también en forma de coliflor. Asimismo, es frecuente que el tumor origine úlceras.

Sarcoma

Los sarcomas son tumores de piel malignos y nacen, por ejemplo, en el tejido conjuntivo (fibrosarcoma), la musculatura (rabdomiosarcoma) o en las células que revisten los vasos sanguíneos (hemangiosarcoma). Esta variedad hace que los sarcomas de partes blandas aparezcan en todo el cuerpo. Además, tienden a crecer invasivamente y a metastatizar.

Pronóstico: ¿cuáles son las probabilidades de curación?

Ningún cáncer de piel en perros es igual que otro. Por eso, no se puede generalizar con esta enfermedad de la piel. Mientras que los tumores benignos suelen tener un buen pronóstico si se detectan a tiempo, otros son incurables.

Prevención: ¿cómo puedo proteger a mi perro?

Por desgracia, no puedes proteger completamente a tu perro del cáncer de piel. Sin embargo, puedes evitar algunos factores que contribuyen a su aparición.

Protégelo de los rayos de sol intensos. Evita también que tenga acceso a productos químicos y otras sustancias tóxicas. Pálpalo de vez en cuando para detectar alteraciones cutáneas y tratarlas a tiempo.

En general, es recomendable hacer un chequeo anual en el veterinario que incluya medidas de prevención del cáncer.

Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
11 min

Castrar a un perro

Hace mucho tiempo que la castración es una intervención rutinaria en las clínicas veterinarias. Pero ¿castrar a un perro siempre es una buena idea? ¿Qué diferencia hay entre la castración y la esterilización? ¿Cuánto cuesta el procedimiento? Te contamos todo lo que necesitas saber y los pros y contras de castrar a un perro.
11 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?